Page 1

         

Estados de  deficiencia  de  magnesio  y  deporte     El     magnesio   es   el   cuarto   catión   más   abundante   en   el   organismo   y   el   segundo   catión   más   abundante   en  el  compartimiento  intracelular.     El  magnesio   es  esencial   para   la  función   de   muchas   enzimas,  incluyendo  aquellas   que   se   encuentran   relacionadas   con   la  transferencia   de  grupos  fosfato,   todas  las  reacciones   que  re-­‐   quieren     ATP  y  cada   paso   relacionado  con  la  replicación   y   trascripción   del  ADN  y  la  traducción  del  ARNm.1     Se  estima  que  el  magnesio   corporal   total   constituye   unos  1000  mmol  o  22,66  g.  El   99%  del   magnesio     corporal  total  está   localizado  en  el  compartimiento  intracelular.     De  ese  total,  el   60%   está  localiza-­‐   do   en  el  hueso,  20%   en  el  músculo  y   otro  20%   en  otros  tejidos.   La  tras-­‐   locación   de  magnesio   del   compartimiento   intracelular   al  extracelular   se  realiza  de   manera   lenta,  tomando  varias   semanas.     Solamente     1%   del   magnesio     corporal  total  está  ubicado   en   el  compartimiento  extracelular.     De   ese   total,   60%   se   encuentra   en   forma  libre  o  ionizada,    10%   está  ligado   a   sales   de  citrato,   fosfato,   oxalato   y   otros  aniones  formando   complejos   y  un  30%  está   ligado  a  proteínas.1     La  concentración      de  magnesio   en  el  plasma  es  mantenida  en  un  rango  estrecho  de  1,7  a   2,2  mg/dL   (0,75   a  0,95  mmol/L  o  1,5  a  1,9  mEq/L)  (1).  La   homeostasis       del  magnesio    de-­‐  pende  del  balance  entre   su  absorción  intestinal  y  su  excreción   renal.1     El  magnesio     es  un  nutriente  esencial  para   el  organismo,  encontrándose   principalmente     en   huesos,   pero  también  en  tejidos  blandos.     En  el  hueso  forma   parte  de  la  estructura   mineral,   participando   en   la   osificación   y  en  el  intercambio   de  los   minerales,  mientras   que  a  nivel  mus-­‐   cular,  entre  otras  funciones,  es  importante   para  estimular   la  contracción.      


Además, el  magnesio   actúa  como  cofactor  de  numerosas   enzimas  intracelulares  ,  participando   en  la   actividad  neuromuscular   y  en   el  metabolismo  de   los  hidratos   de   carbono.   El   déficit  de  este  mineral   puede   ocasionar  multitud  de  alteraciones,  como  fatiga,  es-­‐  pasmos,   temblor,   convulsiones,  etc.2     El       magnesio   es     necesario   para   cada   proceso   biológico   mayor,   incluyendo   la   producción   de   energía   celular  y  la  síntesis   de  ácidos  nucléicos  y  proteínas.     Más   aún,   es   importante   para   la   estabilidad   eléctrica   de   las   células,   el   mantenimiento   de   la   integridad   de  la   membrana,   la   contracción   muscular,   la   conducción     nerviosa   y   la   regulación   del   tono  vascular,  entre   otros.3      

Déficit de     Magnesio:      Deficiencia  y  Agotamiento  

La  terapia     de  la  suplementación  de  magnesio   toma  en  cuenta  la   distinción   básica  entre   dos  tipos  de   déficit  de   magnesio:   deficiencia  de   magnesio  y  depleción  de  magnesio.     La       deficiencia         de     magnesio   es   un   tipo   de   déficit   de   magnesio   debido   a   una   ingesta   insuficiente     de  magnesio,     responde  a   una   simple   suplementación       de     magnesio.   La   depleción   de   magnesio   es   debido   a   una   desregulación   en   el   mecanismo   que   controla   o   altera   el   metabolismo   de   magnesio.   Este   tipo   de   déficit   de   magnesio   responde   a   una   corrección   de   la   desregulación   patogénica.   Por   lo   tanto,   el   magnesio   puede   ser   usado   preventivamente   para   evitar   deficiencias   en   poblaciones   de   alto   riesgo   (deportes  competitivos,     uso   de     diuréticos,     etc.)   y    terapéutica-­‐  mente  para  tratar  deficiencias  (terapia   nutricional   de  magnesio).3    

www.eurostaga.com Referencias: 1. Rondón-Berríos, Helbert. Hipomagnesemia. An Fac Med Lima 2006; 67(1) 2. Mesías, Martha et al. Contenido de magnesio en menús típicos de la dieta mediteránea. VII Congreso Internacional nutrición, alimentación y dietética. Nutr. clín. diet. hosp. 2011; 31(supl. 1) 3. Nuevos datos sobre las propiedades e indicaciones farmacológicas del magnesio. Pedro Serrano, Maríasol Soria y Jesús F. Escanero. Acceso en línea: 21 de enero de 2009. http://www.infomagnesio.com/japon/jap13.pdf.

Deficiencia de magnesio y deportes  

deficiencia de magnesio y deportes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you