Page 1


Una vida cualquiera


Nuestro agradecimiento a la organización y a los residentes del Centro de Acogida Padre Damián para personas sin hogar, de Cáritas Salamanca, y a los alumnos del CEBIP Santiago Apóstol, de Villanueva de la Cañada, por su colaboración en este libro.


Kirsten Boie 路 Jutta Bauer

Una vida cualquiera Un libro para ni帽os sobre las personas sin hogar

L贸guez


A

ntes, este hombre también fue niño, es lógico. Todos fuimos niños. Entonces vivía con sus padres en un pequeño y bonito piso y su madre le preparaba el bocadillo para el recreo. Tenía una chinchilla que se llamaba Lucky. Por las mañanas, iba siempre a la escuela con su mejor amigo. Su mejor amigo se llamaba Miguel. Ahora, el hombre no sabe lo que hace Miguel. A veces piensa en él. El hombre iba a la escuela con pocas ganas. No le gustaban las Matemáticas, aunque era bueno en Conocimiento del Medio y sabía la longitud del canal marítimo del Nordeste y cuándo hibernaba el erizo e incluso, en una ocasión, llegó a sacar un sobresaliente. A veces, también era bueno en Lengua.

4


Le gustaban los recreos, donde intercambiaba cromos de futbolistas. En ocasiones también se metía con las chicas, pero sólo un poco. A medias. Una de ellas se llamaba Rosa. Tenía un pelo muy bonito. Todavía lo recuerda hoy. Pero lo que más le gustaba era jugar al fútbol con sus amigos. Jugaba de delantero y era bastante bueno. Mejor que mediocre. Pensó que quizá podría hacerse profesional. “¡Eres tonto!”, le dijo su padre. “Todos los chicos quieren ser profesionales. Eso no lo consigue ninguno”. Después de terminar la escuela, el hombre hizo formación profesional y al principio le resultaba emocionante. Estaba rodeado de máquinas, que más tarde aprendió a manejar.

tenía un pelo muy bonito


Sin embargo, cuando supo hacerlo, le resultaba aburrido. Aun así, todas las mañanas se levantaba muy temprano para ir al trabajo. Hacía tiempo que su madre no le preparaba el bocadillo. Al llegar por las mañanas al trabajo, ya estaba deseando que llegara la tarde para ir a jugar al fútbol a la pradera con sus amigos. Los entrenamientos tenían lugar los miércoles y, por lo general, el partido se jugaba los domingos. No se hizo profesional. En eso su padre tuvo razón. Los fines de semana iba siempre a la discoteca. Allí conoció a Silvia, que tenía el pelo tan bonito como Rosa. Se enamoró de ella. Cuando el hombre se enamoró de Silvia, fue algo muy hermoso. Salían juntos por las noches al cine, a la discoteca o, simplemente, al parque, donde contemplaban las estrellas y se besaban. Ahora, el hombre también está frecuentemente en el parque.

6


AllĂ­ contemplaban las estrellas.


Cuando Silvia tuvo un bebé, se casaron. En la boda, Silvia llevaba puesto un vestido de novia blanco, parecía una princesa. El hombre se puso un traje negro, que había pedido prestado a Miguel. El bebé fue un niño y le pusieron de nombre Lucas. De pronto, el hombre era padre, algo que sonaba un tanto raro. Por las noches, el bebé lloraba con frecuencia y el hombre estaba cansado cuando tenía que ir a trabajar. Pero, pese a ello, siempre iba porque necesitaba ganar dinero para su pequeño Lucas. Y pronto también para Laura. Laura era el segundo hijo que Silvia y él habían tenido. Fue un tiempo bonito cuando el hombre tuvo su propia familia. También tenía coche. Aunque, si viajaban en él, no permitía ni a Lucas ni a Laura dejar caer migas de pan. Sí les dejaba, en cambio, que le ayuda-

8


ran cuando lo lavaba. Algunas veces, al terminar, comían juntos un helado. En verano iban a menudo a tomar un helado. Lucas los prefería de chocolate y Laura de maracuyá. El hombre todavía se acuerda. Lo que no sabe es qué harán ahora Lucas y Laura. A veces, piensa en Lucas y Laura. En una ocasión estuvieron en Mallorca y otra vez en el mar Báltico. El hombre hacía horas extraordinarias para poder permitirse ir de vacaciones. Estaba muy

9

Una vez estuvieron en Mallorca.

Una vida cualquiera  

Antes, este hombre también fue niño, es lógico. Todos fuimos niños. Entonces vivía con sus padres en un bonito apartamento. Después de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you