Issuu on Google+

VIVIENDO EN LÍNEA

Debo admitir que si mi hermana no hubiera creado mi facebook, a estas alturas de la tecnología, yo no tendría uno. Nunca me habían interesado las redes sociales pero ahora me doy cuenta que, realmente son muy necesarias. Gracias al facebook, he podido comunicarme con amigos que ahora viven al otro lado del mundo. A través de él, me doy cuenta de todos los eventos que se realizarán y también de todos los sucesos que en estos momentos están pasando. Además, he podido mantenerme al tanto de todas las tareas y trabajos de la escuela. Si a alguien necesito manarle un mensaje y es muy largo, el face es uno de los mejores medios, ya que el celular se ha vuelto muy costoso y la mayor parte del tiempo no tengo saldo. Por otro lado, casi no me gusta conectarme porque pierdo mucho tiempo, ya que me entretengo platicando o viendo el muro de otras personas. A veces se presta para malentendidos. No hay privacidad, las personas comentan en perfiles de otros, suben fotos y más fotos, y antes de que tú las veas, miles de personas ya las vieron. Peor aún si no querías que se enteraran. Además, ingresas mucha información personal, donde estudias, tu trabajo, a dónde te fuiste de vacaciones, quien es tu familia y eso se ha prestado muchas veces para extorsiones y robos. Yo creo que le estamos dando un mal uso, cuando realmente deberíamos hacerlo provechoso y publicar cosas interesantes y, no sólo hacer uso de esta red para enterarnos si las personas están tristes o deprimidos.

ESTEFANÍA MORENO DEL RIO


Viviendo en línea