Issuu on Google+


Los lobbys de las transnacionales petroleras presionan y el Estado Peruano, dirigido por esos que fracasaron a mediados de los ochentas, se pone las rodilleras. La clase dirigente los acompaña mientras los medios les cantan canciones de cuna y special requests. No es muy complicado: la amazonía occidental, situada casi toda en Perú, es la zona más rica de toda la cuenca amazónica. Y no sólo por su gran biodiversidad, que no es en lo que están interesados, sino por las grandes reservas de gas y petróleo que guarda su subsuelo. “¡Oferta! Amazonía a la venta”, anuncia un graffiti en las calles de Iquitos. Acompaña la frase una silueta del neoliberal García con los brazos abiertos, sonriente, dando la bienvenida. Nuestro estadista parece no darse cuenta de que la matriz energética que mueve el planeta tendrá que ser reemplazada ante el inminente avance del calentamiento global. La Tierra no da más. Por lo pronto, se exploran ya en la selva del Perú 64 lotes que cubren aproximadamente el 72% de nuestra amazonía, de los cuales unos 58 se superponen con tierras tituladas de los pueblos indígenas y algunos Parques Nacionales. Pero no todo es petróleo en esta vida. No hay que ser un genio para darse cuenta de qué era lo que pretendía papá gobierno con la Ley 28852, más conocida como la “Ley de la Selva”, cuyo objetivo era promocionar la inversión privada para la reforestación y la agroforestería: reforestar la selva pero con maíz, soya o algún otro alimento... ¿para alimentar a los más pobres? No, cómo creen. Para producir biocombustibles, cuando ya se sabe que estos generan más problemas de los que resuelven. Para ello el Ejecutivo no dudó, entre gallos y medianoche, y amparado en las facultades legislativas otorgadas para la implementación del TLC con Estados Unidos, en cambiar las reglas del juego en lo concerniente a la regulación de las tierras indígenas. Ello, sumado a ciertas imprecisiones y vacíos técnicos en la ley, abre la posibilidad de que se cedan a particulares tierras que, aunque hoy luzcan deforestadas y abandonadas, tienen la capacidad de ser reforestadas y convertidas nuevamente en bosques, en vez de dar lugar a los monocultivos y especies orientadas a producir biocombustibles y beneficiar a unos cuantos bolsillos. Mientras, los lugareños tendrán que esperar a que caiga algo del esperado chorreo y rogar que no se afecten aun más los ecosistemas de los que depende su supervivencia. ¿Por qué no tener una visión un poco más amplia y darse cuenta de que esos bosques que hoy desprecian soy realmente más valiosos que aquello que pretenden extraer de su subsuelo? ¿Por qué no darles capacitación técnica a las ancestrales poblaciones indígenas para que puedan explotar de forma racional el bosque que les pertenece desde tiempos inmemoriales? ¿No sería esa una buena forma de que logren el tan ansiado progreso? foto. Javier Larrea


Suenan campanas en la capital...................16

Pórtense bien, pues, muchachos..................36

Berlín..........................................................34 Enigmática Cajamarca.................................60

Barrio Calavera............................................70

Estéreo.......................................................74

Triomural.....................................................78

Diego Rondón.............................................54 El diablo manos de tijera.............................86 foto. Giancarlo Shibayama


Dirección Manuel Navarrete manuel@k4mag.com Edición Alan Pinto alan@k4mag.com Dirección de Estilo Agustín Panizo cheke@k4mag.com Dirección de Arte Juan Ignacio Sarmiento arte@k4mag.com Dirección de Fotografía José Javier “Goyo” Barragán foto@k4mag.com Redacción Ricardo León, Pérez-Troika, Agustín Panizo, Alan Pinto. Fotografía Javier Larrea, Larry Castro, Giancarlo Shibayama, Fidel Iranzo, Andrés Marroquín, Francisco Chávez, Juan Carlos Leiva, José Javier “Goyo” Barragán, Piero Varda, Marco “Sueño” Saldaña, Alan Pinto. Diseño & Diagramación mixmedia² Publicidad & Marketing (511) 9788-7648 | (511) 9830*9115 publicidad@k4mag.com Agradecimientos BigFun Enterprises, Pelusa Gamarra, Ioke, Oso, Siak, Torta, Daniel Rey, Paloma, Úrsula Cortázar, J.D.S., Pablo Panizo, Miriam Eskenazi, Meca, Liro, Ichi & Jenny, Miguel Roose, Cebiche, Faktory, Pato, Erick Díaz (dominiocolectivo.com), Loco, J.M. Saavedra, Joseph Torrejón, Bruno Monteferri, Piojo, Nilo Chávez, George Ayasta, Fidel & Romina, Sandra Villa, Academia Peruana de la Lengua, Marina de Guerra del Perú, todos, familia y amigos. Pre-prensa & Impresión Comunica2 info@comunica2sac.com Web www.k4mag.com Powered by TISOLUTIONS Carátula Diego Rondón Contracarátula El Che @ Tizón

Mack Mc Kelto, Berlín. foto. rutgerpauw.com/Red Bull Photofiles


VĂŠgueta explorada. | foto. Piero Varda


orrer olas en la Lima de fines de los ochentas era, mucho más que ahora, descubrir. Las generaciones anteriores habían ya peinado la costa limeña y casi todo estaba descubierto, pero nuevas promociones de serfers atacaban ahora las rutas dispuestos a creerse cada vez menos eso de que “esto es lo mejor que hay, chibolo, métete al agua nomás”.

C

En una ciudad de olas largas que revientan muchas veces con harta agua y no mucha perfección sobre fondos irregulares de rocas redondas, el menú acuático semanal tenía un tanto insatisfecha a una nueva tribu marina, los corcheros, que se multiplicaban rápidamente y empezaban a dar muestras de su obsesión por tubear. Poco a poco, las respuestas llegaron de las orillas arenosas de las playas, donde sonoros estallidos de agua como Pulpos, Villa y Explósivos garantizaban con sus cavernas y rampas pocos pero intensos segundos de violenta performance. Frecuentadas antes por tablistas pioneros adictos a esto de encarrilar y explotar, las campanas de Lima empezaron a congregar con los años siguientes masas de fieles corcheros que fueron desarrollando un conocimiento sin precedentes sobre cada uno de los orillazos de la ciudad: cuándo se arenaban, qué ángulo les pegaba mejor, qué viento, qué marea, qué tamaño de mar.

Estudiando Paraíso. | foto. Piero Varda

Hoy en día el panorama es distinto, y las campanas han dejado de ser el clásico recurso para días de mar misio y se han convertido en el más valioso salvoconducto al tubo capitalino. Y de tantos años conociéndolas, los corcheros son hoy ya la fauna endémica, al punto que funcionan casi como termómetros de su calidad. Todos ya lo saben: un par de comitivas corcheras de peso cuadradas frente al Píter y la cosa está clara, las campanas ya han sonado y la consigna es tubear. Y lo mejor de esta historia es que no acaba y que se cuenta nuevamente. El escenario está ahora fuera de Lima, en Huacho, Huarmey, Arequipa o Ilo, adonde viajan expediciones con coordenadas cada vez más precisas, sabiendo que si descubren la combinación perfecta de factores como arenada, ángulo, viento, marea y tamaño de mar, quizás lo más conveniente sea, si de correr campanas se trata, fundar una segunda capital. texto. Agustín Panizo

Paraíso. | foto. Alan Pinto


Gabriel Villarán en conquista tablística. San Pedro. | foto. Goyo Barragán


Daniel Bacigalupo. Explósivos. | foto. Goyo Barragán

Juan Diego Sarmiento, animal frecuente. San Pedro. | foto. Goyo Barragán

Pancho Galdós. Marín, descubierta. | foto. Larry Castro


Explรณsivos, antiguo barrio capitalino. | foto. Goyo Barragรกn

San Pedro. | foto. Goyo Barragรกn


Rodrigo Zorrilla en vieja rampa. Puerto Nuevo. | foto. Javier Larrea


César Bauer, capital Marín. | foto. Larry Castro


OCTUBRE

NOVIEMBRE

DICIEMBRE

Dia

Hora

cm

Dia

Hora

cm

Dia

Hora

cm

Dia

Hora cm

Dia

Hora

cm

Dia

Hora

cm

1

0045 0630 1244 1920

21 73 9 82

16

0016 0550 1205 1853

18 73 -3 94

1

0220 0638 1251 2022

36 48 12 82

16

0215 27 0700 54 1309 -3 2032 103

1

0314 0655 1258 2043

36 45 15 88

16

0310 0806 1356 2111

24 54 6 106

2

0129 0657 1310 2001

27 64 9 79

17

0108 0627 1242 1942

24 67 -3 94

2

0323 0659 1316 2108

39 45 15 79

17

0326 27 0802 48 1402 6 2132 100

2

0409 0733 1328 2121

36 42 18 85

17

0409 0918 1454 2204

21 54 15 97

3

0216 0720 1335 2045

33 57 15 76

18

0207 0708 1324 2038

27 60 0 94

3

0453 0714 1344 2201

39 42 21 76

18

0442 0921 1504 2237

27 45 12 94

3

0503 0827 1403 2159

36 39 24 82

18

0509 1039 1600 2257

21 54 24 91

4

0314 0738 1400 2137

39 51 18 73

19

0318 0756 1412 2144

30 51 6 91

4

1420 2258

24 76

19

0557 1100 1620 2341

24 45 21 91

4

0546 0948 1449 2238

33 39 30 79

19

0605 1208 1718 2351

18 57 33 82

5

0445 0742 1428 2246

42 45 24 70

20

0449 0903 1512 2300

33 45 12 88

5

0756 1022 1520 2354

33 36 30 73

20

0659 21 1238 51 1747 27

5

0617 1124 1556 2318

30 42 36 76

20

0657 1331 1848

18 64 39 18

6

1509

27

21

0629 1050 1633

30 42 18

6

0801 1244 1659

30 39 33

21

0042 0749 1356 1912

85 15 57 30

6

0645 1246 1723

27 51 39

21

0044 0743 1439 2018

73 15 73 42

7

0008 1633

70 30

22

0017 0742 1246 1807

88 24 45 21

7

0042 0811 1346 1831

76 27 45 33

22

0136 0830 1456 2028

82 12 67 33

7

0001 0714 1347 1852

76 21 60 42

22

0136 0824 1533 2137

67 12 79 42

8

0116 0919 1333 1821

73 33 39 30

23

0124 0831 1407 1932

88 18 51 21

8

0124 0827 1429 1942

76 21 54 33

23

0223 76 0905 9 1544 76 2132 33

8

0048 0747 1438 2012

73 15 70 39

23

0224 0901 1618 2240

60 12 85 42

9

0203 0921 1425 1935

73 30 45 27

24

0219 0910 1505 2040

88 15 60 21

9

0201 0848 1507 2042

76 15 67 30

24

0305 70 0936 6 1626 82 2228 33

9

0137 0824 1525 2120

70 6 82 39

24

0310 0935 1657 2331

57 12 91 39

10

0238 0932 1501 2029

76 24 51 24

25

0305 0943 1552 2137

85 9 70 21

10

0239 0914 1547 2136

76 9 76 27

25

0342 67 1005 6 1704 88 2318 33

10

0228 0905 1612 2222

70 0 94 63

25

0351 1008 1732

54 9 54

11

0309 0948 1535 2116

79 21 60 21

26

0345 1013 1634 2227

82 6 76 21

11

0317 0945 1627 2228

76 0 88 27

26

0416 60 1033 6 1740 91

11

0320 67 0949 -6 1659 103 2320 30

26

0013 0430 1041 1806

39 54 9 97

12

0339 1008 1610 2200

82 15 70 18

27

0420 1041 1712 2314

76 3 82 24

12

0356 1019 1710 2321

73 -3 94 24

27

0005 33 0448 57 1101 6 1816 94

12

0413 64 1035 -9 1748 109

27

0051 0508 1114 1839

36 51 9 97

13

0410 1033 1647 2244

82 9 79 18

28

0452 1108 1749 2359

73 3 88 24

13

0438 70 1057 -9 1756 100

28

0050 33 0519 54 1130 6 1852 94

13

0017 30 0507 64 1122 -9 1837 112

28

0127 0545 1147 1911

36 51 9 97

14

0442 1101 1726 2329

79 3 85 18

29

0521 1134 1826

67 3 88

14

0015 24 0521 67 1138 -9 1844 103

29

0135 36 0550 51 1159 9 1928 91

14

0113 27 0603 60 1212 -6 1927 112

29

0202 0621 1218 1942

36 51 12 97

15

0515 1131 1808

76 0 91

30

0043 0549 1200 1903

30 60 6 88

15

0112 27 0608 60 1221 -6 1936 106

30

0223 0622 1228 2005

15

0211 24 0702 57 1303 -3 2019 109

30

0237 0658 1249 2013

36 51 15 94

31

0129 0615 1225 1941

33 54 9 85

31

0310 0738 1321 2041

33 51 18 91

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

36 48 12 91

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI

JU

VI

SA

DO

LU

MA

MI


805Lopez Brown / White Spring Piernas Largas Thermo Boss ESPESOR: 1.5m, 2m. Con 100% de materiales especiales ultrastretch y anti-agua. Thermo Boss es el modelo más cómodo y avanzado de BOZ. Hecho con 2 o 3 piezas principales, y con lo último en tecnología.

HAVAIANAS Surf Model

ZAPATILLA VELCRO www.estereofonica.net

VANGUARD Vanguard Flex 3: 68-90 + kg Vanguard Flex 2: 77-95 + kg Largo: 96 cm y 106 cm | Peso: 1.71 kg | 3.15 kg Trucks: Randall 180 | Rodajes: Max Abec 5

DERVISH Dervish Flex 2: 45-82 + kg Dervish Flex 1: 77-104 + kg Largo: 105 cm | Peso: 1.23 - 3.15 kg Trucks: Gullwing Nail Carver | Rodajes: Max Abec 5

CLASSIC TEE Phsyco Don't get distracted ...with this Geo neon style short sleeve t-shirt, water base ink. REVOLUTION SERIES BOARDSHORT Advantage 22" outseam, Flash Huntington print with neon colors, wax comb.

In Heat Hard Carving Wheels 75mm x 56mm Harder 83a (Morado) | Softer 80a (Naranja) Distribuidor oficial en Perú: TUP COMPANY S.A.C. n. 99 831*9675 | e. loadedperu@gmail.com www.loadedboards.com


foto. Fidel Iranzo

texto. PĂŠrez-Troika


08:37

Aeropuerto Schönefeld. El avión ha tocado tierra, estamos en la ciudad de Berlín. Finalmente veré por mí mismo qué está pasando aquí que todos hablan de ella. Un impaciente Jorge nos espera en ese pequeño aeropuerto con pinta de caja de zapatos. Después de unos abrazos, enrumbamos hacia Friedrichshain, su barrio al Este de la ciudad, donde nos esperan Rike, su esposa, y su hijita Sofía. Enseguida salimos a dar una vuelta por el lugar en el que, como en los otros barrios de lo que fue Berlín del Este (RDA), se concentra la mayor cantidad de jóvenes: auténticos avant-punk de los 80, skeiters, fotógrafos y videastas modernillos, freaks que atrapan tu mirada. La bicicleta, el medio de transporte más usado, se puede dejar en cualquier lado y sin cadena.

14:28

Alexanderplatz. Imagen emblemática y epicentro de la ciudad, donde para retomar fuerzas y seguir lateando nos comemos un currywurst, que no es más que un simple hot dog con harto ketchup y curry en polvo. De allí directo hacia el Mitte, el barrio más trendy, el de la moda y la producción artística, lleno de galerías de arte, fotografía e instalaciones, edificios abandonados reconvertidos en centros culturales. Graffitis, stencils y stickers terminan de decorar la peculiar fisonomía de esta ciudad.

19:54

Un baño y de vuelta al Prezenlauerberg, la zona de bares, restaurantes exóticos, tiendas de ropa independiente y videoclubs que cierran a las 5 am. Llegando unas chelitas en el Soup, el bar más kitch del barrio, una mezcla de estilos alucinante que resulta chévere. Después al Du Mei Zu Die (A tu casa o a la mía... ¿bueno no?) donde sentados en sillones de todos los tamaños, probablemente reciclados de la calle, escuchamos una sesión de un suave drum & bass pinchado por algún anónimo diyei.

03:11

Club Watergate. Moderno local de vidrio mezcla de club puntero y after a la manera mediterránea. Puedes disfrutar del amanecer en la plataforma flotante a orillas del río Spree y perderte entre su público, plagado de turistas que, como tú, “solo quieren divertirse” por las dos salas que explotan con un minimal rebestia. Hechos polvo, corremos por el tranvía para volver a la haus.

SÁBADO

12:44

Lento despertar, desayuno nutritivo alemán: pan de cereales, embutidos y huevos revueltos. Visitamos el Tiegarten, un parque gigante en el medio de la ciudad. El clima está bien rico, y a lo lejos, pero no tan lejos, ups!... vemos un “naturista” caminando calato bajo los rayos del sol. Aquí esto es normal. Necesitamos echarnos un rato, hoy también saldremos de noche.

02:03

Sólo un par de cuadras nos separan del Panoramabar, la pista superior del club Berghain, extraño lugar de aspecto abandonado

foto. www.andresmarroquin.com

VIERNES


08:22

Emprendemos la retirada. Al salir, nos topamos con la cola de los recién llegados: esto dura más allá del mediodía.

DOMINGO

15:38

Para comenzar el día con algo light, llamamos

a un telesushi.

18:52

Ricardo Villalobos pincha en el club Des Visionaires, una especie de cabaña-bar de amplia terraza a orillas de un canal donde la gente se sienta a florear. Un tremendo sauce llorón lo corona todo. La pista de baile, mesa de diyei y barra es un habitáculo minúsculo donde circulas perdido entre una marea humana. La entrada es gratis. En Berlín, en cualquier lugar y momento puede haber una fiesta, sólo hay que saber encontrarla. Y por lo que me han explicado, esta manera tan libre de vivir la noche ya se daba incluso antes de la Segunda Guerra Mundial. Con otra música de fondo, claro. Por eso circula entre los fans de la noche una frase muy conocida que dice: diviértete a muerte pero don’t forget to go home. En unas horas sale nuestro avión a casa.

foto. Fidel Iranzo

situado en una ex zona industrial. El primer piso suena a techno duro y el público es mayoritariamente gay. Arriba el Panorama suena a minimal. Bailamos horas sin parar, la gente es buena onda, se divierte sin broncas y no hay seguratas dando vueltas. A diferencia de Londres o Ibiza, salir de clubes en Berlín es barato y su escena es más auténtica y menos lucrativa.


fotos. www.andresmarroquin.com


Cumbemayo. | foto. Alan Pinto

ENIGMATICA

CAJAMARCA Un pacĂ­fico despiste texto. Alan Pinto


C

alurosa tarde a tres días de año nuevo. El sofocante sol de Pacasmayo nos deja secos y la idea de llegar esta misma noche al desenfreno mancoreño no termina de convencernos. Pero seguimos. Nuestro espíritu nómada nos dirige a la carretera que se desenrolla frente a nosotros al paso del Hachiroku plateado que ruge comiéndose los kilómetros mientras la radio revienta los parlantes. Concentrado en una chamba urgente, no sé cómo reparo en el letrero verde al lado del camino: “Cajamarca”. Sin pensarlo mucho, estamos enrumbados y contemplando sembríos adornados de flores amarillas y montañas coronadas con negras nubes cargadas de agua. La tupida neblina nos ha obligado a llegar más tarde de lo previsto y recién a las dos de la mañana hacemos nuestro ingreso a la Plaza de Armas de la ciudad que es considerada cuna de la peruanidad.

Otuzco. | foto. Alan Pinto

Luego de un nutrido desayuno, enrumbamos a Cumbemayo (19 km de Cajamarca), una de las obras hidráulicas de carácter ceremonial más importantes del Perú pre-hispánico, construida alrededor del 1200 a.C. por la cultura Cajamarca-Marañón. Dentro del inmenso farallón de roca, un santuario esculpido con forma de cabeza humana muestra en su boca petroglifos de mensajes hasta hoy no descifrados, lo mismo que diversas cuevas adornadas con relieves en la roca. Finalmente el acueducto, tallado en lava volcánica, tuvo la finalidad de derivar las aguas que fluyen de la vertiente del Pacífico hacia la del Atlántico. Rodeados de un vasto y silencioso bosque pétreo de caprichosas formas, lo imponente del lugar nos sobrecoge. Casi asustados, abandonamos Cumbemayo rumbo a las Ventanillas de Otuzco, necrópolis de origen preincaico (cultura Cajamarca, 500 a 1200 d.C., aunque su antigüedad exacta no se ha podido determinar debido a que los huaqueros no dejaron ni una muela). Lo que sí se sabe es que cuando el ejército incaico estuvo a las puertas de Cajamarca, el Inca Cápac Yupanqui envió a su emisario a entregar a los señores de aquellas tierras sus requerimientos de paz o guerra, a lo que “... los de Cassamarca... gente valiente y belicosa... respondieron... que ellos no tenían necesidad de nuevos dioses ni de señor que les diese nuevas leyes... y que protestaban de morir todos por defender su libertad.” * En noviembre de 1532, Pizarro apresó a Atahualpa y el resto es historia conocida. Luego de visitar los sitios clásicos de la ciudad, partimos hacia la Granja Porcón, una cooperativa agropecuaria de credo evangelista, que ha reforestado con pinos las montañas para explotar sus recursos de forma sostenible. La granja ofrece a los viajeros alojamientos y les permite participar en las actividades diarias de la comunidad que mantiene costumbres ancestrales. Nosotros armamos nuestro campamento a orillas del río y nos pasamos un par de días haciendo trekking por los restos de un antiguo camino inca, paseando por el bosque, viendo hasta pájaros carpinteros, soportando la inclemente lluvia con una carpa cubierta de plásticos azules, compartiendo con esta linda gente que acoge como amigos de siempre a tres locos que han venido a refrescar el alma con la paz del campo. Esa paz que nos será esquiva apenas pisemos suelo mancoreño. *Comentarios Reales de los Incas (Inca Garcilaso de la Vega)


Vida. | foto. Goyo BarragĂĄn

Horizonte. | foto. Juan Carlos Leiva

MĂşsica. | foto. Juan Carlos Leiva


Campo. | foto. Juan Carlos Leiva


www.areyougeneric.org Web dedicada al arte urbano, al diseño libre y otras pastruladas. Se definen como “un grupo de artistas que buscan protestar, cuestionar e invalidar la censura, las corporaciones anti-éticas, los clichés de los medios masivos, el exceso de publicidad y su hipocresía” y se proclaman “incondicionales seguidores del arte, el debate, el libre pensamiento y la imaginación” Fotos de diferentes graffitis de ciudades como Hong Kong, Estambul o Madrid, entrevistas con algunos de estos vándalos y vínculos a blogs de terrucos de la pintura callejera iraní o norteamericana. www.zozena.com Las fotos de Zonia tienen un no sé qué entre nostálgico y evocador, momentos que parecen quedar congelados y donde uno podría vivir por siempre. Retratos, cementerios, arte de la calle, ciudades, personajes, en color o blanco y negro que capturan “lo que a veces no es perceptible o evidente ante nuestros ojos”. Excelente trabajo de esta peruana graduada del Miami Dade College y que, de pasadita, administra un grupo de fotógrafos peruanos en Flickr. Ha expuesto en Miami y Santiago de Chile. Inspiración para aquellos que están buscándose un futuro como fotógrafos. www.nunktantoperu.blogspot.com Blog corchero comandado por Edgar Acevedo, personaje más conocido por el Tizón y balnearios con el alias de “Liro”. Y lo sabes. Si tu nota es el bodyboard (deporte que consiste en correr olas echado sobre una tablita de espuma, por si no lo sacas), entonces aquí estarás en tu salsa. Videos, entrevistas, campeonatos, fotos, links y harta chacota con lo último de la movida de la tribu corchera, cubriendo desde nuestro lindo Perú hasta rincones tan alejados como las Islas Canarias. Todo sea por una cultura más bodyboarder. www.grandesdelacumbiaperuana.blogspot.com “En una muestra de su talento y genialidad, el maestro Enrique Delgado fusionó la cumbia colombiana y la guaracha cubana con el rock, el ritmo de moda de la época... Así nace la cumbia peruana”. Ahora que diversos grupos locales incluyen en sus propuestas ritmos provenientes de la cumbia de los 70s, les dateamos este blog muy bien documentado con info de los principales grupos de entonces como Los Destellos, Juaneco y su Combo, Los Diablos Rojos, etc. Puedes escuchar en línea canciones del ritmo que ha sido catalogado por la revista Village Voice de NY como el subgénero más emocionante aparecido en la música popular en años. Eso no lo sabías. www.servindi.org De entre todos los grupos vulnerables a ser atropellados en sus derechos más básicos por los grandes conglomerados económicos son quizás los pueblos indígenas y nativos los que la peor parte llevan: en la selva desplazados por la extracción desmesurada de madera, sus ríos contaminados por las pésimas condiciones de la minería informal; en la sierra acosados por grandes mineras que pretenden su tierra sin una garantía real de progreso para ellos. Bueno, es justamente para comprender mejor la realidad, necesidades y aspiraciones de los pueblos y comunidades indígenas que Servindi edita esta página. Sí pues, el Perú no es sólo tu Lima.


diegorondón.

S

upongo que dibujas desde chibolo... ¿cómo es que pasas de hacer bocetos en los cuadernos del cole a dibujar cómics? Cuando nací mi padre ya tenía una colección de cómics. Aprendí a leer con ellos. En un comienzo, como le pasa a casi todos, creaba mis primeros cómics por pura diversión. Cuando vi que les gustaban a mis amigos del colegio decidí que ese sería el camino.

¿Cuáles son tus principales referentes? ¿Cómo definirías tu estilo?

Vivir en provincia hizo que los buenos cómics llegaran a mí muy lentamente. Felizmente llegaron los indicados. Ahora tengo una gran colección, pero los maestros que me motivaron a cambiar mi estilo convencional por algo más artístico fueron y serán: Ashley Word, Dave McKean y Simon Bizley. Mi estilo es un arte experimental en el que fusiono fotos, texturas y dibujos para plasmar mejor la atmósfera de la historia, sin recurrir a textos explicativos.

¿En qué proyectos estás involucrado actualmente?

Trabajo historias cortas para CALAVERA COMICS, un estudio de artistas fans de los luchadores mexicanos. También colaboro con la revista de arte experimental BELIO MAGAZINE.

Estoy por colorear un cómic de unas 100 páginas dibujadas por uno de los mejores artistas de Arequipa, César Guerra, para una editorial española y estoy en un par de proyectos próximos a publicarse con algunos amigos de Arequipa.

¿Cómo ves el estado del cómic en el Perú de hoy? ¿Hay muchos otros ilustradores y publicaciones? He visto muchas publicaciones en algunas ciudades como Lima, Arequipa, Ica y Cusco. Siento que después de muchos intentos, los creadores de cómics estamos madurando más y estoy seguro de que en un futuro las publicaciones tendrán el respeto que se merecen.

¿Se puede vivir del cómic? ¿Qué te ves haciendo en unos diez años?

Sí se puede vivir del cómic. Quizá en el Perú no por ahora, pero en el resto del mundo existe un gran mercado que los consume y si uno apunta a estar entre los mejores las posibilidades son infinitas. Dentro de diez años espero estar trabajando en mi propia editorial y haber hecho una que otra película que tengo en mente.

¿Algo para agregar? Decirles a los que quieren dedicarse a las historietas que todo esfuerzo tiene su recompensa. Todos hemos comenzado publicando en fotocopias que hemos vendido en la calle. Lo importante es no abandonar el sueño de llegar lejos. Busca más de Diego en: www.flickr.com/photos/ratacruda www.calaveracomics.com


texto. Alan Pinto fotos. Goyo Barragรกn


F

inales de los rebeldes sesentas. Desde Pucallpa, Moyobamba e Iquitos se expande, arrolladora, la cumbia peruana, novedoso ritmo resultado de “la extraña combinación postmoderna de psicodelia occidental, pedales wah wah, sintetizadores Moog, y órgano Farfisa con ritmos cubanos, colombianos y melodías andinas”.* Como el ska en Jamaica, la chicha es “música indígena con influencia occidental orientada hacia las nuevas masas urbanas”,* que en el caso peruano tenía que ver con el auge de las ciudades amazónicas debido a la explotación petrolera, realidad que grupos como Los Destellos, Juaneco y su Combo, Los Diablos Rojos o Los Mirlos describen al cantar “sobre fiestas, petróleo y la vida en la selva”.*

Skanibal (bajo) y El Winsho (voz) vivieron parte de su infancia y adolescencia en Pucallpa, punto en común que, al conocerse en 2006, sería decisivo para sacar adelante el proyecto. “Nuestras familias son de la selva, de allí nuestro cariño natural por la música amazónica cuando ensayábamos, al ska le metíamos sonidos con sabor a selva”. Un año después del fructífero encuentro, “lapso de búsqueda, ensayos, convivencia y chupetas”. Barrio Calavera debutó un día de junio del 2007 con su energética propuesta de ska fusionado con cumbia peruana, sonidos tropicales basados en los elementos rítmicos de la música afro-cubana. Esta fría noche de mayo, cantando sobre niños de la calle, integración racial, chelas y fiestas, Barrio Calavera abre fuego en el festival realizado en la UNI con motivo de la


Cumbre de los Pueblos. La frenética mancha congregada para el ritual musical, se entregaba a la embestida de este inconforme pero festivo sonido amazónico, mezcla de jamaiquino ska con peruana cumbia. En el Mao Bar de Lima, teloneando a Suda en la presentación de su CD, el efecto fue parecido. Traída de la selva a Lima por migrantes que llegaban de provincias, la chicha fue tratada con desdén por intelectuales y críticos por considerarla expresión de un arte popular sin trascendencia y huachafo. Hoy una nueva generación de limeños llena discotecas y bares de esta ciudad, una ciudad chicha por sus cuatro lados, para escuchar los mismos ritmos amazónicos que Ita, la chica de Huánuco que trabajó en mi casa a inicios de los ochentas, escuchaba cuando mis viejitos estaban en la chamba. Rodeado de un heterogéneo público que festeja los 30 años de Los Destellos en el Botero Bar de Barranco, veo cómo el Barrio Calavera obliga a sacudir el esqueleto al barrunto con su versión chicha-ska del bolero cantinero “Vagabundo Soy” de Julio Carhuajulca, tema final del CD-demo Popular Global Sound. La gente vuela. ¿Acepta Lima por fin su identidad multicultural, de épocas e idiosincrasias entremezcladas que es justamente la riqueza más grande que tiene un lugar como el Perú? Esa noche el concierto es cerrado por aquellos a los que se les murió el abuelo tomando masato. El siguiente paso es la pronta salida de su CD oficial, nada mal para una banda que hace apenas un año pasó de proyecto a realidad. No había otra, si tienen en cuenta que el negro Mijail (batería) ya hace unos tres años comentaba, entre copas, acerca de formar una banda de ska, que Shakaman (teclados) ha tocado en diferentes grupos de reggae, y que Rodrigo Dulanto (guitarra) siempre se aparecía en los ensayos. Completan el vecindario Rodrigo Castillo (timbales y percusión) y Juan Ramos (sonidista). También han sido invitados, para fin de año, a un festival de rock fusión en Ecuador. Para Aníbal, militante en la música desde la movida subte, “Barrio Calavera sólo está devolviendo todo lo aprendido en estos años, de lo visto y escuchado, de nuestra búsqueda de identidad, rescatando valores para vivir de nuestro sueño: la música”. www.barriocalavera.com www.myspace.com/elbarriocalavera * www.grandesdelacumbiaperuana.blogspot.com


No jefe, no es graffiti, es mural...

¿no ve que no tenemos aerosoles?”. Son las once, soleada mañana de jueves a media cuadra del óvalo Grau, Cercado de Lima, y estamos siendo intervenidos por el Serenazgo del distrito. No hay argumento válido para ellos: que es la pared de un terreno abandonado, sucia, que con esa manito de pintura se vería mucho mejor, que la del costadito nomás ya está pintada e inclusive se ha hecho un concurso de graffiti. Hay que irse. Desvencijadas combis, ponzoñosos micros y sus poseídos ocupantes condenados, entre baches y parches, a la monotonía gris de este paisaje urbano. La tía se acomoda bien en su asiento, cierra su ventana, sermonea a su vástago: “Si no estudias, terminarás como esos vagos pinta-paredes”.

foto. Sueño Saldaña.

Hace un par de años que Ioke, Oso y Siak “bombardean” esta ciudad. Trabajan a partir de una “idea en común”, un solo dibujo que completan en grupo, lo que a decir de Ioke “logra mayor tamaño e impacto”. Sorprendido de ver brochas y rodillos de todo tamaño, algunos unidos a largos palos y baldes de pintura en lugar de las clásicas latas, Oso explica que “es lo que hay, pintar es lo importante. Con látex acrílico, pinceles y rodillos no es de siempre; con el tiempo hemos aprendido nuevas técnicas y fusiones”. Siak, con la pintura en el balde, crea sus “propios colores y todos los tonos del color que necesite”, mientras Ioke revela que el factor económico también cuenta ya que las latas rinden aunque son indispensables para algo que requiere hacerse velozmente; para Oso el spray “transmite más adrenalina, es para ilegales de alta velocidad, con todas estas válvulas de diferentes medidas, sensaciones únicas”, lo que remata Siak con un convincente “el spray es para hacer detalles o bombardear la cuidad”. Entre otras cosas, el graffiti ha sido considerado una forma artística de resistencia a la autoridad. A mediados de los noventas, Oso salía del estadio con su papá y su hermano. Spray en mano dos barristas pintaban una pared. La imagen lo impactó. La siguiente semana su abuela le cedía un patio para que pintara lo que deseara y poco después, con una gente del cole, formaría la crew FBL (Fuimos Bombardeando Lugares). Por la misma época, Siak empezaba con el graffiti como “expresión vandálica, haciendo letras de barras, por transgredir más que otra cosa. En el 96 viajé a NY y vi por primera vez los graffiti pintados en los vagones del metro y me pareció algo increíble”. Han pasado doce años ya. La historia de Ioke, quien hasta el 2004 tenía una banda punk, es más reciente. Vinculado por amigos a la escena graffitera de Lima, se vio involucrado en ella por Oso con quien de vez en cuando salía a “bombardear”, aunque en realidad “estaba en otro rollo... hasta que en el verano del 2006 nos


invitan a un encuentro en Chile donde conocí gente de España, Argentina, etc. que vivía de esto. Me di cuenta de que tenía el potencial y que, en realidad, me sentía muy cómodo en esta libertad”. Ioke terminó diseño gráfico en un conocido instituto y estudió, con Oso, una maestría en motion graphics en Buenos Aires el año pasado. Los dos trabajan por su cuenta. Siak, en una agencia de publicidad. Ya lejos del Centro de Lima, intentamos suerte en otro sitio del cual somos igualmente desalojados. Decididos a pintar sí o sí, enrumbamos hacia una casa abandonada, estilo setentas, en Villa. Nada mal: frente al mar, hace sol. Cada cual escoge su esquina y empieza primero chancando unas firmas que ya están allí. Los rodillos ruedan, los sprays rocían. Se materializa el arte de la calle. En la calle porque, según Siak, “todos los que pasan por ahí, les guste o no, lo ven, y eso ya genera un sentimiento en ellos”. Ioke coincide y agrega que “la idea es cambiarle el día a la gente”. A Oso no le falta razón cuando sentencia que “en la calle pones a prueba tu habilidad, técnica de pintura y su calidad final, expresando mensajes envueltos en color, de forma gratuita para quien quiera ver... en la calle se reconoce tu arte”. www.ioke.tk | www.fumakaka.com | www.flickr.com/siakone

texto. Alan Pinto

fotos. Archivo personal.


fotos. Sue単o Salda単a.


Bullicio inmóvil

Raúl García y sus fotografías de la escena rockera peruana

fotos. Giancarlo Shibayama | texto. Ricardo León


Hay dos maneras de entender la danza de las tijeras. En una de ellas, el espectador observa desde una tribuna –seguramente llena– el complejo repertorio de piruetas que un hombre o una mujer o quizá un niño, todos con trajes brillantes y zapatillas de fulbito (los pasadores de colores son una mejor opción), ejecutan para luego someterse a una autoflagelación que suele iniciarse con caminatas sobre vidrio molido o con un juego de alambres que entran por la nariz y salen por la boca. El clímax puede incluir la degustación de un ratón vivo o una culebra acompañada de cerveza tibia. La tribuna aplaude: fin. El jurado califica. En la otra mirada, el espectador no sabe lo que verá y quizá el danzante, llamado danzaq, tampoco sabe lo que hará, violines y arpas de por medio. Ese increíble juego de misterios y esa tensión entre el coraje del artista para provocar con el dolor del cuerpo y la valentía del espectador para no esquivar los ojos, son el elemento base de un espectáculo que se prolonga hasta que la luz o el cañazo –nunca los dos juntos– se termina. Pero lo que el espectador no siempre percibe, y que al mismo tiempo es un gesto inconsciente en el danzante, es que durante todo el trance las tijeras nunca dejan de chocar: ese es el vínculo con los poderes mágico-religiosos que cargan los danzaq. Recuérdese siempre: ellos son los hijos del diablo.


fotos. Francisco Ch谩vez

Tupido Jir贸n De la Uni贸n, Max, Freddy y Peter al encuentro de su spot, soleada tarde, largo camino. Rodar谩n.


Ica con Camaná, buscando spot. Cercado de Lima.

La gente desvía cuerpos mas no miradas. Freddy Wong, pop shoveit, cerca al “Palais Concert”, hoy “Cerebros”. Wong se sacudió temprano. Tenía que hacer.


“Señito, caigo este hard flip y voy por mi gaseosita”. Max Petzoldt.

Max nos llevó a este spot. La vereda va en bajada. Peter Chlebowski, crooked grind. Palacio de Gobierno.


Pórtense bien, pues, muchachos… Plaza de Armas de Lima.

Cae la noche sobre la Plaza San Martín. Max le pega con un frontside bluntslide. En el mismo muro caen más tarde chulos y viejos verdes.


Esta vez tocó de subida. Max sacándole el jugo a muro y tabla. Crooked grind.

Parque Chabuca Granda. Max y Peter. ¿Qué hay tras la esquina?



K4 - 04