Issuu on Google+

II Título Romanos 2:16 2 Corintios 5:10 Para claridad del creyente: Cuando depositamos nuestra fe en el Señor Jesucristo, y lo recibimos como Salvador, ya no debemos temer el juicio por nuestros pecados porque Cristo Jesús sufrió ese juicio por nosotros, al morir en la cruz (2 Corintios 5:21, Gálatas 3:13, 1 Pedro 2:24). Pero si seremos juzgados por nuestro trabajo estando en el cuerpo… A esto le llamamos el tribunal de Cristo. (tema de estudio) En este título se menciona la autoridad dada por el Padre al único que está preparado y digno para juzgar con equidad. Apo. 5:5-6 El que tiene los siete espíritus enviados sobre la tierra. Jesús hablando a sus discípulos, les dijo: ...Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra… Mateo 28:18, Por El reinan los reyes, Y los príncipes determinan justicia. Prov 8:15 Este Cristo glorioso un día vendrá en gloria y pagará a cada uno conforme a sus obras Mt 16:27 Cuantas cosas que hoy están sucediendo nos llenan de miedo, cada una de las profecías bíblicas cumpliéndose ante nuestros ojos; terremotos, guerras, hambre, destrucción, aumento de la ciencia, depravación, pleitos, engaños, apostasía, etc. Y en medio de toda esa destrucción, un remanente que cree, que espera, que mira hacia el cielo, que clama por justicia... Para ellos la promesa…. “Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada” Mal 4:2 Ese “Sol de Justicia” Jesucristo...quien con la autoridad del Padre, regirá con equidad.

III Título Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. Gálatas 3:16 Dios hizo una promesa específica a Abraham, “Serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3).¿Cómo es que llegaría esta bendición a toda la humanidad? Una vez más, el apóstol Pablo ofrece información esencial al respecto: “Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones” (Gálatas 3:8). Él se refería a que, como descendiente de Abraham, Jesús cumpliría la promesa de Dios de reconciliar a toda la humanidad con Él. Ése es el límite de esta versión del mensaje del evangelio… y no hay nada hasta aquí acerca de un reino o de la reconciliación de toda la creación o de la muerte de un salvador, pero sí hay un sentido en el cual la buena nueva de la misión de Cristo para todo el mundo ya había sido proclamada a través de Abraham en su tiempo, aunque ese periodo rara vez es tomado en cuenta al definir las formas en que se ha llevado a cabo la transmisión del evangelio. Dios tiene tratos distintos con el hombre en cada dispensación. Así, por ejemplo, en la dispensación de los padres existía relativamente poca luz acerca del carácter de Dios. Luego, bajo la siguiente dispensación, Dios trató al hombre según la revelación que había dado de Sí mismo mediante la Ley, de modo que Dios pudo ser conocido un poco más. Luego, con la venida del Señor Jesucristo se inicia la dispensación de la gracia, en que la luz fue manifestada enteramente, dándonos a conocer más plenamente el carácter de Dios. Por eso, las enseñanzas del Señor Jesús son más altas que las de Moisés, y, consecuentemente, las demandas de Dios para el hombre también. Usted, quiéralo o no, ya está ubicado en este vértice de la historia. Es esta una época de grandes hechos, pero también de grandes responsabilidades, que exigen grandes decisiones. ¿Cuál será su actitud frente a todo esto? ¿Y cuál será el papel que usted jugará en estos hechos portentosos? ¿Será como desdichado testigo o como protagonista bienaventurado? De usted depende. Romanos 5:15


TEMA: Habrá un díá en que Dios juzgará a los vivos y a los muertos.

Lección: 1ª Pedro 4: 4 -6 Texto: Hechos 17 : 31 I Título: Manifiesta diferencia entre el que sirve a Dios y el que no le sirve. Vers. 4 (léase Malaquías 3:18) A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan II Título: Dios entregó toda autoridad de juicio a su hijo Jesucristo Vers. 5 (Léase 2 Timoteo 4:1) pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos III Título: La gracia de Cristo que fue manifestada a los hombres de fe del antiguo pacto, también es manifestada a nosotros vers. 3 (Léase Hebreos 11:40) Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios. TEXTO: Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. Hechos 17:31

TEMA: Jimmy Carter, quien llegó a ser presidente de los Estados Unidos de América, escribió un libro que se titula: “¿Por qué no lo mejor?” en cuya introducción nos cuenta que se encontraba sentado en la primera banca del templo y contempló un pizarrón puesto en la plataforma el cual tenía escrito el título del mensaje del pastor esa mañana el cual lo hizo reflexionar: “Si usted fuera encarcelado por ser cristiano, ¿De qué cosas le acusarían? Hay muchas cosas que hacemos y muchas cosas que NO hacemos, pensamos que no podremos ser juzgados por algo que no hemos hecho, pero la palabra del Señor nos advierte a preocuparnos ya que un día serán juzgadas TODAS las cosas… Apocalipsis 20:11-15 dice dos veces “...según sus obras”. (20:1213). Seremos juzgados por lo que hemos hecho mientras estábamos en el cuerpo. Aún las cosas más escondidas. El apóstol Pablo enseñó que el Señor aclarará lo oculto de las tinieblas “... (1Corintios 4:5) El mismo Señor Jesucristo dijo: “Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a la luz”. (Marcos 4:22). Puesto que Dios nos juzgará así, debemos vivir una vida de santidad, de intachable testimonio y sobre todo de avivamiento espiritual. Llegará un momento muy especial en el cual escucharemos nuestro nombre: El momento en el que Dios nos llame a juicio. ¡Usted será juzgado! ¡Todos seremos juzgados! La pregunta obligada es: ¿Está usted preparado? Alguien dirá:..somos salvos por la sangre de Cristo Jesús. Todos nuestros pecados ya han sido perdonados. Sin embargo, seremos juzgados por las cosas que hicimos estando también en nuestra fe. Nabucodonosor volvió en si y bendijo a Dios, el hijo prodigo volvió en si y se propuso volver al hogar… el arrepentimiento sincero lo juzgará Dios, y también el falso… Procuremos estar preparados… Romanos 2:3

I Título Sabemos que estamos en el tiempo del fin, en donde claramente podemos ya ver la diferencia entre las dos vídes. ISAÍAS 5. El que sirve a Dios y el que no le sirve. Nuestro Señor Jesucristo, nos dijo que esta diferencia la podíamos conocer por los frutos. Lucas 6:43-44 Malaquías 3:13, ¿Que aprovecha que guardemos su ley...? Los judíos se quejaron contra Dios. "Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová". Decían además, "Decimos, pues, ahora: Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon" (V. 15). Esto suena como el Sal. 73. "en vano he limpiado mi corazón, y lavado mis manos en inocencia" (v. 13). Pero lea todo el capítulo, mayormente los v. 16-20. Muchos hoy en día dicen, "¿Quién es Jehová para que oiga su voz"? (Ex. 5:2). Dicen que sólo los ignorantes, los supersticiosos y los fanáticos todavía creen en la Biblia y siguen practicándola. Creen que somos engañados, sugestionados. Muchos jóvenes "educados" concluyen que sus padres son ignorantes. Dicen que "no hay diferencia", que todos sufren, tanto buenos como malos. "¿Dónde, pues, está tu Dios? No hay diferencia entre los buenos y los malos". Pero Mal. 3:18 concluye el capítulo diciendo, "Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve". En conclusión, preguntamos a los que no son cristianos: "¿Qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?" (Mat. 16:26) En el día final todos sabrán que hay gran diferencia entre el justo y el malo, entre el obediente y el desobediente.


Estudio Bíblico