Page 54

DE JUJOL A GAUDÍ Una Ruta por la Tarragona Modernista

A

finales del siglo XIX, un movimiento artístico cambió para siempre el rostro de Tarragona. Hoy, una ruta urbana permite descubrir medio centenar de referencias modernistas que existen en esta capital de provincia catalana, algunos de ellos firmados por nombres tan relevantes como Josep Maria Jujol o el propio Antoni Gaudí. El Teatro Metropol, el Matadero, el Mercado Central, el Antiguo Hotel Continental, el Mausoleo de Jaime I, el reloj del puerto, la fábrica Chartreuse, la casa Ripoll, la casa Salas, la casa Rabadà o la Bofarull… y como guinda, la también modernista barandilla del Balcón del Mediterráneo, espectacular mirador para contemplar el mar… y pedir suerte. Tarragona está llena joyas concebidas a partir de los lineamientos estéticos de este singular movimiento artístico. Edificios civiles y religiosos, detalles decorativos, diversos elementos que configuran una atractiva ruta coronada por las huellas que el genio del modernismo catalán, Antonio Gaudí, dejó plasmadas en la ciudad: el altar y el manifestador del santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Tanto por la singularidad de sus formas como por la belleza de sus ornamentos, el modernismo es, sin duda, uno de los movimientos más admirados por los amantes del arte; un potente imán que atrae a miles de personas a los lugares donde dejó sus huellas. Y entre ellos está, por derecho propio, Tarragona, una ciudad que fue cuna de dos de los arquitectos más representativos del modernismo catalán: Josep Maria Pujol i de Barberà y Josep Maria Jujol, discípulo aventajado de Antonio Gaudí.

EXPOCULTUR / 54

Relacionada con tres genios de tal magnitud, pero también con muchos otros arquitectos y artistas, no es de extrañar que en Tarragona empezara a florecer desde finales del siglo XIX y particularmente durante el primer tercio del siglo XX este movimiento artístico. El modernismo sembró en la ciudad sus maravillas y hoy es posibles redescubrirlas gracias a una atractiva ruta que entrelaza 55 referencias: 31 edificios, 16 elementos decorativos en diversos inmuebles y 8 bienes muebles; la mayoría de ellas flanqueando la Rambla Nova, principal arteria comercial de la ciudad. De Culto… La arquitectura religiosa o de culto siempre ha destacado por su calidad, por su alcance, por sus detalles… Y el modernismo catalán no es la excepción. Prueba clara de ello se encuentra el santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, iglesia de estilo neogótico cuyo altar y manifestador de madera sobredorada –el actual es una réplica exacta realizada por Ferran de Castellarnau– son el legado que dejó Gaudí en Tarragona –las dos únicas obras documentadas de Antoni Gaudí que se conservan en las comarcas tarraconenses. Dos piezas relativamente discretas, sobre todo teniendo en cuenta la magnitud de otras obras de Gaudí, pero no por ello menos relevantes y, por supuesto, joyas de este movimiento artístico. Existen otros ejemplos de edificios religiosos con detalles modernistas que se encuentran en la ciudad, como la iglesia de Sant Francesc, con las pinturas y esgrafiados –dibujos con arena sobre estucos– de una de sus capillas, diseñadas por

Expocultur #72  

Revista Expocultur / Edición Número 72 - 2017

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you