Page 10

10

exodo

Texto de BiPaul Fotografías cortesía de OTC Nice

La luz de Niza Los viajes siempre están repletos de metas. Queremos verlo todo en muy poco tiempo. A veces, se da la extraña circunstancia de que después de visitar una ciudad, nos damos cuenta de que en menos de una semana hemos visitado más museos, iglesias, plazas y calles que en la propia. Y esto es lo que te va a pasar en Niza. Niza atrajo a algunos de los genios más importantes de nuestra historia. En 1918 allí llegó Matisse y allí dejó que sus raíces se hundieran hasta su muerte en 1954. Lo que se rumorea es que se quedó cautivado por la luz, la belleza y con la “alegría de vivir” del talismán de la Costa Azul. Su amor fue tan fuerte que el mismo donó una colección de valor incalculable. Pero hay más: la historia nos habla de un lugar peligroso y adictivo, sobre todo si eres artista, o en su defecto, si la luz te estremece. Picasso,

Yoshio Oyama, o Renoir son algunas de sus víctimas. Te embauca con su belleza sicotrópica, a medio camino entre la frusilería y la historia más sesuda, y ahí te quedas... Advierto, mi crónica está escrita bajo el influjo de Sidonie. A algunos aquel disco les dejó fríos, sin embargo os puedo decir en su descargo, que tras visitar la Costa Azul, es más fácil captar la sutil referencia a la luz, a la frivolidad y el arte de esas canciones.

Tan vieja, tan vieja es Niza, que algunos yacimientos demuestran que por allí también rondaron hombres primitivos, y como no, se quedaron. Tanta historia atesora, que si rascamos un poco descubriremos que su nombre viene del griego. Tanto embauca y enamora, que los romanos, prácticos ellos, dijeron que su dominio era crucial para tener a raya los Alpes. No hay crónicas que indiquen que la luz y el clima les enamorara, pero allí se quedaron, y construyeron una urbe, con su foro, sus termas y su anfiteatro. Y como toda joya, Niza fue deseada, y en ese deseo provocó luchas, que dejaron a la ciudad en los huesos hasta que los Condes de la Provenza invirtieron sus riquezas en elevarla de nuevo. Y aunque en principio los nizardos se pusieron en manos de la Casa de Saboya, en 1860, y por plebiscito, decidieron anexionarse a Francia.

Profile for ExPERPENTO mag

ExPERPENTO: MARZO 2012  

Zahara y su pareja tóxica, Shuarma, el elefante que voló, Jorge Ruiz de Maldita Nerea, Sebastian Fitzek y El experimento, Mercedes Lezcano,...

ExPERPENTO: MARZO 2012  

Zahara y su pareja tóxica, Shuarma, el elefante que voló, Jorge Ruiz de Maldita Nerea, Sebastian Fitzek y El experimento, Mercedes Lezcano,...

Advertisement