Page 1

Magistrados ¿de derecha? DERECHA

P

or las políticas públicas

siempre ventajosas a las cúpulas privilegiadas de éste país, antes no se tenía la facilidad de ver en vivo y a todo color las disertaciones sobre algún tema de interés en la Suprema Corte de Justica de la Nación. Pero ahora y solamente gracias al avance tecnológico el cual no le ha sido posible controlar a estas más que malditas cúpulas privilegiadas, tuve la oportunidad de ver por Internet la disertación sobre el caso de la posibilidad de adopción para los matrimonios de homosexuales y/o lesbianas.

Fue para mí una de las experiencias más reveladoras que he tenido en los últimos tiempos, pues jamás me imagine lo que presenciaría. Desafortunadamente me di cuenta que así como en México hay gente mediocre en todos los ámbitos de las diferentes disciplinas que conforman lo variado de las actividades de nuestra sociedad, la de ser ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no podía ser la excepción. Lo que yo nunca me imagine es el grado tan vergonzoso de ineptitud de algunos de nuestros magistrados.

Y para abreviar me referiré al caso más emblemático y por lo tanto más triste, vergonzoso y lamentable, el del presidente de la suprema corte de justica de la nación el señor Magistrado Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Este señor de memoria privilegiada, (no olvidemos que la memoria es el recurso de los tontos), ha hecho una verdadera apología inversa, una verdadera exhibición de su propia incapacidad para pensar, para razonar, para dilucidar, para que con diferentes elementos de juicio que supuestamente una persona de su jerarquía y más una persona versada en


leyes y mucho más un magistrado, que todos esperamos que tenga., Haga un análisis y saque conclusiones brillantes que es lo que de él se espera. Pero no acaba ahí, resulta que este señor además es el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Pues con razón este país está tan pésimamente mal como está, con tontos a la cabeza de instituciones tan importantes y delicadas como la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Dicho sea de paso, no estaría de más que se pusiera a régimen alimenticio éste individuo, pues está probado que la ingesta desmedida de carbohidratos y grasas nubla el buen juicio y él es juez y es un gordinflón que no se responsabiliza ni de su propio cuerpo. Pero oh penosa decepción, este señor no sabe pensar, basa sus dichos en panfletos de supuestas instituciones de prestigio que ni siquiera venia al caso citarlas, ya que si se hubiera tomado la molestia o tal vez si lo hizo, pero su cacumen ya no dio para más, de analizar el caso a profundidad, hubiera

sacado en claro que el solo hecho de sacar esas supuestas estadísticas lo exhiben como una persona ignorante en el menor de los casos o tonto en el más preciso, por hacer algo contrario a la razón y al análisis. Siempre he pensado que las gentes de izquierda tienen una inteligencia más profunda que las gentes de derecha. Pues estas últimas basan casi toda su existencia en el tener y no en el ser como la gente de izquierda. Cuando un dirigente de izquierda nos traiciona y estos son generalmente políticos ricachones, pues nunca he visto a un izquierdista pobre que lo haga; yo pienso que se traiciona a sí mismo, que deja de ser congruente consigo mismo y esto es como un suicidio con todo lo que ello implica. El caso de los magistrados de derecha es como una aberración en sí misma, si uno se pone a analizar a profundidad los sistemas políticos llega a la conclusión de que lo que más conviene a un país para su prosperidad, sano desarrollo

y felicidad, es el régimen de izquierda, o simplemente la igualdad, que no uniformidad, no cabe ni un milímetro de duda en ello. Es por eso que afirmo que es una aberración en sí misma el ser magistrado y ser de derecha, pues eso demuestra que estas personas no tienen capacidad analítica o es muy poca su materia gris. Y supuestamente lo que hacen es pensar. Para atiborrarlas de datos, fechas y artículos de la ley están las computadoras, precisamente para eso sirven, el cerebro es para pensar para analizar, para dilucidar. La tecnología nos está probando cada vez más en ese aspecto y en todas las disciplinas del saber humano. Por ejemplo ahora casi cualquiera puede hacer una película, pues la tecnología ya lo ha hecho popular y democrático. Ahora lo que más importa es la historia a contar y la dirección de la película o sea el arte. Esto me encanta por que en muchas disciplinas la tecnología para sorpresa de las malditas cúpulas acaparadoras del bienestar


de todos, les ha dado la vuelta y nos brinda a más personas la oportunidad de ser actores en todas estas disciplinas, las que antes solo eran privilegio de unos cuantos. Ahí están las transmisiones vía Internet cada vez más populares, estos privilegiados jamás se imaginaron que cualquiera

iba a poder transmitir su propio canal de televisión, es por eso que nunca debemos permitir que se privatice el Internet y ninguna de sus áreas de alcance. Lo mismo pasa en disciplinas como las leyes, la tecnología se ocupa de los datos las cifras y los cientos de artículos de la ley y las

personas son empujadas a pensar y a veces como en el caso que hoy nos ocupa, son exhibidas cuando no lo hacen a profundidad o nunca lo han hecho.

Ernesto López Vázquez.

Magistrados ¿de derecha?  

La incongruencia de ser magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y "ser de dercha". A riesgo de acabar con todo un país.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you