Issuu on Google+

Materia: “Educación Sexual Integral” Profesora: Celeste Mac Dougall Ensayo: “Educación Sexual Integral en la escuela primaria” Nombre: Carlos María Domínguez Mail: cmd-39@hotmail.com Fecha de entrega: 22-11-2013 2º Cuatrimestre -2013-


Ă?ndice


INTRODUCCIÓN Creo que los niños y las niñas se les deben educar no sólo con los principios de conocimiento básico de las materias que estudiará en su vida escolar sino también se les debe brindar información que favorezca su desarrollo social y psicológico, teniendo en cuenta que es en la escuela donde se relacionan y van construyendo su personalidad a partir del sistema de influencias educativas. Es por eso que creo necesaria la educación sexual ya sea, en primer lugar, desde las familias y luego de las escuelas, ya que en la actualidad es poco común enseñarla o brindar ciertos conocimientos que los niños/as no poseen y si es enseñada aún existen ciertos tabúes que todavía debemos afrontar a la hora de enseñar educación sexual. El propósito de este ensayo es reflexionar, analizar, pensar lo que creemos sobre la sexualidad, e intentar dejar de lado los prejuicios que todo el mundo tiene con respecto a este tema no menos importante. Y es por eso que se hace necesario brindar información a los niños/as que favorezca su formación integral, gestando con ellos/as características, rasgos, cualidades y modelos que contribuyan a formar una configuración psicológica. En primer lugar, es necesario que sepamos que la Educación Sexual Integral no es sólo “hablar de relaciones sexuales”. Es mucho más que eso. Tiene que ver con aprender a expresar emociones y sentimientos, a reconocer y respetar valores como la amistad, el amor, la solidaridad, la intimidad propia y ajena y a cuidarnos y cuidar a los demás. Lo más importante es el afecto, crear climas de confianza, tener buena disposición y poder escuchar y comprender a los chicos. La Educación Sexual Integral también tiene que ver con los derechos de las personas, a que se trate de igual manera a varones y a mujeres, a ser respetados no importa cuál sea la orientación sexual.

3


La educación sexual debe promover a la igualdad de posibilidades para ambos sexos sin que necesariamente se eliminen las diferencias. Este es el verdadero principio de la educación: no solamente que se pueda compartir el mismo lugar delimitado socialmente sino que se promueva el respeto mutuo y la colaboración; que se puedan desarrollar diversas aspiraciones ante la vida sin restricciones estereotipadas ni desigualdades de género. Por lo general, este desarrollo integrador que deseamos estimular desde la niñez, pasa por numerosos obstáculos que separan a los niños/as en un mundo de posibilidades excluyentes. Desde la asignación de colores, vestimenta, modos de actuar en la vida, hasta juguetes y juegos. Una de las etapas más complejas para la educación sexual es la que se encuentra en el paso de la niñez a la adolescencia porque durante esta etapa se producen cambios biológicos, psicológicos, fisiológicos, sexuales entre otros que requieren de nuestra atención y seguimiento. Hoy, como futuros educadores tenemos la responsabilidad y, a la vez, la gran oportunidad de enseñar Educación Sexual Integral en la escuela. De esta manera, contribuimos a garantizar el bienestar de nuestros niños, niñas y jóvenes, y el cumplimiento del derecho a una educación de buena calidad para todos y todas.

¿A QUÉ

LLAMAMOS SEXUALIDAD?

Tradicionalmente, las temáticas referidas a la sexualidad no eran consideradas propias de los aprendizajes de la infancia, sino de períodos más avanzados de la vida, como la pubertad o la adolescencia. Durante mucho tiempo, las sociedades y las personas entendimos que hablar de sexualidad era posible recién en el momento en que las niñas y los niños ya dejaban de serlo. Esto era porque el concepto de sexualidad estaba fuertemente ligado a la genitalidad. Cuestiones vinculadas a la expresión de sentimientos y de afectos, la promoción de valores relacionados con el amor, la amistad y la reflexión sobre roles y funciones atribuidos a mujeres y a varones no formaban parte de los contenidos vinculados a la educación sexual. 4


Con el desarrollo de los conocimientos de diversas disciplinas, y con la definición de los derechos de la infancia, se fue avanzando en otras formas de comprensión de la sexualidad. Así, llegamos a una definición más amplia e integral, y hoy podemos pensar desde otro lugar la enseñanza de los contenidos escolares vinculados a ella. El concepto de sexualidad – en consonancia con la Ley de Educación Sexual Integral- excede ampliamente la noción de “genitalidad” o de “relación sexual”. Se considera a la sexualidad como una de las dimensiones constitutivas de la persona, relevante para su despliegue y bienestar durante toda la vida, que abarca tanto aspectos biológicos, como psicológicos, sociales, afectivos y éticos. Esta concepción es la sostenida por la Organización Mundial de la Salud: “El término sexualidad se refiere a una dimensión fundamental del hecho de ser humano[…] Se expresa en forma de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, prácticas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales.[…] En resumen, la sexualidad se practica y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos." 1 Son múltiples las definiciones que existen sobre sexualidad, tales como la del diccionario de la lengua española: “Conjunto de condiciones anatómicas y fisiológicas

que

caracterizan

a

cada

sexo//

Conjunto

de

prácticas,

comportamientos, etc, relacionadas con la búsqueda del placer sexual y la reproducción”.2 En la Biblioteca Salvat de Grandes Temas “Educación Sexual” dice: “La sexualidad es una función vital situada en un nivel inferior al de la respiración, alimentación o defecación, pero supera a éstas en cuanto que repercute más 1Reunión de Consulta sobre Salud Sexual, convocada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con la Asociación Mundial de la Salud Sexual, que se realizó del 19 al 22 de mayo de 2000 en Antigua Guatemala, Guatemala. 2Diccionario de la lengua española. Espasa- Calpe S.A., Madrid, 2005 5


ampliamente sobre la esfera psíquica del individuo”[…] 3 En este caso, la sexualidad es aceptada sólo dentro del amor. Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud expresa: “Se puede definir la salud sexual y reproductiva como la posibilidad del ser humano de tener relaciones gratificantes y enriquecedoras sin coerción y sin temor de infección ni de un embarazo no deseado: el poder regula la fecundidad sin riesgos de efectos secundarios desagradables o peligrosos; de tener un embarazo y parto seguros, y de tener y criar hijos saludables”. 4Esta definición entraña, además reconocer que la sexualidad tiene un componente afectivo y de placer que se manifiesta desde la niñez y se extiende durante toda la vida. El autor Jeffrey Weeks define a la sexualidad “como una construcción histórica, que reúne una multitud de distintas posibilidades biológicas y mentales –identidad genérica, diferencias corporales, capacidades reproductivas, necesidades, deseos y fantasía – que no necesariamente deben estar vinculadas, y que en otras culturas no la han estado”[…]5 Como pudimos apreciar encontramos un sinfín de definiciones sobre qué es la sexualidad y nos queda claro que no hay una sola respuesta sino muchas. Que recortar el campo de la sexualidad y aislarlo de la personalidad integral constituye una mutilación; un hecho contraproducente, inhibidor y prejuicioso. Como expone la autora Julia Pomiés, la sexualidad tiene una multiplicidad de significados. La misma cita algunos: “La sexualidad es energía: desde la líbido a que hace referencia Sigmund Freud hasta el yin-yang de los milenarios textos orientales, pasando por el orgón del psicoanalista Wilhelm Reich o la kundalini del yoga. “Es una pauta cultural”, “Es una fórmula matemática”, “Es una fórmula química”, “Es un conjunto de rasgos anatómicos”, “Es un modo de la función 3Biblioteca Salvat de Grandes Temas “Educación Sexual”, Salvat Editores, Barcelona, 1973 4Organización Panamericana de la Salud “Salud Sexual y Reproductiva” Comunicación para la Salud Nº8, Washington, 1997 5Weeks, Jeffrey “Sexualidad”, México, PUEG-UNAM y Paidós, 1998 6


biológica, de la genitalidad”, “Es capacidad de procreación, de reproducción de la especie”, “Es una función del sistema nervioso al que compromete en todos sus niveles”, “La sexualidad es también, en nuestra compleja especie, uno de los caminos posibles para la expresión del amor”, “[…]se le ha reconocido una estrecha vinculación con los misterios de la vida y de la muerte, y una innegable dimensión espiritual”6 Considero que el docente siempre entra en contacto con el tema de la sexualidad de sus alumnos, ya que como todos los demás aspectos, constituyen los pilares de la personalidad, comprometen la vida intelectual y afectiva, la relación consigo mismo, con los demás, con la naturaleza y el mundo. Tal como dice la autora Julia Pomiés, “la sexualidad es, sin ninguna duda, uno de esos aspectos “fundantes” y es uno de los que permanece en actividad y cambio durante todas las etapas vitales. El docente no podrá rozarlo, entrar en él, dejar su huella de aceptación o rechazo, de escucha o indiferencia, de estímulo o reprobación. No podrá tampoco evitar mostrarse y actuar, a su vez, como un ser sexuado.”7 Entonces, cada educador tiene el derecho y la responsabilidad de elegir libremente el modo de acercarse o alejarse del tema; saber hasta dónde quiere o puede comprometerse. Claro está, aceptando y respetando las distintas ópticas, sin invadir, ni criticar su privacidad o sus creencias, estimulando nuevas búsquedas, crecer ayudando a crecer.

¿PARA QUÉ ESCUELA?

SE ENSEÑA LA

EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL

EN LA

La perspectiva de derechos de la niñez y de la adolescencia como marco de la Educación Sexual Integral (ESI) alude a la obligatoriedad, por parte del Estado, de garantizar el efectivo cumplimiento de los derechos de niños, niñas y 6Pomiés, Julia. “Temas de Sexualidad” Informe para educadores. Editorial Aique, Buenos Aires, 1995 7idem 7


adolescentes. A partir de la reforma constitucional de 1994, se incorporaron Convenciones internacionales a la Constitución, que complementan la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948). La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979) y la Convención sobre los Derechos del Niño (1989) son antecedentes a las leyes que protegen la salud sexual y reproductiva y a la actual Ley de Educación Sexual Integral. El nuevo andamiaje legal, así como las acciones para su cumplimiento, son imprescindibles para el cuidado y protección de la salud de niños, niñas y jóvenes. Conocer sus derechos e incorporarlos como normas en la vida cotidiana forman parte de la construcción de la sexualidad. En este sentido, los docentes son actores fundamentales para dicho cumplimiento. El enfoque de derechos, en relación con el desarrollo de la Educación Sexual Integral en las escuelas, puede pensarse en dos dimensiones: la primera, vinculada al derecho a recibir información adecuada y científicamente validada, que alude a lo cognitivo; y la segunda, referida al derecho a la participación en condiciones de igualdad para varones y mujeres en el aula, en un clima de respeto y de diálogo permanentemente, que pone de manifiesto las prácticas necesarias y las condiciones para que los derechos sean efectivamente ejercidos. Este enfoque favorece, en los alumnos y las alumnas, la construcción de autonomía y de responsabilidad para vivir la sexualidad en forma amplia. Como dice la autora Eugenia Tarzibachi: “La CDN, tiene la misma jerarquía que nuestra Constitución Nacional […] Se trata de derechos universales que deben ser ejercidos por personas singulares. Por este motivo, abordar la educación sexual desde la perspectiva de derechos implica un trabajo en tres tiempos lógicos:1.el reconocimiento de los obstáculos que las personas tienen para ejercer los derechos; 2.la necesidad de brindar información adecuada y 3.la necesidad de construir la capacidad para el ejercicio de los derechos (a la salud, a la salud sexual, a la educación).

8


En este sentido que la sexualidad está estrechamente relacionada con el ejercicio de la ciudadanía. Queda en claro que las instituciones sanitarias y educativas tienen un papel crucial en la garantía de esos derechos”. 8 Asimismo, la Ley Nº26.150 Nacional dice: “El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc, sancionan con fuerza de Ley: Programa Nacional de Educación Sexual Integral Artículo 1º - Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, sociales, afectivos y éticos. Artículo 2º - Créase el Programa Nacional de Educación Sexual Integral en el ámbito del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, con la finalidad de cumplir en los establecimientos educativos referidos en el artículo 1º las disposiciones específicas […]9 Y los artículos que van desde el 3º al 11º que detallan la importancia de enseñar Educación Sexual Integral. La Ley Nº26.150 le da a la escuela un rol privilegiado como ámbito promotor y protector de derechos. Para el desempeño de este rol, la familia, como primera educadora, constituye uno de los pilares fundamentales a la hora de entablar vínculos, alianzas y estrategias.

8Tarzibachi, Eugenia. Extraído de: Educar. El portal educativo del Estado argentino. http://portal.educ.ar 9Ley Nº26.150- Programa Nacional de Educación Sexual Integral-Poder Legislativo Nacional. Sancionada:4 de octubre de 2006. Promulgada: 23 de octubre de 2006. Boletín Oficial: 24-102006 9


La Ley CABA Nº 2110/2006 publicada en el B.O. CABA sobre Educación Sexual Integral también establece la enseñanza de Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos. Veáse los capítulos 1, 2 y 3 que tratan sobre esa ley. 10 Y en la Ley de Protección Integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, los artículos desde el art. 8º al 28º hacen referencia también a todos los derechos que los mismos poseen por ser personas. Es importante que la Educación Sexual Integral sea abordada por la escuela con el mayor grado de consenso, promoviendo asociaciones significativas entre la escuela, las familias y la comunidad general. Esto es una obligación y una oportunidad para abordar integralmente la formación de los niños y las niñas. El consenso y la atención a la diversidad son ejes estratégicos para promover la igualdad de oportunidades y la calidad educativa. La construcción de esos consensos será una tarea compleja y no exenta de tensiones, porque si bien la normativa establece el derecho fundamental de las familias en lo que respecta a la educación de sus hijas e hijos, conforme a sus propios valores y creencias, la escuela debe hacer cumplir el derecho a una educación sexual integral para todos y todas los estudiantes, algo que también fija la Ley.Para trabajar sobre estas tensiones e ir construyendo acuerdos, será propicio realizar talleres de sensibilización con las familias, espacios a través de los cuales los miembros de la comunidad educativa reflexionarán en forma conjunta sobre los roles de la familia y de la escuela en lo que hace a la transmisión cultural en los temas relativos a la Educación Sexual Integral. La Educación Sexual Integral puede convertirse en un puente para acercar familias y escuelas, intereses que se despliegan como acompañar y orientar en su desarrollo integral a niños, niñas y adolescentes.

10Ley CABA Nº:2110/2006. . Enseñanza Educación Sexual Integral.Publicado en el B.O. CABA Nº2569 el 20-11-2006. 10


¿QUÉ RECURSOS POSEE EL DOCENTE EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL ?

PARA LA

ENSEÑANZA DE

LA

Sabemos que esta no es una tarea sencilla y es un camino que los docentes deben recorrer juntos y juntas. Por ello, los equipos del Programa Nacional de Educación Sexual y de la Dirección Nacional de Educación Primaria han elaborado una serie de materiales de apoyo a la tarea de las escuelas. Entre ellos, se encuentran el Cuaderno de ESI, que está acompañando el proceso de implementación de los nuevos lineamientos curriculares en las distintas jurisdicciones del país. Estos cuadernos cierran cada eje temático con recomendaciones útiles para los o las docentes. Algunos recursos amplían la perspectiva conceptual sobre el tema, mientras que otros brindan nuevas propuestas de trabajo para el aula, con cuentos, canciones y actividades de diverso tipo. Es necesario destacar que algunos constituyen aportes de experiencias llevadas a cabo en otros países y contextos, por lo cual es interesante dialogar con dichas experiencias tratando de identificar lo posible de ser recreado en las instituciones. Es sumamente importante que los docentes revisen los propios supuestos acerca de la sexualidad y la educación sexual, que se remonta a sus historias personales y a las determinaciones sociales, históricas, políticas y culturales que constituyen hilos fuertes de sus tramas. Este es un punto de partida indispensable, ya que esta revisión va a posibilitar hablar desde un lugar que no es el de la opinión personal. Además, la escuela, institución que acompaña el proceso de desarrollo afectivo-sexual de niños y niñas- y dentro del marco normativo nacional que establece propósitos y contenidos claros-, tiene la responsabilidad de hacer de la Educación Sexual Integral su tarea. Según la Ley Nacional Nº26.150: “Para el trabajo en la escuela primaria, sería pertinente un abordaje transversal, fundamentalmente desde las áreas de ciencias

11


sociales, formación ética y ciudadana, ciencias naturales, lengua y literatura, educación física y educación artística”.11 También señala la ley Nº 26.150: “Las iniciativas de desarrollo curricular deberán necesariamente enmarcarse en los proyectos educativos institucionales y encarnar en proyectos de aula, favoreciendo de esta manera la continuidad y sistematización de las acciones, la interdisciplinariedad, la intersectorialidad y la participación de toda la comunidad educativa” 12 Dice la autora Paula Pomiés: “Si al docente le interesa el desafío, podrá estimular y reforzar el espacio abierto por los alumnos. Su intervención no podrá resolver toda la inquietud del niño o el adolescente en relación con temas que son intrínsecamente inquietantes”.13 Un recurso posible es iniciar un diálogo franco, directamente centrado en el tema que ellos, de una u otra forma, han sugerido. Otro recurso puede ser mantenerse en el terreno de lo indirecto y derivar desde alguno de los temas del día hacia la preocupación manifestada por los chicos. Otro, según la edad de los niños, es proporcionarles una bibliografía seria y didáctica que pueda responder con claridad y precisión a sus dudas. Sin lugar a dudas los docentes sienten sus temores pero se considera que la mejor manera de abordar esos temores, prejuicios y modelos es a través del diálogo entre adultos; poner en común estas cuestiones y discutirlas, teniendo en cuenta que los cambios llevan su tiempo.

CUIDAR

EL CUERPO Y LA SALUD

11Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral. Programa Nacional de Educación Sexual Integral. Ley Nacional Nº 26.150. Ministerio de Educación de la Nación. CFE. 12Idem. 13Pomiés, Julia. “Temas de Sexualidad” Informe para educadores. Editorial Aique, Buenos Aires, 1995

12


La sexualidad constituye un impulso vital que se organiza a partir de los vínculos con las personas que nos rodean desde el comienzo de la vida: los cuidados, las caricias permiten ir conociendo nuestro cuerpo, experimentando sensaciones placenteras que varían a medida que se va creciendo. Entre los intereses de los niños y las niñas que están en la Escuela Primaria, ocupa un lugar central el conocimiento de su cuerpo, así como las diferencias entre chicos y chicas y con las personas adultas. Es importante que respondamos a estos intereses, cuidando que el vocabulario que utilicemos no lleve implícitas connotaciones peyorativas hacia determinadas partes del cuerpo. Asimismo, es importante abordar las características consideradas culturalmente como propias de varones y de mujeres, desarrollando actividades que contribuyan a disminuir actitudes y comportamientos discriminatorios y favoreciendo así la asunción positiva de la identidad sexual. El cuidado del cuerpo y la salud colabora en el ejercicio de la sexualidad. Se trata de que, al crecer, los chicos y las chicas aprendan nuevas actividades para cuidarse ( por ejemplo: aprender a seleccionar, dentro de los alimentos de su dieta, aquellos que son más nutritivos; incorporar hábitos de higiene personal; aceptar y conocer las partes íntimas de su cuerpo) y también cuidar a otros niños y niñas, evaluando los riesgos de ciertas situaciones en las que pueden involucrarse. En el ámbito escolar, chicas y chicos establecen relaciones interpersonales en las que se ponen en juego enseñanzas y aprendizajes sobre el cuidado del cuerpo y de la salud. Los cuidados hacia el cuerpo son variados: desde la alimentación, el abrigo, el afecto, la recreación, el juego, el deporte y la higiene corporal, hasta el aprendizaje de las necesidades de atención de la salud. Se trata también de que las niñas y los niños conozcan la responsabilidad de los adultos en su cuidado y crianza, tanto de parte de los familiares como de las otras personas encargadas de cuidarlos.

13


Reflexionar sobre la vida cotidiana permite ampliar el abanico de prácticas, actitudes e ideas saludables. Para ello, las posibilidades son múltiples: habilitar oportunidades para conversar y pensar situaciones en las que los vínculos promueven el cuidado de la salud; incorporar los derechos de niños y niñas que enfatizan su protección integral; enseñar hábitos de cuidado y respeto del propio cuerpo y del cuerpo del otro. Respecto al cuidado de la salud, requiere definir qué entendemos por salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), adoptó una definición de la salud: “La caracterizó como bienestar físico, mental y social. Esto significó un avance al incluir los fenómenos psíquicos y sociales en la problemática sanitaria, pero también contribuyó a promover ciertas prácticas susceptibles de crítica. La Constitución de la Ciudad de Buenos Aires vincula el concepto de salud integral con la satisfacción de necesidades de alimentación, vivienda, trabajo, educación, vestido, cultura y ambiente (artículo 21), y afirma que los fondos destinados a la salud no son considerados un gasto, sino una inversión social prioritaria. La “Carta de Ottawa” contiene la síntesis de los enfoques orientados a la promoción de la salud; en ella se declara que: “La promoción de la salud consiste en proporcionar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre la misma. Para alcanzar un estado adecuado de bienestar físico, mental y social un individuo o grupo debe ser capaz de identificar y realizar sus aspiraciones, de satisfacer sus necesidades de cambiar o adaptarse al medio ambiente. La salud se percibe, pues, no como el objetivo, sino como una fuente de riqueza de la vida cotidiana. Se trata, por tanto, de un concepto positivo que acentúa los recursos sociales y personales así como las aptitudes físicas.” 14 En las aulas se pueden observar distintas representaciones y maneras de entender la salud y su cuidado. 14Kornblit, Ana Lía. Equipo Técnico del proyecto- MECyT- Pág.49 14


El cuidado hacia uno mismo y hacia el otro forma parte de un proceso en construcción, que se realiza día a día y en la relación con aquellos otros que acompañan en el crecimiento: familiares, amigos, compañeros y maestros. En este sentido, el cuidado compete al Estado, a la familia, a la escuela. Por todo lo antes dicho, recuperar el plano individual y subjetivo, por una parte, y establecer la responsabilidad institucional y comunitaria, por la otra; asimismo, la escuela es un aporte específico que hace el Estado al propiciar prácticas que favorezcan las capacidades de los niños y jóvenes para responder a los desafíos que les requiere el cuidado de su salud en el contexto en que viven.

CONCLUSIONES

FINALES

Es tarea de la escuela educar en sexualidad a los niños y adolescentes, pero también tarea de los padres, los primeros educadores. Debemos generar un ambiente de confianza y autoestima en nuestros niños y jóvenes. La falta de confianza y comunicación genera sentimientos de soledad, inseguridad. Debemos enseñar los valores propios de la sexualidad. Revivamos el amor, la autoestima, el respeto, la seguridad, para tomar decisiones. Educar en sexualidad no significa reprimir, sino orientar y guiar, abarcando todas las dimensiones del ser humano. Si todos educamos en sexualidad fortalecemos los sentimientos, la toma de decisiones sin temor a fallar. Así que es tarea de la familia y de la escuela forjar un mejor futuro para nuestros niños y jóvenes.

15


BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA

Educación Sexual Integral para la Educación Primaria. Serie Cuadernos de ESI. Ministerio de Educación. Presidencia de la Nación. (2009)

Educación Sexual en el Nivel Primario. Documento Preliminar. Ministerio de Educación.

Subsecretaría

de

Educación.

Dirección

General

de

Planeamiento. Dirección de Currícula. (2007) •

Educación Sexual en la escuela. Perspectivas y reflexiones. Ministerio de Educación.

Subsecretaría

de

Educación.

Dirección

General

de

Planeamiento. (2006) •

Eje Nº1. “Construcción de la Identidad y Desarrollo bio- psico-sexual”.

Eje Nº2. “Aspecto socio-cultural y ético. Marco Jurídico”.

Eje Nº3. “Abordaje de la Educación Sexual en el Nivel Inicial y Primario”.

Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral. Programa Nacional de Educación Integral. Ley Nacional Nº26.150. Ministerio de Educación. Presidencia de la Nación. (2008)

16


SITIOS

DE INTERÉS

http://www.me.gov.ar/me_prog/esi.html?mnx=primario&mny=_laminas&carpeta=esi

http://www.me.gov.ar/me_prog/esi/doc/esi_primaria.pdf http://www.me.gov.ar/me_prog/esi/doc/lectura_lineam.pdf http://www.me.gov.ar/me_prog/esi.html?mnx=primario&mny=_msens&carpeta=esi http://www.me.gov.ar/me_prog/esi/doc/ley26150.pdf http://www.youtube.com/watch?v=sr9BwHfQbog http://www.youtube.com/watch?v=AjnLyQbqcNY https://www.youtube.com/watch?v=YGd7_Jq34d0 https://www.youtube.com/watch?v=PnGFn6eZTgI

17


18


Ensayo final educacion sexual