Issuu on Google+

DESCENSO COINCIDE CON ENTREGA DE BECAS DEL PROGRAMA AVANCEMOS

Deserción de colegiales baja por segundo año consecutivo 3.000 estudiantes menos dejaron aulas el año pasado con respecto al 2007 MEP espera que cambios hechos para ayudar a repitentes baje cifra aún más MARCELA CANTERO | mcantero@nacion.com

Por segundo año consecutivo, la cantidad de colegiales que abandonan los salones de clase se redujo durante el 2008. El último informe del Ministerio de Educación Pública (MEP) revela que el porcentaje de estudiantes que dejó la secundaria bajó de un 12,9%, en el 2007, a un 12,1%, durante el año pasado. la cifra de desertores se redujo de 43.370 alumnos a 40.285 de un año al otro. Ya en el 2007 se había registrado una caída en dicho indicador con respecto al 2006. Mientras ese año hubo 44.100 abandonos (13,2%), la cifra bajó a 43.370 (12,9%) en el 2007. Anteriormente, la deserción colegial más bien había experimentado un aumento progresivo entre el 2004 y el 2006. Ahora, se produce un descenso, pero el país no alcanza todavía la deserción de un 10,4% registrada en el 2003, como la más baja de los últimos 14 años. Becas. La baja ocurrida en los últimos dos años en la deserción de secundaria coincide con los dos años de existencia del programa estatal de becas Avancemos para colegiales de familias pobres. Dichas ayudas comenzaron a darse en abril del 2007, y el Gobierno reportó 132.000 becados al 2008. Para este año, la intención es aumentar el número de beneficiarios a 150.000 con una inversión de ¢55.000 millones en Avancemos. Sobre el impacto de las becas en los indicadores de la deserción, Leonardo Garnier, ministro de Educación Pública, consideró que las ayudas sí contribuyeron a reducir la deserción colegial.


No obstante, Garnier admitió que son varios los motivos que expulsan a los jóvenes de las aulas, como la pobreza, el bajo rendimiento y repitencia. En cuanto a estos dos últimos aspectos, el funcionario espera una mayor reducción de la deserción con los cambios aplicados este año en el colegio. Desde ahora, quienes reprueben alguna materia podrán repetir solo las asignaturas en las que fallaron y, simultáneamente, adelantar materias del siguiente nivel. “Estamos convencidos de que (estos cambios) se reflejarán en las estadísticas de deserción del 2009. Son cambios en una serie de normas muy antiguas (anticuadas) que estaban provocando „un falso fracaso escolar‟ y una „repitencia innecesaria”, dijo el Ministro. Víctor Hugo Céspedes, vicepresidente del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), planteó la hipótesis de que las becas pudieron permitir que más jóvenes dejaran el trabajo para estudiar tiempo completo. Según el INEC, el porcentaje de jóvenes de entre 12 a 17 años que trabajan bajó de un 11% en el 2006 a un 8,7% en el 2008. Otra razón que destacó Céspedes es que la bonanza económica de los años 2006 y 2007 permitió “a muchas familias mejorar su ingreso y poder así sacar a sus hijos del mercado laboral”, comentó tras divulgarse los datos del INEC. Miguel Gutiérrez, director del Estado de La Nación, señaló que las políticas públicas impactan la deserción. “Veo algunas tendencias de largo plazo, no necesariamente causadas por Avancemos, pero sí influidas por políticas públicas”, dijo.


/noticias_Educacio