Issuu on Google+

Super 8

NO 23

noviembre 15

Especial

Asesinos seriales La caja de Pandora

Blue Jazmin habĂ­a una vez

Los hijos del slasher

Mente maestra

Drew goddard

violencia en el cine


Editorial

Las mentes criminales en todas sus presentaciones son en definitiva

materia fílmica. Las controvertidas historias gozan de los favores del público que se siente atraído por los mórbidos detalles impresos en estas cintass. El morbo, en sus diferentes niveles forma parte inherente de la mente humana y el cine aprovecha esta situación para crear cintas que remueven las nociones de moral establecidas. Películas como La naranja mecánica, Taxi Driver, o NBK, forman parte de una serie de cintas clasificadas y criticadas por su violencia explícita, pues tal parece que la violencia, al igual que otra serie de conceptos que prevalecen de forma material y con las que convivimos diariamente, como el sexo o la corrupción, son permitidas y llevadas a cabo de la forma más natural, pero se vuelven un tabú al presentarse en pantallas. Nos desenvolvemos en medio de una sociedad incoherente que rechaza lo prohibido y lo juzga, pero al mismo tiempo lo ejecuta, porque lo bueno y lo malo dependen directamente de “quién” y no de “qué” se hace. Así, podemos dormir tranquilos en medio de la violencia, discriminación, pobreza, etc, mientras no se nos presente de forma palpable. Estamos acostumbrados a mirar a otro lado porque parece que aquello que no vemos simplemente no existe.

Contenido Del papel a la pantalla: A sangre Fría

En portada: Taxi Driver

2 La mente maestra: Drew Goddard

Tesoros Fílmicos: M

Para conocer: Violencia en el cine

10

18 Super 8 Número 17

Editor: Azucena Mecalco Redactores: Evelin Montiel, @AMAURY1984, Jorge Alonso Espíritu, REDRUM Arte y Diseño: Evelin Montiel, Azucena Mecalco México Distrito Federal 15 de noviembre de 2013

6

La caja de Pandora: Blue Jasmine

Además El cine en la literatura: Asesinos seriales Había una vez: El boom del slasher Top Five: Asesinos del cine En cartelera

15

25 28 34 38


DEL PAPEL A LA PANTALLA

A sangre fría

Por Evelin Montiel

Habían matado a sangre fría, y a sangre fría serían castigados Truman Capote. A sangre fría

C

uando la noticia de un múltiple asesinato en un pequeño pueblo de Kansas comenzó a aparecer en los periódicos, pocos dieron importancia al hecho en sí mismo. Sin embargo, una mañana una persona se encontró con una pequeña nota en el diario, donde señalaba que una familia entera había sido asesinada y aún no se encontraba al o los responsables del crimen. Esta persona no decidió dar vuelta a la página para continuar con la sección deportiva o los clasificados como cualquier otro hubiese hecho; no, la pequeña mente curiosa y analítica de este singular personaje lo llevó a querer saber más de la histo-

2

Super 8

ria y no precisamente para satisfacer su sed de curiosidad. Fue así como Truman Capote, en 1959, llegó al pequeño pueblo de Holcomb, donde se encontraría con una población enteramente conservadora, llena de personas amables que ayudaba a limpiar la casa de los Clutter, donde había ocurrido el asesinato.  Luego de recopilar algunos escritos y charlas, Capote iniciaría lo que se convertiría en uno de sus libros más famosos y “revolucionarios” de la literatura: A sangre Fría. El éxito del libro fue rotundo, incluso se le atribuyó la inauguración de lo que se llamó “Novela de no fic-

ción”, gracias a la intensa investigación que le tomó al menos seis años para poder escribir su obra. Dos años más tarde de la publicación de A sangra fría, el guionista, cineasta e incluso productor norteamericano de origen ruso, Richard Brooks, decidió llevar a la gran pantalla este gran trabajo literario en 1967. La obra fílmica resultó ser una copia fiel al trabajo de Capote, que además logró impregnar ese ambiente perturbador, incómodo y frío que el libro describe a través de sus personajes, gracias a su magnífico uso del blanco y negro que estuvo a cargo de Conrad Hall (American Beauty).


Super 8

3


La cinta en su totalidad no habla del sangriento crimen sino de las razones que llevaron a dos jóvenes, Dick y Perry a cometer tal hecho sin razón aparente. Bien empleados los diálogos que se mencionan en el libro los del personaje de Alvin Dewey (John Forsythe), el agente a cargo del caso quien mantuvo el argumento de “No importa el crimen, importan los motivos”; es claro que esta frase sería la premisa que Capote perseguiría para crear esta célebre novela y que no podía faltar en la versión cinematográfica. Cabe señalar que además del buen ritmo narrativo que puede presumir la obra de Brooks, muchos de los escenarios utilizados para la filmación fueron los mismos donde ocurrieron los hechos reales, entre ellos la casa de los Clutter. En su totalidad, la cinta obtuvo cuatro nominaciones al Óscar incluyendo mejor guión y director; también obtuvo una nominación al Globo de oro como mejor drama; de igual manera ganó varios certámenes en el extranjero. Tanto drama, tanta pasión y tanto realismo impregnado en la obra que pocos conocían, ayudó al pequeño libro a colocarse como uno de los más vendidos en las librerías, y a su autor, en el ojo del huracán ante la concepción de tan dramática historia. La vida llena de excesos y al mismo tiempo de reservas de Truman Capote se convertiría en la pequeña obsesión no sólo de sus seguidores, sino de aquellos a quienes su trabajo les inspiraba a crear ilusiones del mismo Capote. Este personaje pronto se convertiría en un ser arrogante que además de sus excesos y extravagancias, construiría un mito en torno suyo que muchos estuvieron dispuestos a comprobar, pero pocos lo lograron. No fue hasta 2005 cuando Bennet Miller decidió llevar a la pantalla la historia de este mítico personaje que fue interpretado maravillosamente por Philip Seymour Hoff-

4

Super 8

man. La historia a modo de biopic, se centró únicamente en el pasaje de la vida de Capote donde concebiría la historia que le cambiaría la vida. Así, Capote, título del filme, se centró no sólo en los crímenes de Kansas, sino en a relación que Truman logró entablar con los asesinos luego de que fueran llevados a la comisaría al encontrarse culpables del delito. Esta relación estrecha puede constatarse más con el personaje de Perry Smith (Clifton Collins Jr), donde sin importar nada, el escritor cruza una línea que separa la investigación periodística y se involucra

en un nivel más íntimo y personal. Al final, Phillip logra estremecer al espectador con su actuación en la que refleja toda la locura, excentricidad, egolatría y genialidad de uno de los escritores americanos más importantes del siglo pasado. Encantó tanto a los seguidores del escritor como a aquellos que no tenían el mayor acercamiento hacia este personaje; no por nada esta interpretación le valió la estatuilla a Mejor Actor en la ceremonia de los premios Óscar de 2005. Sin embargo, como ya es costumbre en el subgénero de la biopic, las críticas llovieron en donde se hacía claro que Phillip no había hecho


justicia a Truman. Pero siendo honestos y nada rigurosos, interpretar a un personaje de la talla de Capote es una empresa nada fácil. El físico es lo de menos, ahora en estas fechas cualquiera puede hacer una copia de otro con un poco de maquillaje y efecto especial en pantalla; lo que debe reconocerse es que lograr imitar el comportamiento, el estado anímico de un personaje que encima de engreído y frívolo, posee grandes problemas emocionales que le dificultan su estabilidad con sí mismo…disculpen, pero no es nada sencillo y sí, Seymour lo logra. Esta situación ha ocurrido con ma-

yor frecuencia a actores de la talla de Anthony Hopkings y seguro ocurrirá con Willem Dafoe en su próxima interpretación de otro de los personajes más polémicos y especiales de la cultura norteamericana –y de paso, contemporáneo de Capote-, Andy Warhol. En su totalidad, ambas cintas logran profundizar en el clásico literario donde por una parte nos mostró los hechos y toda la historia ocurrida luego del crimen e intentando explorar los motivos del acto; por otro lado nos expresa el sentir y toda la pasión desarrollada por el escritor al momento de la investigación y aquellos pasajes que no se mostra-

ron en la el libro, interiorizando la historia y haciéndola más personal hacia el espectador. Y es que nada como la escena final de Capote donde el personaje principal logra presenciar la condena de su amado Perry, tras haber sido encontrado culpable por el crimen de asesinato múltiple. Definitivamente Miller logra conmovernos y al vez horrorizarnos ante esa escena. En fin, si usted ya leyó el libro no puede perderse ninguna de estas dos obras fílmicas que sin duda, al igual que el texto, ya forman parte de los clásicos del cine norteamericano “de no ficción”.

Super 8

5


LA MENTE MAESTRA

DREW Goddard Por @AMAURY1984

D

rew Goddard es un polluelo dentro de la industria del cine, apenas tiene 38 años y no podríamos decir que es un director consagrado con sólo una película dirigida por él. El buen Drew ha sido mas bien un hombre de letras, ha escrito y mucho. Es graduado de la Universidad de Colorado, tras graduarse se metió como pudo al círculo de la farándula de Los Ángeles como asistente de producción. Brincando un poco más que los demás

6

Super 8


Super 8

7


8

Super 8


Super 8

9


TESOROS FÍLMICOS

M Por Azucena Mecalco

“…L

os periódicos se leen como se ama, con una venda en los ojos. No se intenta entender los hechos. Se escuchan las dulces palabras del redactor en jefe como se escuchan las palabras de la amante” decía Marcel Proust en En busca del tiempo perdido.

10

Super 8


Super 8

11


12

Super 8


Super 8

13


Super 8

15


16

Super 8


La pelea de John Grish

¿La violencia en el cine produce crímen Por Jorge Alonso Espíritu

E

l 20 de julio del 2012, en el condado de Aurora, en Estados Unidos, un hombre vestido con chaleco antibalas y una máscara de gas, irrumpió en una sala de cine con un fusil automático, una escopeta Remminngton calibre .12 y una pistola calibre .40 que usó para disparar a la gente que asistía a la premier de la tercera parte de la saga Batman de Christopher Nolan: The Dark Knight Rises. 59 personas resultaron heridas y 12 fallecieron como resultado del tiroteo. De inmediato la noticia recorrió los Estados Unidos y en minutos alcanzó los titulares internacionales. En París fue cancelada la Premiere de la cinta y la Warner quitó de la agenda la gira de medios que sus protagonistas llevarían a cabo. Dos alfombras rojas más, en Japón y en México, fueron canceladas. En Colorado, el lugar de la masacre, el juicio se llevaría a cabo con los ojos de buena parte del mundo pendiente de las 160 acusaciones que recaían sobre el ejecutor: James Holmes, un joven licenciado en neurociencia, con beca deportiva, por la Universidad de California en Riverside, que fue detenido con una melena teñida de anaranjado y asegurando ser Joker, el enemi-

18

Super 8

go de Batman. Uno de los policías que lo custodió aseguró haber sido cuestionado por Holmes acerca de cómo terminaba la cinta. Durante el juicio, los familiares de las víctimas asistieron vestidas con camisetas del superhéroe. El Presidente de Estados Unidos comunicó su repudio a la violencia, y los protagonistas del film visitaron a los heridos en el hospital. La defensa alegó incapacidad mental de parte del asesino, y así el fallo del juez fue pospuesto, ante el desacuerdo de la fiscalía y la parte acusadora que, asegura que la planeación del homicidio múltiple demuestra la capacidad psíquica del acusado. Las leyes sobre portación y adquisición de armas fueron cuestionadas –otra vez- y se debatió agregar la conveniencia de restringir su venta; otra vez el debate fue estéril y ningún cambio se concretó. La historia norteamericana es la de sus necedades. Una década antes, el 20 de abril de 1999, Eric Harris, de 18 años de edad, y Dylan Klebold de 17, habían encendido el debate de la portación de armas cuando “armados con dos escopetas (una de ellas recortada), una carabina

Hi-Point 995 semiautomática de calibre 9 mm, una pistola Tec 9 semiautomática de calibre 9 mm, varios dispositivos explosivos caseros y una bomba compuesta por un tanque de propano de 9 kilogramos, asesinaron a 13 personas e hirieron a una veintena, antes de suicidarse, en una secundaria de Columbine, también en Colorado. En los diarios de Dylan y Harris, con las siglas NBK, los asesinos referían a otra cinta: Natural Born Killers, de Oliver Stone, como la guía que los llevaría a ser libres, el primero, fantaseando con la fama y seguro de que su historia sería digna de un film, pidió en sus escritos que Steven Spilberg o Quentin Tarantino -escritor de la historia original de NBK- dirigieran la futura película. Las predicciones de Dylan Kleboldd no estuvieron muy erradas. A partir de la tragedia, la cultura del entretenimiento retomó los sucesos para un buen número de productos televisivos, cinematográficos, periodísticos y musicales. Bowling for Columbine, de Michael Moore marcaría un parteaguas en la forma de hacer cine documental. Moore


Super 8

19


20

Super 8


Super 8

21


22

Super 8


Super 8

23


EL CINE EN LA LITERATURA

ASESINOS SERIALES GRANDES CRÍMENES: DE LA NOTA ROJA A LA PANTALLA

Por Azucena Mecalco

E

l cine cuenta con distintos niveles de profundidad, se ampara bajo esquemas y lineamientos que engloban todas las artes, entre ellas la literatura. En el camino de la creación cinematográfica existen teóricos que se dedican a plasmar la cinematografía y sus diferentes niveles hermenéuticos en palabras.

que a lo largo de su carrera le ha entregado al mundo de la literatura cinematográfica los trabajos más

completos sobre personajes como Tin-Tan o la importancia del cine de luchadores: Rafael Aviña, egresado

Se han hecho una gran cantidad de textos con respecto a las virtudes del cine, cómo filmar una película, aspectos técnicos, capacidades histriónicas de sus participantes, interpretaciones acerca del trabajo de los directores y un sin fin de teorías que abarcan cada uno de los aspectos que componen un filme. En esta ocasión, sin embargo, hablaremos de un libro de un importante teórico y analista cinematográfico mexicano,

RAFAEL AVIÑA Super 8 25


26

Super 8


Super 8

27


Los h del Sl Imagine la siguiente escena:

Noche de tormenta, usted se encuentr cide poner una película en el reproduc resulta ser una cinta de terror; nada m pañar su noche de cine en casa, así q Mientras su botana se cocina, usted in todo listo para sólo poner play a la pe palomitas, apaga la luz y se sienta en

Ya entrada la reproducción, el teléfon ponde al otro lado así que cuelga. Reg ria y escucha un ruido proveniente de ir a investigar sin pausar la cinta y a enciende. Regresa a la sala por una y al contestar suena una respiración La luz se va y cuando consigue encen sosteniendo un cuchillo en el aire y…s borbotones.

Esta es sin duda una escena que pudiera pertenecer al cine de terror pero nosotros preferimos colocarlo en el subgénero de éste: el cine slasher. En números anteriores ya habíamos mencionado este subgénero que tuvo un estrepitoso boom en la década de los 80 gracias a cintas como Viernes 13, pero el en esta edición, le dedicamos un artículo especial en el que intentaremos además de de-

28

Super 8


hijos lasher Por Evelin Montiel

ra solo en casa sin nada qué hacer. Dector y por azares del destino, la elegida mejor que unas palomitas para acomque se dirige a la cocina a prepararlas. nserta el DVD en el reproductor y deja elícula. Va a la cocina para tomar sus n la sala a ver su cinta.

no suena y usted contesta. Nadie resgresa a su cinta para retomar la histola cocina. Gira y no ve nada; se decide al encender la luz se da cuenta que no linterna y el teléfono suena otra vez n que consigue no más que asustarlo. nder la linterna encuentra una figura sí, lo siguiente es la sangre brotando a

finir las características del género y las cintas que marcaron historia. Pues bien, el cine slasher es aquel cuya característica principal es la presencia de un psicópata o asesino en serie que suele torturar a sus víctimas mostrando en pantalla la sangre en su máximo esplendor. Imágenes brutales, violentas y burdas se volvieron el pan de cada día de estas cintas.

Super 8

29


Seguro usted ya podrá comenzar a ubicar en toda la lista de su repertorio fílmico, aquellas que fueron de este género y le diré que abundan, y la lista sigue en aumento. Los principales protagonistas suelen ser jóvenes y eso lo podemos ver claramente en cintas como Halloween (1978) de John Carpenter, donde vemos a un grupo de jóvenes que es asediado por el trastornado Mike Myers. Aunque debe decirse que antes de estas cintas taquilleras y que marcaron una época en su totalidad, se encontraron títulos que bien vale la pena rescatar como Black Christmas (1974), The Texas Chain Saw Massacre (1974), Profondo rosso (1975) de Dario Argento o Bahìa de sangre (1971) de Mario Bava. Todos estos títulos causaron gran revuelo en su fecha de estreno al ser los primeros que se atrevieron a mostrar litros y litros de sangre, cabezas cercenadas, pechos desnudos y todo sin el mejor temor. Pronto se convirtieron en las favoritas del público adolescente que si bien no se identificaba con las historias, sí lo hacía con los personajes que se ubicaban en un contexto más actual en el que no había más cabida al miedo de casas embrujadas o fantasmas merodeando. La realidad de los 70 era una totalmente diferente que se caracterizó por un cambio radical de pensamiento y de liberación. Ese escenario fue el propicio para que este cine floreciera y así pudiera abrir paso a nuevas historias, nuevos personajes, nuevos miedos. El asesino del garfio, del hacha, de la moto sierra, de la máscara, de las cuchillas…todos los apelativos que pudieran hacer al villano más sangriento y perturbado fueron bien recibidos por los productores hambrientos de cubrir esta nueva tendencia cinematográfica. Y es que no sólo se convirtió en algo atractivo debido a la aceptación de su público, sino que pronto descubrieron que estos filmes no requerían

30

Super 8

de millones y millones de dólares como otras cintas. Para la década de los 80 la lista de cine slasher de bajo presupuesto había aumentado exponencialmente, clasificándose algunos de ellos dentro de la Serie B. Pero si de algunos filmes memorables podemos hablar y que no necesariamente se encasillaron en la Serie B, fueron Viernes 13 con su

atemorizante Jason quien portaba su máscara de hockey y una moto sierra. Esta cinta a la que le siguieron numerosas secuelas narra la historia de unos jóvenes hospedados en un viejo campamento que oculta una terrible historia relacionada con la muerte de un chico, quien regresa cada viernes13 a cobrar venganza. Otra cinta que también generó varias secuelas del género slasher


nuevo siglo. Regresando a los años 90, debe mencionarse que una de las cintas que logró consolidar el slasher y hacerlo totalmente comercial y rentable fue Scream (1996). La cinta, que luego se convertiría en una saga que recorrería toda la década y parte de los años dos mil, fue un todo un hit. La trama giraba en torno al personaje de Sidney Prescott, una estudiante de preparatoria que se convierte blanco de un misterioso asesino de capa negra y máscara de fantasma. En las cuatro películas que se hicieron de la historia, la trama fue la misma, claro, se agregaron personajes, se intentó poner más misterio, más muertos y más gritos…pero nada pudo evitar que la saga terminara siendo un cliché de ella misma al repetirse hasta el hartazgo. Sin embargo no le quitemos crédito a Scream, ya que fue precisamente esta cinta la que inauguraría la nueva década de los dos mil para este género que, lejos de extinguirse, vivía uno de sus momentos cúspide, aunque no como lo fueron los años 80 y 90.

fue Pesadilla en Elm Street (1984), donde el temible Fredy con afiladas cuchillas en sus dedos y sus cicatrices de quemaduras, atemorizó a un grupo de jóvenes en el único lugar donde no podían escapar de él: en sus pesadillas.

al llegar al nuevo milenio, se unieron en una cinta titulada Fredy vs Jason donde se confrontaron estos personajes invencibles en una historia por demás sobreactuada, llena de clichés y sobra decir que no causó el menor temor.

Ambas sagas lograron sobrevivir a la década, sin embargo ante la repetición de las mismas características, pasaron de ser clásicos a clichés del terror. Cabe señalar que estas cintas

El filme estrenado en 2003, no logró grandes resultados, sin embargo sí obtuvo respuesta por parte de los fans de los personajes y la nueva generación amante del slasher del

Las películas que le siguieron a Scream no fueron mejores, pero sí retomaron muchas leyendas urbanas para crear una nueva generación de asesinos, venga que fueron tan creativos que incluso lanzaron un filme en 2001 cuyo título fue ése: Leyenda urbana, donde una joven retomaba diversas historias de asesinos para ir matando uno a uno a un grupo de jóvenes de una universidad. Lo que le vale a esta cinta es el debut en pantalla grande de Jared Leto quien no se distinguió por su capacidad histriónica, pero al menos, marcó el inicio de una buena carrera. Años más tarde comenzaría una era oscura, de aquellas en las que la creatividad se agota y los guionistas se ponen en huelga y bueno, no queda otra que retomar lo que ya estaba hecho, darle una manita de gato y listo ¡Demos vida a los rema-

Super 8

31


kes! Así, cual Frankenstein, las obras siguientes no resultaron ser tan apremientes como sus predecesoras. Filmes como The Texas Chainsaw Massacre (2003), Black Chistmas (2006), Viernes 13 (2009) My Bloody Valentine (2009), A Nighmare on Elm Street (2010), fueron los que plagaron las carteleras durante toda la década de los dosmiles. Claro que no les fue nada mal en taquilla, hablar de crítica cinematográfica ya es otra historia, sin embargo para las nuevas generaciones, estas historias cargadas de más sangre y bajo un nuevo contexto resultaron bastante atractivas. Lamentablemente con la repetición viene la monotonía y lo predecible de las historias. Las características del slasher lo hicieron muy específico para sus guionistas que pronto no encontraron nuevas formas de introducir a los asesinos ni a sus víctimas. Pronto se cayó en los lugares comunes donde las universidades, las cabañas en el bosque, los apartamentos y las fiestas fueron los escenarios perfectos para matar, mas no para asustar. De ahí que se aprecie tanto a los clásicos de los 80 pues al ser los primeros en emplear ciertas técnicas, no hay manera de comparárseles con otras historias, excepto con el cine giallo de donde sin duda tomaron muchas referencias. Ahora entrados los años dos mil diez hacia acá, los slasher no han tenido gran cambio; recientemente se estrenó la cinta You are the next donde pudiera verse en ciertos momentos los clichés de terror en su máximo esplendor; sin embargo al avanzar la cinta, nos sorprende al tomar un viraje diferente que, si bien no logra dar un buen susto al espectador, lo sorprende al no caer en la repetición tan usual en este género.

32

Super 8


TOP FIVE

Por @AMAURY1984

Los asesino

H

ay un tipo de personaje que por su conducta y su manera de ver el mundo no debería causar empatía en una audiencia promedio; según los cánones que dicta la moral occidental deberíamos salir de las salas de cine asqueados, dispuestos a organizar una turba iracunda para quemar el cine en el que se proyecte la historia de un asesino. Curiosamente no es así, a menos que hayan visto Murdered by numbers, esa si dan ganas de quemarla... Los asesinos, y en particular los asesinos en serie, son personajes tan elaborados y complejos que desatan en nuestras frágiles mentes la curiosidad. Necesitamos saber más de ellos y de porqué hacen lo que hacen; usualmente ese es el objetivo de contar sus historias. Siempre tienen un método y una justificación tan razonable que es difícil negar que en parte tienen razón. Debo ser honesto, voy a dejar muchos personajes fuera siendo este un top 5; muchos se preguntarán ¿Pero donde carajo ha dejado este hijo de $^¨¨*@ a Patrick Bateman? Bueno, el American Psycho fue considerado pero, ¡Vamos! saben tan bien como yo que en la película no mató a nadie. Aquí el Top 5 de los asesinos más memorables del cine.

5.

Norman Bates - Psycho

E

l hijo prodigo de la Señora Norma Bates se encarga del negocio familiar, un motel de paso. Retraído y aislado vive en casa con “su madre” que en su propias palabras es la mejor amiga que un hijo puede tener. En Psycho, Norman conoce a Marion, una joven que huye de su jefe después de robar una fuerte suma de dinero en efectivo. Cuando Norman le cuenta su historia a la joven esta le pide que se libere de las ataduras de su madre y ello desata la ira de “la madre”. El personaje fue creado por Robert Bloch para su novela Psycho, después adaptado por él y Hitchcock para la pantalla grande. Según Bloch el personaje llegó a su cabeza después de conocer la historia del asesino Ed Gein, un tétrico caballero que gustaba de asaltar tumbas y hacer muebles con las partes del cuerpo humano. El misticismo detrás de las múltiples personalidades de Norman, ya sea como su madre, el hijo o el adulto disfuncional, marcó a la cinematografía de por vida creando en Norman un límite a alcanzar para los guionistas de thriller.

34

Super 8

3.

E

Dr. Han

l famoso psiquiatr un gusto gastronómi por el escritor Thom guesa. Tras la segund a aquellos que cambi alejarse de la zona de tra. Trabajando en in inestables que necesi cuentra el vino perfe su víctima; sus parte la historia de Harris Lambs, Hannibal y H


Super 8

35


36

Super 8


38

Super 8


Super 8

40



Super 8 no23