Page 1

___________________________________________________ Alejandría 2, Col. Santa Sofía, Corregidora, Qro Tel. 442 477-79-93    Pbro.  Wenceslao  Ferrusquía      Jorge  S.  Casillas  Loría                  Publicación  Mensual  No.  64  Mayo  de  2011     _____________________________________________________________________________________________________________________________

EL “Si” de María Cuando pensamos en el “Sí” de María a la propuesta de Dios, lo podemos imaginar en un ambiente casi de novela “romántica”, y olvidar que con ese “Sí”, toda su vida quedó comprometida. La respuesta que ella dio no era algo espontáneo o “lógico”. María dirá que sí, más por confianza y fe, que por conocimiento. Ella apenas podía entender lo que le había sido explicado... y sin


embargo, dice que “Sí”. Además, la fe de María será puesta a prueba cada día. Ella quedará encinta. No sabe bien cómo, pero lo cierto es que su corazón está inundado por una luz especial. Aunque su querido José dude, ella vive inmersa en el misterio sin pedir pruebas, vive unida al misterio más radical que existe: Dios. Él sabrá encontrar las soluciones a todos los problemas, pero hacía falta fe, hacía falta abandono total a su voluntad. María se dejó guiar por la fe. Ésta la llevó a creer a pesar que parecía imposible lo anunciado. El Misterio se encarnó en ella de la manera más radical que se podía imaginar. Sin certezas humanas, ella supo acoger confiadamente la palabra de Dios. María también supo esperar, ¿cómo vivió María aquellos meses, y las últimas semanas en la espera de su Hijo? Sólo por medio de la oración y de la unión con Dios podemos hacernos una pálida idea de lo que ella vivió en su interior. También María vivió con intensidad ese acontecimiento que transformó toda su existencia de manera radical. Ella dijo “Sí” y engendró físicamente al Hijo de Dios, al que ya había concebido desde la fe. Estas son experiencias que contrastan con nuestro mundo materialista, especialmente en la cercanía de las fiestas de Navidad. Por ello, como cristianos, ¿cómo no centrar más nuestra vida al contemplar este Misterio inefable? ¿Cómo no dar el anuncio de la alegría de la Navidad a todos los que no han experimentado ese Dios-Amor? No olvidemos que un día ese Dios creció en el seno de María, y también puede crecer hoy en nuestros corazones, si por la fe creemos, y si en la espera sabemos dar sentido a toda nuestra vida mirando con valor al futuro. El Milagro del Sol en Fátima

SABÍAS QUE…

Estamos en 13 de octubre de 1917. En un campo humilde, conocido como Cova da Iria, en Fátima, se congregaron cerca de 70.000 personas en espera de un milagro. Esto por sí solo es sorprendente, puesto que nunca hasta entonces, en la historia de la Salvación, un vidente había

El 03 de mayo, día de la Santa Cruz, es el día de la fiesta tradicional de los albañiles. Los albañiles acostumbran colocar, en lo alto de la fachada


vaticinado, con anticipación de meses, que ocurriría un milagro en un momento y en un lugar precis

de la casa en construcción, una cruz de madera adornada con flores y papel de china, previamente bendecida por un sacerdote. La fiesta de la Santa Cruz es motivo de jolgorio para los albañiles y éstos festejan con cohetes, música, baile y platillos típicos, con familiares y amigos, en la "obra" donde estén trabajando. Esta tradición data de la época colonial a partir de la formación de los gremios y según viejas crónicas fue impulsada por Fray Pedro de Gante.

os. Nunca antes se había reunido tan inmensa muchedumbre, para presenciar un milagro público, previsto por alguien. Y no obstante, fue exactamente eso lo que ocurrió en aquel día. Reproducimos aquí el testimonio de un periodista al que de ningún modo se puede acusar de parcialidad en este tema; ¡y eso, por un buen motivo! Nos referimos al Sr. Avelino de Almeida, editor-jefe de O Século, el gran diario “liberal”, anticlerical y masónico de Lisboa, que escribió lo siguiente:

Esta celebración fue suprimida del calendario litúrgico por el papa Juan XXIII, sin embargo los trabajadores de la construcción de México, siguieron manteniendo viva dicha tradición. Dado el fervor religioso de los albañiles, el episcopado mexicano hizo las gestiones pertinentes para que en México continuara vigente la celebración de la Santa Cruz.


(...) Desde lo alto de la carretera donde se aglomeran los carruajes y donde permanecen muchos cientos de personas, que no se atrevieron a meterse en la tierra enlodada, se ve toda la inmensa muchedumbre volviéndose hacia el sol, libre de nubes, en el cenit. El astro parece una bandeja de plata sin brillo y se puede mirar el disco sin ningún inconveniente. No quema, no ciega. Diríase que está habiendo un eclipse. De repente se levanta un tremendo clamor y a los espectadores que estaban más cerca se les oye gritar: “¡Milagro..., milagro! ¡Prodigio..., prodigio!” Ante los ojos deslumbrados de aquellas gentes, cuya actitud nos llevabaa los tiempos bíblicos y que, pálidos de asombro, con la cabeza descubierta, contemplaban el azul del cielo, el sol vibró; el sol hizo movimientos bruscos nunca vistos, contra todas las leyes cósmicas; “el sol bailó”, según la típica expresión de los campesinos (...).


15 de  mayo   Del  Maestro  a  los  maestros.      

Es medular  entender  como  la  práctica  pedagógica  de  Jesús  respondió  a  su   contexto.  Para  el  Maestro,  las  situaciones  concretas  de  sus  discípulos  fueron   ocasiones  para  impartir  una  enseñanza.  Los   discípulos  fueron  dirigidos  a  encontrar   respuestas  dentro  del  marco  de  su  propia   realidad.  La  actividad  pedagógica  de  Jesús   fue  impactante,  no  sólo  por  el  contenido  de   sus  enseñanzas,  sino  también  por  la  viveza   educativa  que  se  dio  en  la  misma.       El  dinamismo  que  Jesús  le  impartió  a  su   enseñanza,  la  profundidad  de  sus  palabras  y   los  resultados  que  ésta  produjo  fueron   impresionantes.  Los  evangelistas  en  sus   relatos  llenos  de  dramatismo  recogen  esa   imagen  de  Jesús  como  pedagogo.       Al  leer  los  evangelios  con  un  lente  pedagógico  apreciamos  la  gran  diversidad   de  métodos  empleados  por  Jesús  y  el  cómo  la  pedagogía  y  el  contexto  se   relacionan.  Pues  los  métodos  de  Jesús  fueron  respuestas  concretas  a   experiencias  a  las  cuales  Él  quería  responder.  Entre  los  métodos  empleados   por  Jesús  tenemos:  historias,  parábolas,  milagros,  oraciones,  discursos,   símbolos  y  lenguaje   simbólico,  preguntas  y  respuestas,   estudio  de   casos,  repetición,  inducción,   motivación   por  medio  de  ejemplos  y   proyectos.   Como  se  puede  apreciar  los   métodos  de   Jesús  fueron  variados  entre   sí.       Es  que  la   pedagogía  invita  a  la   creatividad  y   a  la  respuesta  efectiva  del   momento  y   situación  en  que  se  imparte  la  


enseñanza.     En  Jesús,  lo  teórico  y  lo  práctico  se  entrelazaron  en  la  práctica  educativa.  Por   eso  podemos  decir  que  las  experiencias  de  sus  discípulos  fueron  motivos  para   la  enseñanza  y  el  resultado  de  la  enseñanza  fue  motivo  para  modificar  sus   experiencias  de  vida.  Para  el  Maestro  la  experiencia  no  fue  relato  trivial  e   insignificante,  sino  punto  de  partida  para  entender  la  situación  teológica  y   existencial  en  que  se  encontraban  sus  discípulos.   ________________________________________________________________________________________     A  partir  de  mayo  transmitiremos  todos  los  domingos  la  Celebración  de  la  Misa,   intentando  integrar  a  la  parroquia  a  todos  nuestros  enfermitos  y    a  aquellas   personas  que  realmente  no  pueden  asistir.        

 

 

Transmitiendo desde  la  Parroquia    

 


Mayo MMXI  

Hoja Parroquia de mayo 2011

Advertisement