Page 26

legislación. En caso contrario no existen o no alcanzan más valor que el teórico. Los defensores del iusnaturalismo, afirman esos axiomas o principios jurídicos son extralegales y se derivan de la naturaleza, de la propia naturaleza humana, son costumbres culturales en tanto la cultura es creación humana. Considero que es una arrogancia afirmar que la legislación puede abarcar todos los principios que la vida social presenta o llegue a presentar, pues entonces no existirían las lagunas legales ni se aceptarían la analogía (salvo en materia penal que la expulsa por principio), ni los principios generales del Derecho para solucionar estos problemas. Enfaticemos pues, en la necesidad y en la virtud del ser teórico, por supuesto, sin dejar de tomar en cuenta la realidad. Un simple leguleyo come códigos, no puede ver más allá de lo que le deja ver su miopía aquejada de lo pseudojurídico. La ignorancia, la falta de talento o de inteligencia y en el peor de los casos, la mala fe para comprender lo que es y hacia donde nos conduce un principio jurídico, interrelacionado con todos los principios que sea necesario considerar, nos hace andar en una sociedad de ciegos e ignorantes, esclavos y hasta creadores del Estado fallido. El principio más importante del Derecho, como valor que se persigue a través del respeto y aplicación de los derechos fundamentales es la justicia, que vista en general es lo justo para la comunidad (justicia social) y vista en singular, es el bien para cada ser humano. De lo anterior se deriva el principio de igualdad como principio ligado al principio de justicia social; y el principio de libertad, ligado al principio de justicia individual. Ello significa – aunque quizá no sea necesario enfatizarlo-, que los principios son y existen en función del ser humano como ente natural racional, considerando en su individualidad o en su pertenencia y participación en la sociedad. De allí que el derecho de existir (la vida como principio y valor) sea imprescindible en todo sistema jurídico- legal. Esto nos lleva a pensar que no es posible aislar los principios. El jurista y sobre todo el juez, deben considerar imposible aislar y hacer valer un solo principio jurídico. Es necesario interrelacionar principios y dejar que interactúen, para no errar en la interpretación y aplicación jurídica a hechos, actos y negocios jurídicos.

26

Recopilación JURITEX y LEGITEX  

Recopilación de los folletos eleborados por el Licenciado Godinez director del CIJUR.

Recopilación JURITEX y LEGITEX  

Recopilación de los folletos eleborados por el Licenciado Godinez director del CIJUR.

Advertisement