Issuu on Google+


E l u c r a c i ó n

E s t u a d i a n t e s

P o r

C h i l e

2 0 0 8

Editorial Somos Estudiantes por Chile, porque entendemos que la educación es un bien social, propiedad colectiva de todo un país y no un rentable negocio de unos pocos. Definida como un derecho inalienable, hoy su situación es terminal. Pareciera que hay quienes se han propuesto la labor de exterminarla y su empeño está dado en su absurda convicción de que el mercado es quien debe determinar su devenir, bajo la lógica de la competencia y del caprichoso juego de la oferta y la demanda. Desde hace más de una década se ha iniciado un creciente proceso de desmantelamiento del cuerpo y la estructura del sistema de educación pública. Empujan, a cada paso, a Universidades, Colegios y Liceos, a un abismo sin retorno. Así convierten nuestros derechos en mercancía y nos los arrebatan de las manos. En su distorsionado abecedario, Utilidad va primero que Conocimiento, y Ciencia después que la palabra Gerencia. En un país cuya constitución no garantiza el cumplimiento del Derecho a la Educación, como si lo hace con los derechos económicos, delatando de paso su verdadera vocación, la LGE ha sido llamada La Gran Estafa, pues quienes la diseñaron la han presentado como solución de las demanadas y exigencias del Movimiento Transversal del 2006, cuando sólo se trata de una copia desmejorada de la ley que todo el país estuvo de acuerdo en derogar. Peor aún, además de no replantear ninguno de los puntos fundamentales que sustentaban las bases estructurales de la nefasta LOCE, reconoce y reafirma el espacio para el Lucro y aleja aún más al Estado de su sentido de obligación para con la Educación Pública; de fortalecerla, de dotarla de todos los recursos necesarios para el cumplimiento de su misión social. Un Estado moderno no es el que vende todo su patrimonio al mejor postor, como quien se desembaraza de un fastidioso problema.

Lo es aquel que se hace cargo de su misión primera de un modo real y profundo: garantizar y procurar el verdadero bien común. Somos parte un Movimiento con historia, nuestra voz contiene las voces de los que aportaron su empeño y voluntad en torcer la mano a este proceso de privatización ilegítima que iniciaron hace años. Apropiación Indebida es el eufemismo que le inventaron al Robo. Nuestro nombre habla del destino de nuestra palabra: nuestro país y su gente. Es, al mismo tiempo, un llamado a defender la verdadera gran riqueza de este país, aquella que es propiedad de todos y no el privilegio de unos pocos. Nuestra misión, dentro de este gran Movimiento, es la de aportar nuestra capacidad creativa y comunicativa en proyectos que informen, incluyan e integren a la sociedad completa en un debate sobre el destino de la Educación Pública, que permita iniciar la construcción de un proyecto verdaderamente participativo y que de cuenta de la voluntad y la necesidad de la mayoría: una Educación Pública de Calidad y Gratuita garantizada por la constitución como un derecho inalienable. Creemos firmemente en la justicia de nuestros planteamientos y nuestra capacidad para sostenerlos, como estudiantes movilizados firmamos este manifiesto. Y como Estudiantes por Chile los llamamos a defender juntos nuestros derechos. Ahora tenemos la palabra. Estudiantes de Geografía y Diseño de la Universidad de Chile Facultad de Arquitectura y Urbanismo 30 de Mayo del 2008


Nuestra Lucha

E l u c r a c i ó n

71,7% de los alumnos de educación básica y el 62,4% de educación media de los establecimientos municipales, pertenecen al 40% de las familias más pobres de Chile. (Informe bloque social 2006) 73% de la población cree que las escuelas y liceos debieran ser administrados por el Ministerio de Educación, mientras tan solo el 8% piensa que las municipalidades debieran hacerse cargo. (Encuesta Centro de Estudio Públicos Dic. 2006) $188.003 es el ingreso promedio de una persona que cuenta con solo estudios básicos, $277.991 con estudios medios, y $1.139.783 con estudios universitarios. (CASEN 2003) Uno de las debilidades que afectan la competitividad chilena, y por ende el crecimiento del país, es la mala educación pública entre otros

E s t u a d i a n t e s

P o r

C h i l e

2 0 0 8

factores. (Michael Porter, (especifi- 65,7% de los profesores cree que de car el cargo) en seminario realizado la educación pública debiese hacerse en la universidad del desarrollo, cargo el MINEDUC. (CIDE 2006) 2008) Un 76,6% de los apoderados cree Alrededor 15% aprox. del presu- que la educación debiese ser grapuesto anual de la Universidad de tuita para todos o gratuita para solo Chile corresponde al financiamien- quienes no puedan pagar. (CIDE 2006) to estatal. (universia.cl, 2008) 73,3% de los profesores, el 62% 77% de padres y alumnos con- de los apoderados y el 58% de los sideran que la educación es de directores, afirma haber estado de regular y mala. (Centro de Investig- acuerdo o muy de acuerdo con la llaación y Desarrollo de la Educación ma “Revolución de los Pingüinos”. (CIDE) 2006 (CIDE 2006) “…aquí hay una universidad del Estado, pero una universidad del Estado hasta por ahí nomás porque el presupuesto, en realidad, no es responsabilidad total, ni siquiera muy parcialmente, del Estado.”(Ex rector Luis Riveros, entrevista Radio Universidad de Chile, dic. 2004)

Por la constitución muere la educación

L

a revolución neoliberal iniciada por la dictadura militar y profundizada por los futuros gobiernos de nuestro país, fija en el ámbito educacional su más clara expresión en lo que hoy conocemos como LOCE, que como ya sabemos, fue aprobada un día antes de que Augusto Pinochet entregase el poder a Patricio Aylwin (10 de marzo de 1991).

a abrir y mantener establecimientos educacionales, y “el Estado tiene, asimismo, el deber de resguardar especialmente la libertad de enseñanza” (Ley Nº 18.962, Orgánica Constitucional de Enseñanza, artículo 3º). El problema está en que esta ley hace predominar la libertad de enseñanza por sobre el derecho a la educación, desligando al Estado de sus obligaciones en esta materia y dejando en manos de los padres y los sostenedores de los establecimientos educacionales la responsabilidad de educar.

garantía constitucional (recurso de protección), pero sí la libertad de enseñanza (art.19 n.11), como también los derechos relacionados a libertades económicas (libre empresa y libre consumo). En definitiva, en Chile, constitucionalmente prima el derecho de los La libertad de enseñanza se encuentra sostenedores consagrada en la LOCE, donde se por sobre el explicita que corresponde a la familia el La constitución de nuestro país consagra derecho de los derecho y el deber de entregar la edu- esta situación, ya que el derecho a la edu- ciudadanos a la cación a sus hijos, así como el derecho cación (art. 19 n. 10) no goza de ninguna educación.


E l u c r a c i ó n

E s t u a d i a n t e s

P o r

C h i l e

2 0 0 8

Titulares

Falleció el general del pueblo Para respetar el luto de carabineros, estudiantes se reprimirán solos Video de Ley teniendo sexo oral circula por internet:

“Wena Locy”

Provostereconocequelacagó

“Lamentonoser yo quienapruebelaLGE”

Emocionante respuesta de bailarin de Yingo

“SOLO SE QUE NO LOCE”

Ante la intervención de Estudiantes en el programa, todo se prestó para interpretaciones

Bachelet sorprende:

“Ley Capitán General de Educación” Inspirada en la obra del dictador, la ley permitiría generar ignorantes especializados.

Chile País del Cobre

Cobre por el agua, cobre por el tag, cobre por la educación...etctcéra

Gobierno garantiza cobre por muchos años más

Ante muerte de educación publica

Gobierno decreta 3 días de lucro

La medida podría extenderse indefinidamente Nueva estrategia educacional:

“EL QUE APRENDE ULTIMO APRENDE MEJOR” Plan sería avalado por el 80% de Humoristas del país


E l u c r a c i ó n

E s t u a d i a n t e s

P o r

C h i l e

2 0 0 8

¿Qué es la LGE? Hace dos años la denominada “revolución pingüina” ponía en tela de juicio la ley orgánica constitucional de enseñanza (LOCE), instalando en el debate nacional la necesidad de cambiar una ley heredada de la dictadura militar, en la cual el derecho a la educación no se garantiza. Urgía entonces una nueva ley, construida democráticamente y apoyada transversalmente por la sociedad civil, donde se garantizase el derecho a la educación y se cambiara el modelo de municipalización y la jornada escolar completa (JEC), exigencias de los organismos económicos internacionales (FMI y Banco Mundial). La salida entonces fue el consejo asesor presidencial para la educación que se planteaba como la oportunidad para generar un gran proyecto para reformar

la educación chilena tomando en cuenta la demanda de los estudiantes y la opinión de todos los actores del sistema educativo. El resultado fue el “gran acuerdo nacional” que dio vida al proyecto de la Ley General de Educación (LGE), el que se discute actualmente en el congreso nacional y que es presentado por el gobierno, la oposición y la prensa, como la solución a los problemas de la educación en Chile. Sin embargo, si comparamos la LGE con la LOCE nos damos cuenta que las reformas al sistema son de forma y no de fondo. No se asegura el derecho a la educación con una garantía constitucional, sólo como un derecho de acceso; no se acaba con la municipalización; no se acaba con la Jornada Escolar Completa; y lo que es peor, la libertad de enseñanza (que si goza de garantía constitucional) se plantea

desde un carácter empresarial y la calidad no se cuestiona, en el marco del precario aseguramiento de este derecho. Este es el resultado de un consejo asesor donde sus integrantes son los interesados directos en el negocio de la educación (empresarios, iglesia, la derecha, sostenedores, Ues privadas, etc.). Los acuerdos de falso consenso y poco representativos, no tocan los temas de fondo, nos pretenden estafar con cambios de forma, manipulando la opinión pública y burocratizado aún más la educación. Exigimos educación pública, gratuita, de calidad y para todos. Por un Chile para todos y todas. Estudiantes por Chile


ELUCRACION

HTTP://ESTUDIANTES


JUNIO 2008

S P O R C H I L E . B L O G S P O T. C O M /


E l u c r a c i ó n

E s t u a d i a n t e s

P o r

C h i l e

2 0 0 8

EL CAMINO HACIA LA PRIVATIZACIÓN TOTAL Desde hace más de dos décadas, se ha desarrollado en el país un proceso de privatización gradual del sistema de educación pública. Se trata de una iniciativa que paso a paso ha ido desmantelando la estructura de la educación primaria, secundaria y superior, socavando las bases de un modelo que asumía a la educación como un patrimonio y un derecho de todos, para sustituirlo por otro en donde este derecho se transforma en mercancía y es permitido el lucro. A continuación, los pasos más relevantes del camino hacia la privatización total.

Fundación del sistema escolar chileno: Proyecto iniciado por Andrés Bello, que tenía un carácter centralizado, donde la educación era responsabilidad ineludible del Estado. Ley de Subvenciones: Nueva ley de financiamiento al sistema de educación escolar. Según la cantidad de estudiantes matriculados y la asistencia mensual de cada plantel educacional será el volumen del aporte recibido (subvención voucher). Este tipo de financiamiento pretendió ofrecer un escenario favorable al sector privado para fomentar la inversión en educación.

Municipalización de la Educación:

La ley de subvenciones estructuró, además, un modelo de administración descentralizada del sistema de educación escolar, que consistía en trasladar una responsabilidad que históricamente había sido obligatoria del Ministerio de Educación, a las municipalidades del país. De este modo, la calidad de los colegios está determinada por la riqueza o la miseria de la comuna en donde estén emplazados y comienza a extenderse una enorme brecha entre unos y otros.

Promulgación de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE): Un día antes de entregar el poder, Augusto Pinochet promulga la ley. Así se legalizaba el comienzo de la privatización de la educación, el sistema de subvenciones y el proceso de municipalización. Sus consecuencias: la educación funciona como mercancía y no como derecho social; los sostenedores de los colegios subvencionados lucran por la venta de servicios educativos y están autorizados para seleccionar a los estudiantes, segmentando el sistema escolar.

Ley Sobre Modernización de las Universidades Estatales: Fue retirado luego de no contar con el apoyo de académicos, estudiantes y funcionarios de esas instituciones. Ley Marco de Universidades Estatales: El proyecto de ley marco y los anuncios adicionales del Gobierno avanzan, pero de modo insuficiente, en la definición del rol del Estado en la educación superior. Entre sus aspectos más destacados, el proyecto de ley marco considera aspectos relativos a la participación de estudiantes y funcionarios en el Consejo Superior, el régimen de personal, la organización institucional y las relaciones de las universidades estatales con la Contraloría General de la República. Ley de financiamiento Estudiantil: El gobierno de Lagos, a través del entonces ministro de educación, Sergio Bitar, presentó un proyecto de ley para el financiamiento de la educación superior mediante créditos con privados (bancos e instituciones financieras), cuyo aval sería el estado. El estado se desliga aún más del financiamiento de la educación, dándole a ésta un carácter de producto o de inversión familiar, en que la empleabilidad y rentabilidad de las carreras son un factor determinante a la hora de otorgar prioridad a los créditos, vale decir, la capacidad de devolución del solicitante (tal como se revisan los ingresos a la hora de entregar un crédito hipotecario o de consumo).

Revolución Pingüina: El movimiento estudiantil del 2006 puso sobre la mesa la crisis de la educación pública y, en particular, de la educación escolar. Las demandas sobre el fin de la municipalización, el rol docente del Estado, el aseguramiento de la calidad y el ejercicio efectivo del Derecho a la Educación, contaron con apoyo transversal de la amplia mayoría de la población del país. Ley General de Educación: La LGE suponía una respuesta a las demandas del movimiento del 2006. Sin embargo, ha sido llamada “La Gran Estafa”, pues no modifica el rol subsidiario del estado; ni propone financiar de manera prioritaria a la educación pública; tampoco cambia el modelo de financiamiento (subvención al alumno), ni transforma el rol de Sostenedores, y no altera el modelo de educación municipalizada, sólo crea un superintendencia que resguarde la calidad de la educación, sin criterios bien definidos.


La Elucracion