Page 32

estética MUSCULOSAS Y EN BIKINI

Finalmente ganaría popularidad entre la década de los 60 y 70 gracias a la aparición de multifuerzas y aparatos de gimnasios mucho más sofisticados y la labor de difusión de los ejercicios isométricos de Charles Atlas, legendario forzudo que rompía libracos de páginas amarillas por la mitad sin siquiera pestañear. Y mientras el ex governor se iba ganando a pulso su reputación como la cara más visible e importante del culturismo, las mujeres comenzaron a demostrar interés en competencias de bikini que no buscaban precisamente el prototipo 90-60-90. El primer acontecimiento femenino de este tipo fue el Campeonato Físico Nacional de Mujeres de Estados Unidos en 1978, pionera en juzgar a las participantes únicamente por su musculación. Luego le seguiría la famosa Miss Olympia en 1980, demostrando que la fuerza no es asunto únicamente de testosterona.

CURVAS PELIGROSAS ¿Qué tan bien se llevan la feminidad con las pesas? Los cuerpos tan musculosos terminan por renunciar a las características propias de la mujer, así los rostros y las líneas de expresión se endurecen, se marcan las mandíbulas, las mamas se transforman en pectorales, mientras que los bíceps y tríceps sufren una fibrosa transformación que no pierde detalle de la anatomía humana. Además las competidoras están sujetas a una serie de normas como usar trajes de baño de dos piezas que pueden decorar como quieran, pero que sólo pueden mostrar la parte de su físico que les interesa. De hecho, algunas contendientes profesionales fueron suspendidas por la Federación Internacional de Fisicoculturismo, o IFBB por sus siglas en inglés, por posar ligeras de ropa para Playboy, como fue el caso de Anita Gandol en 1984 y Erika Mess en 1987.

Los cuerpos tan musculosos terminan por renunciar a las características propias de la mujer

Otras expresiones típicas de su condición también están reguladas. La joyería no se utiliza sino hasta las últimas rondas, donde sólo se permite el uso de zarcillos vetando por completo accesorios para el cabello. Las culturistas suelen llevar a cabo una serie de rutinas musicales para posar -al mejor estilo del Discóbolo de Mirón- bañadas en aceite listas para ser juzgadas por la simetría, forma, proporción, tono muscular, equilibrio y armonía. Paradójicamente, anteriormente las hacían lucir zapatos de tacón y les prohibían cerrar los puños o adoptar posturas masculinas -doble bíceps, cangrejo y apertura lateral- en un intento por suavizar la imagen, pero luego se descartaron en pro de la igualdad.

A TONO Y CON GRACIA La poca aceptación que pueden recibir estas mujeres por parte de la sociedad ha dado origen a nuevas modalidades donde el tamaño y la definición tienen un límite, como es el caso del Body Fitness. Yolimar Quintero es una deportista venezolana quien durante este mes estará disputando el título del Campeonato Nacional de Body Fitness, ella explica que esta nueva categoría del

panorama culturista tiene como característica principal las limitaciones de pesos y medidas de acuerdo a la altura de cada candidata, porque lo que se busca es mantener la estética de la figura femenina, sin olvidar la fortaleza, también se demuestran habilidades físicas y coreografías. Para prepararse ella sigue un entrenamiento bastante intenso durante seis días a la semana, jugando con el levantamiento de pesas, el ejercicio aeróbico y cardiovascular, lo que le permite perder grasa y llevar el físico al máximo de la definición. Esto lo acompaña de una dieta muy estricta, rica en proteínas, vegetales y frutas, pero baja en carbohidratos, donde come cada tres horas para acelerar el metabolismo, que además prohíbe el azúcar, los lácteos, las grasas, bebidas alcohólicas y cualquier tipo de comida que la haga retener líquidos o acumular grasas. Quintero se inició a los 14 años gracias a la fisicoculturista Patricia Ferber, quien la motivó a iniciarse en el deporte. A los 15 compitió en el Campeonato Nacional de Físico Culturismo, quedando en el 4to lugar y hoy a sus 38 años lo ve como un estilo de vida aunque prefirió mudar de categoría ante la aparición del Fitness, manteniéndolo como hobby, puesto que no es su profesión. Para ganar músculo sin perder las curvas, el secreto está en el manejo de los pesos, para el fisicoculturismo se entrena con gran magnitud, para ganar tamaño y volumen con la ayuda de los carbohidratos; ahora ella entrena con muy poco peso y

Requisito indispensable El tono muscular no es el único necesario para participar en a, estas demostraciones de fuerz que más un buen bronceado es su imprescindible. Aunque no es tono el que ica expl caso, Quintero dican has muc n tiene artificial que Una . ición defin la con a ayud datas culo ida a la playa hace que el mús se vea mejor y la piel luzca más saludable y bonita.

62

Fotografías de impacto Martín Schoeller es un fotógrafo alemán mundialmente conocido por sus retratos, tanto de famosos como de personas desconocidas. Colabora constantemente con revistas como New Yorker, Rolling Stones, Vogue y Nacional Geographic. En el año 2008 publicó un libro con fotografías de alto impacto sobre mujeres fisicoculturistas, todas con su rasgo característico de rostros inexpresivos pero con mucha iluminación en los ojos. Los detalles físicos de estas mujeres han

muchas repeticiones para estar lo más seca posible y una vez que se baja de peso se cambian a cargas pesadas para ganar definición. Quintero acepta que al verse musculosa obviamente puede perder algo de delicadeza, pero el límite para ella es llegar a un nivel donde la simetría no se vea deformada, que mantenga las curvas, ayudándose un poquito con la actitud, ya que considera que la mayoría de las veces las mujeres que practican este deporte se ven un poco rudas o toscas. Entre los beneficios encuentra que su vida es bastante sana, sin vicios, donde el tiempo libre se lo entrega al mantenimiento de su cuerpo. Físicamente, se ve bien con una buena postura, se mantiene delgada y en forma, lo que le brinda seguridad personal y bienestar, además de felicidad. Reconoce que la belleza fibrosa puede despertar escepticismo o miradas extrañadas entre las personas, donde todo el mundo opina

sido perfectamente capturados, desde los poros de su piel, las venas que sobresalen e incluso la evidencia del daño en la piel por los bronceados que se hacen para prepararse para las competiciones atléticas.

sobre su dieta y su estilo de vida, conminándola a que no se vaya al extremo de estar “papeada” como un hombre. Y si se trata del sexo opuesto, Quintero acepta que sus reacciones son diversas, ya que hay muchos que dicen encontrar tanta fortaleza intimidante o incluso desagradable, pero por otro lado cuando recibe más miradas y atención es cuando alcanza sus niveles más altos de musculación. Supone que allí también influye el ego, porque nunca falta la explicación innecesaria de porqué no están a tono o porqué les guinda una barriguita, sin que ella asome el tema. Pero en el fondo reconoce que despierta mucha curiosidad y admiración entre el público que aprecia lo que ella hace y su dedicación.

Estética y Salud ABRIL 2012 - -MAKEUP  

Maquillarse es un arte y un valioso medio de expresión que habla de la personalidad y del estado de ánimo de quien lo lleva. Definitivamente...

Advertisement