Issuu on Google+


Seimandi, Esteban Animalia exstinta / Esteban Seimandi ; con colaboración de Juan Cruz Bazterrica ; ilustrado por Hugo Horita. - 1a ed. -

Prefacio

B u e n o s A i r e s : Tr e s e n L í n e a , 2 0 1 0 . 7 2 p. ; 2 0 x 1 4 c m .

ISBN 978-987-22141-6-6

1 . N a r r at i va A r g e n t i n a . I . B a z t e r r i c a , Ju a n C r u z , c o l a b . I I . H o r i t a , H u g o , i l u s . I I I . Tí t u l o CDD A863

La ecología es un tema serio. Nos preocupa la desaparición en el mundo de una A N I M A L I A E X S T I N TA Te x t o

de

Esteban Seimandi

Ilustraciones

de

Hugo Horita

© 2010, del texto Esteban Seimandi © 2010, de las ilustraciones Hugo Horita

especie, animal o vegetal, cada cuarenta minutos. Más aún: el hecho de que el perro pekinés no se sienta particularmente amenazado, a diferencia de lo que les sucedió a las vitrolitas de Corrientes o a los escarabajos samurai, no contrarresta las presentes circunstancias, que reclaman por sí mismas una concienzuda e inmediata interven-

© 2 0 1 0 , d e e s t a e d i c i ó n E d i c i o n e s Tr e s e n L í n e a Cuba 3622. P7 C1429AXR Buenos Aires. Argentina

Impreso en el mes de marzo de 2010 en Platt Grupo Impresor S.A. Santa María del Buen Aire 456 C1277ADD Buenos Aires. Argentina

ción de las autoridades mundiales. No es este un texto apologético de las organizaciones ecologistas existentes, las cuales, aun cuando tienen cabida en los medios masivos de comunicación, padecen de la indiferencia del público. Es, en verdad, una tarea de rescate moral y estético: porque es inmoral privilegiar

Primera edición: marzo de 2010, 1.000 ejemplares

intereses particulares y mercantilistas por sobre el patrimonio natural de la huma-

Queda hecho el depósito que establece la Ley 11.723

nidad; pero, antes que eso, es antiestético.

No se permite la reproducción parcial o total, el almacenamiento, el alquiler, la transmisión o la transformación de este libro, en cualquier forma o por cualquier medio, sea electrónico o mecánico, mediante fotocopias, digitalización u otros métodos, sin el permiso previo y escrito del editor.

Las viñetas que se presentan a continuación, con todo el talento del plumín del artista, reflejan triste y pálidamente el esplendor de estos seres perdidos para siempre. El más destructivo de los mamíferos, el hombre, es a la vez causa y remedio de este mal.

Su infracción está penada por las leyes 11.723 y 25.446.

Que la naturaleza nos ilumine para que, en un futuro cercano, documentos como Libro de edición argentina IMPRESO EN ARGENTINA/PRINTED IN ARGENTINA ISBN: 978-987-22141-6-6

este sean innecesarios.


A N I M A L I A E X S T I N T A Breve compendio de fauna extinguida terrestre, aérea y acuática del viejo y el nuevo mundo

Te x t o d e E s t e b a n S e i m a n d i Ilustraciones de Hugo Horita Diseño Gráfico de Juan Cruz Bazterrica

ediciones Tr e s e n L í n e a buenos aires


Animalia Exstinta

Aves

PÁJARO CAMPANA (Procnias campanilea)

trora considerado un emblema entre las aves que habitaban el bosque tropical de Panamá, el pájaro campana fue reemplazado por otro símbolo, más titánico, más vulgar y más utilitario: el Canal. La construcción de la faraónica obra de ingeniería que dividió en dos el continente americano tuvo una víctima casi anónima: el hábitat de este ave, que con su cantar de sonido casi metálico hacía rememorar los más fabulosos carillones. Para atraer a las hembras, el macho desplegaba las plumas del pecho en una curiosa forma, que semejaba a una campana. Esto creaba la caja de resonancia ideal para que el sonido de su canto se propagara por varios kilómetros. El amplio rango de sonidos que emitía permitió a la ornitóloga inglesa Philippa Cousins elaborar un nutrido glosario del canto del pájaro campana. Un dato curioso, descubierto por Cousins y documentado en su monografía “The Bell Bird: an endangered species of the Isthmus of Panama” (St. Kitts University College, Inglaterra, 1921), detalla que el pájaro campana, al sentirse amenazado, emitía tres sonidos largos, tres sonidos cortos y terminaba con tres sonidos largos nuevamente: nada menos que la codificación en clave Morse del S.O.S., la señal de socorro más utilizada en todo el mundo.

[ v ] 20

21


Animalia Exstinta

Aves

PÁJARO CAMPANA (Procnias campanilea)

trora considerado un emblema entre las aves que habitaban el bosque tropical de Panamá, el pájaro campana fue reemplazado por otro símbolo, más titánico, más vulgar y más utilitario: el Canal. La construcción de la faraónica obra de ingeniería que dividió en dos el continente americano tuvo una víctima casi anónima: el hábitat de este ave, que con su cantar de sonido casi metálico hacía rememorar los más fabulosos carillones. Para atraer a las hembras, el macho desplegaba las plumas del pecho en una curiosa forma, que semejaba a una campana. Esto creaba la caja de resonancia ideal para que el sonido de su canto se propagara por varios kilómetros. El amplio rango de sonidos que emitía permitió a la ornitóloga inglesa Philippa Cousins elaborar un nutrido glosario del canto del pájaro campana. Un dato curioso, descubierto por Cousins y documentado en su monografía “The Bell Bird: an endangered species of the Isthmus of Panama” (St. Kitts University College, Inglaterra, 1921), detalla que el pájaro campana, al sentirse amenazado, emitía tres sonidos largos, tres sonidos cortos y terminaba con tres sonidos largos nuevamente: nada menos que la codificación en clave Morse del S.O.S., la señal de socorro más utilizada en todo el mundo.

[ v ] 20

21


Animalia Exstinta

Insecta

ESCARABAJO SAMURAI (Carabus takeshii)

riundo de las zonas subtropicales de China y el Japón, el escarabajo samurai fue considerado un ser sagrado por ambas culturas. En China, el escarabajo era símbolo de bravura, y se lo solía regalar a los guerreros antes de las batallas. En el Japón se lo veneraba como un símbolo de la sabiduría del emperador. La mala fortuna del escarabajo samurai llegó con el siglo XX. El advenimiento de las locomotoras a vapor, con el consecuente desmonte para el trazado de vías, contribuyó a disminuir las colonias de estos símbolos de valentía hasta su casi total desaparición. La menguada población de escarabajos samurai también sufrió las consecuencias de la radiación de Little Boy y Fat Man, las dos bombas atómicas arrojadas por el ejército aliado sobre el territorio japonés. En un proceder equivalente al de los lemmings, los pequeños roedores de la península escandinava, los últimos escarabajos samurai sobrevivientes cometieron suicidio en masa arrojándose al mar, luego de la muerte del emperador Hirohito, en 1989.

[ xvi ] 46

47


Animalia Exstinta

Insecta

ESCARABAJO SAMURAI (Carabus takeshii)

riundo de las zonas subtropicales de China y el Japón, el escarabajo samurai fue considerado un ser sagrado por ambas culturas. En China, el escarabajo era símbolo de bravura, y se lo solía regalar a los guerreros antes de las batallas. En el Japón se lo veneraba como un símbolo de la sabiduría del emperador. La mala fortuna del escarabajo samurai llegó con el siglo XX. El advenimiento de las locomotoras a vapor, con el consecuente desmonte para el trazado de vías, contribuyó a disminuir las colonias de estos símbolos de valentía hasta su casi total desaparición. La menguada población de escarabajos samurai también sufrió las consecuencias de la radiación de Little Boy y Fat Man, las dos bombas atómicas arrojadas por el ejército aliado sobre el territorio japonés. En un proceder equivalente al de los lemmings, los pequeños roedores de la península escandinava, los últimos escarabajos samurai sobrevivientes cometieron suicidio en masa arrojándose al mar, luego de la muerte del emperador Hirohito, en 1989.

[ xvi ] 46

47


Animalia Exstinta

Pisces

C E B R I TA D E M A R (Hippocampus equus quagga)

s conocida la superstición de los pescadores de mar. Es de mal augurio pintar los barcos de verde o bautizarlos con nombres que terminen con la letra a (el desastre del Andrea Doria es un ejemplo con fuerza de jurisprudencia). Son innumerables las cábalas y prohibiciones tácitas y explícitas de los marineros antes, durante y luego de hacerse a la mar. Así también son múltiples las señales de buenaventura y los antídotos. La cebrita de mar era una de aquellas. Esta rara subespecie de hipocampo vivía en el mar Adriático. Encontrar una cebrita entre las redes de pesca era un augurio de un año de pesca favorable. Los pescadores solían conservar un ejemplar seco pegado en el timón de los barcos, y era muy común encontrar uno o dos ejemplares cada vez que se recogían las redes. De modo apenas perceptible, el intervalo entre una y otra aparición de las cebritas fue haciéndose mayor, sin que se conozcan aún las causas. Tanto hace que no se ve ni una, que ya se la considera una especie extinta. Y una fábula de pescadores viejos. El ictiólogo franco-japonés Yves-Rémy Urakawa intentó cruzar uno de los últimos machos de cebrita de mar con una hembra similar, aunque de rayas horizontales, y consiguió unos cuantos ejemplares cuadriculados que apenas sobrevivieron dos semanas.

[ vii ] 26

27


Animalia Exstinta

Pisces

C E B R I TA D E M A R (Hippocampus equus quagga)

s conocida la superstición de los pescadores de mar. Es de mal augurio pintar los barcos de verde o bautizarlos con nombres que terminen con la letra a (el desastre del Andrea Doria es un ejemplo con fuerza de jurisprudencia). Son innumerables las cábalas y prohibiciones tácitas y explícitas de los marineros antes, durante y luego de hacerse a la mar. Así también son múltiples las señales de buenaventura y los antídotos. La cebrita de mar era una de aquellas. Esta rara subespecie de hipocampo vivía en el mar Adriático. Encontrar una cebrita entre las redes de pesca era un augurio de un año de pesca favorable. Los pescadores solían conservar un ejemplar seco pegado en el timón de los barcos, y era muy común encontrar uno o dos ejemplares cada vez que se recogían las redes. De modo apenas perceptible, el intervalo entre una y otra aparición de las cebritas fue haciéndose mayor, sin que se conozcan aún las causas. Tanto hace que no se ve ni una, que ya se la considera una especie extinta. Y una fábula de pescadores viejos. El ictiólogo franco-japonés Yves-Rémy Urakawa intentó cruzar uno de los últimos machos de cebrita de mar con una hembra similar, aunque de rayas horizontales, y consiguió unos cuantos ejemplares cuadriculados que apenas sobrevivieron dos semanas.

[ vii ] 26

27


Animalia Exstinta

Reptilia

et

Amphibia

CAYARÉ (Crocodylus discretis)

ste gigantesco lagarto de la cuenca del Amazonas contaba con unas poderosas fauces con dientes inferiores y superiores que encastraban milimétricamente, “capaces de triturar los huesos de un jabalí al ajillo de una sola dentellada”.* Tenía también otra característica, propia de todos los lagartos: los músculos para cerrar las mandíbulas son fortísimos, tanto que, si la boca de un cocodrilo se cierra, es casi imposible abrirla. Por el contrario, los músculos encargados de abrir las fauces son tan débiles que hasta un niño puede sostener la boca de un lagarto cerrada, impidiendo que este pueda abrirla. Tal vez haya sido un extraño guiño de la evolución o quizá la naturaleza haya encontrado una cruel forma de establecer un equilibrio desconocido para nosotros al condenar al cayaré concediéndole esa combinación mortal de dientes que se encastran y débiles músculos para abrir la boca. Así como los tiburones necesitan mantenerse despiertos para respirar, los cayarés debían mantener la boca abierta, porque, si no tenían un bocado en ella, morían al cerrarla. A diferencia de los demás animales de este compendio, los hombres no contribuyeron activamente en la extinción de este lagarto. Fue por omisión, al no actuar para salvarlo, mientras el cayaré moría en silencio.

[ xviii ] * Jacques Liais Genevois, Climats, Géologie, Faune et Géographie Botanique du Brésil, Paris, Éditions Leclerc, 1922, p. 176. 52

53


Animalia Exstinta

Reptilia

et

Amphibia

CAYARÉ (Crocodylus discretis)

ste gigantesco lagarto de la cuenca del Amazonas contaba con unas poderosas fauces con dientes inferiores y superiores que encastraban milimétricamente, “capaces de triturar los huesos de un jabalí al ajillo de una sola dentellada”.* Tenía también otra característica, propia de todos los lagartos: los músculos para cerrar las mandíbulas son fortísimos, tanto que, si la boca de un cocodrilo se cierra, es casi imposible abrirla. Por el contrario, los músculos encargados de abrir las fauces son tan débiles que hasta un niño puede sostener la boca de un lagarto cerrada, impidiendo que este pueda abrirla. Tal vez haya sido un extraño guiño de la evolución o quizá la naturaleza haya encontrado una cruel forma de establecer un equilibrio desconocido para nosotros al condenar al cayaré concediéndole esa combinación mortal de dientes que se encastran y débiles músculos para abrir la boca. Así como los tiburones necesitan mantenerse despiertos para respirar, los cayarés debían mantener la boca abierta, porque, si no tenían un bocado en ella, morían al cerrarla. A diferencia de los demás animales de este compendio, los hombres no contribuyeron activamente en la extinción de este lagarto. Fue por omisión, al no actuar para salvarlo, mientras el cayaré moría en silencio.

[ xviii ] * Jacques Liais Genevois, Climats, Géologie, Faune et Géographie Botanique du Brésil, Paris, Éditions Leclerc, 1922, p. 176. 52

53


Animalia Exstinta

Mammalia

G ATO P O R L I E B R E ( Fe l i s p s e u d o l e p u s )

l mimetismo es un mecanismo usualmente defensivo desarrollado tras milenios de evolución por parte de casi todas las clases de animales: desde simples moluscos hasta mamíferos. Entre estos últimos se encontraba el gatoporliebre. La capacidad de camuflarse de este animal no obedecía a un acto de defensa. Originario de América, donde llegó a habitar una amplísima zona desde México hasta la Patagonia, se mimetizaba de tal forma en las manadas de liebres que se han conocido hembras de gatoporliebre que han llegado a amamantar crías de liebre. El gatoporliebre era un imitador inofensivo, sin otro propósito que la integración en grupos sociales donde no sería aceptado por su condición de enemigo natural. Tal era el éxito en esa costumbre que a veces conseguía convertirse en líder de manadas de liebres. Los últimos ejemplares de gatoporliebre vivían en la reserva natural amazónica Alto Oso Cutí. En el verano de 1962 fueron eliminados por cazadores que ingresaron en la reserva simulando ser ambientalistas.

[ xxi ] 60

61


Animalia Exstinta

Mammalia

G ATO P O R L I E B R E ( Fe l i s p s e u d o l e p u s )

l mimetismo es un mecanismo usualmente defensivo desarrollado tras milenios de evolución por parte de casi todas las clases de animales: desde simples moluscos hasta mamíferos. Entre estos últimos se encontraba el gatoporliebre. La capacidad de camuflarse de este animal no obedecía a un acto de defensa. Originario de América, donde llegó a habitar una amplísima zona desde México hasta la Patagonia, se mimetizaba de tal forma en las manadas de liebres que se han conocido hembras de gatoporliebre que han llegado a amamantar crías de liebre. El gatoporliebre era un imitador inofensivo, sin otro propósito que la integración en grupos sociales donde no sería aceptado por su condición de enemigo natural. Tal era el éxito en esa costumbre que a veces conseguía convertirse en líder de manadas de liebres. Los últimos ejemplares de gatoporliebre vivían en la reserva natural amazónica Alto Oso Cutí. En el verano de 1962 fueron eliminados por cazadores que ingresaron en la reserva simulando ser ambientalistas.

[ xxi ] 60

61


El texto de este libro, incluyendo los títulos, fue compuesto utilizando la fuente tipográfica Janson, diseñada por el tipógrafo e impresor húngaro Miklós Tó t f a l u s i K i s ( 1 6 5 0 - 1 7 0 2 ) e n l a r e g i ó n d e Tr a n s i l v a n i a a l r e d e d o r d e 1 6 9 0 . La fuente Janson es una tipografía clásica muy utilizada actualmente y ha sido una de las más populares de todos los tiempos.


El texto de este libro, incluyendo los títulos, fue compuesto utilizando la fuente tipográfica Janson, diseñada por el tipógrafo e impresor húngaro Miklós Tó t f a l u s i K i s ( 1 6 5 0 - 1 7 0 2 ) e n l a r e g i ó n d e Tr a n s i l v a n i a a l r e d e d o r d e 1 6 9 0 . La fuente Janson es una tipografía clásica muy utilizada actualmente y ha sido una de las más populares de todos los tiempos.



ANIMALIA EXSTINTA