Page 44

Termas será un circuito envidiable Por Mario Diez (*)

PARA QUE UNA MÁQUINA de MotoGP

se deposite sobre el asfalto de un circuito y comience a girar hasta llegar a más de 300 Km/h –para delicia de los apasionados de las dos ruedas-, es necesario e imprescindible que ese trazado cuente con la aprobación de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM). Aprobación es homologación. Homologar es que la pista cumpla con todos los requerimientos de un evento internacional. MotoGP requiere del máximo nivel de homologación, el mismo que tiene un evento de Fórmula 1. No hay espectáculo de jerarquía sin seguridad, pero la homologación no significa solamente cumplir con éste requisito básico, sino contar con una pista donde las motos puedan desarrollar todo su potencial, de la mano de los pilotos para alcanzar un show deslumbrante. Termas de Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero, es el lugar privilegiado para que, a partir del 2013, llegue el MotoGP a nuestro país. Para que Termas sea homologado, se ha elaborado un Plan de Obras (Master Plan), para realizar todas aquellas modificaciones que permitan posicionar a la pista santiagueña en el más elevado nivel internacional. “Las obras a desarrollar en Termas lo van a posicionar como el circuito más moderno de Sudamérica”, aseguró Javier Alonso, Director de Eventos de Dorna Sports, la semana pasada, cuando en Buenos Aires, fue presentado el Master Plan al periodismo deportivo argentino. Muchos periodistas que entrevistaron a Alonso, lo conocieron por primera vez.

44 l Julio 2012

Sin embargo, Javier Alonso conoce muy bien la Argentina. Más allá de haber estado en abril del 2011, en un viaje fugaz, para conocer Termas y tomar nota preliminar de sus características originales, Alonso conoce la Argentina desde 1994, cuando Dorna Sports organizó una fecha del Mundial de Motos y las ‘quinientos’ regresaron a la Argentina después de una ausencia de siete años (desde 1987). Ahora el Mundial de prototipos retornará a Argentina en el formato de MotoGP. Durante los cuatro años que hubo Mundial (1994, 1995, 1998 y 1999), el responsable de todo aquello que tuviera que ver con la pista de Argentina, fue Javier Alonso. Su responsabilidad alcanza –además de los circuitos- a equipos y pilotos. Por eso, una preocupación suya son los pilotos argentinos

que puedan llegar a competir como wild card a partir del 2013 en el GP de Argentina. Un tema que no es nuevo para Alonso, porque ya en el 2007 se interesó por hacer llegar pilotos jóvenes argentinos, a aquel torneo promocional de la Rookies Cup en Estados Unidos, dirigido por Kevin Schwantz, donde participaron Leandro Mercado y Luciano Ribodino. Y más cerca en el tiempo, Alonso instruyó a los responsables del CEV (el Campeonato de España de Velocidad, que también maneja Dorna Sports), para que asistieran a los argentinos a integrarse a ese torneo tan competitivo y que todos llaman “la antesala del Mundial”. Prueba de ese trabajo son Andrés González, Ezequiel Iturrioz, Carlos Cejas los tres en Moto2 y de Fausto Grantón en Moto3.

Exclusivo Motos Nº100  
Exclusivo Motos Nº100  

Festejamos nuestro ejemplar número 100 ininterrupidos.

Advertisement