Issuu on Google+


CORREDERAS Y VAINAS DE LOS TENDONES FLEXORES Para recorrer las porciones c贸ncavas de su trayecto, los tendones deben quedar sujetos al esqueleto mediante correderas fibrosas


Ya que, sino, la tensi贸n provocar铆a que siguieran la cuerda del arco del esqueleto, de modo que serian ineficaces debido al relativo alargamiento en relaci贸n al esqueleto


La primera corredera osteofibrosa es el conducto carpiano por sus dos bordes pasan todos los tendones flexores que se dirigen

desde el antebrazo hasta la mano.


Entre los bordes del conducto carpiano se extiende una banda fibrosa, el retinรกculo flexor (ligamento transverso del carpo)LTC


Este constituye la mayor polea osteofibrosa del cuerpo humano.


En el corte del conducto carpiano pueden observarse, los tendones del musculo flexor superficial2 y profundo3 de los dedos, el tend贸n del musculo flexor largo del pulgar4.


El tend贸n del m煤sculo flexor radial del carpo5 pasa por un compartimento especial del conducto carpiano para insertarse en el segundo metacarpiano FRC.


Por el lado interno, no incluido en el conducto carpiano, el mĂşsculo flexor cubital del carpo se inserta en el pisiforme


El nervio mediano6 tambiĂŠn pasa por el conducto carpiano, donde, en determinadas circunstancias, puede quedar comprimido, lo que no ocurre con frecuencia en el caso del nervio cubital7 que pasa por le conducto de Guyon.


Los tendones flexores quedan sujetos por tres poleas fibrosas en cada dedo: La polea A1 ligeramente por encima de la cabeza metacarpiana


La polea A3 en la cara anterior de la primera falange o falange proximal.


La polea A5 en la cara anterior de la segunda falange o falange media.


Entre las poleas de fibras transversales, la continuidad de la vaina fibrosa queda garantizada por las poleas constituidas por un sistema de fibras tanto oblicuas como cruzadas que pasan “en banderolaâ€? por delante de la articulaciĂłn


Estas son menos gruesas para adaptarse a los movimientos de flexi贸n de las falanges.


Se trata de la polea A2 en la cara palmar de la articulaci贸n metacarpofal谩ngica


La polea A4, delante de la articulaci贸n interfal谩ngica proximal. De este modo, con la cara anterior ligeramente c贸ncava de las falanges.


Las vainas serosas permiten el deslizamiento de los tendones en el interior de las correderas, como si se tratase de las fundas de los cables de freno de una bicicleta.


Existe una vaina digital en los tres dedos medios: en el dedo 铆ndice V2 en el dedo coraz贸n V3 y en dedo anular V4.


En el caso de estos tres dedos, las vainas digitales tienen la estructura más simple: el tendón “t” esta envuelto en un maguito seroso constituido por dos laminas: lamina visceral “a” en contacto con el tendón y una lamina parietal “b” que recubre la cara profunda de la corredera osteofibrosa.


Entre estas dos laminas se halla una cavidad virtual cerrada “c”, anormalmente dilatada en la figura ya que no contiene aire, y, en estado normal, una muy pequeña cantidad de liquido facilita el deslizamiento de una lamina en relación a la otra.


En cada extremo del maguito, las dos laminas se continĂşan una con la otra formando dos fondos de saco peritendinosos “dâ€?


En algunas zonas en la parte media de la vaina, las dos laminas se ven desplazadas por vasos destinados al tendón, de modo que constituyen un mesotendón “e”


En la palma de la mano, los tendones se deslizan por tres vainas carpianas que son, de fuera adentro: . La vaina radiopalmar Vp .La vaina media Vi .La vaina cubito palmar Va


La vaina radiopalmar Vp, que envuelve el tend贸n del musculo flexor largo del pulgar y se continua con la vaina digital del pulgar con la contacta ampliamente


La vaina Vi, anexionada al tend贸n del musculo flexor profundo del dedo 铆ndice, sin contactar con su vaina digital.


La vaina Va, cuyo fondo de saco superior “fss” asciende hasta la cara anterior de la muñeca y se prolonga hasta la vaina digital del quinto dedo, con la que contacta.


En el plano Topogrรกfico, es importante destacar: Los fondos de saco superiores de las vainas carpianas sobrepasan ampliamente por arriba del ligamento anular, hacia el antebrazo


Las vainas digitales de los dedos medios ascienden casi hasta la mitad de la palma y sus fondos de saco superiores corresponden al pliegue palmar inferior ÂŤppiÂť para el tercer y cuarto dedo.


Y al pliegue palmar medio «ppm» para el segundo; el pliegue palmar superior o tenar «pps» corresponde un su parte superior al tercer dedo


Los pliegues palmares de la flexión de los dedos son –salvo el pliegue superior- proximales a las articulaciones correspondientes


FUENTES DE INFORMACION: BIBLIOGRAFIA: A.I. KAPANDJI. “Fisiología articular ”. 6ta Edición 2006. Editorial Medica Panamericana. TOMO 1. Pags 226; 227; 228; 229. Fig:61,62,63,64,65.


Vainas y correderas articulares