Page 4

P.4 | Expresión Latina| Del 19 al 31 de Agosto, 2010

NACIÓN

Fiscal de Florida propone ley similar a Arizona Quiere que sea delito caminar por las calles sin documentación que muestre estatus migratorio ORLANDO, Florida (EFE) – Caminar por las calles sin llevar documentación que muestre el estatus migratorio será un delito en Florida (EE.UU.), según un proyecto de ley presentado el miércoles 11 por el fiscal general del estado, Bill McCollum, y varios legisladores, y que emula la ley antiinmigrante SB1070 de Arizona. El contenido del proyecto "de Imposición de Leyes Migratorias", que será presentado en la próxima sesión del Congreso estatal, fue dado a conocer hoy en la ciudad de Orlando en una conferencia de prensa encabezada por el fiscal general de Florida, Bill McCollum. Según el texto, los agentes policiales municipales y estatales deberán revisar la situación migratoria de personas detenidas o arrestadas sólo cuando existan "sospechas razonables" de que el individuo pueda ser indocumentado. "Ese es el corazón de la ley que creemos que después que sea presentada (a la legislatura de Florida) y aprobada será codiciada por Arizona", dijo McCollum, que aspira a ser el nuevo gobernador de Florida en las elecciones de noviembre. El fiscal general aclaró que el proyecto de ley contiene "provisiones específicas para evitar perfiles raciales y que la policía vaya a revisar a alguien sólo porque parece inmigrante". Una "sospecha razonable" puede ser la presentación de documentos, como una licencia de conducir de apariencia falsa o la carencia de papeles de identificación personal en el momento de la detención y arresto, dijo McCollum. De acuerdo con el texto del proyecto de ley, "una persona será considerada que se encuentra legalmente en Estados Unidos si presenta a un oficial de policía (entre otros documentos) una licencia de conducir válida en Florida". También si presenta "una tarjeta de identificación emitida por el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos de Motor, una tarjeta que lo identifique como miembro de una tribu indígena,

Foto: centralfloridapolitics.com

El fiscal Bill McCollum no ha previsto el daño que podría infringir su propuesta a la economía de la Florida

Grupos pro inmigrantes rechazan el proyecto MIAMI (EFE) – Dos grupos hispanos pro inmigrantes de Florida arremetieron hoy contra el proyecto de ley presentado por el fiscal general del estado, Bill McCollum, que convierte en delito no llevar la documentación que acredite el estatus migratorio, entre otros puntos. Para los activistas, la propuesta de McCollum "herirá la economía, los derechos humanos y la seguridad pública" del estado. Este proyecto de ley "va a ser muy dañino para el pueblo de Florida, para los mismos inmigrantes y para la economía en general", dijo a Efe John Freid, director de "We Count!", una organización en favor de los trabajadores inmigrantes. Freid manifestó su rechazo a la propuesta de McCollum, candidato para el cargo de gobernador de Florida, y el representante estatal William Snyder. Para el activista comunitario, las motivaciones del fiscal general de Florida son de mero

cálculo político, ya que, dijo, "al principio, McCollum se mostró en contra del proyecto de ley de Arizona y aseguró que no lo necesitábamos en Florida". De llevarse a la práctica esta medida legislativa, prosiguió el activista, "la seguridad pública quedaría muy dañada, porque la gente va a tener miedo de denunciar crímenes a la policía y va a crear un clima de desconfianza entre los inmigrantes". Por ello, Freid abogó por una reforma migratoria integral. "Esa es la solución, no más patrullas fronterizas y actos de represalia". De acuerdo con el Instituto de Política Migratoria, en Florida residen más de 700.000 inmigrantes ilegales. Según el texto del proyecto de ley, los agentes policiales municipales y estatales deberán revisar la situación migratoria de personas detenidas o arrestadas, sólo cuando existan "sospechas razonables" de que el individuo pueda ser indocumentado. Una "sospecha razonable"

puede ser la presentación de documentos, como una licencia de conducir de apariencia falsa o la carencia de papeles de identificación personal en el momento de la detención y arresto, dijo McCollum. Por su parte, el Centro para la Defensa de Inmigrantes en Florida (FIAC, por su sigla en ingles) rechazó el proyecto porque considera que "mina la seguridad pública, la economía del estado y no soluciona un sistema migratorio roto". La policía local en vez de andar a la caza de "niñeras y jardineros indocumentados" debería dedicarse a la "investigación de asesinatos, casos de violencia doméstica y otros crímenes graves", señaló en un comunicado La FIAC. La FIAC destacó que los trabajadores inmigrantes forman más del 20 por ciento de la fuerza de trabajo del estado y contribuyen con unos 20.000 millones de dólares en impuestos federales, estatales y locales.

prueba de ser canadiense, o el pasaporte visado", según el texto. La medida legislativa contempla como un crimen menor punible con 20 días de cárcel si no lleva documentos migratorios. Como una diferencia con la ley de Arizona, la propuesta migratoria de Florida permitirá que los jueces dicten sentencias más duras contra indocumentados encontrados culpables de cometer crímenes y convierte los delitos de tercer grado en delitos de segundo grado, lo que acarrea sentencias más graves. También requerirá que los jueces tomen en cuenta la situación migratoria de los arrestados antes de imponer fianzas "porque un ilegal es más propenso a fugarse", subrayó McCollum. El fiscal aseguró que esta ley es "importante y necesaria desde hace tiempo en Florida, que no será un santuario para extranjeros ilegales". Asimismo, establece que los negocios utilicen el sistema federal de verificación de identidad "E Verify" y convierte en un crimen la búsqueda de trabajo sin permiso legal. De acuerdo con William Snyder, su propuesta legislativa es necesaria en Florida debido "a la enorme presión de los ciudadanos de Florida" y los problemas sociales que considera inherentes a la inmigración ilegal, como la criminalidad, la presencia de pandilleros y el tráfico de drogas. "El tema de la inmigración es muy emocional", declaró Snyder. "No podemos controlar las emociones (de la gente), pero tenemos el poder de controlar nuestras fronteras y esta propuesta es un paso significativo contra la inmigración ilegal", agregó el representante republicano por el distrito de Stuart, en la costa este de Florida. La ley de inmigración de Arizona, conocida como SB1070, entró en vigor el pasado 29 de julio, aunque sin sus secciones más polémicas, después de que la jueza federal Susan Bolton ordenara su bloqueo. Críticos alegan que la ley puede conducir a la discriminación racial.

Expresion Latina  

Por su valentía, seriedad informativa y atractivo diseño, EXPRESIÓN LATINA se ha convertido desde Octubre del 2008, en el más importante per...

Advertisement