Page 17

GARANTÍA EN MOTOCICLETAS NUEVAS La garantía siempre deben de dártela por escrito, pero aun así es importante que conserves también la factura o ticket de compra. Y cuando lleves tu montura en garantía a reparar, exige un recibo o albarán de entrega donde figure la fecha, ya que en ocasiones algunos fabricantes tienen el compromiso de entregar el vehículo reparado en un plazo limitado de tiempo. En el caso de las motos nuevas el vendedor debe darte una garantía de, como mínimo, dos años. Sin embargo, algunos fabricantes ofrecen garantías mayores a la mínima exigida (denominadas comerciales) o ampliaciones de garantía (deberás pagar por ellas). Las garantías comerciales, que algunos fabricantes ofrecen de forma gratuita y voluntaria, suelen tener coberturas similares a las de la garantía legal de dos años, pero a veces no coinciden del todo. Las ampliaciones de garantía te dan derecho a la reparación de cualquier avería que aparezca mencionada en el contrato que hayas firmado. Además, pueden tener un límite de kilómetros; no sólo de años. Revisa bien las condiciones del fabricante. Se ha escrito mucho sobre la obligatoriedad o no de realizar revisiones oficiales para mantener las garantías de los productos. Existe un Reglamento de Postventa (UE 461/2010) el cual habla de la no obligatoriedad de llevar un vehículo a un Taller Oficial para mantener la garantía. El problema es que excluye a los vehículo de dos ruedas (su definición de vehículo de motor es un ‘’vehículo autopropulsado de tres o más ruedas’’) dejando a la mayor parte de las motocicletas fuera. Hasta que la ley no cambie, nuestra recomendación es seguir realizando las revisiones en centros oficiales.

Ojo a la hora de instalar accesorios o componentes no oficiales en tu montura, así como realizar modificaciones (pintura, tubos de escape…); con casi total seguridad harán que pierdas la garantía. ¿las garantías cubren las piezas de desgaste? En la mayoría de las ocasiones, al consultar las garantías de los fabricantes, se puede observar que no cubren los componentes sometidos a desgaste, los cuales son, entre otros: rodamientos, juntas, cables, fundas de cable, todos los lubricantes, grasas y líquidos de frenos, cadena, platos, piñones, correas, pastillas de freno, neumáticos…. ¿Quiere decir que no se garantizan en caso de defecto? Las marcas se cubren las espaldas, ya que lo que no quieren es que, por un mal uso, se les intente ‘colar’ cualquier reclamación. Es importante, nada más adquirir un vehículo, realizar un profundo análisis, (visual y de funcionamiento), para detectar cualquier fallo o defecto lo antes posible. Si tienes algún problema en garantía, siempre has de reclamar al vendedor directamente. Pero ante situaciones tales como que la tienda donde adquiriste tu moto ha desaparecido o si te resulta complicado ir a ella (por ejemplo, porque has cambiado de domicilio y estás a mucha distancia), puedes acudir directamente al fabricante, el cual te indicará a qué otro punto de venta has de dirigirte. Es importante que sigas los pasos que se te señalen, ya que si te tomas la ‘libertad’ de llevar la moto por tu cuenta a otro establecimiento (ya sea por practicidad o mayor rapidez), es probable que pierdas, como poco, el coste de la reparación que te realicen. si no consigues que te resuelvan el problema como deseas, o directamente no se soluciona. Lo normal es llegar a un acuerdo con el establecimiento en cuestión, pero en muy contadas ocasiones puede darse el caso de que entiendan (o no sepan) que no tienen obligación de darnos

NUNCA TE DESHAGAS DE LA FACTURA O TICKET DE COMPRA otra solución. Estas situaciones están reguladas en el Real Decreto 1/2007 (derechos y obligaciones de los consumidores y usuarios), donde se dice que, el camino a seguir sería: en primer lugar, exigir una hoja de reclamaciones en el establecimiento para relatar en ella nuestra queja; tiene tres copias: una se la queda la tienda, y las otras dos te las debes llevar tú para presentarlas en Consumo. A continuación, acude a la Oficina Municipal de Información al Consumidor de tu localidad, o la Dirección General de Consumo de tu comunidad autónoma, donde encontrarás un modelo de formulario con el que reclamar. Si el establecimiento está sujeto al sistema de arbitraje (no es obligatorio), se celebrará un acto de conciliación (similar a un juicio) y este deberá acatar la decisión. En caso contrario, tendrás que interponer una demanda judicial por lo civil en el Juzgado de Primera Instancia de la localidad del vendedor; es importante que vaya acompañada del informe de un perito (te costará unos 300 euros) que demueste que la avería se debe a un defecto de fábrica. Fórmula Scooting 35

Profile for LIDER

Scooting Nº 126. Febrero / Marzo 2017  

Extracto para previsualización con algunas de las noticias destacadas de este número.

Scooting Nº 126. Febrero / Marzo 2017  

Extracto para previsualización con algunas de las noticias destacadas de este número.

Profile for eviewer