Page 120

Bloque 4

Consideraciones previas Para la primera consigna se recomienda tener a la vista la tabla Materiales numérica, para que los alumnos la completen durante la puesta Para todo el grupo: una en común y verifiquen si sus respuestas son correctas. Este ma- tabla numérica grande como terial podrá dejarse a la vista de todos, en algún lugar del salón, la que se muestra en el y usarse en otras actividades que involucren estos números. problema de la consigna 1. Es probable que algunos alumnos tengan dificultad para completar su tabla, por lo que es conveniente que se considere que al menos uno de los integrantes de cada equipo recuerde o reconozca las regularidades de la escritura de los números. Esto permitirá que hagan la actividad en conjunto y al mismo tiempo avancen en el conocimiento de las relaciones entre los números del 1 al 100. Si no se puede organizar de esta forma al grupo, entonces se les pueden hacer preguntas como: ¿con qué número terminan todos los de esta fila? ¿Con cuál número empiezan todos los que van en esta columna? Para enriquecer la reflexión al interior de los equipos, se pueden plantear preguntas como las siguientes: ¿qué números escribieron entre el 33 y el 36? El 81, ¿es uno más o uno menos que 82? ¿Cuántos números hay entre el 96 y el 99? ¿Cómo supieron que el 46 iba en esa casilla? ¿Cómo supieron qué número seguía del 68? Las adivinanzas que se presentan en la segunda consigna son muy sencillas y permiten que los alumnos observen las relaciones que se establecen entre los números. Se espera que para resolverlas apliquen algunos aspectos que se analizaron anteriormente y no necesiten apoyarse en la tabla. Sin embargo, si algunos niños lo requieren se les debe permitir que hagan uso de ella, pues la intención es que identifiquen cómo está organizado el sistema decimal de numeración. La tercera consigna implica un reto mayor para los alumnos. Por un lado, deben identificar características de un número, que si bien pueden ser elementales, por ejemplo, solicitar el número que sigue de 56, implica reconocer aquellas que definen solamente a un número y no a otro; y por otro lado, expresarlas por escrito de tal forma que sean claras para que otro equipo las pueda adivinar. Si es conveniente, durante la revisión de las adivinanzas se puede organizar un análisis de cuáles fueron las más difíciles, o bien, hacer un álbum grupal de adivinanzas. Una variante, si los alumnos aún tienen problemas para escribir, es solicitar que comenten las adivinanzas que escribieron en el equipo y se las dicten al maestro para que las escriba en el pizarrón, y después pedir que otro equipo las adivine. Finalmente, se les pide que copien las adivinanzas para que las incluyan en su álbum.

Observaciones posteriores 1. ¿Cuáles fueron las dudas y los errores más frecuentes de los alumnos? 2. ¿Qué hizo para que los alumnos pudieran avanzar? 3. ¿Qué cambios deben hacerse para mejorar las consignas?

Primer grado |

1º Desafios-docente Ok.indd 119

119

27/06/13 12:24

Desafíos. Docente. 1°Primaria  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you