Issuu on Google+

#10

NOTA DE TAPA

REVISTA | ONG | WWW.ECOMANIA.ORG.AR

ENE. / FEB. 2013

ecomanía / 1


AS

ARQUITECTOS, EMPRENDEDORES Y SOSTENIBLES POR FLORENCIA MEDINA REVISTAPLOT.COM

HAY ARQUITECTOS QUE DECIDIERON SEGUIR SU VOCACIÓN POR EL CAMINO SUSTENTABLE, QUE MUCHAS VECES ES EL QUE MÁS OBSTÁCULOS PRESENTA, PERO A LA LARGA ES EL QUE MÁS SATISFACCIONES TRAE. ESTA EDICIÓN SE LA DEDICAMOS A ESOS ARQUITECTOS, QUIENES NO EJERCEN SU PROFESIÓN DE MANERA TRADICIONAL (CON ENCARGOS PRIVADOS Y CLIENTES QUE LLEGAN A SUS ESTUDIOS CON UNA NECESIDAD Y UN PRESUPUESTO), SINO QUE SON “EMPRENDEDORES SUSTENTABLES”, YA QUE SALEN A BUSCAR SUS PROPIOS PRESUPUESTOS Y CLIENTES, O TRABAJAN JUNTO A COMUNIDADES E INSTITUCIONES. ELEGIMOS DOS COLECTIVOS QUE, DE MANERA ESPECIAL, VIENEN DESARROLLANDO ESTAS PRÁCTICAS A TRAVÉS DE PROYECTOS AUTOGESTIONADOS, PROPOSITIVOS Y SUSTENTABLES.

Fotos: a77/ a77, Daniel Infante, Gimena De Franco (Villa Hidalgo) / Susana Muns, a77 (We Can Xalant). 24 / ecomanía


ARQUITECTURA SUSTENTABLE

En Argentina Gustavo Dieguez y Lucas Gilardi formaron a77 en 2006, un colectivo dedicado a construir lo que proyectan –y sueñan– con sus propias manos: objetos de uso cotidiano que alcanzan la escala arquitectónica. Dichos objetos conjugan arquitectura, arte, sociología y urbanismo, con un especial énfasis en la reutilización de descartes industriales y reciclaje. A partir de esta mezcla surgen proyectos sumamente diversos, desde viviendas experimentales hasta instituciones efímeras, utilizando elementos y actividades que producen la activación de dinámicas sociales en el espacio público, o espacios culturales autogestionados. Ellos afirman, a modo de manifiesto, que lo que hacen es “construir con lo que se tiene a mano”, y que esto es “una filosofía de trabajo que no sólo activa la imaginación, sino que hace posible el cumplimiento de los sueños. No es una defensa del realismo, sino todo lo contrario”. En 2011, a través de la convocatoria del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, a77 fue invitado a generar acciones sociales y de desarrollo de instituciones con carencias infraestructurales, con el objetivo de mejorar el espacio público de barrios en situación de emergencia. Bajo esta premisa, trabajaron en el diseño del equipamiento comunitario para el Club Social y Deportivo Eugenio Necochea, ubicado en Villa Hidalgo, Partido de San Martín. A partir de la definición de prioridades y de necesidades, guiaron talleres abiertos con la comunidad –junto a estudiantes de arquitectura y de otras disciplinas– para el diseño de un techo de sombras de 80 m2 en un espacio utilizado como salón multiuso, lugar de reunión y quincho, sanitarios y playón. Dos años antes, a77 había sido invitado por Can Xalant –un centro de residencia, experimentación y producción artística de Catalunya– para construir una estructura que recuperara el rol que había perdido el espacio que esta asociación ocupa, luego de que desapareciera en un incendio una construcción que el artista japonés Tadeshi Kawamata había creado para su jardín. a77 concentró sus esfuerzos, no sólo en devolver la identidad al predio, sino también en generar unidades móviles que acercaran a Can Xalant al barrio, y el arte a la

gente, tal como era su premisa. Junto a Can Xalant, y en colaboración con el arquitecto catalán Pau Faus, el colectivo de artistas Salonniéres, la organización de Centre de Creació i Pensament Contemporani de Mataró y la gestión de Transit Projectes (I+D+i), trabajaron con el objetivo de “poner en evidencia la gran constelación de recursos y personas que forman parte de un mismo ambiente en la sospecha de que su proximidad esconde configuraciones relacionales, afinidades latentes y proyecciones objetivas”. La estrategia estaba dividida en tres ámbitos. Primero, el material: por medio de la recuperación de materiales rescatados del incendio y de la recuperación de otros insumos desechados en centros de reciclaje cercanos, e incluso con la reutilización de caravanas en desuso (obtenidas de un camping vecino). Segundo, el social: “basada en la identificación, valoración de esfuerzos y modos de proceder de actores cercanos e inmediatos, que derivó en la construcción de una red de individuos y grupos que define los programas de acción y los pone en marcha”. Tercero y último, el temporal: “una apuesta a la construcción colectiva del tiempo. Una táctica de lo efímero, o política del instante”. ZULOARK En 2001, en España, se formó el colectivo Zuloark, que se define “como una zona de desarrollo próximo al espacio intersticial que existe entre saber hacer algo y ecomanía / 25


NDT AS

de arquitectura junto a los pobladores y otros agentes locales: la Casa de la Cultura y la Casa de los Deportes. Ambos proyectos aprovecharon los recursos y conocimientos locales, facilitando la evolución en las lógicas constructivas para mejorar las tipologías tradicionales. El grupo de danza del pueblo tenía la necesidad de un espacio para ensayar, así nació La Casa de la Cultura. El proyecto construido se materializó en una plataforma y cimentación de hormigón, con una estructura de madera y una cubierta de distintos tejidos de palma y canalón metálico. En un proceso similar, la Casa de los Deportes, surgió como respuesta a una de las principales necesidades de Palomino, la de generar actividades de ocio y deportes para los jóvenes. Se definió por medio de una plataforma y cimentación de madera, una estructura de guadua reciclada y uniones de varilla roscada, y la cubierta de palma tejida. Los cerramientos exteriores se ejecutaron con palma tejida y zuncho plástico trenzado, mientras que los interiores se hicieron de cañalata trenzada. El mobiliario se realizó en madera, cañalata y hierro reciclado.

CLIC!!!

PLUGANDLIVESYSTEM.BLOGSPOT.COM.AR ZULOARK.COM INTELIGENCIASCOLECTIVAS.ORG ELCAMPODECEBADA.ORG no saber hacerlo”. Se autoclasifican como una “infraestructura de arquitectura ligada a la construcción de redes abiertas de trabajo, pensadas desde el convencimiento de la necesidad de evolucionar los modelos económicos y empresariales”. Desde 2007, colaboran y participan en la plataforma de trabajo en red “Zoohaus”: una herramienta digital que posibilita la creación colaborativa. A partir de ella, conocieron el pueblo Palomino, ubicado en el Caribe Colombiano. Allí –trabajando conjuntamente con la Universidad Javeriana de Bogotá– desarrollaron dos proyectos

26 / ecomanía

En Madrid, Campo de Cebada es otro de los proyectos en los que Zuloark se encuentra activamente involucrado en el proceso de apertura y rehabilitación del terreno del ex–polideportivo La Latina (el cual fue demolido). Debido a que se prevén obras para este espacio, pero no se saben cuándo comenzarán, Zuloark comenzó a colaborar con “Campo de Cebada” en la gestión, junto muchísimos actores que integran este proyecto, incluyendo a los vecinos del barrio, con la intención de reconvertir este sitio vacío en un lugar con proyectos culturales, artísticos, deportivos y ante todo sociales. La idea general detrás de todo este proyecto es transformar este campo de cemento en un futuro campo de cultivo, por medio de un proceso natural vegetativo: Primero fue la siembra con varios encuentros y reuniones desde septiembre del año pasado, actualmente están en fase de nascencia (acción y efecto de nacer), en la primavera llegará la floración, y luego la cosecha colectiva. De esta manera lo transformarían en un ciclo, ya que lo recolectado podrían usarlo para germinar otros campos de cemento de la ciudad, y así generar nuevos proyectos sucesivos.


Revista Ecomanía #10