Issuu on Google+

avanza la noche quiebra los vestigios del día en el sorbo de café transcurre el tango sus notas dolientes me llevan al recuerdo a la presencia que se añora a la voz que me llega como brisa

Como si fuera la última vez es esa música que me ancla al piso es ese blues que me atrapa en su cadencia la trémula voz que convulsiona mi piel al escucharla

la quiero disfrutar cómo si fuera la última vez

todo en la música me desconcierta me abraza en el suspiro que se dispersa en humo se condensa el deseo en unos labios ausentes se pierde su humedad en la lejanía sin su roce se demora el tiempo como esa canción que la memoria reconstruye

Todos los textos son de la autoría de Raquel Esquivel Esquivelansias es una publicación independiente y no acepta participaciones. Febrero de 2010 Todos los comentarios se reciben en: e-mail: raquel.esquivel@live.com.mx http://www.issuu.com/esquivelansias http://www.myspace.com/racheesquivel

Número 2 año 1 publicación independiente

Canciones


Amor

Cierra los ojos y deja que cante el silencio

Siempre noviembre

a un verso Arturo Meza que sea ha vuelto confuso

es amor desmesurado que a veces se extingue en la rutina y emprende la huída entre sus ojos y persigue otros sueños y siluetas

la vorágine me sumerge en el agudo silencio con tal estruendo que provoca sobresaltos y no hay música que alivie la ansiedad ni caricia que ofrezca la calma de mi piel

el primer noviembre la lluvia resbalaba sobre nuestro deseo tus manos provocaban mis caricias tu mirada turbia me incitaba a inundarme de ti

ese amor que a veces pierdo y recupero que me hace volar y me desquicia amor diurno y nocturno amor que me bebo y me fumo

en silencio ansío muerdo y me detengo es el vaivén que me sustrae que colapsa el intelecto quien empuja mi cerebro al desvarío

cuando el frío me hacía presa tú única tarea era enredarme con tu cuerpo con tus uñas arañando mi piel hasta el espasmo cuando aun era tu chica y tus labios tejían un vestido de besos para mi

amor que se confunde en la retórica de mis palabras deplorado en recelos amor incrédulo e indiferente que me arrastra y extravía

fui incapaz de componer la música y dejé cantar tanto silencio que me diste encontré tempestuosas disonancias la nota violenta de la nostalgia

es amor de cuatro letras y dos sílabas desatinado y predecible amor intenso amor que me enfurece que maldigo que siento y a pesar de todo no fallece

en ti me vierto buscando la cadencia porque el silencio en pequeñas dosis también es música porque la música sin el silencio en ruido se transforma aun cuando mis palabras no saben de sordinas quisiera que mi canto resbalara por tus pliegues que encontrara mi voz el túnel de tu oído los matices la entonación precisa para hacerte vibrar y sentir mi melodía

fuiste tú y tu voz de amor cotidiano mi presencia era vasta para tu día y noche te refugié en el espacio de mis brazos para alejar la tristeza cuando aún amanecía a tu lado y contemplaba en silencio tu silueta dormida noviembre ahora es tu ausencia el trago amargo que lastima mi garganta la tumba de todas las caricias que me quedan de mi corazón que estalla dejando una estela de polvo en el invierno


Esquivelansias No. 2, Febrero 2010