Page 43

de Ulúa, hasta el agradable paseo del Malecón, que recuerda un poco al de La Habana. De hecho, los cubanos se sienten como en casa en Veracruz, donde el danzón, originario de la isla caribeña, suscita auténtico fervor. Por las tardes, profesionales y aficionados bailan en la plaza principal de la ciudad, en la que a menudo hay actuaciones de música o danza en el escenario central. Xalapa es la capital del estado de Veracruz. Conocida como "ciudad jardín" se extiende sobre los costados del Cerro de Macuitepec, frente al Cofre de Perote, que se puede divisar cuando no hay demasidas brumas o se detiene el "chipi-chipi" una lluvia prácticamente diaria. Xalapa es una ciudad muy activa, agrícola y universitaria, apodada la "Atenas Veracruzana". Numerosos parques y jardines hacen de ella un destino muy agradable, aunque la principal curiosidad de la ciudad es el espectacular Museo de Antropología de la Universidad de Veracruz. Una moderna construcción que imita la silueta aterrazada de la ciudad, en nueve plataformas escalonadas, rodeadas de jardines. Este prestigioso museo uno de los más bellos del país, muestra las grandes culturas que se desarrollaron en el Golfo, en tres grandes secciones: olmecas, culturas del Centro y huastecas-totonacos. Según una museografía sencilla y eficaz, las salas se comunican entre ellas por una amplia y luminosa galería. Tres grandes patios cubiertos muestran las piezas más bellas en un marco de flores y plantas de la región. La primera colección es la correspondiente a la cultura olmeca, magnífica civilización creadora de esculturas monolíticas sorprendentes. A la ya de por sí rica colección de cabezas colosales, estelas y altares, recientemente se incorporaron cuatro esculturas procedentes de El Azuzul y un importante grupo de hachas de jade de datan desde alrededor del año 1200 antes de nuestra era hasta los principios de la misma. En la sala de las estelas se aprecian algunos de los registros temporales más tempranos que se hayan encontrado en Mesoamérica: las estelas del Cerro de las Mesas y la estela de La Mojarra. Más adelante, entre las colecciones correspondientes a las culturas del centro de Veracruz destacan las figurillas de Remojadas, la colección de yugos, hachas y palmas, los coloridos murales de Las Higueras y la esculturas cerámicas de El Zapotal. Finalmente, como representativos del norte veracruzano se encuentran los bajorrelieves de el Tajín, así como la sala Huaxteca, donde se aprecian piezas escultóricas, cerámicas y otros materiales que incluyen conchas, caracoles e, incluso, metales trabajados por la mano del hombre. También, encontramos una enorme maqueta que reproduce las ruinas de El Tajín. La antigua capital totonaca El Tajín, célebre por sus pirámides de nichos y sus figuritas de sonrisa infantil, es sólo un ejemplo de sociedad urbana que se desarrolló en las tierras bajas del Golfo. Contrariamente a otras, esta civilización Clásica, no tiene como divinidad principal a Tláloc, el dios de la agricultura, sino el de las tormentas, sin duda a causa de la proximidad del océano y la frecuencia de los ciclones que asolan la región. Esta ciudad-estado alcanzó su apogeo durante el periodo clásico (959) época en que mantenía lazos muy estrechos con Teotihuacán, a la que sobrevivió, junto con Xochicalco, Cholula y Cacaxtla. Descubierta en el siglo XVIII, El Tajín se extiende más de 144 ha y cuenta aproximadamente con 180 estructuras. Fue sacada a la luz del espeso bosque que la cubría a partir de 1938. 43 / EXPOCULTUR

Expocultur #19  

Revista Expocultur / Edición Julio - Agosto 2007

Advertisement