Page 1

LUNES

MUNDO

Editora Estefanía Salinas estefania.salinas@24-horas.mx Tel: 14 54 40 12 @estefsalinas

28 DE NOVIEMBRE DE 2016

MUNDO ESTEFANÍA SALINAS

Con la muerte de Fidel Castro se abre una gigantesca interrogante imaginaria en el horizonte y las apuestas están divididas entre quienes creen que se avecinan inminentes cambios democráticos y políticos que podrían provocar una revolución del tamaño de la ocurrida en 1959 en la Isla y quienes estiman que las cosas seguirán igual que antes, con un proceso lento de transformaciones hacia el capitalismo pero al estilo chino, con una permanencia del esquema autoritario vigente. En realidad todavía es muy temprano para predecir si la desaparición física del hombre que depuso, con un puñado de “barbudos”, la dictadura de Fulgencio Batista para instaurar otra peor que aquella podría marcar un período de abruptas modificaciones en el entorno político, económico y social de más de 11 millones de personas. Cuba se venía preparando desde hace una década para el caso de que Fidel desapareciera físicamente, como era previsible según las leyes de la biología, por lo que en 2006 le cedió prácticamente todos sus cargos a su hermano menor Raúl. Este por supuesto ya no tiene otro hermano menor a quien heredarle el puesto por lo que lo que sí podría ocurrir es que se inyectara “sangre nueva” por las venas del aparato gubernamental cubano, aunque esta nueva generación tendrá que compartir la ideología conservadora en lo político y un poco liberal en lo económico, con un Ejército fuerte como garantía de la permanencia del “statu quo”. Especialistas piensan que algunos pequeños cambios sí podrían operarse en el futuro inmediato, pues a Raúl no le queda mucho tiempo, ya que anunció que se retiraría en 2018. Para empezar, ya no tendrá el “freno de mano” o la cuña que lo apretaba cada vez que tenía que tomar una

Como la muerte de (el líder soviético Josef) Stalin, de todos los grandes dictadores. Es muy difícil que el régimen sobreviva a la larga a la desaparición del dictador”

“La oposición ha tenido el defecto de denunciar la situación de la isla hacia el exterior, pero nunca se ha adentrado al ciudadano de pie, a la masa, que es a la que

“Casi todo el mundo llora, hace un homenaje póstumo a Fidel, pero el presidente electo de Estados Unidos con un grupo de personas hace fiesta. No puedo entender y

Mario Vargas Llosa Cxxxxxxxxxx

María Elena Alpizar Cofundadora y vocera del movimiento opositor cubano Damas de Blanco

Kim Jong-un Líder norcoreano

638 INTENTOS DE ASESINARLO

De cianuro en un licuado a explosivos en cigarros Sólo hasta 2006, las agencias llevaban registrados 638 planes para asesinar a Castro en distintas etapas de desarrollo. Así se afirma en 638 Ways to Kill Castro (638 maneras de asesinar a Castro), un documental dirigido por el cineasta Dollan Cannell y estrenado en noviembre de ese año en la televisión británica. Según detalla la película, 634 de esos planes respondieron a la inspiración de ocho gobiernos de Estados Unidos, casi siempre dirigidos por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés).

FUTURO BRUMOSO TRAS MUERTE DEL LÍDER CUBANO

¿HAY VIDA DESPUÉS DE FIDEL?

INTROXXXX. EL FALLECIMIENTO DEL ARTÍFICE DE LA REVOLUCIÓN CUBANA PLANTEA ENORMES DESAFÍOS Y ABRE UN “IMPASSE” QUE, SEGÚN ALGUNOS, MARCA EL INICIO DE UNA CORTA

decisión importante en especial en materia de cambios económicos, sobre todo ahora que Venezuela redujo en 40% los suministros petroleros con los que Cuba se mantenía a flote. Apenas a fines de septiembre pasado, Raúl Castro pidió “más ahorro y más sacrificios” ante una “coyuntura económica especial”, planteada por la reducción de los suministros energéticos venezolanos y la falta de fuentes propias de energía. The New York Times hizo tras la muerte de Fidel un ejercicio de medición del ambiente social en las calles de La Habana y reveló que realmente la mayoría de jóvenes tomaron con indiferencia el acontecimiento y sólo les parecía una figura decorativa muy presente en las conversaciones de sus padres y abuelos en las sobremesas familiares. La muerte de “El Caballo”, como se conocía popularmente a Fidel, cala muy hondo quizá en los cuba-

POSCASTRISMO

Nosotros estamos concluyendo el cumplimiento de nuestro deber, hay que dar paso a nuevas generaciones o seguir abriéndoles paso paulatinamente” Raúl Castro Presidente de Cuba Pocos meses después de asumir las riendas del poder en Cuba

Xxxxxx xxxx De acuerdo con los datos del film, y por orden cronológico, Estados Unidos planeó matar a Castro

nos que vivieron la revolución o los que sufrieron sus penurias pero no en los que ahora lo único que les importa es emigrar, poder hallar un empleo donde se pueda ganar en dólares o tener servicio ilimitado de Internet en sus propias viviendas. Pensar que las cosas cambiarán “de la noche a la mañana” sería ser demasiado ingenuo, pero creer que todo seguirá como en los tiempos de Fidel es igualmente engañoso. La presión interna en Cuba irá en aumento, porque hay una percepción entre los cubanos de a pie que con la salida de escena de Fidel ya no hay pretextos para que el gobierno adopte reformas para mejorar la economía del país, sobre todo brindar más facilidades para la iniciativa privada. El futuro sin embargo se perfila incierto para la mayoría de los cubanos que ilusamente creen tal vez que la ausencia de Fidel les ayudará a salir de sus precarias condiciones. Con “jóvenes” o con “históricos”, en cualquier caso el poder en Cuba se articula en torno a dos poderosas estructuras: el Partido Comunista, garante de la ortodoxia política de la Revolución, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que controlan los sectores clave de la economía cubana y sus principales empresas estatales. El tiempo, que ahora transcurrirá

38 veces durante la presidencia de Dwight Eisenhower (1953-61) 42 bajo el mandato de John Kennedy (1961-63)

*Legendarios son los intentos por infiltrar veneno o explosivos en los cigarros a los que Castro era célebre aficionado hasta que dejó el tabaco a mediados de los 80 (aunque luego posó más de una vez con un puro apagado, para promover uno de los principales productos cubanos). / Agencias

MÁS REFORMISTA: Raúl Castro ha acometido cambios impensables en la era fidelista: Apertura de un incipiente sector privado frente a la economía centralizada, captación de inversión extranjera frente a la nacionalización de empresas y el deshielo con EU

Anunció la decisión de limitar los cargos políticos a un máximo de diez años (dos mandatos consecutivos), una medida sin precedentes que incluye al presidente del país.

Para ingresar al influyente Comité Central del PCC fijó un límite de edad de 60 años y para desempeñar cargos directivos, el máximo es de 70 años.

Designó como primer vicepresidente y número dos del gobierno a Miguel Díaz Canel, nacido en 1960, en una clara señal de renovación generacional en la cúpula del poder. De manera implícita, lo convirtió así en una suerte de sucesor.

Elevó a destacados puestos a mujeres de menos de 50 años: es el caso de Mercedes López Acea, que es la primera secretaria del partido en La Habana.

13

Fidel Marca la agenda de EU La muerte de Fidel Castro añade incerteza al futuro de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba, que ya era nebuloso tras la victoria de Donald Trump. Mientras que Barack Obama inició el deshielo diplomático, aflojó el bloqueo comercial y en marzo de este año fue el primer presidente de los Estados Unidos en visitar la isla desde la Revolución; Trump en cambio ha prometido “dar marcha atrás” a las medidas de su predecesor. Reince Priebus, quien será el jefe de gabinete del gobierno del magnate insistió ayer en que el magnate “definitivamente dará marcha atrás” a las políticas de acercamiento adoptadas por Obama si las autoridades cubanas no adoptan los pasos de apertura que él espera en materia de presos políticos, represión o libertades. Hay un área que Trump podría tener un especial interés en cambiar, dada su línea dura en lo relativo a la inmigración: la política de “pies secos/pies mojados”. Esa medida, unida a la Ley de Ajuste Cubano, otorga a los cubanos un privilegio que no tiene ningún otro grupo de inmigrantes a EU: la posibilidad de lograr la residencia permanente un año después de llegar al país, incluso si lo hacen ilegalmente. Adoptada en 1995, la política es una enmienda a la Ley de Ajuste Cubano de 1966, pero esa legislación otorga tanta flexibilidad al secretario de Justicia para aplicarla que ni siquiera haría falta que el Congreso derogara la medida para acabar con su efecto. / AGENCIAS

, , 72 con Lyndon Johnson (1963-69), 184 con Richard Nixon (1969-74), 64 con James Carter (1977-81), 197 con Ronald Reagan (1981-89), 16 con George Bush padre (1989-93) y 21 con Bill Clinton (1993-2001).

Entrada. Xxxxxxx xxx xxx xxx xx xx xx xx x xxx sdfoiv dfvoijdf voidfjv odfi x / FOTO XXXXXXX

PIE SECOS/PUES MOJADOS Si Trump decidiera acabar con esa política, haría felices a varios Gobiernos que han recibido con frialdad su elección como presidente: tanto al cubano, que lleva años pidiéndolo, como a otros nueve Ejecutivos latinoamericanos que han solicitado lo mismo para frenar la oleada de migrantes cubanos que llegan a sus países.

¡¿Hay vida después de Fidel?  

Futuro en la Isla tras la muerte del líder cubano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you