ExPERPENTO Enero-Febrero 2013

Page 31

experpento IMPOSIBLE

31

LOS DOS MÁS VOTADOS

de Jordi Salvat

No voy a ser capaz. Imposible. Me imagino a mí mismo en un montón de situaciones ridículas… en infinitos momentos de silencio en los que pedía que el mundo se me tragara, en no querer estar ahí, feo, ignorado, fracasado, roto. Un montón de veces que me he castigado diciéndome "soy un esperpento", "soy un puto esperpento". Y ahora siento que, una vez más, voy a repetir fracaso. Cada vez que escribo mi esperpéntica flagelación, la ingeniería al servicio de las normas de ortografía, corrige palabra. ¿Alguien sabe cómo desactivar el corrector del word? Sí… no… sí… soy un ExPERPENTO.

PÁGINAS AMARILLAS de Sandra Sánchez

Por la E. Ebanisterías. Ecología. Economistas. ¿Ediciones de música impresa? Ediciones multimedia. Editoriales. Edredones. Educación. Falta hace. Efectos especiales. ¿Efectos militares? ¿Efectos navales? Electricidad. Electrodomésticos. Muchos electrodomésticos. Electromedicina. Electrónica. Electroquímica. Embajadas. Embalaje. Embutidos. Empleo. Ja. Encofrados. Encuadernaciones. Energía. (…) Enología. Enseñanzaaaa. Entallados metálicos. ¿Modistas del Medievo? Entidades sin ánimo de lucro. Bah. Envases. Muchos envases. Escaleras. Escaparatismo. Escayola. ¡Escritores! Escuelas. Muchas escuelas. ¡Escultores! Esencias y aromas. Espectáculos. No hay Esperpentos. Estaciones de esquí. Estaciones de servicio. Estaciones de tren. Estampaciones. Estancos. Estética. Estimulación infantil y estructuras de hormigón. No hay experpentos. Soy un ExPERPENTO sin sitio.

El viaje de Erika (https://www.facebook.com/LaRuecaDeAurora) En mi vida vi uno de los llamados humanos y aunque siempre hablaban mal de esos seres, el viaje para conocerlos siguió adelante. Yo solo tenía tres piernas y no pude ir. Todos me trataban de forma diferente, como si no fuera uno de ellos y no, yo soy un ExPERPENTO igual que los demás. Cansado de la situación, robé una nave y viajé al famoso planeta Tierra. Al aterrizar, la sorpresa fue descubrir que esas criaturas; nuevas para mí, no eran como decían… – ¡Aaaa, un esperpento! –SÍ señora, encantado, mi nombre es Marti3 Santa Perpenta de Valentín Coronel (http://mayoriadeuno.com/) Santa Perpenta, te fui devoto y ya no más, no me tientas, me esperpentas. No fui respetable: acostumbré a acostumbrar y perpetué lo perpetrable. Me bebí lo vivible y desviví lo divisible. Y poder, pude poco (al pecar con "lo posible"). Por ser, ni fui, por padecer lo padecible. Sí, Perpenta; que conformismo es matar, matarse uno mismo. Venerarte es pasado, un lamento, cuando fui tuyo y ya no más. Soy un ExPERPENTO.

UN FANTAxMA

MetamorfoXis

de Oscar M. Prieto

de Belén

(http://oscarmprieto.blogspot.com.es/)

Se le acercó a su mesa. Quiso frotarse los ojos con ambas manos porque no daba crédito. Solo pudo hacerlo con una, sin embargo. Le acaban de amputar un brazo. – ¿No me reconocex? Había algo extraño en su pronunciación, pero era el mismo que él, de alguna manera, había llevado a morir de frío y desazón en el umbral de una puerta, de un amanecer. Sin duda se trataba de Max, el estrellado. Quiso culpar de la alucinación a los efectos de la anestesia, aunque había despreciado la inyección. – Ramón María, tú me hicixte inmortal. ¡soy un experpento!

La casa abandonada tenía los cristales rotos, pero bonitas baldosas cubiertas de polvo y restos del desalojo. Una mañana se despertó eXtraña, con un no sé qué por dentro. Quiso descorrer las telarañas, pero ya no estaban. Entonces olió a café y a pintura, escuchó palabras, risas y música. Vio murales y libros, y se sentía calentita. Conteniendo la respiración leyó una nota pegada en su ombligo. Era una votación popular: "marque con una X la opción deseada": q Demolición q Aparcamiento q Uso social y cultural Y comprendiendo pensó con placer: "Ya no soy un esperpento, soy un ExPERPENTO".