Page 1


contenidos NÚM.3 JULIO 2013

portada

Foto de Jo-Anne McArthur en el santuario Tat Kuang Si en Laos.

editorial "¿POR QUÉ NO?" por Ethical Magazine

entrevista

leonardo anselmi (Coordinador de Libera) ­

mirada ética

"apología de la compasión", por Xavier Bayle "creced y multiplicaos", por Cristina Izquierdo

PÍLDORAS ANTROPOLÓGICAS

"deshaciendo el género", por Marta Arnaus

CUESTIONES LEGALES

"derecho de reunión", por Laia García Aliaga

actualidad

"comercio... ¿justo?", por Sara Martín Blanco

iniciativas éticas

bioconstrucción: taller karuna moda: "una vuelta de tuerca", por Sergio Alday restaurante y alimentación: vegania


GUÍA DE empresas con corazón madrid - JUlIO 2013

activismo-comunicación

"los gestos también hablan", por Paula González

artes y letras

MÚSICA: "guitarras sin fronteras: rodrigo y gabriela" por Carlos Vicent FOTOGRAFÍA: Jo-Anne McArthur, Antonio García, Iván Sáinz-Pardo, Jon Amad, Fernando Moneta, Nelson Moltanván "violencia en el cine" por Noemí Alba LIBROS RECOMENDADOS por Tes Nehuén

salud animal

"cONOCIENDO A LAS GALLINAS" (PARTE i), por María Sola "alergia, ¿vacunarse o sufrir?", por David Nuevo DEPORTE: "EMPEZANDO A CORRER", por Javier Ballesteros NUTRICIÓN: "Aprovecha el hierro y obtén vitalidad" por Cristina Santiago

el rincón de el hogar PROVEGAN

"una vida junto a los animales", por Elena Tova

GUÍA DE eventos

madrid - JUlIO 2013

eq ui p o DIRECCIÓN GENERAL / EDITORIAL: El Hogar ProVegan COORDINACIÓN EDITORIAL, DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Surama - editorial@ethicalmagazine.org COORDINADORA REDACCIÓN: Cristina Izquierdo DTO. COMERCIAL / EMPRESAS CON CORAZÓN: Diana Esteban - comercial@ethicalmagazine.org Suscripciones socios colaboradores: suscripciones@ethicalmagazine.org WEB: www.ethicalmagazine.org


editorial

4

¿POR QUÉ NO? por Ethical Magazine Hace dos meses, cuando publicábamos el primer número de este proyecto, nos preguntábamos si un mundo más ético es posible. En estas semanas, el mundo que conocemos no ha cambiado: se sigue hablan­do de crisis económica, de corrupción, nos cruzamos cada día con personas que ni siquiera se plantean cómo nuestra forma de vida repercute en nosotros mismos y en el resto de individuos; otras tantas personas justifican e incluso defienden la tortura, la explotación, la discriminación, la brutalidad... con "argumentos" que aluden a la tradición, a la costumbre, a dios, a la política, a la cultura, al dinero, a que hay cosas más importantes de las que ocuparse... En estas semanas, hemos seguido con las cosas que a nosotras nos ocupan y preocupan, hemos buscado información que consideramos de interés, hemos pensado en la mejor forma de comunicarla, de plasmarla en esta revista, hemos buscado "empresas con corazón", esas iniciativas, comerciales, sí, pero que además de procurar un medio con el que subsistir, se preocupan por lo im­portante: por los seres humanos, por los animales que no son de nuestra es­ pecie, por el planeta que compartimos... No nos vamos a engañar, sabemos que no es fácil que cambie una sociedad donde lo injusto se acepta como norma, pero también sabemos que podemos cuestionar lo que siempre se ha hecho, podemos reflexionar acerca de lo que nos rodea, y podemos elegir. Y si podemos, ¿por qué no hacerlo ahora?. www.ethicalmagazine.org


5

Foto: Jo-Anne McArthur - weanimals.org


6

Foto: Leonardo Anselmi


entrevista

7

LEONARDO ANSELMI ——————————

“Es urgente que el movimiento animalista se relacione con la política”

——————————

Entrevistamos a Leonardo Anselmi, uno de los acti­ vistas de más peso en la defensa de los derechos de los animales, convencido de que hay que actuar en el plano político para cambiar comportamientos sociales, más allá de decisiones individuales, y de que es fundamen­ tal ofrecer alternativas realistas que permitan superar el “statu quo” de la explotación animal. www.liberaong.org | www.ffw.ch


8

EM Cuéntanos el comienzo, cómo y por qué te hiciste activista por los derechos de los animales. LA Fue toda una serie de decisio­ nes en mi vida, de forma muy natu­ral. Quizá algunos se sientan decepcionados y quisieran una historia más romántica, pero no. Encontré una mesa informativa de la Asociación Animalista Libera, en Barcelona, y me informaron de algo que yo en aquel momento no sabía: que los perros no son los únicos animales que hay. A partir de ahí traté de informar­ me, coincidió que conocí gente del mundo­ vegano, vegetariano... y con toda esa confluencia de información, en unos meses tomé la primera decisión, que fue dejar de consumir animales, carnes, y un mes después dejé también de consumir lácteos y huevos y me hice vegano. Primero pensé que ese podía ser mi aporte, pero estudiando cómo funcionan las políticas agrarias, el consumo, me di cuenta de que con eso tampoco estaba aportando demasiado y decidí que quería hacer algo de activismo. Tampo­ co había encontrado muchas or­ ganizaciones que me gustaran en su forma de plantear el activismo, porque estaba demasiado enfo­ cado al cambio individual de las

personas, y yo vengo de la escuela de la sociología y creo que tenemos que apuntar a los cambios sociales. En ese momento ese enfoque no estaba sistematiza­­­do y pensé que podía ser mi aporte, un activismo liberacionista pero con un enfoque político.

—————

“Vengo de la escuela de la sociología y creo que tenemos que apuntar a los cambios sociales. En ese momento ese enfoque no estaba sistematizado y pensé que podía ser mi aporte, un activismo liberacionista pero con un enfoque político”

—————

EM Uno de los grandes logros de ese activismo fue la aboli­ción de las corridas de toros en Cataluña. Des­ pués hubo mu­chas interpretacio­ nes políticas, pero ¿cómo se fraguó aquella bata­lla? LA Bueno, casi todo lo que ten­ ga cier­ta trascendencia pública se­rá utilizado políticamente, eso es inevitable y no nos pasa solo a los animalistas. En realidad, la


entrevista

9

Foto: Sant. Snoopy

Plataforma Prou empezamos sien­­do muy poquitos a la puerta del Par­ lamento de Cataluña los miércoles de pleno para buscar contacto di­ recto con los políticos porque no lo teníamos. Eran pe­queñas protestas a las que íbamos con el librito de las caras para poder llamarlos por su nombre con el megáfono. Algunos se acerca­ban, nos daban las tarjetas... Aquello duró un año y pasamos de estar fuera protestando a estar dentro debatiendo y charlando y viendo qué podíamos hacer. Empezó de una forma embriona­ria, con una organización muy dé­bil, y acabó aglutinando a más de 2.500

activistas con 180.000 firmas y seguramente uno de los resultados tangibles más im­portantes del mo­ vimiento anima­lista en los últimos años. Al prin­cipio, cuando éramos tan poqui­tos protestando en la ca­ lle na­die quería capitalizar nuestro ac­tivismo, pero cuando fuimos por­ tada de periódicos en todo el mun­ do todos querían ponerse a favor o en contra. Esa es la mues­tra de que la connotación política fue el aprovechamiento posterior de la acción, pero no la raíz de la acción. Todo el mundo se acuerda de aquel 28 de julio de 2010 pero hubo casi cuatro años de trabajo previo muy importante.


10

——————————

“Lo que pasó en Cataluña es que nos dimos cuenta de que la abolición de las corridas de toros era un tema de derecho públi­ co. Hay cosas que las puede decidir cada cual, pero otras tienen que ser decididas entre todos, en el Parlamento... Rompimos ese molde psicológico de que contra eso no podíamos hacer nada”.

——————————

EM ¿Y esa sigue siendo una de tus principales batallas, la abolición de las corridas de toros en otros lugares?

LA En realidad Cataluña no fue al­go épi­­­­co, fue el principio de una tendencia, un proceso que desen­ cadenó o aceleró otros pro­ce­sos. La abolición de las corridas de to­ ros ha empezado en todas par­tes, lo que pasa es que conclu­yó pri­ mero en Cataluña por una serie de circunstancias. En menos de tres años desde entonces, cayó prime­ ro Quito y van ya 116 cantones de Ecuador; también Concepción, en Perú; Mé­xico va por el sexto mu­nicipio que las prohíbe, además de todo el estado de Sonora; y el alcalde de Bogotá, en Colombia, también ha prohibido las corridas de to­ros. Lo que pasó en Cataluña es que nos dimos cuenta de que la abolición de las corridas de toros era un tema de derecho público. Hay cosas que las puede decidir

cada cual, pero otras tienen que ser decididas entre todos, en el Par­ lamento. De alguna forma, rom­­­­ pimos ese molde psicológico, men­ tal, de que contra eso no podía­ mos hacer nada. Fue la de­rrota del escepticismo porque ni los antitaurinos creíamos que podría­ mos lograrlo, ni los taurinos creían que lo lograríamos. Lo importante después fue que todo lo que aprendimos en Cataluña, sobre el lobby de la tauromaquia, su funcio­ namiento, no se des­perdiciara y pu­­ diéramos aprove­charlo. Esa ba­t­alla se sigue librando en el terreno de los argumentos, y te­níamos que mover por el mundo los argumentos que habían ganado en Cataluña. Por eso, desde que la Fundación Franz Weber me ayu­da con eso, viajo por toda La­tinoamérica ayudando a los ac­­­­tivis­tas locales a emprender campañas de estas características, y también lo estamos haciendo en el resto de España, en Portugal y en Francia.


entrevista

EM ¿Cómo crees que ha evolu­ cionado el activismo por los dere­ chos de los animales en los últimos años? ¿Qué cosas han cambiado, mejorado, empeorado desde que tú empezaste? LA Mi visión general es que va mejor. Cuando yo empecé en Es­ paña se vivían las peores guerras internas dentro del movimiento, ha­­ bía organizaciones que boico­teaban o desprestigiaban a otras... Yo, per­ sonalmente, creo que Gary Francio­ ne fue una persona muy ne­gativa para el movimiento porque abrió la veda a esas críticas co­rrosivas, incluso sin tener la seguridad de la razón en un sentido estratégico. Me parece un gran analista pero un torpe estratega. En cierta ma­ nera impuso su estrategia a una parte del movimiento que optó por vías más fundamentalistas... y

11

como todo movimiento social en la historia, cuanto más se romantizó más herramientas se fueron des­ cartando. Nos hizo mucho daño porque descartamos, entre otras cosas, la vía política, que sigue siendo básica para la toma de decisiones en nuestra sociedad, nos guste o no. A muchos no nos gus­ ta pensar que los cargos electos son los que toman las decisiones por nosotros, pero hace muchas décadas que nosotros dejamos de tomar parte en esas decisiones y el poder no es algo que te roban, es algo que se entrega. Pero creo que se ha avanzado mucho en el entendimiento, hemos llegado a la conclusión de que cada uno puede trabajar su línea estratégica sin que eso sea perjudicial, entre otras cosas porque nadie tiene la verdad sobre cuál es la estrategia que liberará a los animales.

Foto: Leonardo Anselmi


12

EM En tu opinión, cuales son los retos inmediatos del movimiento animalista. LA El movimiento tiene que apren­ der a relacionarse con el sector político. Tenemos que en­contrar po­ líticas públicas de prote­­cción animal, al menos para los animales que ya están en consideración mo­ ral para la sociedad. No todos lo están, no porque no queramos, si­no porque es así. Si los perros, que ya están en esa consideración mo­ral, tienen que esperar a que lo estén las ratas, es algo injusto para los perros. Creo que, hoy por hoy, podemos conseguir polí­ ticas públicas de protección animal que vayan en un sentido de consi­ deración moral de nuestra época, de abolición de corridas de toros y espectáculos taurinos o del uso de animales para entretenimiento, y seguir luchando con otras téc­ nicas por los otros animales que aún no están en esa consideración moral mayoritaria. Hay que saber diferenciar esa línea divisoria que es la moral de la época. Es un concepto cambiante y cada año puede ser un poco diferente al anterior, y tenemos que diferenciar lo que en cada momento está den­ tro y lo que no, con lo que está den­ tro, tratar de trabajar en positivo, y respecto a lo que está fuera, seguir con la sensibilización. El segundo

reto que me parece importante es que los activistas comprendan la importancia que tiene, en un sen­tido práctico, saber cómo funciona la so­ciedad. Esos funcionamientos que por lo general no nos gustan, pero que son así, y hay ciertos debates que estamos teniendo en el activismo y que podrían dejarse para más ade­lante. A día de hoy tenemos ani­­­males a los que podemos ayu­ dar y seguir tratando de llevar el debate meramente ideológico a la práctica nos está hundiendo en el fracaso. Por ejemplo, el otro día en un debate, planteando cuestiones excesivamente teóricas, se llegó al punto de decir prácticamente que habría que operar a los leones para que no se coman a las gacelas. Me parece que esos debates pueden tenerse, pero intentar que de ellos salgan estrategias prácticas me pa­ rece incluso peligroso. Tenemos que mejorar el debate interno y saber distinguir cuales son los procesos que son capaces de generar cam­ bios en la sociedad.

————— “Me parece importante que los activistas comprendan la importancia que tiene saber cómo funciona la sociedad”.

—————


entrevista

13

Foto: Leonardo Anselmi


14

EM ¿Cual es tu mensaje a quienes quieren ser activistas en su propio entorno, pero se dejan arrastrar por la resignación? LA Yo creo que decisiones indivi­ duales como el veganismo tienen que ser tomadas como una postura política, no ética. La ética no tiene posturas. En todo caso será una posición política con una motivación ética. Todas las actividades que ha­ cemos, posiciones que tomamos, y más si las hacemos públicas, son políticas, porque estamos di­cien­ do có­­mo queremos que sea el mun­­­do. La persona que está de acuerdo con una reivindicación de­ terminada pero no la lleva a su modo de vida, de alguna forma, está evitando ha­cer ese contrapeso político al `statu quo´ de cosificación y especismo. Creo que plantear el veganismo como una postura ética lo debilita mucho en relación a lo que el veganismo podría ha­cer como planteamiento para cam­biar el mundo. Incluso aunque di­recta­ mente no se puedan salvar anima­ les, porque lamentablemen­te las políticas agrarias actuales no re­ lacionan la oferta y la demanda como hacían hace quince o veinte años, es de extrema necesidad que las personas que tienen una de­ terminada visión del mundo, per­ sonas de bien con un sentimiento de justicia, se pongan de este lado y

tomen esa decisión. En el movimiento animalista tenemos mucha tenden­ cia a comparar el proceso de abolición de la esclavitud humana con la esclavitud actual de los ani­ males. Esa comparación me pare­ ce en gran medida acertada, pero también peligrosa, porque no to­ dos los elementos son comunes y nos pasamos por alto algunos ele­ mentos. Por ejemplo, pasamos por alto que lo que provocó el cam­bio en el `statu quo´ de la esclavitud no fue la guerra, sino el hecho de que se pudiera poner máquinas don­de había esclavos, fue la re­ volución industrial. De hecho, no es casualidad que hubiera un nor­te industrializado que llevaba déca­ das intentando vender máqui­nas a un sur manufacturero, y eso creaba una fuerte división. Si Abraham Lincoln hubiera primado el discurso sobre la efectividad de sus acciones, la liberación de los esclavos se hubiera retrasado varias décadas más. El “statu quo” es algo muy fuerte y su comportamiento natural es la resistencia al cambio, y por eso es tan importante plantear alternativas superadoras de esa situación, al­ternativas de eficiencia social, am­biental, económica, de justicia también para los propios hu­manos. Tenemos que ar­mar un dis­­­­curso en función del con­texto que tenemos, no al revés. También la teoría de Marx sobre la infraes-


entrevista

tructura, la estructura y la superes­ tructura se puede trasladar a la explotación animal. Hay una in­ fra­estructura basada en el grano, en el transporte, en los ma­taderos... una estructura, que es la propia explotación y matanza, y una su­per­ estructura, que es la con­secuencia, el especismo y la co­­sificación. La mayor parte de los activistas piensan que la con­secuencia del es­ pecismo es la ex­plotación, pero yo creo que es al re­vés, el especismo es la forma que hemos encontrado

15

de vencer la disonancia cognitiva que nos pro­voca incurrir en compor­ tamientos in­morales, como es la ex­ plotación. Creo que estamos po­ nien­do dema­siados esfuerzos en in­ tentar cambiar la superestructura y tendría que ser al revés, cambiar la estructura y la infraestructura para así ven­cer la discriminación. Esa es mi llamada a la reflexión estratégica pa­ra los activistas: pensar si estamos ponien­do muchas energías en algo que pro­bablemente no sea lo más efectivo.

Foto: Jesús Eloy de Mateo


ESPACIO PUBLICITARIO

empresasco

comercial@ethic


LICITARIO PARA

oncoraz贸n

calmagazine.org


píldorasantropológicas

18

DESHACIENDO EL GÉNERO por Marta Arnaus

——————————

“Sexo” y “género” son dos conceptos que designan, res­ pectivamente, una realidad biológica y una cons­trucción social. Si el género (hombre/mujer) es un rol social, sig­ nifica que es una categoría cambiante y susceptible de ser modificada con la finalidad de integrar en la socie­ dad a todos los individuos -y sus cuerpos- para que pue­dan desarrollar su sexualidad y su identidad social en plenitud y en libertad. * puedes consultar la bibliografía de este artículo en la última página de la revista

——————————

Marta Arnaus es antropóloga social | vidadealambique.wordpress.com


19


píldorasantropológicas

L

os hombres son agresivos, ru­­­­dos, racionales y les gus­ tan los deportes. Las mujeres son tiernas, emotivas, compasivas y a­man a los animales. A pesar de que la igualdad entre hombres y mujeres está legalmente reconoci­ da, en el imaginario popular toda­ vía está vigente la creencia de que existen comportamientos, tempe­ ramentos y habilidades pro­pios y exclusivos de hombres o mu­jeres. Y ciertamente, es verdad. Aún hoy en día, interactuamos en sociedad de formas bien diferen­ciadas: nos vestimos y nos peinamos de ma­ nera diferente, hay más hom­bres mecánicos que mujeres, etc. Sin em­­­­bargo, esta diferenciación está muy lejos de ser resultado de la de­ terminación biológica de los sexos.

—————

“A pesar de que la igualdad entre hombres y mujeres está legalmente reconocida, en el imaginario popular todavía es­­tá vigente la creencia de que existen comportamientos, tem­­­­pe­­ramentos y habilidades propios y exclusivos de hom­ bres o mujeres”

—————

20

La antropóloga estadounidense Mar­garet Mead, en los años 30, etnografió a los arapesh, los mun­ dugumor y los tchambulli, tres pue­ blos primitivos de Nueva Guinea. En estos tres pueblos, hombres y mu­jeres desempeñaban roles de gé­ ne­ro que sorprendieron a la pro­­­­ pia investigadora, sobre todo, si se ponían en relación con los comportamientos y temperamentos comúnmente asociados a los se­xos en occidente. Los hombres y muje­ res arapesh y mundugumor desem­ pañaban sin distinción de sexo los mismos roles sociales. Hombres y mu­jeres arapesh se mostraban pro­ tec­tores y cariñosos con los niños, un temperamento que por aquel en­tonces en occidente se atribuía a las mujeres. Por contra, tanto hom­ bres como mujeres mundugumor se mostraban rudos, agresivos y violentos, algo que en occidente se asociaba a los comportamientos mas­ culinos. Por su parte, los tchambulli presentaban los roles sociales inter­ cambiados con respecto a los nues­ tros: los hombres se mostraban sen­ sibles y paternales y las mujeres eran dominantes, se dedicaban a la pesca y a los negocios y llevaban la iniciativa en las relaciones sexuales. Se hace necesario pues distinguir entre “sexo” y “género”. Cuando nos referimos a “sexo” nos referimos a la biología definida por los órganos sexuales de cada individuo (mascu‑


21

lino/femenino). En cambio, “géne­ ro” corresponde al rol social que ca­­da individuo desempeña dentro de un grupo. Es, por tanto, una cons­ trucción cultural. Lo que sucede es que el sexo biológico es el que mu­ chas veces determina socialmente en qué categoría o rol nos colocan. De ahí, la confusión. Tradicionalmente, en nuestra socie­ dad, existen dos roles de género disponibles: hombre y mujer. Son ca­­te­gorías sociales cerradas, por tanto, significa que como individuos, debemos definirnos y situarnos en uno u otro rol. No hay ambigüedad posible. Si tu identidad y/u orienta­ ción sexual o de género no encaja co­mo un guante en alguna de estas ca­tegorías, tienes un problema de aceptación social. ¿Qué chica no se ha encontrado que la miran raro por­ que le gusta el fútbol? ¿Qué chico no

ha sido alguna vez tachado de “flo­­­jo” si se emociona viendo una película? Afortunadamente, la sociedad a­van­za y cada vez son más las voces que desde el activismo social y con el respaldo de las evidencias sociales y etnográficas, se alzan en contra de la cerrazón y el deter­minismo de estas categorías que vin­­culan sexo con género de mane­ra unívoca y que coartan la libertad de los individuos -y de sus cuerpos-, ocasionando, muchas veces, daños psicológicos y sociales a los individuos que no se ajustan a la normatividad de género de su so­ciedad. Un claro ejemplo de ello lo encontramos en las personas que deciden modificar su sexo biológico para normativizar sus cuerpos y ponerlos acordes con lo que “exige” el rol social de género con el que se identifican.


píldorasantropológicas

En la actualidad, la teoría queer, con Judith Butler a la cabeza y si­ guiendo el camino que abrió Mar­ garet Mead –entre otras–, reclama la necesidad de deshacer el géne­ ro. Puesto que no existen roles de género inscritos en la naturaleza hu­mana y que la identidad de gé­ ne­­ro y la orientación sexual de los individuos está marcada por la cul­ tura, entonces, nosotros, co­mo indi­ viduos, debemos poder ele­­­gir los comportamientos, las identidades y los deseos sexuales que creamos con­venientes. Como gru­po, se con­ vierte en una obli­gación luchar por

22

abrir y difuminar las catego­rías de género, sobre todo, cuan­do hay individuos oprimidos y excluidos por su supuesta identidad “anómala” (fuera de norma). A grandes ras­ gos, la teoría queer reclama el de­recho a configurar identidades “nómadas” y aboga por la libertad de las personas para no tener que ubicarse en una categoría estanca de género y poder transitar, cam­ biar y mezclar tanto y tantas veces como necesitemos para sentirnos có­modos con nuestros cuerpos y con nuestras identidades personales y sociales.


23

ESPACIO PUBLICITARIO PARA

empresasconcoraz贸n

comercial@eticalmagazine.org


artesmĂşsica Foto: michellem1

24


25

GUITARRAS

SIN FRONTERAS: RODRIGO Y GABRIELA por Carlos Vicent

——————————

La historia de Rodrigo y Gabriela es la de dos viejos amigos que tocan juntos desde que se conocieron de pequeños en la escuela de música municipal.

——————————

Carlos Vicent es músico y profesor | www.carlosvicentblog.com


artesmúsica

A

sí, desde su México natal, donde formaron parte de va­rias formaciones, entre ellas el grupo de Thrash “Tierra áci­ da”, se hacen la promesa mutua de no aceptar ningún trabajo que no ten­­ga que ver con tocar la gui­tarra y se trasladan al viejo continente, en concreto, a un país con gran tradic­ ción de música en directo como es Irlanda. Vender todo su equipo y comprar sendas guitarras acústicas empezó co­mo una idea pragmática de ca­ra a viajar ligero de equipaje y po­ der tocar en cualquier sitio. Pero a la postre, terminó convirtiéndose en el vehículo de su sonido y en su manera de expresarse: rock acústico a dúo y con altas dosis de percusión. Rodrigo se encarga de los solos y las partes melódicas y Gabriela tiene el contrapunto perfecto en la solidez rítmica de su mano derecha. Sin ignorar sus raíces rockeras, siem­ pre han rechazado formar par­­te de un estilo musical concreto. “Todo vale” es su lema, por eso, no es raro que tengan seguidores de muy diferen­­tes tendencias: la música para guita­rra clásica, el flamenco, el Jazz, la músi­ca latina y, por supuesto, el Metal. La lista de artistas versionados que han trasladado a su universo acús­tico es amplia: Led Zeppelin, Astor Piazzola, Michael Jackson,

26

Me­gadeth, The White Stripes... pe­ro merece una especial mención la interpretación del tema que más llamó la atención en YouTube y que es en parte responsable de su exposición a una audiencia mucho más amplia: Orion de Metallica. Sería fácil pensar que solo son dos intérpretes con cierta gracia para hacer arreglos poco frecuentes pa­ ra esa formación instrumental, pero las dudas quedan disipadas cuando uno escucha temas originales como Diablo rojo, Tamacun o Hanuman. En ellos se puede apreciar su faceta más artística y la variedad de sus raíces musicales. No es de extrañar que el composi­ tor Hans Zimmer los utilizara como complemento para sus partituras en la banda sonora de Piratas del Caribe 4 e incluso fueron invitados a to­car en la mismísima “Casa Blanca”.

————— “Vender todo su equipo y com­­

prar sendas guitarras acús­ti­cas em­­pezó co­mo una idea prag­ má­­tica de ca­ra a viajar li­gero de equipaje y po­der tocar en cual­ quier sitio, ter­minó con­vir­tiéndo­ se en el ve­hí­culo de su so­­nido y en su manera de ex­presarse”

—————


27

Foto: xrayspx

Hasta la fecha, han grabado 5 ál­bu­­mes de estudio. En su último tra­ba­­jo, Area 52, reinventan nue­ ve com­­­­­posiciones propias acom­pa­ ña­dos por primera vez de un nú­ mero significativo de músicos con diferentes backgrounds: el ba­­te­ ría de Heavy Me­tal John Tempesta (Exodus, Testa­ment, The Cult...), el ba­jista de flamen­­co y Jazz Car­ les Benavent (Paco de Lucía, Chick Co­­rea), la intérprete de si­­tar Anoush­ka Shankar y, sobre todo, el grupo de músicos Havanos lla­ ma­­do C.U.B.A. El resultado es un pa­so ade­lante en su sonido y una nueva amalgama de estilos que

no entien­de de fronte­ras, ni se preocupa por las cifras de ven­tas de discos. Es inspiradora la historia de es­ tos dos músicos que rechazaron el camino tradicional al éxito, que pre­ firieron perseguir su sueño de hacer música por encima de tendencias y sin preocuparse por encajar en los patrones del negocio de la música. Ello implicó cambiar de continente y tocar para la gente en la calle, pe­ro, de manera casi kármica, la vida les ha devuelto el favor, re­ com­­pensándoles con el merecido re­conocimiento !Bravo!

Discografía: Foc (2001) re-Foc (2002) Live: Manchester and Dublin (2004) Rodrigo y Gabriela (2006)

Live in Japan (2008) 11:11 (2009) Live in France (2011) Area 52 (2012)


miradaética

28

APOLOGÍA DE LA COMPASIÓN por Xavier Bayle

——————————

Poseer personas debiera considerarse un delito y cuidar de aquéllas que se encuentren en situación de necesidad, una obligación. En eso cimentamos las bases éticas de la sociedad, aun cuando dichas premisas entren en conflicto con nuestras políticas económicas.

—————————— Xavier Bayle, humanista y artivista por la liberación animal. vegangrafik.blogspot.com | www.myspace.com/short.xavier.bayle


29

Foto: Jon Amad - thanimalday.org


miradaética

E

se pacto tácito de colabora­ ción y mutua satisfacción de in­ tereses exige, como tal, respe­ to por la voluntad de las individuas. “Te ayudo porque quizás un día ne­ cesite ayuda, pero aunque no la ne­ cesitara, igualmente te ayudo”, ese es el principio, que también de­be hacerse extensivo a las demás es­ pe­cies. Sociedades que olvidan la cooperación son sociedades muer­ tas, individuas robándose placer unas a otras, venciendo soledades y temores privados, ordeñándose egoístamente entre sí. Por ello re­ sulta tan complicado el humanismo en tiempos de barbarie, porque todavía tenemos derecho legal a matar y derecho a no salvar. Un pájaro encerrado en una jaula es una perversidad. Enajenado de su libertad (ocupando las alas el ma­yor porcentaje del cuerpo del ave, no puede utilizarlas para lo que fueron hechas), es motivo de tormento moral para cualquier persona­ decente,

30

que siente siempre en su interior la necesidad de ser justa. Más allá de la sociedad existe la jungla, nos dicen, pero no todo es selva en la selva. En la reñida competitividad por los recursos, en es­­cenarios de crueldad natural y o­portunismo, se dan numerosos casos -poquísimos de ellos documentadosde generosidad altruista, hasta lími­ tes que ponen en riesgo la vida de los animales que la muestran. Me refiero a quienes defienden, salvan, cobijan, ayudan y amamantan huér­ fanas o asisten a inválidas y ancia­ nas, aun de otra especie, desafiando así la intensa presión natural por la supervivencia. Por contra, muchos se­ res humanos de vida fácil muestran total indiferencia hacia individuas ne­­ cesitadas, incluso de su propia es­­ pecie. Como animales tribales, de­ bemos ayudar por compasión, no por piedad, sino por sentimientos de justicia e igualdad, que constituyen los ideales de cualquier sociedad sana.

——————————

“En la reñida competitividad por los recursos, en escenarios de crueldad natural y oportunismo, se dan numerosos casos -poquísimos de ellos documentados- de generosidad altruista, hasta límites que ponen en riesgo la vida de los animales que la muestran”

——————————


31

——————————

“Allá donde la colaboración muere, muere el compromiso altruista y se mata, así mismo, una parte de la sociedad”

——————————

“Me relamo de gusto”, “me siento sola”, “echaría un polvito...”, “¡uix, me estoy meando”, “acércate a mí”, “no soporto el dolor”, “tengo miedo”, “ayúdame”... Todas estas son emo­ ciones y necesidades propias de una gran mayoría de animales. Una parte de ellas nos corresponde a nosotras buscarlas, otras deben ser aseguradas mediante la garantía de que nada va a vulnerar alea­ toriamente dichas sensaciones, ni a evitar su satisfacción. El terror de un pollo vivo colgado en los ganchos del matadero, el de la ternera se­ cuestrada al poco de nacer para robar la leche materna, la soledad del cerdo ante la pistola de proyectil escondido, las niñas africanas ham­ brientas por culpa de nuestro modo de vivir... Vidas frustradas por nuestra criminalidad, indiferencia y desidia. Somos responsables por acción y por omisión. El ser humano, como miles de es­ pecies, genera vínculos, crea lazos de complicidad inherentes al (buen) funcionamiento del grupo y de su entorno. Esos lazos a menudo dan lugar a malentendidos, ven­ganzas

y otras formas de (mal) compor­ tamiento, errores de una comuni­ cación que debiéramos esforzar­nos en hacer más fluida y satis­factoria, no por bondad, sino por armonía grupal. Allá donde la colaboración muere, muere el compromiso altruis­ ta y se mata así mismo una par­te de la sociedad. Quien omite socorro, incurre en delito. Las injusticias deberían ser el ob­ jeti­vo prioritario de nuestra com­ pasión, no los accidentes o los ac­ tos temerarios sin sentido. Que una persona pierda la vida por su propia estupidez o irreflexión no debiera causar tanta tristeza como una muerte provocada por un acto de criminalidad activa o pasiva. Cada muerte supone una gran pér­ dida, claro está, pero el morir siempre llega: de modo natural por oxidación de los cuerpos, de modo accidental, por propia mano, etc. Esas no son muertes “en débito”. Las que nos debieran atormentar son aquéllas que pueden evitarse. Y si podemos evitar esas muertes, entonces debemos.


miradaética

32

CRECED Y

MULTIPLICÁOS por Cristina Izquierdo

——————————

La explosión demográfica constituye un arma de des­ trucción masiva que condena a millones de indivi­duos humanos y no humanos a tasas crecientes de miseria, violencia y sufrimiento. En este contexto, la decisión de procrear o no adquiere una dimensión ética global.

—————————— Cristina Izquierdo es psicóloga y redactora.


33


miradaética

H

34

—————

ace 2000 años, se estima que la población humana mundial era de 200 mi­ llones de personas. En 1960, la ci­fra ascendía a 3000 millones. En la actualidad, supera los 7000 millones… El número de seres hu­ ma­nos se ha incrementado en 4.000 millones en los últimos 50 a­ños, lo cual supone un crecimiento superior al experimentado durante los dos milenios precedentes. Estas elocuentes cifras hablan por sí solas y encienden las señales de alarma de una escalada demográfica en­ loquecida e insostenible.

“Si el actual incremento de la población mundial, la industrialización, la contamina­ ción, la producción de ali­ mentos y la explotación de los recursos naturales se man­ tiene sin va­ria­ción, al­canzará los límites ab­solutos de cre­ cimiento en la Tierra du­rante los próximos cien años”

En 1972, el Instituto Tecnológico de Massachussets, a petición del Club de Roma, elaboró un informe denomina­ do “Los límites del crecimiento”, cuya conclusión sería la siguiente: “Si el ac­tual incremento de la población mun­dial, la industrialización, la con­ taminación, la producción de ali­ mentos y la explotación de los re­ cursos naturales se mantiene sin va­ riación, alcanzará los límites abso­ lutos de crecimiento en la Tierra du­rante los próximos cien años.” En 1992 y 2004 se publicaron sendas actualizaciones de dicho informe en las que se señala que la humanidad ya ha superado la capacidad de carga del planeta para sostener su población y se alerta de que no puede existir un crecimiento ilimitado en un entorno de recursos limitados.

Sin embargo, nuestra especie per­ manece sorda ante tales evidencias y persiste en una explosión demo­ gráfica descontrolada, que resulta devastadora para sus propios inte­ reses y para los del resto de animales con los que compartimos esta casa común que es la Tierra. El crecimiento acelerado de las poblaciones huma­ nas ha propiciado la destrucción de los hábitats naturales de multitud de especies, desplazándolas y conde­ nándolas a la extinción masiva. De­ trás queda el drama de millones de individuos masacrados por la insa­ ciable voracidad de una especie in­ va­sora. El resultado es una tasa de extinción 10.000 veces superior a la que acontecería de forma natural.

—————


35

Pero esta es sólo una de las ne­ fastas consecuencias derivadas de la sobrepoblación humana, a la que se suman el agotamiento de los recursos, la contaminación y el deterioro medioambiental, fac­ tores todos ellos que alimentan un incremento exponencial de la po­ breza y la desigualad, favorecen la aparición de conflic­tos y enfren­ tamientos entre los pueblos y, en definitiva, son fuente inagotable de sufrimiento, especialmente en­ tre los habitantes de las áreas más desfavorecidas, además de com­ prometer nuestra propia superviven­ cia como especie. En cada uno de nosotros reside el potencial para revertir esta des­ tructiva tendencia, asumiendo el com­promiso ético que la situación de­man­da, porque la solución pa­ sa por la aplicación de medi­ das anti­conceptivas y de control reproductivo para lograr un des­ censo de la nata­lidad que permita

reducir la población mundial y esta­ bilizarla en unos niveles óptimos de sostenibilidad. La corriente que aboga por este tipo de intervención se co­noce co­mo antinatalismo re­ lativo o demo­gráfico y son muchas las orga­­­niza­ciones adscritas a ella, co­mo la bri­tánica Population Ma­tters, que pro­­­pone como objetivo unas ci­ fras de po­blación com­pren­­didas entre los 2.700 y los 5.100 millones de personas. Al tiempo que la capacidad ra­ cional nos otorga la posibilidad de trascender al instinto reproductivo, convirtiendo la procreación en un acto consciente y voluntario, el mun­ do se ve amenazado por una pro­ liferación humana desmesurada, que conduce inexorablemente a la des­trucción del medio y genera si­ tuaciones de padecimiento, miseria y precariedad, que irán afectando progresivamente a un número ma­ yor de individuos humanos y no humanos.

——————————

“En cada uno de nosotros reside el potencial para revertir esta destructiva tendencia, la solución pasa por la aplicación de me­ di­das anticonceptivas y de control reproductivo para lograr un descenso de la natalidad que permita reducir la población mundial y estabilizarla en unos niveles óptimos de sostenibilidad”

——————————


miradaĂŠtica

36


37

La perspectiva antinatalista busca concienciar a la sociedad sobre es­­­te acuciante problema global y apela a la responsabilidad co­lec­tiva e in­ dividual para que consi­deremos los perjuicios que, en tales circunstan­cias, se derivan de la decisión personal de tener descendencia y anteponga­mos dichas consideraciones morales a nues­­tros deseos inmediatos de paterni­ dad, los cuales pueden, además, ser igualmente satisfechos por otros me­ dios, como la adopción de alguno de los muchos niños ya nacidos que es­ peran su oportunidad de contar con el amor y los cuidados de una familia. En este caso, se realiza una contribu­ ción doblemente positiva, pues no sólo se evita fomentar el sobrecrecimiento, sino que se da cobertura a las necesidades y los derechos de alguien que precisaba esa atención para poder desarrollar una vida plena.

El crecimiento anómalo y descon­ tro­lado de alguno de los elementos que componen un sistema rompe su equilibrio natural, produce daños traumáticos en su estructura y resul­ ta finalmente en su aniquilación. Ese es el funesto papel que hoy por hoy representa el ser humano den­ tro del ecosistema planetario, evo­ lucionando como un cáncer que lo mina desde su interior en una es­piral imparable de degradación. Urge aplicar las medidas correctivas oportunas para detener este proce­so, se impone la necesidad de avan­zar hacia una nueva conciencia, es tiempo de respetarnos a nosotros mis­mos, al resto de animales y al me­dio ambiente, es tiempo de frenar la pro­ducción de seres humanos para re­establecer la sa­lud al enfermo y sentar las bases de un futuro justo y viable para todos.


actualidad

38

COMERCIO... ¿JUSTO? por Sara Martín Blanco

——————————

Cuando escuchamos la noción de “Comercio Justo”, rá­pidamente, nuestra mente focaliza la atención en el se­gundo término: “Justo”. Pero, ¿qué significa que algo sea justo? Ya en la antigua Grecia se concebía la justicia como el elemento fundamental en la organización de la sociedad, además de ser considerada una de las más altas virtudes humanas [1] [2]

——————————

Sara Martín, Master en Filosofia Contemporánea y en Derecho Animal y Sociedad


39


actualidad

E

n la actualidad, y en conso­ nancia con esta antigua idea de lo justo como equi­dad, se han enunciado los 10 Principios Internacionales de la Organización Mundial del Comercio Justo [3]: La creación de oportunidades pa­ra productores con desventajas eco­ nómicas; la transparencia y respon­ sabilidad en las relaciones comer­ ciales; las prácticas comer­ciales jus­ tas; el pago a los productores de un precio justo; la ausencia de trabajo infantil y forzoso; el compromiso con la no discriminación, la equidad de género y la libertad de asociación sindical; las buenas condiciones de trabajo; la promoción del de­sa­rro­ llo de las capacidades de los pe­ que­ños productores; la concien­cia­ción del Comercio Justo; y, final­men­te, el res­­peto por el medio ambiente.­

40

Es­tos principios establecen los crite­ rios que un acto comercial ha de satisfacer para ser considerado justo y, por ello, deben ser cumplidos por todas aquellas organizaciones que pretendan desarrollar su labor de manera equitativa. En los últimos tiempos, esta apuesta por lo justo gana adeptos no solo en­ tre las pequeñas tiendas asociativas como Calzado Ecológico Justo Aki, Elabora Bio, o Mundos, sino también entre las grandes distribuidoras co­ mo Carrefour, Lidl, Intermarché o Al­ cam­po, entre otras -afirma Annick Baudin, de Intermarché [4]. Las grandes marcas quieren par­ ticipar, también, de un comercio más humanitario y equitativo pero, ¿lo consiguen?, ¿es realmente este comercio, justo?

—————————— “Las grandes marcas quieren participar, también, de un

comercio más humanitario y equitativo pero, ¿lo consiguen?, ¿es realmente este comercio, justo?”

——————————


41

La cadena industrial En un extremo de la cadena nos encontramos con los pequeños pro­ duc­tores o campesinos que trabajan la materia prima, mientra que, en el otro extremo, tenemos a las tiendas o grandes distribuidoras que venden los productos a los consumidores, garantizando siempre, mediante un sellado, la denominación de origen y la calidad del mismo. El imperio del sello es controlado por Max Ha­ ve­laar, asociación fundada en 1988 por Francisco Van der Hoff, un sa­cer­ dote obrero que predicaba la so­ lidaridad entre los consumidores de los países ricos y los pequeños pro­ ductores del Sud. Así, Max Ha­­velaar o Fairtrade Labelling Orga­ni­zations International (FLO), abastece a 21 países del Norte y certifica a más

de 600 cooperati­vas; es de­cir, a 1.500.000 de pe­queños produc­ tores [5]. Las cooperativas, cuyos productos reciben el sello Max Havelaar, se benefician de una tarifa mínima ga­­rantizada, independientemente de las fluctuaciones del mercado, a cambio de haber pagado 3.500 euros, coste anual por tener la de­ nominación de origen. Pero aunque Max Havelaar ga­ rantice que el producto consu­mido provenga del Comercio Jus­to, no ga­­ ran­tiza, sin embargo, que la em­­pre­ sa que esté detrás del sello realice prácticas mercantiles justas. ¿Qué sig­­nifica esto? Pues que, muy a me­ nudo, los comerciantes de las grandes distribuidoras emplean prácticas que se oponen a los 10 principios que ca­ racterizan el comercio justo.


actualidad

El comercio no justo Cuando el Comercio Justo se com­ promete a seguir el ritmo impuesto y abastece las estanterías de las gran­ des distribuidoras, éstas acaban po­seyendo la casi totalidad de la mer­cancía, de modo que pueden im­poner sus propias reglas del jue­ go: Las grandes marcas necesitan vender muchos productos para ga­ nar más dinero, pero los productos del comercio justo, al pasar por tantos intermediarios (cooperativas, pro­veedores locales, importadores, fabricantes, industrias…), tienen un precio elevado. A pesar de que la contribución financiera del gran distribuidor en ningún caso implica pérdidas (es decir, no pierden dine­ ro en términos de margen), existe un afán generalizado por lanzar al mer­cado las conocidas “marcas blan­ cas”, con las que los mismos pro­ ductos, con el mismo sello de ga­ rantía son más baratos. ¿Por qué? Pues porque las grandes superficies emplean el denominado “margen

42

hacia atrás”, que consiste en eli­ minar intermediarios y presionar a los pro­­veedores, solidarios o no para realizar concesiones financieras (par­tidas gratuitas, distribución de estanterías gratuitas, recuperación gratuita de los excedentes…) y para conseguir una mayor can­ti­ dad de productos. Pero, además, es­ta presión también repercute en los pequeños productores cu­ya úni­ca alternativa para aumentar benefi­ cios consiste en trabajar y producir más. Así, con la democratización del Co­mercio Justo, presenciamos los efec­­tos perversos de este tipo de co­mercialización en manos de las grandes marcas. ¿­ Es, entonces, el Comercio Jus­to de las grandes cadenas un co­mercio realmente justo? Resulta evi­dente que no. Para los grandes de la distribución, el Comercio Justo representa el 1% de la cifra de negocios. Ésta ha au­ mentado un 40% en los últimos años en el grupo Intermarket.

* puedes consultar la bibliografía de este artículo en la última página de la revista

—————————— “La prioridad no es el mercado como tal, sino la soberanía alimentaria. No se precisa la agricultura del monocultivo que echa a perder la armonía de la naturaleza”

——————————


43

El comercio justo Quedan, sin embargo, asociacio­ nes como Rantinpak, encabezada por Gonzalo Marchén, que también ex­­portan a Europa la producción de pequeñas cooperativas, pero que reniegan de las iniciativas “jus­ tas” selladas por Max Havelaar. Su filosofía es la de cooperar -no com­petir- entre los diferentes pro­ veedores y transformar la mate­ ria prima in situ en la medida de lo

posible, ya que esto resulta un be­ ne­ficio neto para la cooperativa. Est­os productos se distribuyen a las colectividades territoriales, los sindicatos, los comités de empresas, los mercados, las ferias, pequeños co­mercios [6] e, incluso, directamente a los consumidores. La prioridad no es el mercado como tal, sino la soberanía alimentaria. No se precisa la agricultura del mo­­­ nocultivo que echa a perder la ar­ monía de la naturaleza.


cuestioneslegales

44

DERECHO

DE REUNIÓN por Laia García Aliaga

——————————

PREGUNTA: Queremos organizar una protesta frente al Ayuntamiento de nuestro municipio. Tememos que la policía nos desaloje. ¿Algún consejo?

—————————— Laia García Aliaga es abogada www.ga-advocats.com | www.audaweb.org


45

Foto: Nelson Montalvรกn -


cuestioneslegales

E

l derecho de reunión se reco­ noce en la Constitución Espa­ ñola, en su artículo 21. Es un de­recho fundamental y, por ello, de­ be ser tratado con el respeto que merece. Debemos tener en cuenta que, como es obvio, debe ejercerse de forma pacífica. ¿Qué abarca ese derecho? Pues la posibilidad de encontrarnos más de 20 personas, de forma concertada y temporal, con una finalidad con­ creta (por ejemplo, una protesta ante la Administración Local, como será vuest­ro caso) en un lugar público o privado. En este artículo voy a centrarme en las reuniones en lugares públicos, que son las que más interés despier­tan en­tre activistas de distintas causas. Debemos distinguir entre una con­ cen­tración y una manifestación. En am­­bas somos más de 20 personas si­­­ tuadas en la vía pública para rea­li­ zar algún tipo de protesta o ac­ción

46

reivindicativa. En el primer ca­so, per­manecemos estáticos en el sitio es­cogido. En el segundo, nos des­­­ plazamos y tenemos un itinerario mar­cado. En ambos casos, debe­mos comunicar el acto a la autoridad com­­petente, pero NO necesitamos per­miso. Solo podrá ser prohibido nuestro acto si existe peligro para per­s­o­nas o bienes debido a una a­­l­teración del orden público. Por ejemplo, si el día de la cabalgata de los Reyes Ma­­gos pretendes ha­ cer una manifestación justo por don­­­de pasan las carrozas, podrán prohibírtela (siempre con op­­ción por tu parte de poner un re­curso contra esa resolución nega­­tiva). Si no es un caso de este tipo que per­­­­mita la prohibición, solo co­mu­ ni­cándolo (míni­mo 10 días antes y má­­ximo 30 días an­tes, con opción de comunicar­lo con 24 horas si es un asunto urgente y puede demos­ trarse la urgencia) bas­­taría para es­tar ejerciendo tu de­recho de for­ ma lí­cita. Foto: Antonio García


47

¿Cómo lo comunico? Siempre por es­crito. En las dependencias de la au­toridad competente (en Ca­ talunya, los Mossos d’Esquadra; en el resto de España, la Delegación del Gobierno de la Comunidad Au­tónoma) te fa­ci­litarán un for­mu­ lario que debe­rás re­llenar para rea­lizar tal comunica­ción previa.

Resulta muy importante hacer hinca­pié en que todo esto se aplica pa­­­ra las reuniones de más de 20 personas. Si somos menos, no debe­remos realizar ningún trámite previo pues­to que no se considera­rá ni con­centra­ción, ni ma­­ni­­festación. Aun así, podría­mos ser disuel­tos si amenazá­ramos el orden público.

Una vez hayamos comunicado nues­tra intención de ejercer nues­tro de­re­c ho de reunión, la autoridad gu­ber­nativa conocedora del he­ cho in­for­mará al Ayuntamiento, pa­ra que éste emita un informe fa­vorable y pro­ceda a tomar las medidas de se­guridad que con­ sidere necesarias el día del acto. Los organizadores del mismo de­ be­rán también disponer de per­ sonas habilitadas con un chale­co reflectante, que se ocuparán de la seguridad y tratarán de mante­ ner el orden en el evento. Si al­ guien daña a un tercero o algún bien du­rante la concentración o ma­­nifes­tación, será esa persona la res­ponsable directa del daño causado, pero de forma subsidia­ ria lo será también la organización, por lo que debemos asegurarnos de que to­do discurra sin inciden­tes. Para actos muy multitudinarios, yo reco­miendo contratar un seguro de res­ponsabilidad civil.

Si nuestro acto está programado en una fecha problemática por ser Fiesta Mayor o similar, la autoridad podrá modificar el día y la hora o proponer un cambio de localización, pero no podrá prohibirla sin más, pudiendo ser recurrida dicha reso­ lución en las siguientes 48 horas. En todo momento estaremos o­bli­ gados a identificarnos si un agente de la autoridad así nos lo re­quie­ re, pero también tendremos de­ recho a solicitar y anotar su nú­mero profesional a fin de poder iden­ tificarlo en el supuesto de que in­ curriera en acciones que nos cau­sa­ ran algún tipo de daño o perjuicio. No demos motivos a las auto­ rida­­des para desalojarnos, com­ portémo­nos de forma pacífi­ca y no ejer­­za­­mos acciones indi­viduales que ponen en peligro la buena marcha de toda la concen­tración/ manifestación.

————— —————


CUANDO PASES ESTA PÁGINA

TODAS ELLAS OFRECEN BENEFICIOS Y DESC A LOS SOCIOS COLABORADORES DE ETHICAL ¿AÚN NO TIENES TU CARNET? www.ethicalmagazine.org/ethicalcard


INA DESCUBRIRÁS LA GUÍA DE

DESCUENTOS ETHICAL MAGAZINE


empresasconcoraz贸n

50

www.calzadoecologico.com

www.edicioneshades.com

www.seishormigas.com

www.estudio5307.com

www.elaborabio.com

www.vegania.com


51

www.lujuriavegana.com

www.lovinghut.es (Madrid)

ÂżERES UNA EMPRESA CON CORAZĂ“N? www.redverdesevilla.blogspot.com.es

www.empresaconcorazon.com

www.empresaconcorazon.com

www.empresaconcorazon.com


ESPACIO PUBLICITARIO

empresasco

comercial@ethic


LICITARIO PARA

oncoraz贸n

calmagazine.org


iniciativaséticas

54

TALLER KARUNA

——————————

Casas de paja, mucho más que viviendas sostenibles.

——————————

Construir tu propia casa con materiales orgánicos y formas naturales, sin alterar el entorno, sin generar re­ siduos, de forma limpia, sana y económica, y con mucha menos demanda energética porque el aislamiento tér­ mico y acústico es mucho mejor que el de nuestras casas modernas. Es posible y Karuna es la prueba. www.tallerkaruna.org


55

Foto: Jon Amad


iniciativaséticas

T

aller Karuna es el resulta­ do de las ganas de Rubén y Pa­tricia de compartir con los demás lo que iban descu­briendo so­ bre su propia vida a me­dida que la iban haciendo más sostenible, más eco­lógica, a medida que iban sien­do más cons­cientes de lo que implica­ba vivir en armonía con la naturaleza. Después se les unió Mónica y los tres, junto a varias colaboradoras, intentan compartir lo que han ido experimentando y ayudar a quie­ nes desean aproximarse a un es­ti­ lo de vida que a ellos les ha he­cho “más felices”. Las ca­sas de pa­ja son la base del pro­yecto, pero detrás

56

de ellas hay toda una fi­losofía de vida en­caminada a la libertad y a la independencia eco­­­nómica, una al­­ternativa ética y sostenible al mo­ delo imperante. Fomentan sobre todo la autocons­ trucción, es decir, proporcionan la for­mación necesaria para que ca­ da cual pueda construir su propia ca­sa. En los talleres pueden obte­ ner­se todos los conocimientos teó­ri­ cos y prácticos, pero Karuna ofre­­­­ce también asesoramiento téc­­nico en to­ das las fases, desde la de­finición del proyecto y la ela­boración de planos, hasta la im­pli­cación directa en la ejecución de la obra.

Foto: Jon Amad


57

Pero no se quedan ahí. También ofrecen formación y asesoramiento en bioconstrucción y autosuficiencia pa­ra vivir de la forma más ecológica posible, minimizando el impacto me­ dioambiental. Las casas de paja son más eco­nó­ micas que las levantadas con otros materiales, más aún si la forma­ción en autoconstrucción permite pres­ cindir de la mano de obra pro­fe­ sional. Pero, además, son “mu­cho más ecológicas” que el resto de construcciones, en primer lugar por­ que el material es natural y no emite sustancias tóxicas, y al derribarse no generan residuos. Los sistemas convencionales de cons­trucción absorben el 40 - 50% de los recursos del planeta y por ca­­ da tonelada de cemento se emite otra de CO2 a la atmósfera. Sin em­­ bargo, las construcciones que pro­ mue­ve Taller Karuna aprovechan un desecho de la industria agrícola, co­ mo son las balas de paja, de for­­­ma que limitan la demanda de materia­ les y evitan emisiones noci­vas. Cuando concluye el periodo de vi­ da útil de la vivienda, “no hay es­ combros. Solo restos de pa­ja, ma­ dera, arcilla... en lugar de cas­cotes de ladrillo, cemento, fibra de vidrio y otros materiales derivados del petróleo”. El aislamiento acústico y térmico es “enorme”, por lo que resulta confor­ table y el ahorro energético es “muy

alto”. Si además tiene un diseño bio­ climático y se aprovecha el Sol y el viento para calentar o refrescar la ca­sa, la necesidad de combustible se reduce al mínimo. Por si todo esto fuera poco, las pa­ re­des transpiran, de forma que el aire en el interior de la vivienda es de mucha más calidad que el que es­ tamos acostumbrados a res­pirar en nuestras construcciones ha­bituales. Las paredes levantadas con balas de paja pueden ser rectas, como las que nos rodean habitualmente en los edificios, pero otra de sus grandes ventajas es que la flexibilidad del material permite también formas crea­­tivas, orgánicas, más similares a las que encontramos en la na­tu­raleza. “Como animales que somos, nece­ sitamos un entorno natural, no artifi­ cial de formas rígidas. Al vivir en una casa de paja te vas haciendo más consciente de cómo nos afecta o be­ ne­­ficia el lugar en el que vivimos”.

————— “Como animales que somos, ne­

cesitamos un entorno natural. Al vivir en una casa de paja te vas haciendo más consciente de cómo nos afecta o beneficia el lugar en el que vivimos”

—————


iniciativasĂŠticas

Foto: Jon Amad

58


59

—————————— “Tratamos de que las personas interesadas aprendan cómo ha­cer una casa, de forma ecológi­ca y sencilla. Que se ha­gan conscientes de lo que supone la construcción y de lo sa­tisfactorio que es hacer tu propia casa, poniendo tu energía en el proceso.”

——————————

Dependiendo del tipo de casa que construyamos y de la formación que tengamos, tardaremos más o menos en verla levantada, pero una vivienda de 50 metros puede estar terminada en unos cuatro me­­ ses. El proceso requiere mucha me­ nos energía y fuerza física que si se emplearan otros materiales más pesados. Cabe destacar que en la construcción con paja “participan mu­­­­­ chas más mujeres que en otros ti­­pos de construcción”. Y si está bien hecha, el mantenimiento es “mínimo”. “En los cursos tratamos de que las personas interesadas aprendan có­­mo hacer una casa, de forma ecológi­ca y sencilla. Que se hagan conscientes de lo que supone la construcción y de lo satisfactorio que es hacer tu propia casa, poniendo tu energía en el proceso. Al vivir en la casa que has hecho con tus propias manos se no­ta una energía muy diferente a la que pueden poner trabajadores asalariados no implicados emo­cio­ nalmente en esa construcción. Lo ha­cen por dinero. Tú, sin embargo,

la construyes realizando un sueño. Es­ta es una parte muy especial de la construcción con paja”.

No existe un registro completo de casas de paja. Los países pioneros son Estados Unidos y Canadá, des­ pués se construyó mucho en Francia, Alemania y Reino Unido. En España puede haber un centenar de casas de paja, muchas de ellas construidas en los últimos años, y cada vez hay más gente atraída por la idea de construir su propia casa de una for­ ma sostenible. Si eres una de esas personas in­te­ resadas en levantar tu propio sue­ ño habitable, Karuna aconseja, pri­ mero, leer sobre el tema y, después, aprender a construir, dise­ñar la ca­ sa y hacer los planos, sin olvidar el aspecto legal del proyecto y expe­ rimentando con algo más sencillo, como un almacén o una caseta. En función del resultado, habrá que va­­­lorar las necesidades de ase­so­ra­ miento o ayuda profesional. Por úl­ timo, solo queda encontrar un te­rre­ no, y comenzar a levantar tu sueño.


iniciativasĂŠticas

60

Foto: Jon Amad


61

Fotos: Jon Amad


artesmúsica

62

¿AÚN NO ERES SOCIO COLABORADOR


63

ORADOR DE ETHICAL MAGAZINE?


64

Foto: Jon Amad - thanimalday.org


artescine

65

VIOLENCIA EN EL CINE por Noemí Alba

——————————

Como en tantos otros ámbitos, el cine es una industria que tampoco escapa al uso y explotación de animales, en muchos casos, con consecuencias fatales para éstos.

—————————— Noemí Alba es redactora de El Hogar ProVegan y activista.


66

A

unque aparentemente exis­ ten leyes de protección ani­mal en filmaciones y es­ pectáculos, la ambigüedad de la re­dacción de las mismas permite elu­­dirlas en un sinfín de ocasiones, bajo el pretexto de una libertad de expresión que traspasa la ética y los derechos de los animales utilizados. Uno de los casos más famosos es el de “Las aventuras de Chatrán”, que narra las andanzas de un ga­to y su mejor amigo, el perro Pousquet, cuyo rodaje se cobró las vidas de hasta 65 felinos, aunque estas muer­­tes nunca fueron confirmadas por los responsables de la película. En “Babe, el cerdito valiente” se utilizaron hasta 48 cerdos, que eran retirados del rodaje y sus­tituidos por otros del peso y tamaño adecuados, y Flipper, que en realidad era una hembra, fue sometida a unas rutinas de trabajo y unos en­trenamientos tan duros que la llevaron a caer en una profunda depresión, que ter­ minó en muerte por agotamiento y debilidad.

Estos son solo algunos ejemplos, sin olvidar a otras celebridades co­ mo Lassie, Chita, Willy… pero son muchas las películas que se han servido de animales de distintas es­ pecies para el entretenimiento del público y el lucro propio. Incluso existen compañías de al­ qui­ler de animales domesticados pa­ra cine, televisión y publicidad, que prestan sus servicios para lo que sean requeridos. Se les llama, de forma eufemista, “animales ac­ tores”, aunque suponemos que no co­­brarán un sueldo y tampoco es­ tarán afiliados a ningún sindicato que regule sus condiciones y dere­ chos laborales. Aunque existen unas normas y condiciones mínimas en cuanto a los cuidados que se les de­ be proporcionar, no olvidemos que el maltrato tiene muchas caras y que no solo los golpes duelen. Y sin lugar a dudas, es maltrato privar de libertad, obligar a tra­bajar, mercadear con la vida de alguien o entrenarle para reali­zar actividades opuestas a su natu­raleza.

—————————— “El maltrato tiene muchas ca­ras y que no solo los golpes

duelen. Y sin lugar a dudas, es mal­trato privar de libertad, obli­gar a trabajar, mercadear con la vida de alguien o en­ trenar­le para realizar acti­vi­dades opuestas a su naturaleza.”

——————————


artescine

67

Otro tipo de películas, que no es­ tán protagonizadas exclusivamente o en su mayor parte por animales, pue­den contener secuencias violen­ tas y muertes en directo. Ya que acti­vidades como la caza, la pes­ ca, el sacrificio para el consumo ali­ mentario o la eutanasia sin motivos médicos no son ilegales, parece no existir ningún impedimento moral en mostrarlas pú­blicamente, a pesar de que son muchos los espectadores cu­ ya sensibilidad se ve profundamen­ te he­rida y ofendida durante este tipo de escenas.

por parte de artistas, muchas veces de gran reputación, cu­yo ego pare­ ce haber anulado la capacidad de empatía y el respeto por el prójimo.

En Estados Unidos existe una orga­ nización, la American Humane Asso­ ciation (AHA), que cataloga las pe­ lículas, las clasifica en distintas cate­ gorías y otorga el certificado “No Ani­ mals Were Harmed” a las que pasan el examen, lo cual no impide que se si­gan rodando este tipo de escenas

Para todos aquellos que también rechazan el uso de animales en el cine, algunos de los cuales no solo son tratados como mero atrezzo, sino que además mueren por ello, os dejamos esta recopilación de filmes “no aptos” para personas intolerantes a la violencia.

El arte siempre trata de conmover, transgredir y provocar sensaciones intensas en el espectador, pero cuando se hace valer del dolor y el sufrimiento ajeno y de la muerte de seres inocentes, deben ponerse en duda las capacidades de ese artista para expresar sus ideas. La libertad de uno, termina donde empieza la de los demás.

LISTADO DE 194 SNUFF MOVIES CON MUERTES REALES DE ANIMALES.

Foto: Jon Amad - thanimalday.org


68


letraslibros

69

LA VERDAD

SOBRE LOS toros por Tes Nehuén Autor: Fernando Álvarez | Editorial: Ediciones Hades “Los toros no sufren” es uno de los argumentos que suelen utilizar los protau­ rinos para justificar el ne­go­cio de las corridas de toros. “La verdad sobre los Toros” viene a desmentir las infor­ma­ciones engañosas que fundamentan esta tradición san­­­­grienta, pese a que una amplia mayoría del pueblo español se ha ma­ni­festado en contra de su continuidad. En este libro, podrás descubrir lo que nadie antes te había con­ta­do so­­bre es­te oscuro negocio: la mentira que se esconde tras la su­pues­ta­men­te plácida vida de los toros en el campo, la mitificación de cier­tas cos­­­­tumbres y las ver­ daderas razones que motivan la per­ma­nen­cia de las corridas de toros. Fernando Álvarez (Doc­tor en Biología por la Universidad de Tulane) siempre ha denunciando la in­mo­ralidad que encierra el hecho de dañar a estos ani­ males por mero pa­satiempo. Ahora, llega más le­­jos, analizando lo que hay detrás de las cuantiosas subvenciones que ayuntamientos y comu­nidades au­­tó­nomas han otorgado a este mercado, e intenta hacer un lla­ma­miento a la movilización contra es­ta injusta realidad. www.edicioneshades.com/la verdad sobre los toros.html


letraslibros

El libro negro de las marcas por Tes Nehuén

Autores: Klaus Werner y Hans Weiss | Editorial: Debate ¿Qué se esconde detrás de lo que consumimos? ¿Realmente estamos cola­ bo­­rando de forma indirecta con el maltrato y los abusos de una producción que des­conoce la importancia de la ética? “El libro negro de las marcas” es un elaborado análisis sobre el eje difuso en el que se sostiene la producción de alimentos, ropa, recursos petrolífreros y fármacos, entre muchos otros. Una investigación que nos muestra la cruel­dad y los abusos ejercidos por las empresas contra los trabajadores y la na­­­tu­­rale­za mis­ma. Empresas que aprueban con sus actos las matanzas indiscriminadas, las guerras, la desigualdad social y el desequilibrio en el medio ambiente. No es una lectura para deprimirnos, muy por el contrario, se trata de un concien­zudo trabajo que nos invita a reflexionar. Vivimos en un mundo don­ de la corrupción y la connivencia entre gobiernos y em­presas multinaciona­ les está a la orden del día, donde el respeto por el en­torno natural es solo retórica y donde la ética ha dejado de inspirar nuestras acciones. Te invitamos a leer este libro y a decidir de qué lado pre­fie­res estar.


libros

71


72

ESPACIO PUBLICITARIO

empresasc

comercial@ethic


libros

LICITARIO PARA

concoraz贸n

calmagazine.org

73


moda

74

UNA VUELTA DE TUERCA por Sergio Alday

——————————

La principal dificultad con la que se enfrentan los/as profesionales del mundo de la moda que desean enfo­ car su trayectoria hacia un producto ético (respetuoso con los animales, los humanos y el planeta) es la falta de información real para llevar el proyecto adelante.

—————————— www.calzadoecologico.com


75

Foto: Slow Fashion


moda

S

i eres un consumidor cons­ cien­te, probablemente co­ men­zarás tu búsqueda revi­ sando las etiquetas de composición tex­til para comprobar que la pren­ da está exenta de componentes de origen animal y posteriormente in­­ tentarás resolver las siguientes du­­­­ das: ¿es ecológica?, ¿ha sido ela­ borada respetando los derechos humanos? Sin embargo, el proceso resulta más sencillo si se realiza a la inver­sa, buscando inicialmente prendas que se ajusten a los dos últimos criterios y descartando después aquéllas que contengan piel, lana, seda o plumas, ya que buena parte o, en algunos casos, la totalidad del catálogo de estas marcas cumple con los tres principios señalados y, en cualquier caso, siempre estarán mucho más sensibilizadas con el respeto a las de­más especies y abiertas a la uti­li­ zación de materiales alternativos a los habitualmente empleados por la industria de la moda convencional. Esa es la razón por la que en es­ te número se hace mención a Slow Fa­shion Spain. Si formas parte del mundo de la moda como profe­sio­ nal, esta plataforma te resultará de ayuda para encontrar aquello que no te enseñaron en las escuelas e institutos de diseño. Como consu­mi­ dor/a, si sigues su trabajo y la labor

76

divulgativa que realizan, encontrarás alternativas éticas sin renunciar al diseño. Algunas de las marcas que podrás descubrir a través de Slow Fashion Spain no reúnen los tres principios éti­cos, pero no te resultará difícil dar con otras que sí lo hacen (el equi­ po de esta revista rechaza firme­ mente la utilización de animales en to­das sus formas). Por otro lado, puesto que muchos/as de estos/as diseñadores/as son muy receptivos/ as a la utilización de alternativas, a ti, como consumidor/a, te compete hacer­les llegar tus inquietudes y pro­ ba­blemente sea la propia marca la que en un futuro deje de utilizar ma­ teriales de origen animal. SLOW FASHION SPAIN Slow Fashion Spain nació en 2011 como iniciativa emprendedora de Gema Gómez de Pablo. Es una pla­ taforma de moda sostenible cuyos servicios de formación, consultoría, networking y divulgación están diri­ gidos a profesionales del sector, ayu­­dándoles a implementar bue­nas prácticas empresariales y de­sa­rro­ llar alternativas a la hora de producir y consumir productos textiles. Según nos cuenta Gema, “Soy dise­ ñadora de profesión durante casi 20 años en París y Madrid. Recuerdo una vez que tenia que mandar una


77

cazadora a teñir en China, se sabe cuál es el color de moda en Occidente por el color con el que se tiñen los ríos cada temporada. El día en que diseñando esta cazadora denim fui consciente de la cantidad de químicos que acabarían en el agua del río al lado de la fábrica, supe que tenía que hacer algo. No podía ser que la profesión que me había aportado tan­to estuviera dañando algo prio­ ritario para todos: la naturaleza. Ese día decidí que se puede producir y con­sumir de una manera diferente y encima ganar en estilo personal.” Frente a una información veraz ine­ xistente o difícilmente accesible, Ge­­­ ma decidió poner en marcha esta

ini­ciati­va para demostrar que otra for­ma de pro­ducir mucho más respe­ tuosa es po­sible. Durante dos años consecutivos, Slow Fashion Spain ha organizado la jornada de moda sostenible del mu­seo del traje, así como charlas en Biocultura, Bioterra, Zincshower, Simm, Moda Calzado, Utopicus.. Desde hace un año llevan a cabo even­tos de networking en Madrid y des­de hace dos meses, también en Barcelona. Su próximo reto es llevar la moda sostenible a salones especializados bajo su paraguas. Puedes ampliar información en: www.slowfashionspain.com

Foto: Slow Fashion


elrincón...

78

UNA VIDA JUNTO A LOS ANIMALES por Elena Tova

——————————

Al peor día de mi vida le antecedió una jornada muy accidentada en la que yo había resultado herida al in­ tentar mediar en una pelea entre perros. Tenía va­­rias bre­ chas en la cabeza y dos mordiscos en una de mis piernas y en mi mano derecha (¡la mano de trabajo!), que apenas podía mover por la inflamación, pe­­ro estaba so­la en el san­tuario con cien animales que requerían mis cui­­dados, así que debía sobreponerme al dolor y con­ti­nuar trabajando.

—————————— Elena Tova es fundadora y coordinadora de El Hogar ProVegan www.elhogarprovegan.org


79

Foto: El Hogar Provegan


elrincón...

E

ntonces, descubrí con horror que los tres cerdos (de 300 ki­los cada uno), que por aquel entonces vivían conmigo, ha­­ bían des­­cubierto lo fácil que re­ sultaba le­­vantar la valla que se­ paraba El Hogar seguro del san­ tuario de la ca­rretera mortal que se encontraba justo enfrente, a es­ casos metros. To­dos estaban em­ peñados en ahue­car el cercado empujando con sus ho­ci­cos, espe­ cialmente Gracy, la más lis­ta y lider de la familia, que se ha­bía ob­­cecado en comer la hierba del otro lado. Inmediatamente, corrí y coloqué como pude paléts de ma­ dera, pesados colchones, piedras gi­­­gantes... pero mi esfuerzo era en vano porque ellos, con un golpe de hocico, derrumbaban todas las ba­rreras. Yo sabía que si lograban vencer el vallado y salir al exterior, un coche Foto: Antonio García - El Hogar Provegan

Foto: El Hogar Provegan

80

las atropellaría brutalmente y con su muerte moriría yo, pensando que no pude cuidarlas. Fallar en ese­ mo­­­­­­mento supondría, además, que la policía entrara en el santuario y que las multas administrativas por los accidentes probablemente aca­ baran con El Hogar. Esas terribles imá­­genes tomaban forma en mi men­te mientras intentaba hacerles en­­tender que debían cesar en su em­peño de romper la valla. Afortunadamente, las cer­ditas se can­­­saron y me dieron la tregua de su siesta. Con la mano ensangrentada lle­ na de cemento, trabajé como un au­­tómata sin pensar en otra cosa que no fuera tapar esos agujeros. Cuando mis compañeros voluntarios pu­dieron venir a ayudarme, cuatro horas después. yo seguía poniendo cemento y atenazada por el llanto y la pena de pensar en lo que po­ dría haber ocurrido.


81

Este fue, sin duda, uno de los peores días de mi vida. Otro momento crí­ ti­co fue el incendio que amenazó el san­tuario el verano pasado, pero esa ya es otra historia... Sufrirás días como estos si, como yo, tomas la determinación de hacerte respon­ sable de un santuario de animales. Esta es una decisión que cambia por completo no sólo tu vida, sino también la de otros animales que pasarán a de­pender 100% de tu estabilidad y algunos de ellos, como las vacas, pueden llegar a vivir hasta treinta años. Además, todos los animales de gran porte necesitan espacios am­­plios y para transportarlos de un lugar a otro, son precisos vehículos es­peciales, conductores autorizados y tediosos trámites burocráticos y ve­­terinarios. La responsabilidad que contraes no conoce vacaciones ni retiradas temporales por causa alguna, por­ que no es fácil encontrar a alguien dis­puesto y capacitado para susti­ tuirte durante un tiempo, ya que, pa­ ra garantizar las atenciones que los animales requieren, es preciso conocer a cada individuo concreto con sus enfermedades, gustos, características y curiosidades específicas y esto sólo se logra tras una convivencia de al menos un año durante la cual alguien te enseñe el manejo físico y psíquico y te avise de los problemas básicos con los que puedes enfrentarte viviendo con ellos.

En base a mi experiencia, resulta muy complicado encontrar human­ os que aguanten el ritmo de vida y de tra­bajo de un santuario, pe­­ ro, aun en el caso de que encon­ tráramos al activista ideal para que­darse temporalmente en nues­ tro lugar, también tendríamos que ase­gurarnos de dejar cubierta la parte administrativa, fiscal y de co­ municación de la asociación. Porque, queridos lectores, hacerse cargo de un santuario no sólo es cui­ dar físicamente de los animales, sino que implica largas horas de trabajo en la búsqueda de financiación y afiliados que hagan sostenible eco­­ nómicamente el proyecto y per­mi­ tan asumir sus elevados costes: ve­ te­­­rinarios, medicamentos, comida, ca­­mas, transportes, documenta­ción, servicios, combustible, papelería…

—————

“Hacerse cargo de un san­ tua­­­rio no sólo es cuidar fí­si­ca­ mente de los ani­males, sino que implica largas horas de tra­bajo en la búsque­da de fi­nanciación y afiliados que ha­gan sosteni­ ble el proyecto y per­mitan asu­ mir sus elevados costes”

—————


elrincón...

82

Foto: El Hogar Provegan

Una vez aclarada la dimensión real de la responsabilidad que su­ po­ne el hacerse cargo de un san­ tuario y sus implicaciones, por su­ pues­to no quiero dejar de contaros la parte bonita de esta forma de vi­da porque, a cambio de tantas renuncias personales, vivirás lleno de amor, con mil caricias que salen ca­da día de tus manos y lágrimas de emoción que resbalen con cada ges­to de un animal que se recuperó. Saber que tu vida sirve para salvar la de otros es creo, la mejor de las sensaciones posibles y la más gran­de de las responsabilidades. Si yo faltara, mi familia quedaría huérfana y eso se ha convertido en la peor de mis pesadillas. Por ellos he cambiado todo ¿y tú? ¿estás dis­­puesto a cambiar igual? Si una sonrisa se dibuja en tu cara, si tu co­ razón late con fuerza porque quisie-

ras gritarme que sí, que tú tam­bién quie­res hacerlo, déjame dar­te un únic­o consejo, el más fun­damental de todos: conoce bien la rutina que vas a llevar el resto de tu vida y va­lora si serás capaz de re­sistir o, por el contario, a los pocos años tendremos que ver disuelto tu sueño y con ello, rota la vida de cien­tos de animales que, tras ser res­catados y adoptados, se verían de nuevo abo­ cados a un destino in­cierto. Desde el santuario de animales El Hogar ProVegan, te invitamos a vivir un año de experiencias. Luego, cuando hayas aprendido to­do lo que gustosamente podemos enseñarte, ve y cumple tu sueño. Porque el ca­ mi­no será más fácil sa­biendo cómo y dónde pisar y los principales be­ ne­ficiados serán los animales que ha­bitarán en tu Hogar.


83

Foto: Antonio GarcĂ­a - El Hogar Provegan


84

Foto: Uni贸n Deportiva Vegetariana


deporte

85

EMPEZANDO A CORRER por Javier Ballesteros

——————————

Este artículo va dirigido a todas aquellas personas que nunca hayan practicado deporte de manera re­­ gular y que quieran disfrutar de las ventajas que apor­ta una actividad tan popular y saludable como es el correr.

—————————— Javier Ballesteros es atleta popular y miembro de la UDV.


86

A

ntes de empezar, es conve­ niente preguntarnos cuáles son nuestros objetivos y nues­­ tras motivaciones para practi­car la ca­­­­rre­ra a pie, pues las razo­nes pue­ den ser distintas para cada per­ sona: perder peso, encontrarse me­ jor, participar en una carrera po­ pular o simplemente tener un hobby saludable. Beneficios de la carrera a pie Los beneficios de tener una rutina de entrenamiento semanal son mu­ chí­simos, por citar sólo algunos: • Contribuye a mantener un peso saludable, al quemar calorías; • El ejercicio reduce la tensión san­­guínea, por lo que ayuda a controlar la hipertensión; • Fortalece nuestros músculos y fa­ vore­ce también el fortalecimiento óseo, ayudando a calcificar los hue­sos; • Como cualquier actividad físi­ca, genera endorfinas, que nos pro­ ducen bienestar y sensaciones fí­ sicas placenteras; • Disminuye el riesgo de enferme­ dades cardiovasculares, dia­be­ tes tipo 2, derrames cerebra­les, obesidad... • Mejora el funciomiento de nuestro sistema cardiovascular; • Nos ayuda a liberarnos del estrés diario.

La carrera a pie La carrera a pie, el “running” o el atletismo popular, es uno de los deportes más saludables, sencillos de practicar y completos para man­ tener nuestra salud y ponernos en forma, sólo necesitaremos una za­ patillas, ropa cómoda y las calles o caminos de nuestra ciudad o pueblo para echarnos a correr. Como cual­ quier actividad, es conveniente con­ siderar algunos aspectos antes de con­vertirnos en atletas populares.

Foto: David Pastrana


deporte

87

——————————

“La carrera a pie es un ejercicio con mucho impacto para las articulaciones, por lo que antes de adentrarnos en los entrenamientos, siempre es conveniente llevar a cabo una revisión médica, para descartar algún tipo de problema físico”

——————————

estado físico La carrera a pie es un ejercicio con mucho impacto para las articula­cio­ nes, por lo que, antes de adentrar­ nos en los entrenamientos, siempre es conveniente someterse a una re­vi­ sión médica para descartar cual­ quier posible problema físico. Ade­ más, tras unos meses corriendo, es re­comendable llevar a cabo una prue­ba de esfuerzo para chequear nuestro estado físico, así como nues­tra capacidad de consumo de oxígeno y pulsaciones máximas, lo que nos permitirá planificar entrenamientos más eficientes y “científicos”. Estas prue­bas de esfuerzo se realizan en clínicas especializadas o centros deportivos municipales. Si durante el entrenamiento nota­ mos cualquier tipo de molestia, como pinchazos en el corazón o dolores en el pecho o en el hombro, de­be­remos cesar la actividad y acu­dir a nuestro

médico para descar­tar pro­blemas car­diacos. Si sufri­mos ti­rones, dolor de piernas o contrac­turas duran­te o después de los en­tre­nos, es con­venien­ te consultar con un fisio­terapeuta para ver dón­de pue­de estar el problema. terreno y clima La carrera a pie se puede realizar sobre cualquier superficie, pero, siem­ pre que sea posible, escogeremos su­ perficies de tierra y caminos, ya que éstos minimizan el impacto en las ar­ ticulaciones, que sería mucho mayor al correr sobre asfalto o superficies duras. La práctica se puede realizar a cual­ quier hora, aunque en verano hay que evitar las horas centrales del día, ya que podríamos sufrir desfallecimien­ tos o deshidratación. En caso de correr de noche, se aconseja lle­var ropas re­flectantes para facilitar nuestra visibilidad.


88

empezando Antes de los entrenamientos y des­ pués, es recomendable realizar esti­ ra­­­­mientos para calentar los múscu­los y las articulaciones a fin de pre­venir le­siones. Si nunca se ha hecho deporte, lo que buscamos en esta primera fase de toma de contacto es crear una rutina, un hábito saludable, por ello, lo ideal es re­servar dos o tres días a la semana para nuestros entrenos. En función de nuestras capacida­des físicas, en estas primeras salidas deberíamos trotar suavemen­te un máximo de media ho­ ra a un ritmo que nos per­mita conver­ sar. Si no so­mos capaces de correr durante tan­to tiempo, podemos alter­ nar ca­minar con correr, lo que se co­ no­ce po­pularmente como hacer el CACO (CAminar COrrer). Una vez alcanzado el objetivo de trotar cómodamente durante media ho­ra, podemos ir incrementando gra­ dualmente el tiempo de cada sesión has­ta llegar a un máximo de 45-50’ de rodaje.

Cada persona es un mundo, por lo que cada una debería diseñar su propio plan de entrenamiento per­ sonalizado. Con estos sencillos con­ sejos, creo que es posible que una persona que nunca ha practicado de­porte sea capaz, en un plazo com­ prendido entre 2-3 meses, de salir a correr 3 días a la semana y empiece a sentar las bases para convertirse en corredor popular. Para algunos podría bastar con tener un modo de vida saludable, mientras que otros po­drían marcarse objetivos como de­butar en alguna carrera popular, en cuyo caso, lo ideal sería una prue­ba de entre 5 y 10 Kms. conclusiones Como en casi todos los aspectos de la vida, para disfrutar plenamen­ te de la carrera a pie y de todas las ventajas que nos aporta, se re­ comienda tesón, constancia y dis­ ciplina. Abriremos así la puerta a una actividad que pode­mos realizar en cualquier lugar y que nos servirá para mantenernos sanos, en forma y optimistas ante la vida.

——————————

“En función de nuestras capacidades físicas, en estas primeras salidas deberíamos trotar suavemente un máximo de media hora a un ritmo que nos permita conversar”

——————————


saludanimal

89

CONOCIENDO A

LAS GALLINAS (parte 1)

por María Sola

——————————

Poco sabemos de estos animales… Para la industria son tan solo un producto del que extraer beneficios eco­ nómicos, mientras que el consumidor los percibe como meras fuentes para la obtención de huevos y carne. En con­cordancia con esta visión mercantil, los veterinarios reciben una formación en la que su salud, comportamien­ to o necesidades no son relevantes, únicamente importa su rentabilidad. Te invitamos a conocer a las gallinas.

——————————

María Sola es veterinaria en El Hogar ProVegan e Igualdad Animal


90

Foto: Antonio Garcia - El Hogar Provegan


saludanimal

E

l origen de la llamada gallina domés­tica (Gallus domesticus) es pro­­ba­blemente el Gallus ga­llus­­bankiva. Su domesticación co­ men­zó hace ya unos 5000 años en regiones del sureste de Asia, don­de los antepasados de estas aves con­ tinúan viviendo en estado salvaje. Las gallinas domésticadas que uti­ li­za la industria en la actualidad son se­leccionadas en función del tipo de explotación al que vayan a ser so­ me­tidas, diferenciándolas en cin­co grupos: ligeras, semipesadas, pe­­sa­ das, ornamentales y de pelea. Las gallinas ligeras son utilizadas por la industria del huevo, mientras que las semipesadas son explotadas para producción de carne y huevos y las pesadas, exclusivamente para carne. Las gallinas ornamentales son aquellas con las que comercian por su aspecto físico y pertenecen a unas razas determinadas, al igual que los gallos y gallinas utilizados en peleas. CÓMO SON Las gallinas tienen una forma de or­ganización jerárquica muy com­ple­ ja que, en ausencia de estrés, se es­ta­ blece pacíficamente, ya que cada una es consciente de sus fortalezas y debilidades y sus interrelaciones se basan, por tanto, en el respeto. Pero en condiciones de estrés, derivadas de restricciones de espacio, tempe­ra-

91

raturas elevadas, enfermedad o es­ casez de alimento y agua, pueden llegar a producirse agresiones, en las que, por lo general, las más fuertes picotean a las más débiles, llegando a causarles heridas de gravedad. Las gallinas cuentan con una se­ rie de necesidades que, en caso de no ver­se satisfechas, conducen al de­sarrollo de cuadros de estrés y ansiedad en los animales. Una ga­­­­llina en libertad escogerá dor­ mir y acicalarse en lugares ele­va­ dos, protegidos de po­sibles de­pre­­­­ dadores, donde ella pueda sen­­tirse segura, llegando in­cluso a subir a los árboles, sin que esto su­pon­ ga ningún riesgo para ella. Otro comportamiento natural que se ob­ serva en gallinas y otras aves, son los baños de arena, con los que eli­ minan la suciedad y los parásitos de su plumaje. Les gusta tener varios tipos de arena disponibles entre los que cada una elegirá el que más agradable le resulte para su baño. En libertad, las gallinas pasan el día caminando y picoteando lo que encuentran a su paso, buscando co­ mi­da, curioseando y descubriendo su entorno. El tiempo de tránsito del alimento en el aparato digestivo es de unas cua­tro horas, por lo que si nuestras ami­gas han ingerido alimentos de co­­lor rojo, no debemos extrañarnos de que sus heces presenten ese color.


92

Foto: Antonio Garcia - El Hogar Provegan


saludanimal

GALLINAS LIGERAS O RES­CA­ TADAS DE LA INDUSTRIA DEL HUEVO Estas gallinas se caracterizan por ser delgadas y ágiles, además de por su elevado número de puestas, que es consecuencia de la selección a la que han sido sometidas por parte de la industria. En las granjas, son sexadas na­da más nacer y sus hermanos machos son desechados en contenedores don­de mueren por asfixia, aplasta­ dos o triturados vivos. Las gallinas no vi­vi­rán en las explotaciones más de un año y medio o dos, momento en el que todas, ya sean de bate­ ria, de granja ecológica o “semili­bres”, son conducidas al matadero. Al ser asesinadas con tan cort­a edad e inmediatamente reem­pla­ za­das por otras, aspectos co­mo la supervivencia y la calidad de vi­ da de estas gallinas no son te­ni­ dos en cuenta, por lo que pronto co­­mienzan a presentar problemas de salud, casi todos derivados del dé­ficit de calcio que les produce la elevada puesta de huevos y la de­ sequilibrada alimentación que se les proporciona en las granjas. El problema que mayor número de muertes provoca es la retención de huevos, es decir, la incapacidad de la gallina para expulsar el huevo.

93

Esto genera un intenso dolor y pue­ de tener consecuencias fatales si el huevo se rompe en su interior, dando lugar a graves infecciones. El origen de esta patología es el déficit de calcio que resulta indis­ pensable para la contracción de la musculatura encargada de hacer avanzar el huevo. La obesidad y la edad funcionan como factores pre­ disponentes, al igual que la des­ hidratación. La retención tam­bién puede darse en caso de hue­vos mal­formados o presencia de tumo­ res u otras alteraciones anatómicas del oviducto. Una gallina que sufra retención ten­drá el abdomen aumentado, su respiración será forzada y veremos cambios en su comportamiento, co­­­­mo, por ejemplo, el movimien­ to insistente de la cola. Así mismo, una de sus patas puede estar pa­ ralizada, si el huevo pasa sobre un nervio. Si sospechamos que puede tener un huevo retenido o notamos un com­ portamiento alterado, debemos lle­­ varla al veterinario a la mayor brevedad para que realice las prue­bas necesarias y ponga el tra­ tamiento oportuno. Una dieta balanceada en base a semillas, vegetales, calcio y vitaminas les brindara una mejor calidad de vida.

—————


comunicación

94

LOS GESTOS

TAMBIÉN HABLAN por Paula González

——————————

Se le atribuye a Donoso Cortés la siguiente frase: "Lo im­portante no es escuchar lo que se dice, sino averiguar lo que se piensa" ¿Y cómo podemos averiguar el verdadero deseo o la inquietud básica de la persona que tenemos enfrente si no es a través de las palabras? Escuchando, como pro­pone Donoso Cortés, lo que no se dice.

——————————

Paula González es coordinadora de comunicación de El Hogar ProVegan www.communicationforactivism.com


Foto: Jon Amad - thanimalday.org


comunicación

S

i consideramos que la co­ mu­nicación no verbal (ki­ né­­sica o lenguaje corporal) su­pone entre el 60 y el 90% de la comunicación total -la comunidad científica aún no ha llegado a un acuerdo con respecto al porcentaje exacto y, por supuesto, éste varía se­gún las personas (1)-, ¿por qué le prestamos menor atención y es la gran descuidada en nuestra ima­ gen personal? Los gestos son aun más importan­ tes que las palabras, pues se en­ cuen­tran impresos en nuestro ADN, co­brando vida propia ya incluso en el vientre materno. Antes de apren­der el lenguaje concreto que nos corresponda por geografía y características físicas, todos con­ tamos con una serie de signos uni­ versales que responden, a su vez, a otras tantas emociones también uni­ versales, a saber: enfado, miedo, ira, tristeza, asco y alegría. La compleja red neuronal de nues­­ tro cerebro responderá a una gran can­tidad de estímulos, im­per­cep­ti­­­ bles a simple vista, pero que no de-

96

jan, ni por un momento, de ejer­cer su influencia. El gesto, ese pe­que­ ño gesto del que apenas nos per­­ ca­tamos, es, por tanto, la forma de expresión que precede a la pa­labra. Una vez que aprendamos a leer los gestos, éstos nos darán la clave de la emoción e intenciones reales de nuestro interlocutor. Fi­­jé­monos si no en todas las sen­sa­ciones exteriores a las que el cuerpo está expuesto: frío, calor, palabras, colores… Todas ellas ge­neran reacciones nerviosas y, co­mo consecuencia de las mismas, nues­tro cuerpo no deja de realizar mi­crogestos ni por un instante, reve­ lando inconscientemente aque­llo que el cerebro piensa y no dice.

Una vez que sabemos de la exis­ tencia de esta dinámica gestual, po­demos definir posturas abiertas y cerradas ante los estímulos que re­­cibimos en función de si éstos nos resultan agradables o no. Una de­ terminada expresión corporal, por sutil que ésta sea, nos permitirá di­ lucidar si una persona se acerca ba­ jo el efecto de sociabilidad o bien se aleja en desacuerdo in­for­mal.

——————————

“Los gestos son aun más importantes que las palabras, pues se encuentran impresos en nuestro ADN, cobrando vida propia ya incluso en el vientre materno”

——————————


97

Estos movimientos “abiertos” y “ce­ rrados” de atracción o rechazo son, a veces, inhibidos por la edu­cación y sus códigos, pero siempre hay al­ go que escapa a ese con­trol y nos de­lata, desvelando las ver­dade­ras emociones que se sus­ci­tan en nues­tro cerebro (amor, odio, afec­to, ira…) y que tienen sus co­rrespondientes co­ rrelatos fisio­lógi­cos en el resto del cuerpo. Decía Steinbeck en su famosa obra “La perla”: “La mano del com­prador se había convertido de repente en un personaje”. Con esta frase, el autor

pone de relevancia la importancia de la comunicación no verbal, que puede reconocerse incluso en el movimiento de una mano. Como podéis observar, el tema que nos ocupa resulta demasiado extenso para poder siquiera pre­ sentarlo en un único artículo de for­ ma adecuada y rigurosa. Así que vamos a proponer una serie de pautas y ejercicios que podréis po­ ner en práctica en vuestro día a día, amén de la bibliografía co­ rrespondiente de autores que han escrito sobre estos temas más y mejor que yo.

Foto: Jo-Anne McArthur - weanimals.org


comunicación

Estos son algunos de los principa­ les elementos de la comunicación no verbal que nos conviene conocer y dominar: - La voz, modulación y ritmos: co­ noced vuestros tonos y todos los tim­ bres a los que podáis llegar. Jugad con un bolígrafo en la boca para aprender a vocalizar de forma co­ rrecta haciendo la pronunciación ex­a­­gerada y extrema durante el ejercicio. - Los silencios: también forman parte de la comunicación para­ verbal (2) y son la madre de los dis­­cursos. Llevan el ritmo, marcan y acentúan nuestras palabras en­sal­ zándolas, encumbrándolas y dán­ doles el eco que se merecen para des­pertar el interés de nuestra au­ diencia al tiempo que permiten a sus cerebros tomarse un descanso o fijar la información recibida con anterioridad. - El espacio: sin invadir el de los demás y haciendo respetar el nues­ tro propio, es conveniente man­tener la cadencia de nuestros pasos si de­ bemos desplazarnos ca­minando y, si no, permanecer es­táticos, pero sin resultar rígidos o an­clados detrás de alguno de los elementos de la sa­la como, por ejemplo, un atril. - La mirada: fijar nuestra aten­ ción mirando a los ojos de nuestro inter­locutor es una señal de respeto y atención, sin embargo, debemos

98

cui­darnos de no aturdir o intimidar a los demás mirándoles con exce­ si­va fijeza e insistencia. Si nos en­ con­tramos en una sala grande, lo me­jor será democratizar la mi­rada dirigiéndola en todas las di­rec­ciones de forma armoniosa y re­gular. Podéis analizar vuestra comu­ni­ca­ ción personal con la ayuda de vi­ deos y fotografías, así como pres­ tan­do especial atención en vues­ tra próxima intervención. Poner la te­­le­visión, cualquier película o se­ rie, sin sonido, en mute y procurar adivinar lo que está sucediendo en la conversación, constituye también un buen ejercicio para comenzar a trabajar sobre estos aspectos. Por último, sonreíd aunque no ten­ gáis ganas. Si nuestro cuerpo actúa como chivato indiscreto de lo que pen­samos y sentimos, ¿acaso no creéis que podemos engañar a nues­tro cerebro cambiando nuestras posturas corporales para hacernos sentir diferente? Este es un tema que merecería un artículo completo, pero os invito a hacer un experimento: probad a estar enfadados dando sal­tos con los brazos en el aire o a ex­presar vuestro cariño por alguien con los brazos cerrados y la cabeza gacha. Si os cuesta, preguntaos por qué puede ser.

—————


99

Foto: Iván Sáinz-Pardo - ivansainzpardo.blogia.com

(1) Ampliad información con la cien­tífica Flora Davis AQUÍ (2) Paralenguaje: El paralenguaje se refiere a todo tipo de señales concurrentes con una emisión propiamente lingüística que transmiten información adicional, matizan, reafirman o incluso pueden llegar a contradecir el sentido comunicativo de dicha emisión lingüística. Para algunos autores, el paralenguaje son aquellas cualidades no verbales y modificadoras de la voz y también los sonidos y silencios con que apoyamos o contradecimos las estructuras verbales o kinésicas. Intervienen en él los aparatos fonadores y los órganos nasales. La existencia de paralenguaje parece un hecho universal de la comunicación hu­ mana cotidiana, aunque las formas específicas que toma la gestualidad o las señales concretas son altamente culturales. Por otra parte el paralenguaje en general admite gradualidad, y no es analizable a diferencia de los mensajes propiamente lingüísticos en unidades discretas combinables.


100

Foto: lovenature.es


nutrición

APROVECHA EL HIERRO Y OBTÉN VITALIDAD por Cristina Santiago

——————————

Aunque el hierro se encuentra en muchos alimentos, su carencia afecta a una cuarta parte de la población mun­dial. Esto se debe, sobre todo, a que su forma más ha­bi­tual se absorbe con dificultad. No obstante, cier­ tas sustan­cias aumentan la asimilación de este mineral, clave en la produc­ción de energía y en el estado anímico. Te lo mostramos. * puedes consultar la bibliografía de este artículo en la última página de la revista

——————————

Cristina Santiago es periodista y nutricionista | www.lovenature.es


102

E

l hierro es un mineral que par­­ticipa en 180 funcio­nes corporales, entre las que destacan la producción de he­mo­ globina -proteína que trans­por­ta oxígeno en la sangre-, la síntesis de energía y de hormonas y el man­ tenimiento del sistema in­mune. Por ello, ante una deficiencia de este elemento aparecen fatiga, fal­ta de concentración, depresión, alopecia, palidez… Síntomas muy comunes, ya que más de 1500 mi­ llones de personas padecen ane­mia ferropénica (por falta de hierro), que constituye la carencia nutricio­ nal más extendida del planeta y

Foto: Nelson Montalván

102

afecta tanto al Tercer Mundo, como a los países desarrollados. Esta situación puede resultar pa­ ra­dójica, en tanto en cuanto este nu­ triente está presente en numerosos alimentos y las necesidades del mis­­mo son pequeñas: 1 mg diario en hombres adultos y 1,5 mg en mu­­­jeres (por la menstruación). Sin embargo, la frecuencia de esta en­ fermedad se debe, sobre todo, a que la principal forma de hierro de los alimentos (hierro no hemo) se absorbe con dificultad: solo el 5 - 15 % es asimilado, por lo que los hombres han de ingerir 10 mg y las mujeres 15 mg.


nutrición

Factores que influyen en la absorción del hierro El aprovechamiento del hierro es­ tá regulado, principalmente, por el tipo de hierro que contienen los alimentos y por activadores o inhi­ bidores de su asimilación. El hierro de los alimentos ve­ge­ tales (no hemo) cuenta con varios inhibidores de su absorción, siendo los más importante los fitatos -pre­ sentes en la cáscara de los ce­ reales integrales, en la de los fru­ tos secos y en las legumbres-. No obstante, el remojo, la ger­mi­ nación, la cocción y la fer­men­tación (por ejemplo, la que se produce en el pan con leva­dura) reducen los fitatos en bue­na medida, espe­ cialmente la germinación. Pero también hay sustancias que in­crementan notablemente la bio­ dis­­­ponibilidad del hierro, como la vi­tamina C: 75 mg (40 gr de pi­ miento rojo) la multiplican por 3 o hasta por 4. Las principales fuentes de esta vitamina son las frutas y hor­talizas (camú-camú, acerola, pi­ miento rojo, kiwi, fresas, frutas cí­ tricas y tomates) y las verduras (hierba de cebada,

canónigos, guisantes, lechuga). To­ dos estos ali­men­­tos deben consu­mir­ se crudos, ya que la vitamina C que contienen se destruye con el calor. Asimismo, pequeñas cantidades de ácido cítrico (frutas cítricas, al­ba­ ricoque), málico (manzanas, pe­ras), tartárico (uvas, cerezas) y láctico (chucrut) potencian su absorción do­ blándola o tripli­cán­dola. El cobre (lentejas, ciruelas, ma­ca) tam­bién favorece su bio­dis­po­nibilidad. ALIMENTOS RICOS EN hierro Entre los alimentos más ricos en hierro se encuentran: alubias, len­ te­jas, pistachos, pipas de girasol, ana­cardos, quinoa, canónigos, açaí, maracuyá, hierba de cebada, le­ chuga, aguacate, remolacha, li­món, albaricoque, chirimoya y mora. En conclusión, para sentirnos enér­ gicos, de buen humor y con las de­ fen­sas elevadas es recomendable con­sumir alimentos germinados (le­ gum­bres, pan germinado) y/o acom­ pañar alimentos ricos en hie­rro con aquellos abundantes en vitamina C o en ácidos cítrico, má­lico, tartárico y láctico.

—————————— “El aprovechamiento del hierro está regulado por el tipo de hierro que contienen los alimentos y por activadores o inhibidores de su asimilación”

——————————


MENÚ ANTIANÉMICO Desayuno: A primera hora de la mañana: un vaso de agua con zumo de limón y una cucharada de hierba de ce­bada. Media hora después: un vaso de le­ che de quinoa con 5 cucharadas de muesli y una cucharadita de maca. Media mañana: 5-6 albaricoques.Comida: Ensalada de lentejas germinadas, ca­nónigos, lechuga, pimiento rojo, agua­cate y tomate, aliñada con acei­te de oliva virgen , limón , oré­ gano, ro­mero y sal ma­rina, acompañada con 2 rebanadas de pan germinado de espelta. Merienda: Batido de moras y açaí . Cena: Jugo de remolacha. Hambur­gue­sas vege­tales con salsa de to­ma­te y “queso” de anacardos.


105

ESPACIO PUBLICITARIO PARA

empresasconcoraz贸n

comercial@eticalmagazine.org


saludanimal

106

ALERGIAS¿VACUNARSE

O SUFRIR? por David Nuevo

—————————— Tanto el título de este artículo (al que he añadido los sig­ nos de interrogación), como la afirmación de que el único tratamiento para intentar curar la alergia respiratoria es la vacunación, los he extraído de un libro de divulgación mé­dica escrito por un conocido y mediático doctor, don­­ de, por supuesto, no se mencionan otras terapias y pro­ tocolos para regular la hiperrespuesta inmunitaria y bioquímica, adecuándola al estimulo correspondiente. Es por eso que he decidido escribir este artículo.

——————————

David Nuevo es terapeuta | www.facebook.com/TerapeutasPorElCambio


saludanimal

R

ecuerdo que, cuando era pe­­ queño y me iba de cam­pa­ mento de verano con los ami­gos, coincidí alguna vez con ni­ños que requerían una atención especial por parte de los monitores, en cuanto a los alimentos que no po­dían tomar y los medicamentos que les acompañaban para contra­ rrestar los síntomas que la alergia po­día llegar a causarles. Y lo re­ cuerdo con detalle porque no era nada habitual, en aquella época, en­contrar niños que tuvieran que te­ner cuidado con lo que comían o respiraban. Sin embargo, hoy en día, es bas­ tante común observar como, en las ex­cursiones de los colegios, los pro­fe­ sores tienen una larga lista de alum­ nos con sus respectivas res­tric­cio­nes alimentarias y cuidados es­­­pe­ciales en caso de entrar en con­tacto con polen, ácaros, polvo, pelo de ani­­males o cual­quier otra sustancia natural con la que siempre hemos con­vivido los humanos sin mayores pro­blemas. ¿O acaso nos es fácil re­cor­dar a nuestras abuelas, tíos o madres estornudan­ do todo el día con los ojos hinchados y llorosos en primavera?

108

Ciertamente, las cosas han cam­bia­ do y, en la actualidad, una de cada cin­­co personas que viven en países in­dustrializados sufre al­gún ti­po de proceso alérgico, destacando especialmente los que cursan con mani­ festaciones de rinoconjuntivitis. ¿Y qué es lo que ha ocurrido en tan solo una generación para que nuestros sis­­temas inmunitarios reaccionen tan desproporcionadamente ante sus­ tan­­cias que no deberían constituir una amenaza para el organismo? ¿Y cómo es que las frutas y frutos secos son responsables de la ma­ yo­ría de alegias alimentarias, sien­ do el alimento al que estamos fisio­ lógicamente mejor adaptados los gran­des primates, como los se­res hu­ manos? Llegados a este punto, debemos se­­ña­lar dos aspectos importantes a te­ner en cuenta en el tema de las aler­gias: por un lado, la existencia de más de 100.000 sustancias quí­ micas peligrosas liberadas en el me­ dio ambiente en las últimas dé­cadas y, por otro lado, el excesivo celo en la desinfección y limpieza de los im­ polutos hogares en los que miles de familias están criando a sus hijos.

—————————— “En la actualidad, una de cada cinco personas que viven en

países industrializados sufre algún tipo de proceso alérgico”

——————————


109

Para la Medicina Tradicional Chi­ na, el hombre (y la mujer, añado) responde al cielo y a la tierra. Es­ to quiere decir que la energía vi­tal que nos permite mantener las fun­ ciones metabólicas básicas en óp­ timas condiciones proviene del Qi del aire y del Qi de los alimentos. De un tiempo a esta parte, la car­ ga tóxica a la que sometemos a nuestro cuerpo, a través del aire que respiramos y la comida que in­ ge­rimos, supera la capacidad de adaptación del organismo para ha­­­ cerle frente, acabando por con­fun­ dir las sustancias inofensivas de la na­turaleza con venenos de los que defenderse inflamando el teji­do con­­­­­­ juntivo y secretando mucosidad. Luego no se trata de vacunarse

pa­­­ra dejar de reaccionar contra lo inocuo, sino de liberar al sistema in­ mune de la sobrecarga de trabajo que padece por tener un organismo intoxicado. Porque el problema no está en los alimentos o en el po­len, es­tá en el estado bioquímico al­­ te­­­rado del individuo que entra en con­tacto con esos elementos. Y como des­­de la perspectiva de las terapias naturales las alergias tie­nen un com­­ ponente intestinal y hepático (la ac­ ción del sistema inmune se de­sa­­rrolla en su mayor parte en el in­testi­no del­­­gado, mien­tras que el hígado es el encargado de la descodificación química del cuerpo), el abordaje te­ rapéutico de estas pa­tologías pa­sa por la de­puración y drenaje de es­ tos dos grandes sistemas.


110

Foto: Vegania


iniciativaséticas

111

HASTA PRONTO,

VEGANIA

——————————

Vegania, restaurante vegano en el centro de Ma­drid, ha cerrado sus puertas y su cocina. La crisis se ceba con los pequeños negocios levantados por emprendedores, y más aún con aquellos que, llevados por su ética y el respeto a los demás, se niegan a dejarse llevar por los dictados del mercado. Pero sabemos que Vegania vol­ ve­rá, y por eso no hemos dicho adiós, sino hasta pronto.

—————————— www.vegania.com


112

E

stuvimos hablando con Da­ni, el responsable de Vegania, unos días antes de que la no­ ticia del cie­­rre nos sorprendiera lle­ nándonos de tristeza. Ya entonces nos decía cla­ramente que estaba siendo muy duro mantenerlo, pero que siempre se­ría un restaurante vegano y que, antes de renunciar a esos principios, cerraría. Vegania era un pequeño y aco­ ge­dor restaurante en pleno centro de Madrid donde Dani cocinaba ca­da día un menú casero, ri­­co, sa­ no, a precio de crisis, y libre de ex­ plotación animal. Se hizo vegetariano allá por 1990, y lo fue durante seis años, has­­ta que conoció a dos chicas que le habla­ ron del veganismo. “¿Vegano? ¿Qué es eso? Me hablaron de los lác­teos, de los huevos, de todo lo de­más... Y claro, al día siguiente dejé de con­ sumirlos. De aquella también se hizo ac­ti­vista y cocinero, y empezó a com­­pagi­nar

su trabajo diario con co­midas y ce­ nas benéficas que co­cinaba los fi­ nes de semana para protectoras y re­fugios. Ya entonces empezó a darse cuen­­­ ta de que podía influir en su en­tor­ no, de que al­gunos le pre­gun­taban, te­nían curiosidad, que­rían saber más... incluso al­gu­nos miembros del movimiento ani­ma­lis­ta que eran om­ nívoros em­pe­za­­ban a plantearse su dieta, sus hábitos... “Claro que se influye”, nos decía, con­vencido de que ges­tos cotidianos pueden ser muy po­derosos. Su objetivo era dedicar su esfuer­ zo, su energía diaria, a defender aquello en lo que creía. “Quería tra­­­­­­ bajar siempre en esto”, y lo con­siguió en 2003, cuando abrió en Leganés el primer Vegania, un bar que es­ tuvo abierto cinco años. No pu­do mantenerlo más, y optó por una tienda on-line, después abrió una tienda física en el po­pu­lar barrio de Malasaña, al­gunas otras más, y el restaurante en pleno centro.

——————————

“Estaba siendo muy duro man­tenerlo, pero siempre se­ría un res­ taurante vegano y antes de re­nunciar a esos principios, ce­rraría. Vegania era un pequeño y aco­­­gedor restaurante en pleno cen­­­ tro de Madrid con un menú ca­se­ro, rico, sano, a precio de cri­sis y libre de explotación animal”

——————————


entrevista

Foto: Vegania

113


114

El efecto de la crisis se empezó a notar, primero en las tiendas, y finalmente también en el restau­ ran­te, donde Dani ha mantenido has­­ta el final su ética intacta. Hasta el último día han permiti­do a quienes se acercaban a Vegania comprobar que se puede comer “co­­mo en casa, como to­da la vida, comida tradicional, fá­cil, sana, rica, barata... sin re­nunciar a nada”. Vegania era un rincón que acogía a muchos tu­ris­tas de paso por la zo­na y a om­ní­voros que entraban con cu­rio­si­dad y miraban el menú con cierta in­credulidad. Algunos re­ co­nocían su temor a “quedarse con ham­bre” pe­­ro después del primer plato no podían con más, y todos se sorprendían gratamente con la co­ mida, con el am­biente, con el trato. Dani nos contaba, por ejemplo, que le costaba convencer a algunos comensales de que la tortilla no te­­ nía huevo. El menú era sencillo, ho­ ga­reño, pero a la vez creativo y va­­­ riado, con cremas de verduras, ensa-

ladas, paella, todo tipo de car­­­nes ve­ge­tales, empanadillas orien­­tales, tar­tas a las que costaba re­sistirse. A Dani se le veía orgulloso de lo que hacía, de sus valores, y a todo el que le preguntaba le explicaba cómo se alimenta él, el tiempo que lleva siendo vegano, que apenas va al médico, “¡si ni siquiera estoy delgado!”, nos decía con una sonrisa. En su cabeza bullen otros pro­yec­ tos, sobre todo uno que pre­tende ma­terializar el próximo año: un fes­­ tival de música cuyos beneficios irán a santuarios de animales. Sus ha­bi­ tantes, Clara, Ruth, Zai, Montxito o Be­lla, entre otros, protagonizaban las fotos que decoraban las paredes de Vegania. Ellos y todos sus congéneres eran la razón de existir de Vegania, y to­ dos ellos serán los beneficiarios de ese proyecto con el que sueña Dani, grupos musicales y charlas en unas jornadas de activismo como las que organizó años atrás y que quiere repetir.


115

ESPACIO PUBLICITARIO PARA

empresasconcoraz贸n

comercial@eticalmagazine.org


guiaeventos

116

GUĂ?A DE EVENTOS JULIO 2013 por Molly Rosa


117

VI Feria Vegana sábado 13 julio, 14h 22:30hs C/Mallorca, 330 Barcelona EVENTO EN FACEBOOK

Concentración Contra Las Peleas De Perros domingo 14 julio DE 12.0014.00 HRS Ayuntamiento de Carlet, Valencia Manifestación contra los robos de perros para usarlos en peleas ilegales en Valencia.

Fiesta para GALA viernes 19 julio, 20.30HRS Volta Cafe, Madrid C/ Santa Teresa, 9 - Madrid Entrada Libre Organiza: El Hogar ProVegan eventos@elhogardeluci.org

Taller Benéfico “Reme­ dios Naturales En Ani­ ma­les” a favor de Charly domingo 14 julio DE 10.0016.00 HRS (con parada para comer) Donativo sugerido: 35€ Taller dirigido por Susana Blanco. Este evento será para recaudar fondos para la operación que necesita Charly el gato, que reside actualmente en el Refugio APAN. Molins de Rei, Barcelona inscripción@susanablanco.es

VegFest 2013 viernes 26 - domingo 28 julio La Casa Invisible C/Nosquera, 11 - Málaga Charlas y debates, gastronomía vagan, música, exposiciones, graffiti colectivo... Organizado por CLAMA Colectivo por la Liberación Animal de Málaga. clamavegfest.wordpress.com colectivoclama@gmail.com Evento En facebook


bibliografía

118

Bibliografía de "Deshaciendo el género" de Marta Arnaus: 1. BUTLER, Judith (2003), Cuerpos que importan. Sobre los límites materiales y discursivos del “sexo”, Paidós, Buenos Aires. 2. BUTLER, Judith (2006), Deshacer el género. Paidós, BCN. 3. MEAD, Margaret (1973), Sexo y temperamento en las sociedades primitivas, Editorial Laia, Barcelona.

Bibliografía de "Comercio... ¿justo?" de Sara Martín Blanco [1] ARISTÓTELES (2010): Ética a Nicómaco, Gredos, Madrid [2] FERRATER MORA, JOSÉ (2008): Diccionario de Filosofía, Vol. 2, pp. 488-495, Alianza Editorial, Madrid [3] Véase comerciojusto.org/que-es-el-comercio-justo/definicion/los-10-principiosinternacionales/. Consultado por última vez en junio de 2013 [4] Véase “¿Comercio Justo a cualquier precio?”, La Noche Temática: http://youtu.be/NtkiDE-XQjs Consultado por última vez en junio de 2013 [5] Véase JACQUIAU, CHRISTIAN “Max Havelaar o las ambigüedades del comercio equitativo” en espaciocomerciojusto.org/index.php?option=com_content&task=view&id=56 Consultado por última vez en junio de 2013 [6] Para la apertura de una tienda de Comercio Justo, véase comerciojusto.eurosur.org/guias_ creartiendas.htm Consultado por última vez en junio de 2013

Bibliografía de "Aprovecha el hierro y obtén vitalidad" de Cristina Santiago: 1. Sabaté, Joan: Nutrición Vegetariana. Editorial Safeliz, 1ª ed., 2005. Págs.: 304-308. 2. Pamplona Roger, Jorge D.: Enciclopedia de los alimentos y su poder curativo. Tomo 1. Editorial Safeliz, 1ªed., 2004. Pág. 401 y 409. 3. Bizkarra, Karmelo: El arte de saber alimentarte. Ed. Desclée De Brouwer, 1ª ed., 2011. Págs.: 411-413. 4. Ronald Morales, Albert: Frutoterapia. El poder curativo de los 105 frutos. Ed.: Ediciones Libertarias, 6ª ed., 1998. Pág.: 185. 5. Ronald Morales, Albert: Frutoterapia. Nutrición y Salud. Ed. Edaf, 2ª ed., 2007. Págs.: 53, 209. 6. Ronald Morales, Albert: Frutoterapia. Las frutas, el oro de mil colores. Ed. Edaf, 1ª ed., 2011. Págs.: 86-89. 7. Monsen, E. R. Iron nutrition and absorption: dietary factors which impact iron bioavailability. J Am Diet Assoc., 88, 786, 1988. 8. www.grep-aedn.es/documentos/vegetariandiets.pdf 9. www.who.int/vmnis/database/anaemia/anaemia_data_status_t2/es/index.html 10. www.coaching-for-health.net/eisenzentrum/info_iron-code_s.pdf


119


Foto: Ivรกn Sรกinz-Pardo - ivansainzpardo.blogia.com

Ethical Magazine 3  

Ethical Magazine nace con la vocación de mostrar que existen alternativas a un sistema de vida basado en la explotación sistemática de los i...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you