Issuu on Google+

Boletín nº 2 Octubre, 2011

Editorial

Apuntes de Psicología

ESTEBAN CAÑAMARES

Hace unos meses se estrenó un programa de televisión en Francia en el que los concursantes podían ganar una importante cantidad de dinero si, entre otras cosas, torturaban a una persona mediante la aplicación de descargas eléctricas. Aunque esta persona era un actor y no recibía ningún daño, los concursantes no lo sabían. Un escaso 20% de los concursantes se negó a participar por no hacer daño a la persona que estaba sentada en “la silla eléctrica” , pero el 80% de las personas aceptaron participar, y lo hicieron convencidos de que, aunque estaban torturando en diversos grados a un ser humano, esto les daba dinero. De forma privada hace años, se hizo un experimento psicológico similar, por supuesto sin ánimo de convertirlo en un programa de televisión, con los mismos resultados. La mayor parte de las personas pueden infringir daños a sus semejantes a cambio de una recompensa, y (siendo esto muy importante a mi entender) si la responsabilidad moral de la decisión parece quedar en otro (ya sea el director del programa si es en la televisión, del general si es en la guerra, del gobierno si es en una dictadura, etc). El ser humano viene a este mundo programado para ser capaz tanto de ser altruista, generoso, colaborador con sus semejantes, como para hacer daño, competir sin límite, aprovecharse de los demás. Es como un ordenador con ambos sistemas operativos. De nosotros depende activar uno u otro. Afortunadamente, en condiciones normales, el número de psicópatas como tal, es decir, el de personas que hacen daño sabiendo que lo hacen, sin remordimientos, sin ninguna empatía con la víctima, representan sólo un 1% de la población. Suelen ser inteligentes, capaces de ser agradables y divertidos en el trato superficial. Pueden incluso dedicarse a cuestiones o a profesiones que despierten la confianza en quienes les tratan superficialmente. Sienten gran placer en engañar, liar, enredar y manipular especialmente a personas con características sobresalientes como inteligencia, generosidad, originalidad, etc. ¡Cuidémonos de ellos! E.C.

CONTENIDO: Salud psicológica: Las obsesiones El mundo de la pareja: Parejas con mucha diferencia de edad II Tu cuerpo y el mío: Sexo y edad Anécdotas de la psicología


Salud Psicología nes y compulsiones.

LAS

OBSESIONES

Hay personas que tienen la experiencia de ser presa de ideas o pensamientos que no desean tener, pero que se imponen a su voluntad. Con frecuencia estos pensamientos reiterativos (obsesiones), son de contenido absurdo, lo cual no hace sino aumentar el sufrimiento de la persona, que sabe perfectamente que estas ideas no tienen ninguna lógica.

Es bastante frecuente encontrar que estas personas son muy exigentes consigo mismas, que tienen fuertes sentimientos inconscientes de culpa, y que alguno de sus familiares directos también sufre, en alguna medida, este mismo problema.

“Con el paso del tiempo, una posible complicación es la aparición de depresión”

Algo parecido son las compulsiones, que consisten en realizar una y otra vez, actos Afortunadamente, la psicosin lógica con la intención de logía ha acumulado una gran rebajar el nivel de ansiedad experiencia en la resolución que de otra manera sería in- de estos problemas, y tras un soportable. Ejemplos típicos buen diagnóstico diferencial de compulsiones pueden ser: y si el paciente tiene sinceros el lavarse las manos varias deseos de enfrentarse a ellos, veces seguidas, el comprobar se puede conseguir su superación, aunque eso sí, suele reiteradaser necesaria mente que la “El problema puede una terapia de luz está apagada aunque complicarse, al principio por larga duración. se sabe a el uso y finalmente por el Desgraciadaciencia cierta abuso del alcohol ” mente este proque ya se blema puede apagó, etc. complicarse, al principio por Si el sujeto se resiste a tener el uso y finalmente el abuso estos pensamientos o a reali- del alcohol, ya que éste al inizar estos actos obsesivos, so- cio de su consumo y en pelo consigue aumentar enor- queñas cantidades ejerce un memente su ansiedad y co- efecto reductor de la ansiemenzar con nuevas obsesio- dad. A veces son los medicaPágina 2

mentos los que pueden convertir al paciente en un adicto, especialmente si los toma durante largo tiempo y no se consulta con el especialista. Otra posible complicación es la aparición al cabo del tiempo de una depresión. A la hora de pedir ayuda a un psicólogo son dos los principales inconvenientes que tienen estos pacientes, uno el creer que van a ser considerados como "locos", y otro el coste económico de la psicoterapia; ante lo primero hay que decir que el pedir ayuda nunca es síntoma de "locura", y además el especia-

lista será el último en pensar semejante cosa del paciente ya que nadie mejor que él sabe la naturaleza de este trastorno; en cuanto a lo segundo, es cuestión de echarle un poco de buena voluntad por ambas partes. E.C. © APUNTES DE PSICOLOGÍA


El Mundo de la Pareja (viene del Boletín nº 1 de Apuntes de Psicología)

PAREJAS CON MUCHA DIFERENCIA DE EDAD (II)

¿Qué problemas conlleva este tipo de relación? La

pareja es compartir. Compartir no sólo lo material, el espacio físico, sino también y quizás prioritariamente las emociones, aquello que alegra, entristece, hace vibrar a nuestro corazón o simplemente inquieta. ¿Cómo podrá una persona de 60 años compartir con su pareja de 30 la experiencia de envejecimiento, de limitaciones físicas que la edad va ineludiblemente dando?¿De qué forma podrá compartir lo que siente hacia sus nietos (si anteriormente tuvo otra pareja de la que nacieron hijos) con alguien que tal vez no ha sido aún madre? Del mismo modo, ¿cómo podrá el miembro más joven de la pareja compartir su todavía inmensa fuerza creativa y emprendedora, o bien, las discusiones con sus padres, cuando su pareja se sitúa mejor en el

B O L E TI N N º 2

lugar de ellos? ¿Cómo compartir la ilusión por un futuro mejor cuando a uno le queda casi toda la vida por delante mientras que el otro tiene casi toda ya vivida

son frecuentes en algunas de estas parejas, tal como favorecer que padezca una llamativa obesidad, o reforzar su inseguridad.

Amistades de edades y ambientes incompatibles. No se Estos son únicamente algu- tiene el mismo tipo de amisnos de los muchos ejemplos tades, ni gusta frecuentar el en los que es difícil compartir mismo tipo de ambientes a la vida con alguien de muy los 30 que a los 60, o a los 40 que a los 75. Esto puede distinta edad. privar a las personas que mantienen éstas relaciones  Los celos. El manejo de esa sensación ácida de los celos, de la satisfacción de juntar a el miedo a la infidelidad de sus amigos con su pareja, y puede producir la pareja, el “¿Cómo podrá una persona de 60 roces y malentendidos con las grado años compartir con su pareja de 30 amistades del de libertad que la experiencia del envejecimiento?” otro, ya que funcionan con c a d a esquemas muy distintos a uno se otorga en la relación con otras personas de sexo los habituales para uno miscontrario.... es uno de los te- mo. mas delicados y potencialmente conflictivos en cual- Distintas posibilidades quier pareja. En las de mu- sexuales. La sexualidad sólo cha diferencia de edad se termina con la muerte, pero convierte en un gigante que va cambiando con el paso puede terminar del tiempo. Las mujeres suehaciendo sucum- len estar en el máximo de su bir la relación. El potencial sexual, de su capamiembro mayor, cidad para disfrutar de tocar habitualmente el y ser tocadas, en torno a los hombre, suele te- 38 años. Su deseo, sus ormer la presencia gasmos, la capacidad para de rivales más liberarse de miedos… están jóvenes, más en su punto álgido. Si su paatractivos, con reja tiene alrededor de 65 ó mayor capacidad sexual. Por 70 años seguramente tiene ello las actitudes de sabotaje un impulso sexual más bajo. hacia la persona más joven Un hombre de esta edad 

Página 3


(Viene de la página 3)

suele tener una necesidad sexual claramente menor que cuando estaba a punto de cumplir los 40. La necesidad de estimulación para alcanzar una erección suficiente está considerablemente aumentada, el período que necesita para reponerse tras un encuentro sexual antes de poder tener otro ha aumentado considerablemente, sus posibilidades mecánicas para ciertas posturas y juegos pueden estar muy mermadas… No son inconvenientes insalvables, especialmente si la pareja no cae en el habitual error de reducir su sexualidad a la simple penetración. Pero no cabe duda de que tendrán dificultades añadidas a las de otras parejas sin tanta diferencia de edad. Rechazo

de las familias. Con razón o sin ella es frecuente que tanto la familia de la persona más joven como la de la mayor, no vean con buenos ojos este tipo de uniones. De no lograr que reconsideren su postura será un dolor para cada protagonista el no poder gozar de la dicha de que su pareja y su familia

Página 4

no contribuye a sobrellevarlos sino que es el requisito para que antes o después desborden a sus protagonistas. Tanto en su formación, como de cuando “Una especial generosidad de cada uno para en cuando en la convivencia, las adaptarse al ambiente, a las amistades, al parejas con muestilo del otro, es imprescindible” cha diferencia de edad deben paaños, poder conectar con cu- rarse y revisar cada uno de ñados y cuñadas, que pue- estos apartados, u otros que den hasta triplicarle la edad, en su caso concreto supono por poner otro ejemplo re- gan dificultades. lacionarse con los hijos de su pareja que pueden ser de Un vivo interés por las cuessu edad y aún mayores, pero tiones del otro, aún cuando ante los que juega un rol por la propia edad esas cuestiones “queden muy lejos” en muy particular. la experiencia vital actual, Rechazo familiar, dificulta- será imprescindible, pero sin des sexuales añadidas, in- por ello caer en el autoengacompatibilidad de ambientes ño de creer que pueden ser y amistades, celos, incapaci- vividas como propias cuestiodad para compartir experien- nes que sólo se pueden vivir cias vitales, etc. son dificulta- con emoción cuando la edad y las circunstancias acompades añadidas e importantes. ñan para ello. Por ejemplo, a ¿De qué manera enfrentarse los 35 años se podrá escuchar y tratar de entender, (pero a estos problemas? nunca creer que se vive pleAnte todo y sobre todo sien- namente) la triste sensación do muy conscientes de que de la persona de 70 años de existen, todo lo que los lugares físicos y las contrario de lo costumbres y valores que tuque se suele vieron vigencia en su juvenhacer. Ocultar tud van desapareciendo inun problema, exorablemente. no hablarlo, adoptar postu- Una especial generosidad de ras que tienden cada uno para adaptarse al a negar la evi- ambiente, a las amistades, al dencia, no sólo (Continúa en la página 5) se encuentren satisfactoriamente, que sus dos pilares afectivos estén “en paz”. Por otro lado, le será difícil a una mujer pongamos de 25

© A P U N T ES D E P S I C O L O G Í A


(Viene de la página 4)

estilo del otro, es imprescindible. También habrá que aumentar el grado en que cada uno da “permiso” al otro para hacer actividades y frecuentar ambientes que le son propios y difícilmente compartibles con la pareja, (no hacerlo así supondría que alguno de ellos renunciase a compartir con otras personas los valores y costumbres propios de su generación y la pérdida de amistades. En definitiva la aparición de insatisfacciones emocionales de las que antes o después, consciente o inconscientemente se acusaría a la pareja). Aprender a satisfacer sexualmente al otro siguiendo sus esquemas, su ritmo, y sus preferencias, alternando los estilos y las concesiones. Lo primero que tendrá que hacer cada uno será informarse de las particularidades

que conlleva la edad de su pareja, así por ejemplo un hombre de 60 años, necesita un mayor período de descanso tras una relación sexual, antes de tener la siguiente. Una mujer que ha sobrepasado la menopausia puede requerir lubricación vaginal artificial, cosa que no ocurre con las mujeres de mucha menor edad. O cualquier persona de uno u otro sexo puede tener dificultades anatómicas para realizar el amor en determinadas posturas, que no le resultaban difíciles con la edad que tiene su actual pareja. Por otra parte, aquello que sexualmente es ampliamente aceptado en la generación joven actual, por ejemplo el sexo oral, puede ser tabú para muchas personas que pertenecen a una generación anterior El diálogo, la comprensión, cierta renuncia y un progresivo acercamiento a las costumbres del otro son,

en todas las parejas pero especialmente en las de mucha diferencia de edad, algo imprescindible. Por otro lado el miembro más joven de la pareja debe dar al de más edad una especial seguridad afectiva, dejarle claro su amor, señalarle cuántos motivos tiene para quererle. Esta es la mejor forma de reducir el miedo que provocan los rivales más jóvenes, es decir, los inevitables celos. RECORDATORIO: -No juzgues como “interesada” a cualquier relación de este tipo, en muchas de ellas también existe el amor. -Jamás dejes de lado las dificultades extras en este tipo de relación. Conocerlas y aceptarlas es empezar ya a dominarlas. -En caso de fuertes dificultades un experto en temas de pareja puede ayudarte.

E.C.

Tu Cuerpo y el Mío SEXO Y EDAD Uno de los secretos para disfrutar de la sexualidad es saber adaptarse a las características que ésta tiene en cada edad. B O L E TI N N º 2

La sexualidad está basada en ciertas capacidades orgánicas de nuestro organismo, tal como la trasmisión de impulsos nerviosos, las contracciones de algunos músculos, o el flujo sanguíneo a algunos órganos,

y cosas como éstas van cambiando con los años. Además la sexualidad está profundamente relacionada con nuestra forma de entender la vida, la manera de relacionarnos con nosotros mismos y con los (Continúa en la página 6) Página 5


(Viene de la página 5)

po, veremos como en ocasiones realiza auténticas maniobras de masturbación, que el acariciarse los genitales lo hace a veces con verdadera curiosidad y que en otras ocasiones les supone una profunda relajación.

demás, la experiencia en la vida, y un largo etc. Por todas estas cosas no debe de extrañarnos que la forma de desahogar nuestro natural deseo de tocar y ser tocados vaya cambiando con el paso de los años. “Uno de los secretos para disfrutar de la Hagamos pues un sexualidad es saber adaptarse a las breve recorrido por diferentes momen- características que ésta tiene en cada momento“ tos de la vida sexual, haciendo la salvedad SOBRE LOS CATORCE de que cada persona es un En esta edad la sexualidad admundo, y que lo aquí expuesto quiere una gran virulencia, los son solo las grandes líneas ge- sentidos mandan y el deseo nerales que suelen seguir la puede aparecer rápidamente, y rápidamente ser satisfecho. mayoría de las personas. Lo que se busca ante todo en cualquier actividad sexual de A LOS TRES AÑOS Sí, a los tres añitos, porque esta edad, es descargar la modesde que nacemos ya somos lesta tensión que surge como seres sexuales, necesitados de algo indomable, y profundaque nos acaricien y de que nos mente molesto, especialmente dejen poder hacerlo, ya senti- en el caso de los varones. mos placer con las caricias en determinadas zonas del cuer- Es momento óptimo para las po. Y concretamente sobre es- grandes dudas sobre la propia ta edad las zonas genitales son orientación sexual, para los complejos relativos al ya partes propio cuerpo, para preferidas los temores. Pero del cuerpo, también para los como antegrandes descubririormente lo mientos, para la imfue por pactante experiencia ejemplo la de sentirse deseada/o, zona de la y para iniciar la principal actiboca. vidad sexual en estos años, la Si dejamos a un niño de esta masturbación, que lejos de ser edad que juegue con su cuer- el monstruo de siete cabezas Página 6

como nos la pintaron a los que ya no tenemos esta edad, es una forma primero de desahogo sexual, segundo de compensar insatisfacciones, tercero de sentir que uno puede cuidar de si mismo y satisfacerse, y cuarto para ir anticipando en la imaginación lo que va a ser nuestro comportamiento adulto. Para los varones está cerca el momento de su máximo sexual, pues sobre los dieciocho se dan las erecciones más firmes, los orgasmos más intensos, la mayor capacidad de recuperación tras una relación sexual, etc. Pero para las chicas aún habrá que esperar bastante para alcanzar este máximo sexual, y por si fuera poco las limitaciones sociales, las normas, parecen frenar más en estos años a ellas que a ellos. A ESO DE LOS VEINTIALGUNOS En esta etapa lo más habitual es que ya haya auténticas relaciones sexuales, que se hayan superado los miedos y temores propios de la etapa anterior, que el contacto íntimo no esté tan guiado por la rápida reacción de los órganos sexuales y que se empiece a dar mayor importancia a las características personales de la persona con la que se está. (Continúa en la página 7)

© A P U N T ES D E P S I C O L O G Í A


(Viene de la página 6)

Pero la sexualidad sigue teniendo algo de tormentosa, no ya por los miedos generalmente superados, sino porque el mundo afectivo lo suele ser, grandes enamoramientos, grandes sensaciones de fracaso, cambios de pareja.

prisas, saboreando el momento, buscando no tanto la descarga de la tensión, no tanto la intensidad del orgasmo sino más bien el encuentro personal, profundo, íntimo.

EN LA TERCERA EDAD No importa la edad que se tenga, el deseo de sentirse acariciado no cesa hasta la muerte, y en la tercera edad casi se necesita más, no porque lo pidan más los órganos sexuales, no, sino porque la sensación de que el cuerpo está lleno de arrugas, de que ya no se está ágil, de que los

A LOS CINCUENTA Y ALGUNO La llegada de la menopausia suele ocasionar algunas moEN TORNO A LOS TREINTA lestias fisiológicas, tal como seY SIETE “Desde que nacemos ya somos seres sexuales, Ahora sí que la mujer está en quedad en la vasu mayor esplendor sexual; gina, pero sobre necesitados de que nos acaricien y de que nos algunos ahora tiene una mayor capaci- todo dejen hacerlo” dad para disfrutar del sexo, en cambios psicolóparte porque se ha liberado de gicos que fácilmente pueden achaques nos acechan, provobuena parte de la presión so- trastocar la autoestima de la ca un comprensible deseo de cial y cultural que la atenaza mujer y finalmente la sexuali- experimentar un abrazo, un desde niña. En estos años la dad. La sensación de envejeci- beso o una caricia como forma mujer suele tomar con más miento y las molestias propias de comprobar que no provofrecuencia la iniciativa sexual, del momento orgánico que se camos rechazo, que no se nos atreverse a formas de contacto viven, el notar que los hijos ya da de lado. erótico que anteriormente no la necesitan tanto, el notar evitó, y a sentirse como perso- al marido enfrascado en su No importa que el acto sexual trabajo y demasiado distante, completo sea solamente algo na más realizada. y un largo etc. pueden ocasio“En torno a los treinta y siete la nar un cierto desinterés sexual que es mayor en aquellas mumujer está en su mayor jeres que nunca vivieron la esplendor sexual” sexualidad libre de culpas y temores. Quizás el problema venga ahora de que su pareja no está acostumbrada a esta mayor iniciativa, y de que saturados ambos de trabajo y de obligaciones no siempre se encuentra el tiempo ni la tranquilidad suficientes para realizar el amor como gusta en estos años, con tranquilidad, sin B O L E TI N N º 2

Los hombres a esta edad observan como necesitan una estimulación más fuerte y directamente aplicada a los genitales, para alcanzar una buena erección. Algunos encuentran a esta edad el máximo de satisfacción afectiva, pues se dedican más al contacto afectivo que al genital.

ocasional, lo importante es sentir que aún alguien desea abrazarnos. (Continúa en la página 8)

Página 7


(Viene de la página 7)

Pero como es fácil que la muerte nos haya dejado sin pareja, que estemos solos, vuelve a ser frecuente la masturbación, que lamentablemente suele ocasionar culpas y sentimientos de "ser raro" porque a la generación que actualmente está en la tercera edad se la ha impregnado de una fortísima sensación de que la sexualidad es solo para procrear, para traer hijos al mundo, y como esto ya no es posible en esta etapa, no dejan

de tener la sensación de ser un tanto anormales, por más que sea algo absolutamente frecuente y natural el tener deseo sexual a esta edad. Las 4 normas principales para adaptarse al paso del tiempo son: 1) No negar ante uno mismo las perdidas o dificultades que puedas sentir en cada momento. 2) Experimentar sin miedos las nuevas apetencias y vivir las nuevas circunstancias

sin excesivas añoranzas del pasado. 3) Dejarse llevar por la espontaneidad, sin ajustarse demasiado a lo que en cada momento se suponga que es "lo normal". 4) Comunicar en todo momento a tu pareja lo que deseas, temes, añoras, o imaginas. Una buena comunicación facilita el acople en la pareja a pesar del paso del tiempo. E.C.

Anecdotas y curiosidades

L

as personas que pasan por momentos de dificultad (todos en algún momento de la vida) nos merecen el máximo respeto. Lo anterior no es incompatible con reconocer que algunas personas tienen ingenio y son capaces de arrancarnos una sonrisa. He aquí una muestra:

 Ring, ring, ring, ¡Ha conectado usted con el teléfono de ayuda para

personas con dificultades psicológicas! Por favor, siga usted estas instrucciones:           

Esteban Cañamares Medrano Psicólogo Clínico y Sexólogo

Si es usted obsesivo compulsivo, marque repetidamente el 1. Colegiado Nº M-09659 Si usted tiene personalidad múltiple marque el 2, 3, y 4. Si usted es una persona insegura, busque quien le ayude a pulsar el 6. Si usted es un paranoico, no es necesario que pulse nada, le estábamos vigilando y ya sabemos quién es y qué es lo que quiere. Dirección : Si usted padece esquizofrenia, escuche una vocecita que le indicará el C/ Cinca, 25. 28002 Madrid número a pulsar. Tfno: 680133864 Si sufre una depresión, no se moleste en pulsar, nadie le ayudará. Si padece eyaculación precoz, marque lo que quiera, pero rápidoooo. Si no suele tener deseo sexual, no marque nada, hoy le duele demaepecpsicologos@hotmail.com siado la cabeza. www.epecpsicologos.com Si desea ayuda por conflictos de pareja, pulse el número que quiera, ella ya pulsará otro. Si su sufrimiento está provocado por una disfunción eréctil, pulse 7 con rigidez. Si no tiene clara su orientación sexual, elija entre marcar 8 ó 9. También en Facebook

Página 8

© A P U N T ES D E P S I C O L O G Í A


Apuntes de Psicología