Issuu on Google+

Congreso es ineficiente y descuidado con su trabajo Karina Alpízar Corella

El décimo quinto informe del Estado de la Nación advierte a la Asamblea Legislativa no sólo de cuán lenta es el análisis y aprobación de los proyectos prueba de ello es que un 40% de los mismos, tardaron más de dos años en aprobarse; sino también el descuido que hace de los mismos, al aprobarlos con una serie de errores que incluso obstaculizan su aplicación. En las tres legislaturas analizadas el Ejecutivo no consiguió impulsar algunos proyectos que consideró altamente relevantes, según las prioridades que estableció en su Plan Nacional de Desarrollo (PND) y en la campaña electoral. Como por ejemplo la creación de los ministerios de la Producción y de Desarrollo Social y Asentamientos Humanos, la elevación del financiamiento para la educación pública y la reforma tributaria. Para los especialistas a cargo del estudio, esa situación sugiere la existencia de un problema de conducción política del Gobierno para lograr la aprobación de sus iniciativas. En el 2008, las normas aprobadas requirieron entre menos de 1 y 88 meses para tramitarse. En cuanto a la distribución de frencuencia, el informe señala que solo una cuarta parte de las leyes se tramitó en un año, mientras que el 34% de ellas necesitó entre uno y dos años para ser promulgado. Dentro de las deficiencias del Poder Legislativo no sólo se habla de su lentitud, sino también y más relevante aún sobre los errores cometidos que “abundan” en la redacción, tramitación, solidez legal formal y de fondo, en los documentos aprobados en la corriente legislativa. “Las implicaciones pueden ser graves, ya que incluso podrían afectar la aplicación de algunas normas, como sucedió con la recién aprobada Ley de Tránsito. Pareciera que el énfasis se ha puesto más en la construcción de mayorías capaces de apresurar el proceso legislativo, rechazando las apelaciones de las minorías, que en la búsqueda de consensos”, resalta el informe.


prensa_07a