Issuu on Google+

CONCLUSIONES DEL TALLER 2: TERRITORIOS OCUPADOS Subgrupo: Derechos Humanos, Recursos Naturales y Juristas 3, 4 y 5 de Febrero 2012 Sevilla (España)

PLAN DE TRABAJO PARA 2012 Todo el trabajo a desarrollar desde el taller de Territorios Ocupados y Derechos Humanos para el 2012, se enmarca dentro de los objetivos generales del Pueblo Saharaui y de los acuerdos de los diversos EUCOCOS celebrados, en especial, el último de Le Mans y las propuestas de la Task Force y el Comité de Coordinación Internacional, dando prioridad a los siguientes: 1.El respeto del Derecho de Autodeterminación de la población saharaui y su ejercicio a través de un Referéndum libre, democrático y que incluya todas las opciones. 2.La exigencia del cese inmediato de la violación de los Derechos Humanos, Económicos y sociales de la Población Saharaui por parte del Gobierno de Marruecos, así como visibilizar la lucha pacífica de los activistas saharauis en los territorios ocupados, y el acceso al territorio de los Observadores Internacionales. 3.Promover acciones de presión ante las Naciones Unidas, la Unión Europea y los Gobiernos de Francia, España y Estados Unidos para que en sus relaciones bilaterales y multilaterales condicionen al Gobierno de Marruecos a respetar la legalidad internacional, los Derechos Humanos y los Derechos Económicos del Pueblo Saharaui. De manera coordinadas e impulsada por el Comité de Coordinación Internacional y la Task Force se promoverán una serie de acciones durante todo el año: 1.Envío de Delegaciones de Observadores Internacionales (Parlamentarios, instituciones, periodistas, intelectuales, artistas, defensores de DD.HH., juristas, movimiento solidario, etc.). • Instar a las Asociaciones y grupos solidarios a incluir entre sus prioridades para 2012 la

realización de emisiones de observación e información a los Territorios Ocupados y solicitar financiación a las instituciones públicas para éstos y otros proyectos relacionados con el respeto de los Derechos Humanos, tales como estudios de investigaciones, sensibilización sobre la situación de los Derechos Humanos, etc. • Cada país concretará un calendario de visitas, procurando enviar, al menos, un parlamentario o

altos responsables de una institución pública, medios de comunicación, artistas, intelectuales, defensores de Derechos Humanos, etc. • Se consideran importantes las acciones promovidas desde el Foro de Observadores, que tuvo

sus inicios en Nápoles. • Se respetará un protocolo para ser más eficaces y garantizar la coordinación interna y los

objetivos de la visita (se adjunta el protocolo). 2. Intensificar y coordinar el trabajo ante el Consejo de Derechos Humanos y el Alto Comisionado de la ONU, movilizando el máximo de ONGs con status ECOSOC, que facilite el acceso de las víctimas y los defensores de los Derechos Humanos, y la ampliación de las competencias de la Minurso a la protección de los Derechos Humanos. • Esta tarea será coordinada por AFAPREDESA a través de la propuesta de trabajo que se adjunta.

1


3. Prestar apoyo jurídico a los detenidos y presos políticos saharauis, garantizando la presencia de juristas en los juicios, la interposición de acciones judiciales, seguimiento de la querella por Genocidio, etc. Se prestará especial atención a la presencia masiva en el juicio militar contra los 23 presos de la Cárcel de Saleh, acusados de promover el campamento de Gdeim Izik. • Esta acción se coordinará a nivel general por la Asociación Internacional de Juristas por el

Sahara (IAJUWS), así como por las comisiones de juristas de Francia, Italia, Bélgica y Argelia, concretándose un mecanismo de coordinación interna para ser más eficaces y cumplir sus objetivos.

4. Campaña permanente por la liberación de todos los presos políticos saharauis en las cárceles de Marruecos, difundiendo sus nombres, fotografías, apadrinamientos, envíos de cartas, visibilizándolos en todos los actos públicos, presión ante las instituciones, medios de comunicación, redes sociales, jaimas en los espacios públicos, etc. Se valora altamente las iniciativas que se desarrollan a nivel de cada país (la coordinación desde España, la campaña “Ecrire pour les liberer” que se lleva a cabo en Francia o “Moderati Arabi” en Italia, así como todas aquellas acciones que se llevan a favor de los presos políticos saharauis). • La campaña estará coordinada por la comisión responsable reforzándola mediante la incorporación de los países que se adhieran a la misma y se concretará un sistema de coordinación interna entre los diferentes países. • Exigir el reconocimiento del status político para todos los presos políticos saharauis, implicando

en la campaña a organizaciones que trabajan a nivel global y regional por ese reconocimiento.

5. Apoyar y visibilizar en la opinión pública la lucha pacífica del Pueblo Saharaui en los Territorios Ocupados, organizando acciones, jornadas, campañas mediáticas, foros sociales, redes sociales, fechas conmemorativas, Lobbys de presión ante la U.E. y la O.N.U., presencia de los activistas en el exterior, etc. • Esta acción se concretará en cada país, contando para ello con las diversas organizaciones

sociales y solidarias existentes y estableciendo mecanismos adecuados de coordinación interna, para sumar todas las realidades existentes, en especial las organizaciones pro Derechos Humanos. • Asimismo se establecerá la adecuada coordinación con las organizaciones saharauis

defensoras de los Derechos Humanos de los Territorios Ocupados y de la RASD con el objetivo de apoyar sus acciones y difundir el dossier actualizado de derechos humanos, al máximo.

• Se aprovechará cada delegación que salga de los territorios ocupados para llevar a cabo

cuantas acciones y actividades en otros países se puedan promover. Para ello se contará con la información facilitada por los responsables de los territorios ocupados para difusión y coordinación de las posibles acciones o actividades. 6. En relación al expolio de los Derechos Económicos y Recursos Naturales y Sociales del Pueblo Saharaui (riquezas minerales, fosfatos, pesca, patrimonio cultural, arena, petróleo, energía solar, eólica, gas, inversiones turísticas, etc.) se promoverán acciones de denuncia y de presión ante la ONU y la U.E. por la explotación ilícita por el Gobierno de Marruecos de estas riquezas, exigiendo el cese del expolio y de la explotación de estos recursos en los convenios bilaterales y multilaterales que se firmen con el Gobierno de Marruecos. 2


• Se apoyarán las iniciativas del grupo de trabajo existente, en coordinación con las

organizaciones saharauis en contra del saqueo de estos recursos, promoviendo la creación de comisiones en cada uno de los países. 7. El muro de la vergüenza y la exigencia del desminado debe ser objeto de acciones y denuncias permanentes, tanto sobre el terreno (columna de los 1.000) como en los foros internacionales y opinión pública (por ejemplo, la reciente participación exigiendo su desminado y su desmantelamiento). Se propone concretar acciones políticas contra el muro como la que se ha promovido con el muro israelí en Palestina. 8. Promover la creación de comités de DDHH. Solidarios con el Sáhara, en los diferentes países africanos con el fin de extender sus objetivos lo máximo posible. 9. Creación de mecanismos internos de coordinación para impulsar y ser más eficaces en las acciones promovidas sobre todo en las misiones de observadores, campaña por la liberación de los presos políticos saharauis y, la presencia de abogados en los juicios, entre otros. Todas estas acciones e iniciativas se promoverán en el marco del EUCOCO y la TASK FORCE y se hará un seguimiento continuado en el Comité Internacional, con la participación de los diversos países, comités responsables de las distintas tareas, representantes de los Territorios Ocupados y responsables del Polisario.

TALLER DE JURISTA El Taller de Juristas sobre el Sáhara Occidental, reunido en la 37 Conferencia Europea de Coordinación de Apoyo al Pueblo Saharaui (EUCOCO) celebrada en Sevilla los días 03,04 y 05 de febrero de 2012 presenta las siguientes Conclusiones: 1. El Sáhara Occidental es un Territorio No Autónomo en proceso de descolonización, en el que persiste la ocupación ilegal y violenta por parte de Marruecos después de treinta y siete años. Esta situación obliga necesariamente a la aplicación de los parámetros jurídicos del Derecho Internacional Humanitario y a la del IV Convenio de Ginebra de 1949. 2. La permanencia de Marruecos como país ocupante en el Sáhara Occidental es contraria al Dictamen de la Corte Internacional de Justicia, y se mantiene con la connivencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en especial de Francia, volviendo a negar la inclusión de la verificación de los Derechos Humanos en el mandato de la MINURSO. 3. Por tanto, es de obligada observancia el derecho de su población autóctona a la autodeterminación, y tal derecho debe plasmarse a través de la celebración de un referéndum libre, democrático y transparente en el cual figure la opción de la independencia. 4. Ha de incidirse en las potencialidades de la Asamblea General de la ONU y en la de sus órganos subsidiarios, principalmente el IV Comité y la III Comisión, para avanzar eficazmente en la materialización del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y en orden a la protección de los Derechos Humanos en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental. 3


5. El Régimen marroquí carece de jurisdicción sobre el Sáhara Occidental y su población. Junto a ello, además, la Administración marroquí niega sistemáticamente los elementos básicos de los procedimientos judiciales, impidiendo el ejercicio del derecho de defensa a los saharauis, encarcelados por defender su condición, su identidad y los Derechos Humanos de su Pueblo. 6. Marruecos continúa aplicando contra el Pueblo Saharaui la misma política de aniquilamiento y de violación sistemática de sus Derechos Humanos, que en los primeros tiempos de la invasión del territorio. 7. Los Recursos Naturales del Sáhara Occidental son expoliados por Marruecos con la complicidad de los Estados occidentales y, en especial, de los países europeos, sin que en ningún momento el producto de los mismos revierta en el Pueblo saharaui. El Acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos, ahora cesado, ha sido siempre una estrategia política, apadrinada por los gobiernos de España y Francia. Estos acuerdos en ningún caso han buscado rentabilidad social o económica alguna, sino la excusa para legitimar la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, por medio de negociar unos recursos que no pertenecen a Marruecos vulnerando la legalidad internacional y el derecho de la población saharaui a su autodeterminación e independencia. 8. España continúa vendiendo armas a Marruecos incumpliendo sus propias leyes, lo que explica en parte su actitud complaciente con el Régimen marroquí. 9. Debe ser resaltada la importancia de la Unión Africana en la asistencia del pueblo saharaui en la consecución de su derecho a la autodeterminación. 10. El Pueblo del Sáhara Occidental, al igual que los demás pueblos sometidos a colonización, tiene reconocido por el Derecho Internacional el derecho a perseguir por todos los medios su autodeterminación, estando legitimado a utilizar la fuerza armada, derecho del que carece el país ocupante, Marruecos. Sevilla, 5 de Febrero de 2012 Moderadores/as del Taller: -

Carmelo Ramírez Mohamed Elwaly Abba Hasam. Hilt Tauweem Regine Vilmont Maya Sahali. Felipe Briones

(Presidente de FEDISSAH): (Ministro de la RASD para los TTOO) (Afapredesa) (Pres. As. de Bélgica y Secr. de la Task Force) (Pres. As. Saharaui de Francia) (Activista Saharaui de DD.HH. de los TTOO). (Pres. As. Internacional de Juristas IAJUWS)

4


CONCLUSIONES DEL TALLER 2: TERRITORIOS OCUPADOS