Page 1


TAXONOMÍA ..................................................... pág 1 PROBLEMAS RESPIRATORIOS ..................... pág 3 ABRASIONES .................................................. pág 3 DESNUTRICIÓN .............................................. pág 3 DESHIDRATACIÓN ......................................... pág 4

CONTUSIONES ............................................... pág 5

ESTRÉS ........................................................... pág 5

Nos complace poner a su disposición la siguiente guía elaborada por el equipo profesional de Exzootica: “Guía de patologías: Camaleones”

El objetivo de la misma, es que pueda contar con una herramienta útil de información en la identificación y prevención de las enfermedades más frecuentes en este grupo de reptiles. Redactado con un lenguaje comprensible y volcando la mayor cantidad posible de conocimientos que consideramos básicos para el mantenimiento en cautividad de estos fascinantes animales, esperamos que encuentre en ella las claves para poder ofrecerle las mejores condiciones posibles.

TRANSTORNOS DIGESTIVOS ....................... pág 5 DISECDISIS ..................................................... pág 6 INFECCIÓN OCULAR ..................................... pág 8 EMO ................................................................ pág 9

HIPOVITAMINOSIS ........................................ pág 12

GOTA .............................................................. pág 13 ABCESOS CUTÁNEOS ................................. pág 13 PROLAPSOS ................................................. pág 15 ECTOPARÁSITOS ......................................... pág 16

HIPERTERMIA .............................................. pág 17 CONCLUSIÓN ............................................... pág 18


1 Los Camaleones son sin duda uno de los animales que más lugar se ha hecho entre los aficionados del mundo de los reptiles, incluso aquellos que se inician en éste, ven a los camaleones como una buena elección a la hora de elegir la primera especie exótica para mantener en cautividad. Son muchas las especies de camaleones y cada una de ellas posee características fascinantes y diversas que los convierten en animales llamativos ante el ojo humano. Debido a la creciente comercialización de estas especies ha sido necesario incluirlas en el CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) para poder así regular su comercialización.

El significado de Camaleón proviene de dos palabras, una griega (chamai) y una de origen latino (leo) que unidas significan “León de tierra”. Pertenecientes a la familia Chamaeleonidae encontramos una división de dos subfamilias con diferentes géneros en ellas. De esta manera las diferentes especies de camaleones se clasifican taxonómicamente de la siguiente manera:


2


3 En la adquisición de un reptil, el primer punto de partida a tener en cuenta, es que se debe poder proporcionarle las condiciones adecuadas para que se desarrolle en un ambiente saludable, que le permita vivir los años propios de su especie. Esto sólo lo podemos conseguir recreando en la mayor medida posible el hábitat natural de donde son originarios. Si no se tiene en cuenta este factor, lo más seguro es que el ejemplar que adquiramos enferme y lamentablemente fallezca. Para poder evitar enfermedades en nuestros ejemplares es necesario contar con la información adecuada sobre su mantenimiento antes de adquirirlo, saber cuáles son los factores que pueden producir efectos dañinos en la salud del mismo y también, sabiendo cómo actuar en caso de que éstos se produzcan.

Los camaleones, tanto los que pertenecen a la subfamilia Chamaeleoniae como los que pertenecen a la subfamilia Brookesiinae son propensos a sufrir diversas patologías cuando son mantenidos en cautividad. Conocerlas y conocer cómo se debe actuar frente a ellas propiciará que no se cometan errores que desemboquen en un triste final para nuestra mascota. Las enfermedades y daños más comunes generados en estos reptiles son las que se detallan a continuación:

1. Problemas respiratorios: Insuficiencia a la hora de respirar debido normalmente a falta de ventilación en terrarios, estos problemas suelen ser causa común en terrarios de cristal. 2. Abrasiones: Generadas normalmente por negligencias diversas:

• Focos de calor en contacto con los ejemplares (sin ningún tipo de rejilla). • Focos de calor de elevada potencia en relación al espacio que dispone el ejemplar. • Altas temperaturas sin zonas de sombra durante los baños de sol al aire libre. • Efecto lupa generado por los terrarios de cristal.

Este tipo de abrasiones cutáneas se manifiestan mediante zonas en las que las escamas se vuelven negras y se deshidratan, esto se puede comprobar pasando uno de sus pulgares por la zona y viendo el cambio de tacto en la piel del ejemplar. El método más eficaz para la resolución del daño es la utilización de pomadas antibióticas contra quemaduras, hidratación de la zona dañada y aportación de vitamina A para la recuperación rápida y progresiva de la piel del ejemplar.

3. Desnutrición: Generadas normalmente por una mala alimentación, alimentación incompleta (falta de aportación de uno o varios nutrientes necesarios), alimentación discontinua, estrés, parásitos, falta de condiciones de horas diurnas y nocturnas (debido a la insuficiencia de las mismas) y falta de información sobre el mantenimiento correcto del ejemplar. También puede ser debido a parásitos internos y en este caso será necesario acudir a un veterinario para una desparasitación.


4 En el caso de ser por negligencia del propietario hacia el animal la única solución viable es tener marcado un estricto horario para la alimentación y nutrición de su mascota, ser constante, dejar reposar y utilizar la siguiente tabla de alimentación como parámetro a seguir para así suministrarle todos los nutrientes necesarios:

4. Deshidratación: Generadas normalmente por falta de humidificación y por consecuente falta de recepción de líquidos (ya sea por sistema de goteo, humidificadores y/o pulverización manual).

Puede ser detectada en los ejemplares por el hundimiento de las cuencas oculares, piel reseca y poco elástica y dificultad en la muda. Pudiendo llegar a generar necrosis si la piel que se desprende no lo hace de forma natural y corta la circulación sanguínea de algunos de sus miembros.

Solucionable mediante hidratación continua, control de los parámetros de humedad de manera rigurosa y baños hidratantes a temperatura de 22 - 24ºC.


5 5. Contusiones: Diversas son las causas que pueden producir estos daños, tales como: • Mordeduras. • Golpes debidos a falta de agilidad y agarre por alguno de las afecciones tratadas en esta lista. • Heridas generadas por reproducciones violentas.

Este tipo de heridas pueden ser observadas a simple vista, de manera que aparecerán zonas más oscuras con tonalidades negras y sangre, solucionándose mediante la aplicación de medicamentos de uso tópico con Povidona iodada y Glicerina.

6. Estrés: Generado básicamente debido a la ubicación de su nuevo hábitat en zonas ruidosas, convivencia o visualización de ejemplares de la misma o diferente especie, reflejo generado por terrarios de cristal y manipulación excesiva.

Se identifica por un carácter exageradamente agresivo, pérdida de apetito y una coloración oscura y opaca, problema que se resuelve apartando al camaleón en una zona donde haya tranquilidad, recurriendo a la manipulación única y exclusivamente necesaria. 7. Trastornos digestivos: Los problemas más conocidos de carácter digestivo son la estomatitis, gastroenteritis y aparición de parásitos, los dos primeros prácticamente en su totalidad son causados por la acción humana.

• Estomatitis: Causada generalmente por un déficit en alguno de los parámetros ambientales del terrario como la humedad y la temperatura, aunque también se puede ocasionar por falta o ausencia de ciertos nutrientes en la dieta. Manifestación física: Salivación excesiva, disfagia y regurgitación de los alimentos ingeridos.

Solución: Rectificación de los parámetros del hábitat a condiciones óptimas, en caso de no notar mejoría, acudir a un centro veterinario especializado en reptiles (el cual realizará aportes de vitamina C y limpieza bacteriana). • Gastroenteritis: Inflamación de la membrana interna del intestino causada por bacterias, parásitos y virus.

Manifestación física: Salivación excesiva, diarrea y abdomen hinchado.

Solución: Aumento de temperatura e hidratación del ejemplar, en caso de no notar repercusión positiva acudir a un centro veterinario especializado en reptiles.


6 • Parásitos: Causada generalmente por falta de ventilación, poca o nula higiene del hábitat, limpieza nula de heces, agua estancada. Son atribuibles prácticamente en la totalidad a mantenerlos malas condiciones puesto que en ejemplares nacidos en cautividad no es común una cantidad considerable de parásitos y éstos no se pueden transmitir desde el exterior del terrario.

Manifestación física: Falta de apetito, pérdida de peso. Para tener la seguridad de que estos síntomas son debidos a parásitos es necesario realizar un análisis coprológico.

Solución: Una de las maneras más utilizadas para la eliminación y prevención de los parásitos se realiza mediante la hidratación de los ejemplares tanto de manera oral como llevando a cabo baños de agua tibia durante periodos de tiempo elevados una vez por semana (de esta manera eliminaremos también parásitos cutáneos). En los casos en los que se detecta un descenso de peso es necesario acudir a un veterinario para que le realice la pertinente desparasitación.

8. Disecdisis: problema generado por la retención de la piel en el proceso de muda, debido en su totalidad por falta de hidratación y humedad relativa del ambiente. Explicamos el proceso de muda con la finalidad de instruir para no preocuparnos en exceso durante el proceso: Ecdisis: La palabra “ecdiesis” viene a definir lo que comúnmente conocemos como “la muda” en los animales. Con origen griego (ἔκδυσις, “salida” evasión”), es el proceso mediante el cual el animal se desprende de la parte más superficial de su piel (epidermis) para dar lugar a una nueva.

Generalmente el animal reduce su actividad y en muchas ocasiones suele mantenerse escondido en su refugio y rechaza el alimento, esto es debido a que su metabolismo basal disminuye. El periodo de muda suele durar dependiendo de la especie del animal de una semana a dos semanas, por lo que si observamos que este comportamiento excede este periodo de tiempo y no se le puede relacionar con algún otro factor (descenso de la temperatura debido a un cambio de estación más fría, por ejemplo) sería necesario acudir a un veterinario, sobre todo si notamos un descenso en el peso del animal y si se observa que el aspecto es poco saludable. Las causas por las que los animales cambian de piel son varias, pero la más frecuente es por el propio crecimiento del animal. Podríamos decir que a medida que crece necesita renovar su piel por cuestiones de tamaño. De hecho, en ejemplares jóvenes aún en etapa de crecimiento, los procesos de ecdisis son mucho más frecuentes que en ejemplares adultos. Por ejemplo en el caso de las serpientes jóvenes se produce una vez por mes, mientras que cuando ya son adultas mudan una vez o dos al año.


7 Otros factores por los que se produce la muda son estrés, humedad, temperatura, lesiones en la piel, para eliminar parásitos externos nocivos (es el caso de las serpientes marinas) e incluso por comportamientos reproductivos. Pueden leer el artículo de la ecdisis completo en Exzootica

Proceso de muda anormal: Una retención de muda no tratada a tiempo puede tener consecuencias muy graves en la salud de nuestro animal. Desde provocar necrosis por cortes de circulación hasta infecciones en partes delicadas como los ojos, lo que llevaría a la pérdida de un miembro o la parte que se encuentre necrosada. Si la retención de muda provoca una infección es muy probable que se deban extirpar los tejidos necróticos y tratar con antibióticos la zona. En casos en los que la infección es muy avanzada, porque no se ha tomado ninguna medida y se ha dejado estar al animal, es muy probable que nuestra mascota muera.

Solución: si vemos que el animal no se ha desprendido de su piel de forma correcta, optaremos por ayudarle. El método más eficaz entre todos los que se recomiendan (baños con agua caliente, poner cremas hidratantes, aumentar aún más la humedad, etc.) es muy sencillo y sobretodo muy efectivo. Se debe llenar un recipiente con agua templada (27º aproximadamente) e introducir una toalla de un tamaño apropiado para el reptil, escurrirla y posteriormente procederemos a envolver al reptil en cuestión (sin ejercer mucha presión, ya que no se trata de que lo aprisionemos) y con los movimientos que realice para escapar se rozará con la toalla húmeda desprendiéndose de la muda retenida.

Se debe repetir este proceso hasta que haya mudado todas las partes, si notamos que hay partes que no se desprenden fácilmente no debemos nunca forzar a que se desprendan tirando de ellas porque podríamos provocar heridas. Por lo tanto si hay partes en las que la muda no consigue desprenderse volveremos a repetir el proceso unas horas más tarde hasta que el animal esté libre de piel vieja. Dejaremos al animal en su terrario y pulverizaremos el interior.

En zonas delicadas como son los ojos y los dedos de las patas debemos ser muy delicados para no dañar la vista o romper sin querer los dedos del animal.

Si pasados dos días desde que realizamos este proceso notamos que la piel retenida presenta un aspecto duro y no se desprende (sobretodo si observamos que la coloración ha variado en dicha zona) procederemos a acudir a un veterinario para que de una solución adecuada.


8 9. Infecci贸n ocular:


9 10. EMO (Enfermedad metabólica Osea): La Enfermedad metabólica ósea expresada también con las siglas EMO en español y MBD en inglés (metabolic bones deficence) es una de las enfermedades más graves y frecuentes en reptiles criados o mantenidos en cautividad, puede provocar importantes secuelas si no es tratada a tiempo y puede desembocar en la muerte del ejemplar en aquellos casos más graves o que no reciben un tratamiento adecuado.

Esta patología en pocos casos suele ser producida por alteraciones orgánicas no derivadas de una mala alimentación o mantenimiento, lo que quiere decir que en la gran mayoría de los casos se produce por negligencia humana. Los casos en los que la enfermedad es derivada de una patología renal (no asociada a un exceso en la suplementación con calcio), paratiroidea e intestinal son aislados. Para poder comprender tanto los síntomas derivados de esta fisiopatología, el tratamiento y las pautas a llevar para que no se produzca, es necesario introducirse por lo menos de manera básica en las causas que la originan y de qué manera responde el organismo de un reptil ante ella.

La enfermedad metabólica ósea se produce al existir un desequilibrio en las proporciones Ca/P (calcio/fósforo) en la alimentación proporcionada, una deficiente asimilación del calcio por falta de activación en la vitamina D o por carencia de ella. Estos tres factores desencadenantes de la enfermedad, aparecen cuando se suministran alimentos carentes de dosis adecuadas de calcio sin suplementación, utilizando como dieta principal alimentos altos en niveles de fósforo, cuando hay una insuficiente exposición a los rayos UVB y por la falta de suplementación con vitamina D. Sea producida por cualquiera de los tres factores desencadenantes expuestos anteriormente, el resultado será una falta considerable de calcio (denominada hipocalcemia) en el organismo del animal. Se debe tener en cuenta que los animales insectívoros como los camaleones son más propensos a sufrir hipocalcemia ya que la dieta habitual es muy reducida en este mineral.

Cuando esto se produce, la respuesta del organismo para suplir las deficiencias hipocalcémicas es estimular la glándula paratiroides para que ésta produzca una mayor cantidad de hormona paratiroidea (PHT o Parathormona), que es la encargada de facilitar la absorción de calcio, vitamina D y fosfato.

Esta hormona se encargará por lo tanto de intentar compensar la falta de calcio y para ello lleva a cabo varios procesos: 1- Lo extrae de los huesos (resorción ósea) mediante osteoclastos aumentando así la concentración de calcio en la sangre

2- Aumenta el transporte de calcio desde el intestino a la sangre estimulando la síntesis de una proteína llamada calbindina

3- Reduce la eliminación del calcio a través de la orina


10 4- Aumenta la eliminación de fosfato a través de la orina

5- Estimula una enzima en el riñón (1-Alfa-Hidroxilasa) para poder convertir el 25 hidroxicolecalciferol en su forma activa, esto es vitamina D (necesaria para la sintetización del calcio a nivel intestinal y para regular el paso de éste a los huesos).

Estos procesos no se producen simultáneamente, sino que se generan en el orden expuesto. Por lo tanto cuanto más se tarde en corregir las causas que la provocan más complicado será curar al ejemplar y reducir las secuelas ocasionadas.

Es muy importante tener en cuenta que los rasgos clínicos presentes en camaleones afectados por esta patología se manifiestan visualmente cuando se encuentran en un estado bastante avanzado, por lo que se recomienda seguir las medidas preventivas que se detallarán más adelante. Los signos clínicos para detectar esta patología son los siguientes:

- Abultamientos en las extremidades en diferentes regiones: En la región femoral (lo que genera una sensación de falsa obesidad), en la región humeral y en la mandíbula con una posición simétrica (esto sucede porque para suplir el reblandecimiento del hueso ante la pérdida de calcio, la membrana fibrosa que recubre el hueso, el periostio, aumenta de volumen considerablemente produciendo así los abultamientos mandibulares).

- Huesos blandos propensos a fracturas: esto se puede observar sobretodo en la mandíbula (mandíbula de goma)

- Deformidades en el raquis (columna vertebral): Curvatura a nivel cervical, lumbar, dorsal o en forma de S (escoliosis)

- Deformidades en el Yelmo: Generalmente suele apreciarse una curvatura lateral

- Sintomatología nerviosa: Temblores incontrolados, espasmos musculares, contracciones musculares intermitentes y parálisis - Fracturas espontáneas

- Letargia: estado de somnolencia prolongado

- Anorexia

- Disminución de la densidad ósea (observable mediante radiografía)

- Corticales finas (observable mediante radiografía)


11 - Litofagia: Ingestión de piedras (observable mediante radiografía)

- Coprostasis: Acumulación de materia fecal en el intestino grueso (observable mediante radiografía)

El pronóstico varía según el estado de la patología, generalmente en la fase inicial aplicando un tratamiento adecuado las expectativas son buenas. Si la enfermedad no es tratada a tiempo y sobretodo en aquellos casos en los que se presenta sintomatología nerviosa es muy probable que se produzca la muerte del ejemplar. Cuando la enfermedad es causada por una patología renal tiene un pronóstico malo ya que no existen tratamientos efectivos en estos reptiles ni estudios efectivos a la hora de diagnosticar patologías renales.

Cuando se confirma un cuadro de enfermedad metabólica ósea en reptiles, el tratamiento se basará sobretodo en lo avanzada que esté la enfermedad. Es muy importante que el tratamiento farmacológico a seguir sea proporcionado por un veterinario, nunca se debe suministrar medicación sin prescripción e indicaciones previas de un profesional. El tratamiento como norma general consistirá en: - Corregir la causa primaria de forma urgente: modificar la alimentación suministrada por una adecuada y exponer al animal a rayos UVB de forma directa

- Corregir el desequilibrio Ca/P mediante la suplementación: El glucobionato cálcico (Calcium Sandoz ®) suele ser el más utilizado por vía oral, suministración de Ca-D3 en forma de tabletas rayado sobre el alimento y administración de vitamina D3 en forma activa

- Restricción del movimiento del animal: se deben retirar las ramas, troncos o accesorios que le permiten trepar al animal, manteniéndolo en llanura para evitar posibles fracturas.

Debido a que esta afección tiene su mayor porcentaje de incidencia en reptiles que no se mantienen en las condiciones adecuadas para su desarrollo físico normal y para un buen funcionamiento de su metabolismo, nos encontramos con que para prevenirla simplemente se deben incorporar pautas básicas, que reducen casi totalmente la probabilidad de padecimiento de ésta.

Dichas pautas se engloban en dos grupos y se deben tener en cuenta a la hora de mantener cualquier reptil como mascota:

- Alimentar diariamente al animal: La alimentación debe ser variada y debidamente suplementada con las dosis adecuadas de Calcio y Vitamina D3, según la edad y los requerimientos específicos de cada ejemplar. No utilizar alimentos altos en fósforo como dieta principal.


12 - Exposición a rayos UVB: Se debe equipar el terrario donde se aloje el animal con las bombillas o tubos fluorescentes que emitan una radiación UVA/UVB adecuada, cumpliendo un ciclo lumínico de 10-12 horas al día según la época del año. Las bombillas o tubos utilizados tienen un tiempo de vida útil que aproximadamente es de un año, pasado este periodo de tiempo hay que cambiarlas. En los meses de verano es muy beneficioso para el animal que reciban la luz solar directa, siempre teniendo en cuenta que también debe haber sombra donde pueda estar en caso de que la temperatura sea muy elevada y nunca realizar esta acción con terrarios de cristal, puesto que la temperatura en el interior del terrario aumentaría de forma exacerbada. Este punto es muy Importante ya que la activación de la vitamina D y su correcta asimilación están estrechamente ligadas a la recepción de estas radiaciones.

11. Hipovitaminosis: La hipovitaminosis es el déficit de una o varias vitaminas en el organismo. En los reptiles se pueden identificar dos hipovitaminosis frecuentes, la hipovitaminosis asociada a la carencia de vitamina A y la hipovitaminosis asociada a la carencia de vitamina B. Las causas que producen una hipovitaminosis son una dieta inapropiada (proporcionar alimentos con un gran contenido de enzima tiaminasa) o pobre y malas condiciones de alojamiento.

Hipovitaminosis A: Como consecuencia de una hipovitaminosis de vitamina A podemos encontrar estos síntomas: - Edema palpebral: Suele estar acompañado de infección que provoca acumulación de pus en los párpados. En los casos más severos el animal no es capaz de abrir los ojos o el ojo afectado.

- Pérdida de apetito y peso: Puede tener relación directa con la poca o nula visión y con insuficiencia renal debido a que el epitelio de los conductos renales provocan obstrucción en ellos. - Engrosamiento de la piel con presencia de infecciones secundarias

- Alteraciones en la mucosa debido a la pérdida de defensas en ella que desemboca en infecciones respiratorias - Alteraciones reproductivas

Hipovitaminosis B: El suministro de vitamina B es esencial puesto que se elimina diariamente y no se almacenan en el cuerpo. La vitamina B es un complejo de vitaminas (Tiamina (B1), Riboflavina (B2), Niacina (B3), Nicotinamida, Colina (B4), Ácido pantoténico (B5), Piridoxina (B6), Cianocobalamina (B12), Biotina (H), Fólico (F)), en reptiles la hipovitaminosis B suele ser por deficiencia de Vitamina B1 (Tiamina). Los síntomas debidos a esta patología son: - Convulsiones, posturas anómalas, incapacidad de utilizar grupos musculares específicos


13 - Ceguera

- Distocias

El tratamiento para ambas patologías consiste en la corrección de la dieta por una apropiada con un aporte oral de vitaminas, y en casos graves se puede recurrir a una aplicación inyectable de las mismas.

12. Gota: La gota es una patología frecuente en los camaleones criados en cautividad. Se produce y debido a que las proteínas generan purinas las cuales se metabolizan hasta producir ácido úrico que se excreta por el riñón. Cuando la cantidad de ácido úrico en sangre excede la cantidad para ser eliminada mediante la orina se generan depósitos de cristales en forma de pequeños granulomas en diferentes lugares del organismo. Según el lugar donde se depositen estos granulomas podemos distinguir dos tipos de Gota: articular cuando se depositan en las articulaciones y visceral cuando se depositan en los órganos del cuerpo). Dependiendo del origen de la patología se diferencia también en gota primaria y secundaria. La primara es de origen congénito mientras que la secundaria es generada por un exceso de proteínas en la dieta del animal. Los síntomas que se pueden asociar a esta enfermedad son:

- Engrosamiento de las articulaciones, con dolor y rigidez en algunas ocasiones - Tamaño renal más grande de lo normal - Agrandamiento del bazo

- Anorexia, depresión y muerte

El tratamiento en estos casos es muy complicado puesto que cuando los síntomas descritos se manifiestan la enfermedad suele estar muy avanzada, por lo que se debe llevar a cabo una buena prevención (no excederse en las fuentes de proteínas y proporcionar abundante agua). En aquellos casos que pueden ser tratables se suministran medicamentos (alopurinol, probenecid, sulfinpirazona y colchicina) de por vida.

13. Abscesos cutáneos: Los abscesos cutáneos suelen ser debidos a una respuesta a agentes infecciosos bacterianos (Bacteroides sp., Fusobacterium sp. y Peptostreptococcus sp.). Frecuentemente su localización es subcutánea pero pueden encontrarse también en la cavidad celómica, oído medio o bajo la lente ocular. La sintomatología consiste en la presencia de abscesos con pus sólido o semisólido.

El tratamiento consiste en vaciado del absceso y la extirpación de la cápsula del mismo, junto con tratamiento antibiótico vía parenteral.


14 14. Distocia: La distocia consiste en la retención de huevos o incapacidad para realizar la ovoposición. Según en la fase de foliculogénesis que se haya generado se divide en:

- Retención preovulatoria o estasis folicular: la hembra desarrolla folículos, pero no los ovula o ni los reabsorbe. - Retención postovulatoria: en la que la hembra desarrolla los huevos pero no realiza la ovoposición

Teniendo en cuenta que la gestación en las hembras de Camaleón calyptratus en óptimas condiciones tanto de mantenimiento como de salud suele durar de 20 a 30 días es recomendable acudir a un veterinario en caso de que no se realice la ovoposición pasado dicho periodo de tiempo. El tratamiento en casos de retención de huevos puede ser hormonal o quirúrgico, siendo el segundo el más indicado. Para evitar esta patología se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

- No reproducir especímenes con una edad inferior a 1 año de edad: La madurez sexual en las hembras de camaleones calyptratus puede presentarse antes de alcanzar el tamaño adulto adecuado en el que el físico del animal está preparado para unagestación. Muchos criadores y aficionados suelen guiarse única y exclusivamente por las indicaciones en la coloración de los ejemplares, si bien las coloraciones indican procesos hormonales concretos, es muy importante respetar el desarrollo físico del animal antes de reproducirlo. - Mantener a las hembras en terrarios distintos a los machos y sólo juntarlos para la cópula

- Durante la gestación se deben minimizar al máximo los factores estresantes (ruidos, manipulación, etc.) - Aumento de la alimentación - Proporcionar vitaminas

- Aumentar las dosis de calcio sobretodo hacia el final del periodo de la gestación ya que las necesidades de calcio aumentan para la formación de la cáscara de los huevos - Asegurarse de una correcta hidratación

- No reproducir hembras con presencia de patologías (hipocalcemia, hipovitaminosis, anorexia, etc.)


15 - Exposición obligatoria a rayos UVB

- Proporcionar varios sitios donde pueda realizar la ovoposición

- Proporcionar la temperatura y humedad adecuadas según la especie

15. Prolapsos:

Prolapso de hemipenes: El prolapso de hemipenes puede ocurrir por diversos factores entre ellos de origen traumático, infeccioso, parásitos, cloacitis, sexages inadecuados, exceso de actividad reproductiva y estreñimiento. El tratamiento varía según el estado del prolapso:

Si se recurre al veterinario en la fase inicial es posible la reposición de los prolapsado previo lavado y lubricado, colocando una sutura.

En el caso en que los tejidos se presenten inflamados sin posibilidad de reposición, deben sumergirse en una solución hipertónica, como p.e. glucosa al 50 % o manitol. También se puede aumentar quirúrgicamente el agujero de la cloaca.

Si el tejido está gravemente infectado o traumatizado, debe efectuarse una amputación bajo anestesia general.

Prolapso Oviducto: El prolapso de oviducto consiste en el deslizamiento de una de las paredes del oviducto exteriorizándose. En algunos casos puede estar asociado a parasitosis, constipación, gastroenteritis, distocia o puestas muy frecuentes y medidas de sexage inadecuados. El tratamiento consiste en suturar, identificar la causa y corregirla Cloacitis y Prolapso cloacal: El prolapso cloacal diferencia al anterior puesto que se pueden observar en la radiografía gases y heces. En el cuadro clínico se puede observar la cloaca inflamada y con tejido edematoso y en los ejemplares machos es común que cause también prolapso de hemipenes.

La cloacitis consiste en la inflamación de cloaca que puede ascender rápidamente a intestino produciendo enteritis necrótica, puede ser debida a factores que abarcan parásitos, bacterias y hongos, así como neoplasias y granulomas.

Importante: En cualquier tipo de prolapso es importante evitar que la mucosa se reseque y necrose. Para ello será necesario realizar baños con agua templada hasta la visita al veterinario que deberá ser lo más inmediata posible.


16 16. Ectoparásitos: Los ectoparásitos son parásitos externos que se alimentan de piel murta, sangre y restos de alimentos. Se pueden distinguir principalmente dos tipos de ectoparásitos que afectan a los camaleones, ácaros y garrapatas. Las causas de contraer parásitos cutáneos suele estar asociado a un ambiente poco higiénico, hacinamiento de animales y poca ventilación en terrarios donde la humedad relativa es elevada. Estos parásitos suelen albergarse debajo de las escamas, alrededor de lo ojos y en el contorno labial. Se pueden refugiar, en troncos, sustrato, y demás accesorios del terrario. En los casos severos de infestaciones por ácaros el excremento de los mismos se puede observar ya que aparece como un manto de polvo blanco sobre el animal. En casos leves se puede observar irritación de los tejidos en los cuales se localizan. Si el animal no es tratado pueden ocasionar: - Problemas de muda - Anemia

- Depresión y anorexia - Infecciones óseas

- Fallecimiento

Se debe tener en cuenta que tanto los ácaros como las garrapatas también son vectores de enfermedades infecciosas que pueden llegar a provocar neumonía, septicemia hemorrágica y muerte. También tienen importancia como zoonosis ya que pueden provocar irritaciones en humanos y en casos graves fiebre. Para evitar los ácaros y las garrapatas es importante:

- Cuidar la limpieza de los terrarios: Retirar excrementos diariamente y limpiarlo completamente una vez al mes desinfectando los accesorios que se encuentran en su interior - Proporcionar terrarios con una suficiente ventilación

El tratamiento varía en función de la cantidad de ectoparásitos presentes en el animal, los ácaros suelen eliminarse mediante baños para ahogarlas y mediante se realiza mediante la utilización de cintas impregnadas en diclorvos que se introducen dentro del terrario durante tres días y a los catorce días se debe repetir esta acción. En el caso de las garrapatas deben ser sustraídas manualmente aplicando alcohol en la zona para facilitar su desprendimiento, también se pueden utilizar pomadas. Es muy importante mantener en cuarentena al animal afectado y sustituir el sustrato por el papel de periódico y desinfectar completamente su terrario.


17 17. Hipertermia: La Hipertermia se produce cuando la temperatura del animal aumenta por encima del valor hipotalámico normal ya que es en el hipotálamo es donde se encuentra la estructura termorreguladora (centro termorregulador). En reptiles se dan casos de hipertermia no febril, que son de origen externos al organismo del animal a diferencia de la hipertermia febril en la que están implicados directamente factores exógenos tales como traumatismos o infecciones que afectan al hipotálamo. La causa más frecuente suelen ser los golpes de calor. Cuando el calor ambiental transferido al animal supera su capacidad para eliminar el exceso absorbido, la temperatura corporal asciende muy rápido pudiéndose producir la muerte en menos de una hora. Para evitar los golpes de calor es fundamental:

- Evitar la exposición a ambientes que excedan la temperatura máxima indicada según la especie - No exponer al animal al sol dentro de un terrario de cristal - El terrario debe contar con un ventilación suficiente

- Vigilar que el parámetro de temperatura del terrario es el idóneo según la especie

En los casos de hipertermia sólo se puede recurrir a tratamientos de carácter urgente y en el caso de los reptiles difícilmente se logrará evitar el fallecimiento del animal. Las medidas de emergencia que se deben llevar a cabo deben facilitar la transferencia del calor del animal hacia el ambiente: - Baños de agua fría

- Aplicación de paños mojados con hielo - Lavados gástricos con agua fría

- Exposición del animal a corrientes de aire fresco

Se debe tener en cuenta que en los reptiles los cambios de temperaturas bruscas pueden ser causas de enfermedades y en muchos casos de muerte. La hipotermia (cuando la temperatura corporal es inferior al mínimo soportado por el animal) tratada a tiempo puede derivar en problemas del aparato respiratorio (neumonías, pulmonías, etc.) que tienen un tratamiento con un pronóstico satisfactorio, mientras que el ascenso brusco de temperatura es muy difícil de tratar y por lo tanto de mayor riesgo para la salud del animal.


18 Conclusión: Como podemos ver, en la patogénesis de las enfermedades que afectan a los camaleones nos encontramos con múltiples factores que pueden ser prevenidos con una buena información previa a la adquisición del animal. Ser conscientes de las necesidades biológicas que necesita el animal es fundamental porque determinará la futura salud y calidad de vida que le brindaremos.

Aunque cada vez es más frecuente la posesión de animales exóticos en cautiverio como los reptiles, no se debe pasar por alto que requieren cuidados diferentes a los que necesitan la mayoría de animales denominados “domésticos” y que al adquirirlos también se adquieren responsabilidades.

También, es muy importante asegurarse que la adquisición de los mismos se lleva a cabo en un comercio especializado, donde las garantías tanto de salud como de asesoramiento se cumplan.

Por último, se debe tener en cuenta que los tratamientos farmacológicos siempre deben ser prescritos por un profesional, nunca se debe automedicar al animal. Los tratamientos descritos en esta guía son a modo orientativo y varían según la especie y situación patológica concreta del cuadro clínico, por lo que en caso de que se presenten cualquiera de los síntomas citados en la guía se debe acudir a un veterinario especializado en animales exóticos.

Exzootica - www.exzootica.com  

Guía de patologías en Camaleones (família Chamaeleonidae). Tienda y criadero de reptiles (ofidios y saurios), quelonios, anfibios y artrópod...

Advertisement