Page 8

Silvia Hervás | Besos de Murciélago. Capítulo extra. La Pesadilla de James.

a una de las mesitas de noche, y se sorprendió al descubrir que sobre ésta reposaba un marco de madera con una fotografía de él junto a Kelsey; ambos sonreían. ―¿Vivo con Kelsey?, ¿ésta es nuestra casa? ―preguntó mirando con indignación a su alrededor, le agradaba la idea de que estuviesen juntos pero, sin lugar a dudas, las escasas dimensiones del loft eran claustrofóbicas para él. Con solo pensarlo, empalideció. Se escucharon unas carcajadas que provenían de otra habitación. James se asombró al reconocer su propia risa; casi corrió por el pasillo de la casa. Le intrigaba descubrir por qué parecía tan feliz. ―¡Eh, espera, colega! ―pidió Marcus―. ¡Claro, como tú no estás muerto, ni llevas treinta kilos de cadenas! No te jode… Cuando James llegó a lo que parecía ser el único comedor del humilde piso, se quedó petrificado sobre la puerta sin atreverse siquiera a entrar en la estancia. En la habitación no cabía ni un solo adorno más. Había un árbol de navidad gigantesco en una esquina, junto a la televisión, repleto de figuritas y luces de todos los colores que parpadeaban sin descanso. De los muebles de madera oscura colgaban espumillones brillantes, calcetines de Papá Noel, bolitas relucientes… y, al fondo, sobre el sofá, ambos reían. Estaba sentado con actitud despreocupada mientras se comía una chocolatina sin remordimientos, al tiempo que Kelsey se encontraba ligeramente inclinada y sus pies descansaban sobre las piernas de él. James se giró hacia la puerta cuando escuchó las cadenas arrastrarse a su espalda.

‐ 7 ‐   

La Pesadilla de James (capítulo inédito de "Besos de murciélago" de Silvia Hervás)  

Este capítulo extra, situado a mitad del capítulo 33, consta de 10 páginas exclusivas y se titula La Pesadilla de James. En él aparecerán Ma...

Advertisement