Page 73

columnas ¿SE PUEDEN REEMPLAZAR LOS MALOS HÁBITOS?

¿SE PUEDEN REEMPLAZAR LOS MALOS HÁBITOS? LISETTE VEGA G. Psicólogo Clínico - Terapia Cognitivo Conductual Los hábitos son comportamientos repetidos regularmente y requieren de un pequeño o ningún raciocinio, siendo éstos aprendidos, más que innatos. Pueden ser concebidos como una tendencia a actuar de manera mecánica; especialmente cuando éste se ha adquirido por ejercicio o experiencia. Éstos pueden haber sido adquiridos desde nuestra infancia o temprana edad por influencia del medio externo resultando a veces más difíciles de erradicar, más no imposible. Existen buenos hábitos que son aquellos que encaminan nuestra existencia personal, al logro de metas que mejoran la calidad de vida. Éstos se determinan en función de la satisfacción que genera en quien los posea. Entre los buenos hábitos tenemos el alimentarse sanamente, hacer ejercicios con regularidad, el hábito de estar informado, educarse y los que tienen relación con la higiene personal en general. Por el contrario, los malos hábitos tienen consecuencias negativas para nuestras vidas, siendo por lo general fuentes de insatisfacción. Algunos son muy dañinos y difíciles de erradicar como por ejemplo beber en exceso, fumar, despilfarrar el dinero, excesiva ociosidad, el atesorar cosas que no se usan, hacer siempre las cosas a última hora, decir mentiras, la mentalidad de víctima, quejarse todo el tiempo

144

sin razón, en fin; todas aquellas acciones que de alguna forma u otra obstaculizan nuestro crecimiento físico-espiritual. Los malos hábitos nos limitan, nos frenan, nos detienen y en el día a día nos hacen vivir a medias. Eres menos de lo que podrías llegar a ser, das menos de lo que podrías dar, ¡vives menos de lo que podrías vivir! Pero no importa lo difícil o perjudicial que sea, siempre podemos erradicarlos por completo de nuestras vidas si así lo deseamos y tenemos fuerza de voluntad. Siempre al principio nos costará un poco; es un sacrificio y resulta incómodo, pero es mejor enfrentar la situación con coraje y determinación, que acarrear todo ese peso hasta el final de nuestra existencia. Nosotros poseemos el control de nuestras mentes, de nuestros pensamientos y en la medida en que lleguemos a lograrlo, esto a su vez servirá de incentivo y motivación para modificar otras áreas de nuestras vidas en las que nos encontremos insatisfechos. Además de buscar ayuda psicológica, lo que nos provee de herramientas para aligerar el proceso, en el abandono de un hábito negativo es preciso hacer siempre una introspección, lo que nos llevará a determinar qué hábitos perjudican nuestras vidas. Lo importante al principio es identificarlo y reco-

nocerlo. Negar que se tiene un problema o evadirlo es la vía más corta para recaer, o para no tomar decisiones. Evaluar que aspectos de nuestra vida son afectados por ese hábito, es un generador de motivación para comenzar el proceso. Una vez aceptado el hábito que se desea erradicar, hay que dejar de alimentarlo. ¿Qué significa esto? Hay que alejarse de situaciones sociales que te empujen a repetir la conducta indeseada. Cuando uno se vea involucrado en ellas sin buscarlas, hay que detenerse y contar hasta cien, pero hay que aprender a controlarnos. Siempre que se desee eliminar un hábito hay que pensar en otro que sea positivo y que reemplace al anterior, pues de lo contrario se puede llegar a sentir que hay un agujero vacío en tu vida, que puede ser llenado nuevamente con el hábito indeseado.

Acelerar el proceso inicial es de vital importancia, ya que como expresé anteriormente, siempre es un poco difícil. Sólo comenzando se puede superar esa dura etapa que será más tolerada con el paso del tiempo. En estos momentos es importante enfocarse solo en la meta y ver siempre hacia esa dirección. Posteriormente; se debe aplicar una política sin concesiones ya que es vital mantenerse firme, una vez que se ha tomado la decisión de erradicar el hábito perjudicial. No se deben hacer excepciones por ningún concepto. En esta fase del proceso no se deben admitir flaquezas ni momentos permisivos, más bien debemos alimentar el nuevo modelo mental y comportamiento ya que con el tiempo habrás dejado atrás ese hábito negativo y habrás incorporado otro que te proporcionará a su vez, salud y bienestar.

al principio nos costará un poco; es un sacrificio y resulta incómodo, pero es mejor enfrentar la situación con coraje y determinación

Estética y Salud ABRIL 2012 - -MAKEUP  

Maquillarse es un arte y un valioso medio de expresión que habla de la personalidad y del estado de ánimo de quien lo lleva. Definitivamente...

Estética y Salud ABRIL 2012 - -MAKEUP  

Maquillarse es un arte y un valioso medio de expresión que habla de la personalidad y del estado de ánimo de quien lo lleva. Definitivamente...

Advertisement