Page 37

Churrigueresca es la intrincada fachada de la vecina iglesia parroquial del siglo XVIII, El Sagrario, cubierta por un ejército de santos en relieve. La Piedra del Sol, el "calendario" azteca de 24 toneladas, que hoy está en el Museo Nacional de Antropología, fue descubierta en el claustro de esta iglesia. El Templo Mayor, arrasado, oculto y después redescubierto, está situado junto a la Iglesia de El Sagrario. Hasta 1978, año en el que se descubrió un disco esculpido de ocho toneladas de "la diosa descuartizada Coyolxauhqui", no se había dado mayor importancia a la aparición de numerosos vestigios precolombinos. Con la aparición de la diosa se realizaron excavaciones en las que los hallazgos fueron mucho más valiosos de lo que se creía; se encontraron unas 7.000 piezas y se descubrió que, en lugar de una son siete las pirámides escalonadas, que fueron construidas en este lugar desde 1375 a 1502 una encima de otra. El lado oriental del zócalo está completamente ocupado por el Palacio Nacional, que desplazó al suntuoso palacio del emperador azteca Moctezuma. Construido como residencia oficial de los virreyes, el palacio pasó más adelante a albergar las oficinas presidenciales. Ahora alberga varias dependencias del Gobierno y los visitantes acuden atraídos por los murales que Diego Rivera pintó en 18 años y que ilustran la historia y la cultura mexicanas. Cosmopolita y caótico, pero ansioso de agradar, el centro del D.F. es una síntesis de la cultura mexicana antigua y moderna, y tiene más iglesias de las que se pueden visitar en todos los domingos de un mes. -La segunda zona a visitar es el Bosque de Chapultepec, Paseo de la Reforma y alrededores. El Bosque de Chapultepec fue la reserva de agua potable de los aztecas y albergó los cotos de caza, palacios de invierno y jardines de la familia real. Actualmente con sus 800 ha, es el pulmón de la Ciudad de México. Tiene un zoo, un castillo, selectos restaurantes y un lago poblado de cisnes, además de una docena de importantes museos, entre los que destacamos el Museo Nacional de Antropología, uno de los más significativos de entre los dedicados a las culturas mesoamericanas. El elegante Paseo de la Reforma resalta por sus impactantes monumentos distribuidos desde el Castillo de Chapultepec hasta la Glorieta de Cuitláhuac. -La tercera zona está situada al sur y al sudoeste del centro histórico. Los pueblos de Coyoacán y San Ángel, anteriores a la conquista española, e incluso a la construcción de Tenochtitlán, han conservado su identidad. Las dos localidades suman al menos media docena de cautivadoras plazas rodeadas de iglesias barrocas, calles empedradas y casas de muros multicolores y patios floridos. Los fines de semana, artistas locales y anticuarios venden su mercancía a precios muy razonables, mientras que en días hábiles, tiendas grandes y pequeñas ofrecen una excelente selección de la artesanía de todo el país. En la calle Londres de Coyoacán se encuentra el Museo Frida Kahlo, la casa azul, que bien se merece hacer un alto en el camino para visitarlo. En una llanura localizada a unos 50 km. al noroeste de la ciudad de México se yerguen las ruinas de Teotihuacán, una gran metrópoli contemporánea de la Roma imperial. No hubo otra ciudad más grande en el continente americano hasta que los aztecas construyeron Tenochtitlán, casi 700 años más tarde. Está considerado uno de los sitios más importantes de Mesoamérica durante el periodo Clásico. La nobleza mexicana, que hacía frecuentes peregrinajes a las ruinas de Teotihuacán, dio a la ciudad su nombre en náhuatl, que significa "donde los hombres se volvieron dioses". 37 / EXPOCULTUR

Expocultur #19  
Expocultur #19  

Revista Expocultur / Edición Julio - Agosto 2007

Advertisement