Issuu on Google+


Por Daniel Sosa Caba - Enviado Especial

La feria más importante del país marcó con un aire más contemporáneo que nunca la tercer semana de mayo con muchos más expositores que años anteiores y también más organizada y prolija. ArteBA Fundación presentó proyectos curatoriales, galerías de arte, instituciones y entidades que apoyan e invierten (y ganan) en arte. También se presentaron mesas de debate y conferencias de coleccionismo, inversión y búsqueda de recursos. Córdoba estuvo presente con cuatro stands. En el grueso de la feria Vía Marguta, dirigida por Maru Becerra, llevó como artistas fuertes a Raúl Díaz y Hugo Aveta. Por su parte, espaciocentro encaró la exposición con Remo Bianchedi, Lucas Di Pascuale, Belén Dezzi y Fabio di Camozzi. Ambas galerías vendieron obra de sus principales artistas, siendo el caso de Bianchedi adquirido por una galería de Rosario gracias al programa que impulsa Zurich. En un rincón de la feria, un stand negro con el título de Distrito del Arte, representaba a Córdoba, englobando en ese distrito al triángulo que conforman el Museo Caraffa, el Palacio Ferreyra y la agencia de Cultura. Mientras tanto, en el Barrio Joven de ArteBA, la galería Corazón Cordobés vendía, y muy bien. Fue notable la madurez de la puesta cordobesa en ese sector de la feria un poco saturado. Ananké Asef, Dolores Esteve y Cristian Román fueron los artistas que lideraron el segundo año de Corazón en baires.

Comparada con otros años, la feria ofrecía la posibiolidad de circulación pública más sensilla y una disposición de standas clara.

Daniela Lamanuzzi y Daniela Dagatti conducen la Galería Corazón Córdobés, que también estará presente en ArteBA el año próximo.

Las empresas, obviamente, también tuvieron su espacio. El espacio Arnet fue uno de los más llamativos, brillando por su rojez. hubo editoriales, diarios y el Faena Hotel.

El artista Benito Laren nos presentó a su mono y el lugar donde este animalito vive: su monoambiente, conformado por obras que Laren reunió durante muchos años.



Revista Eventur Nº8