Page 39

una elaborada salsa que acompaña platos de pavo, pollo o cerdo. Una alternativa original en nuestro viaje puede ser asistir a clases de cocina, por ejemplo las que imparte Mesones Sacristía. Se trata de cursos de 3 ó 9 horas de duración, tiempo suficiente para acercarnos a la preparación de los platillos más típicos de Puebla y sus alrededores, así como a las técnicas prehispánicas y caseras utilizadas en México. Las clases son muy divertidas y constructivas. No podemos dejar de mencionar otros hechos históricos que sucedieron en Puebla y que influyeron notoriamente en la historia del país: - Las tropas mexicanas derrotaron a invasores franceses aquí el 5 de mayo de 1862, en los Fuertes de Loreto y Guadalupe. - La Revolución Mexicana empezó en Puebla, el 18 de noviembre de 1910, cuando soldados federales y policías atacaron la casa del los Hermanos Serdán.

A trece kilómetros de Puebla se encuentra Cholula, antigua ciudad ceremonial de carácter sagrado,y que tiene 2.500 años de existencia. Se cree que fue fundada por los seguidores de Quetzalcóatl, que huían de la persecución religiosa de Tula . Según las diferentes leyendas, puede que el dios-rey Quetzalcóatl también se detuviera aquí antes de zarpar a bordo de una balsa de serpientes, o -como el Ave Fénix- levantar el vuelo desde su propia hoguera. Actual sede de la Universidad de las Américas, Cholula y los pueblos de los alrededores tienen algunas de las mejores iglesias de México. Forzados por los españoles a abandonar el culto a Quetzalcóatl, los artesanos indígenas construyeron espléndidas iglesias y crearon obras barrocas desbordantes y elocuentes, combinando técnicas y motivos prehispánicos y europeos: el Convento de San Gabriel, con su fascinante Capilla Real; la iglesia de Santa María Tonantzintla, una pequeña joya del barroco naïf, muestra

ineludible del sincretismo que nos acompaña en toda la Ruta de los Dioses, San Francisco Acatepec, con su fabulosa fachada en la que se combinan azulejos verdes, amarillos y azules. Pero, si una imagen de Cholula es internacionalmente conocida, es su Gran Pirámide de Quetzalcóalt, considerada la mayor pirámide de Mesoamérica. Hoy casi totalmente enterrada, esta enorme estructura de bloques de adobe cocidos, fue construida en varias etapas, a lo largo de un milenio (entre 300 a.C y 700 d.C). A diferencia de otros yacimientos arqueológicos, sólo es accesible a través de 8 km. de laberínticas galerías. En lo alto de la estructura de la pirámide se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, desde allí las vistas de la ciudad son magníficas, y en días claros se ven los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

Expocultur #19  

Revista Expocultur / Edición Julio - Agosto 2007

Advertisement