Page 1

LA ROMANIZACIÓN LA LLEGADA DE ROMA •

Los romanos llegan a Hispania, no para conquistarla, sino para luchar contra unos poderosos enemigos; los cartagineses.

Los cartagineses bajo el mando de Amílcar, Asdrúbal y, por último, Aníbal habían conquistado la Península hasta llegar al río Ebro tras someter la ciudad de Sagunto, aliada de Roma.

En el año 218 a. C, las legiones romanas llegan por primera vez a la Península Ibérica penetrando por Emporion (Ampurias). Se reanudan las hostilidades entre los cartagineses y los romanos (2ª guerra Púnica) e Hispania se convierte en uno de los principales escenarios bélicos del enfrentamiento entre cartagineses y romanos.

Los dirigentes cartagineses eran los Barca; Amílcar, su hijo Aníbal y su yerno Asdrúbal. Los generales romanos más destacados fueron los hermanos Escipiones (Gneo y Publio), finalmente reemplazados por el hijo de este último, Publio Cornelio Escipión.

En el año 206 a. C, Hispania quedó libre de la presencia cartaginesa y la conquista de Hispania por parte de Roma duró 200 años, hasta que en el 19 a. C, las tropas romanas consiguen someter el último foco de resistencia: cántabros y astures.

Durante esos 200 años tuvo lugar la adaptación al modo de vida romano por parte de las sociedades conquistadas, proceso que conocemos con el nombre de romanización: proceso de transformación y adaptación de la lengua, las costumbres, la religión, el urbanismo, el comercio, la administracion… Los habitantes del sur y sureste empezaron pronto a aceptar la cultura de los romanos, por el contrario, los pueblos del norte y del interior sufrieron una menor influencia.

El latín sustituyó rápidamente a las diferentes lenguas indígenas, que desaparecieron, con la única excepción del vasco.

En cuanto a las ciudades, los romanos aplicaron dos procedimientos: potenciaron las ya existentes y fundaron colonias propiamente romanas.

Las colonias son ciudades creadas por las autoridades romanas en un lugar no urbanizado o escasamente urbanizado, podían ser civiles o resultar del asentamiento de soldados licenciados. La más antigua de las colonias romanas fue Itálica (fundada en el 206 a. C). 1


LA DIVISIÓN TERRITORIAL DE HISPANIA •

ÉPOCA REPUBLICANA: 1. CITERIOR (la más cercana a Roma) con capital en Carthago primero y luego en Tarraco. 2. ULTERIOR (la más alejada de Roma) con capital en Corduba.

ALTO IMPERIO: en tiempos de Augusto, Hispania seguía dividida en dos provincias; Citerior o Tarroconensis y Ulterior, dividida a su vez en Lusitania y Baetica.

BAJO IMPERIO: en tiempos de Diocleciano, Hispania quedó dividida en cinco provincias: Tarraconensis, Carthaginensis, Baetica, Lusitania y Gallaecia.

LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN •

Lo que diferencia las calzadas romanas de las demás de la son las comodidades con las que los romanos las enriqueceron.

Había piedras millares que indicaban las millas de distancia desde la ciudade más próxima, posadas donde comer y pasar a la noche.

Un eficiente servicio estatal de correos aseguraba además las comunicaciones entre el centro y la periferia del Imperio.

Las vías romanas máis importantes son:

2


1. La vía Augusta, antes llamada Heraklea, unía los principales puntos de la costa mediterránea. 2. La vía Aquitania, recorría el norte de la Península, uniendo Asturica Augusta con Pompaelo. Coincide con el camino de Santiago. 3. La vía de la Plata, principal eje de comunicación que enlazaba el norte con el sur. Unía Hispalis con Asturica Augusta.

TOPONIMIA Los topónimos relacionados con las vías romanas son muchos: 1. Con la palabra vía, strata y calciata: A Estrada (viam stratam, camino empedrado), Calzada, y los relacionados con veredus (caballo de posta) como Verea ou Brea. 2. En relación con pontem: Pontedeume, Pontecesures, Pontevedra, Ponte Caldelas... 3. Relacionados con hostal, hospital, que designaban las paradas o lugares donde descansaban los viajeiros: Hostal de los Reyes Católicos.

3

La romanización  
La romanización  
Advertisement