Page 1

En mi está la tempestad en mi está la tempestad tengo presa la furia y el agua que hacen la corriente en cada grieta que inundan hasta el desborde la aridez porque persigo al incansable mar en cada gota la intimidante fuerza de la ola en mi descubro el arrebato del fuego que consume este corazón en el incendio y mi voz crepita sentimientos enardecida en el canto de la lumbre yo soy la tierra y me resisto a perecer reclamo con ira la devastación de mi cuerpo este cuerpo que se abre majestuoso que aún agónico se inflama vertiendo su savia a la semilla tan solo para acoger la vida en mis entrañas

Fin de año el año termina estoy de frente a este deseo de que todo acabe solo el espejo es testigo de este caos de este diálogo silencioso que me embarga como si deseara despertar de un mal sueño abofeteo una a una mis mejillas me desmaquillo como si el pañuelo pudiera remover el mal recuerdo que en mi rostro se degrada no hay lágrimas solo el pensamiento que regresa por inercia la duda invasiva y el interrogatorio eterno de ¿por qué? esta desgastante manía de llamar todo por su nombre y esta audacia de romper con todo me abandonan entonces me quedo con la rabia de mi tratando de aprender con la ambigüedad de amar y maldecir de maldecir el tiempo y culparlo de ser infinito de maldecir y depositar mi fe en las promesas que aun no descifro de amar el momento de miel que aun me alcanza de amarle como si los besos y caricias jamás sufrieran de fracturas unos días más y todo habrá acabado en la ficción del año yo esperaré que arrastre este aire impuro que las últimas horas sacudan esta oscilación y que al fin el tiempo me conceda respirar

Todos los textos son de la autoría de Raquel Esquivel Esquivelansias es una publicación independiente y no acepta participaciones. Monterrey, N. L. Enero de 2010

Esquivelansias

e-mail: esquivelansias@hotmail.com http://www.myspace.com/racheesquivel http://www.issuu.com/esquivelansias


El beso

Es tu ausencia que me abriga

Mutismo

el beso es la llama repentina que se atiza y luego arde a fuego lento a fuego medio a fuego entero se siente sin tiempo y sin medida

es tu ausencia que me abriga en un manto de caricias detenidas en el aire cada vez más árido cada vez más violento

vuelvo de la tarde con preguntas inmersa en la discordia

es la catarsis del roce tendencioso se exalta travieso hasta acabar con el aliento el beso lastima en la cofradía de los labios más intensos

estoy lejos corroyéndome hasta el maquillaje sosteniendo la batalla contra el día contra tanta disidencia que me posterga contra nada

no se que pienso ni que quiero y solo encuentro un laberinto entre tus ojos solo un desierto de palabras

el beso responde al llamado del deseo se mece en el vaivén de una boca sobre otra es fiero es suave tiene la armonía de la canción más bella

es la distancia que me hace prisionera que me hace dialogar en silencio con este monstruo llamado tiempo que me da miedo y me doblega

tu piel se esconde en el mutismo no escribe gráficas en movimiento solo deja pasar las respuestas en el tiempo sin habla con secretos y silencio que me aturden

puede ser la salvación de la noche al posarse como una mariposa y tan amargo cuando las sombras apagan tanto resplandor

y recurro a tu sombra para hacerte mío para salvarme de la demencia de extrañarte y sentirme infinita en una gota de tu océano lejos de la tibieza de tu almohada me envicio probándome mis máscaras para ahuyentar la soledad

en la incertidumbre

si es marzo o es octubre no es distinto cierras puertas y rompes muros donde se ocultan imágenes donde se descubren abismos donde imagino donde revelo y vuelvo real el infierno

pereciendo sin duda hasta que consigo abrazarme a la idea del retorno hasta escuchar tu voz y tu llegada

Esquivelansias

Esquivelansias

Esquivelansias

Esquivelansias No. 1  

Recopilación de poemas del año 2000 a 2009

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you