Page 5

Silvia Hervás | Besos de Murciélago. Capítulo extra. La Pesadilla de James.

―¿Para qué te escondes? ¡Ellos no pueden verte ni oírte, tío! ―Marcus emitió una carcajada sonora que sus padres parecieron ignorar―. ¿Por qué no pasamos del Dickens este y nos vamos de marcha, colega? James salió de su escondite y se sentó junto a Marcus, exactamente frente a las dos sillas que ocupaban sus padres. Intentó escuchar lo que éstos decían. ―… hablaré con él, te lo prometo ―decía su madre. Llevaba el cabello rubio perfectamente peinado en elegantes tirabuzones que descansaban sobre sus hombros. ―¡Lo estás malcriando! ―Shh ―ella se llevó un dedo a los labios―. Ya llega. Entonces James pudo verse a sí mismo, con apenas nueve años de edad, entrando en el comedor a paso lento seguido por una de sus cuidadoras, la Srt. Alexa, que portaba en las manos una bandeja repleta de comida que, instantes después, depositó en el centro de la mesa. ―¿Tienes hambre, mi pequeña coliflor? ―preguntó su madre. ―¡No, no me apetece cenar! ―protestó el pequeño frunciendo el ceño, con las mejillas sonrosadas, mientras se acomodaba con cierta dificultad en una silla y colocaba adecuadamente la servilleta sobre su pecho. ―Es Navidad, tienes que comer algo ―ordenó su padre. ―¡Odio la navidad! ―chilló el niño. El James adulto observó, por el rabillo del ojo, que Marcus parecía realmente afectado por esa última frase que había pronunciado su versión más pequeña. De

‐ 4 ‐   

La Pesadilla de James (capítulo inédito de "Besos de murciélago" de Silvia Hervás)  

Este capítulo extra, situado a mitad del capítulo 33, consta de 10 páginas exclusivas y se titula La Pesadilla de James. En él aparecerán Ma...

Advertisement