Page 1

PALABRAS DEL HONORABLE PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA, DOCTOR RADHAMÉS JIMÉNEZ PEÑA, EN EL ALTAR DE LA PATRIA, EN OCASIÓN DEL DÍA DEL PODER JUDICIAL. 7-01-2007.

¡BUENOS DÍAS! Doctor Jorge Subero Isa, presidente de la Suprema Corte de Justicia, y demás miembros de ese alto Tribunal. El año 2007 que recién se inicia es el año de la consolidación del proceso penal en la República Dominicana. La institución que mejor simboliza el cambio un sistema procesal penal de corte inquisitivo, escrito y secreto a un sistema acusatorio, oral y público lo es el Ministerio Público. El Ministerio Público en este año tiene como ejes fundamentales de nuestra gestión profundizar el proceso de profesionalización e institucionalización. Igualmente, completar la implementación del Nuevo Modelo de Gestión en todas las Fiscalías del país; conjuntamente con el programa de eficientización de servicios a través del proyecto de aplicación Justicia XXI. Otras de nuestras prioridades es el fortalecimiento del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF). El propósito más relevante de la implementación de estos objetivos consiste en generar una cultura de rendición de cuentas en las fiscalías de modo que se cuente con información actualizada acerca de las operaciones de las distintas fiscalías del país. Esta modalidad también está dirigida a dar seguimiento a los resultados de la gestión de cada fiscal adjunto, un elemento vital para la evaluación del desempeño. En este año avanzaremos hacia la firma de un protocolo para el procesamiento conjunto de las investigaciones entre la Policía Nacional y el Ministerio Público, y a su vez, generar el plan de capacitación correspondiente. Vamos a propiciar los acuerdos interinstitucionales entre el Ministerio Público, Poder Judicial, Defensa Pública, Policía Nacional y de la Dirección Nacional de Control de Drogas para asegurar un correcto funcionamiento del Nuevo Modelo de Gestión en marcha y con ello asegurar el éxito definitivo del nuevo proceso penal en la República Dominicana. Quiero afirmar en este lugar sagrado de la Patria nuestro firme e inquebrantable compromiso de perseguir el crimen en todas sus manifestaciones. Combatiremos sin ningún tipo de tregua la corrupción administrativa en todos sus ámbitos, tanto pública como privada, con acciones de prevención y persecución.


Seremos implacables en nuestra lucha en contra del crimen del narcotráfico, catalogado como un crimen de lesa humanidad y solicitaremos las penas más severas existentes en nuestro Código Penal. Vamos a afianzar y profundizar nuestras excelentes relaciones con la Suprema Corte de Justicia con miras a hacer más efectivas nuestras acciones para que en nuestro país no exista espacio para la impunidad. Con miras a crear las condiciones para el fortalecimiento de un ejercicio ético y transparente del Ministerio Público estamos creando la Unidad de Supervisión General de Fiscalías coordinada por un procurador general adjunto y la Unidad de Integridad Institucional. Propicia es la ocasión, además, para anunciar la creación de la Dirección de Protección a los Derechos de las Víctimas de Delitos. Necesitamos crear las condiciones de accesibilidad a la justicia. Una justicia inaccesible para la mayoría no es una justicia democrática y cuando la justicia pierde su esencia democrática pierde legitimidad ante la sociedad.

Muchas gracias.

07-01-2007  

07-01-2007