Issuu on Google+

Numero 10 octubre - noviembre 2014

ESPERANZA FELINA vista e r la

Los picapiedra


SUMARIO PAGINA

Conociendo a Esperanza Felina, entrevista a Eva Triguero

1

Carta de una casa de acogida 3 Salud: epilepsia idiopática, por Flor Dessal Marino

5

Rubi y la epilepsia 7 Cuidados: el cuidado del pelo 9 Curiosidades: el luto en los gatos 11 Curiosidades: diferencias entre el ojo felino y el humano

13

Cuidados: razones por las que tu gato te despierta, por Rosa Roldan 15 Cómo llegó tu gato a tu vida 17 Finales felices: Los Picapiedra 19 Adoptados 20 Gatos en adopción 21 Agradecimientos: Macaregui 31 Esperanza Felina es un proyecto que se creó hace cuatro años y medio, un proyecto en el que pusimos todas nuestras ilusiones, nuestras energías y tiempo, pero que sin una serie de personas no nos sería posible continuar, ya que, aunque es una labor muy gratificante, algunos días son tan duros que dan ganas de tirar la toalla. ¿Quiénes son esas personas? L@s voluntari@s, sin ell@s los acogidos de E.F. no estarían tan bien cuidados como lo están. Las casas de acogida, que hacen un hueco en sus hogares y sus vidas, para cuidar temporalmente a un peludín hasta que llegan sus adoptantes. L@s forer@s que nos siguen por Foro, Web y Facebook, las personas que nos donan algún objeto, comida para los gatos, medicinas, los socios y los padrinos y madrinas que nos ayudan. Todo esto nos viene de maravilla y lo agradecemos enormemente. Los adoptantes… ¿Qué sería de nosotros sin adoptantes? A todos ellos, ¡GRACIAS! Sin vosotros no sería posible. Agradecimientos: A José Fonollosa por sus viñetas


Conociendo a Esperanza Felina

Entrevista con Eva Triguero

Responsable de comunicación con Clínica Gattos 1ª - ¿ Por qué empezaste a colaborar con la protección animal? Siempre he querido colaborar de alguna manera con los animales. Desde pequeña me han gustado mucho y tenía especial “simpatía” por los que estaban más enfermos o los más viejos. Hasta que conocí Esperanza Felina no sabía muy bien cómo ni por donde empezar, aunque si lo pienso, quizás es que tampoco busqué la manera de poder hacerlo. Ahora es mucho más fácil, gracias a las redes sociales las personas estamos más informadas de todo y si se quiere ayudar, basta con ponerse en contacto con la protectora o asociación que más se ajuste a la manera en que un@ haría las cosas.

3ª - ¿Cuál es tu labor en Esperanza felina? Hago las visitas por la zona de Guipúzcoa, soy casa de acogida y hasta hace un par de meses hacía la mayoría de viajes a la clínica Gattos de Madrid junto con mi compañera Ainhoa. 4ª - ¿Cuales son las normas de cuarentenas y protocolo en una casa de acogida? Se debe tener al gato acogido aislado de nuestros gatos 15 días, si es que no tiene las pruebas de Inmuno y Leucemia hechas, pasado ese tiempo se le harían y de estar todo bien se empiezan con las adaptaciones. Si tiene las pruebas hechas y sabemos que se pueden juntar, se debe empezar con las pautas de presentación poco a poco para que todo salga bien y se acepten todos. 5ª - ¿Qué requisitos se deben cumplir para ser casa de acogida? Cada cierto tiempo hay que enviar fotos y descripción de su carácter, de su evolución y de la integración en la familia para que quien se encarga de las difusiones pueda tener actualizada su historia. En caso de que sea un gato enfermo o con heridas, también la evolución de su problema. Si se decide que el gato se queda en la familia, comunicarlo lo antes posible. De no ser así, entregarlo cuando lo reclamen para irse adoptado.

2ª - ¿Como conociste y entraste a formar parte de Esperanza Felina? Conocí E.F por casualidad. Estaba buscando un gatito al que adoptar para que hiciera compañía a la gata que ya tenía, eran dos, pero nuestra Sofía cruzó el arco iris y yo no quería que Sely estuviera sola. Busqué en internet y cogí el teléfono de varias protectoras aunque ya había visto dos gatitos que me enamoraron en Esperanza Felina. Al día siguiente llamé, Montse me confirmó que uno de los dos chiquitines estaba en proceso de adopción pero mi negrito no, así que empezamos el proceso y adoptamos a Ilenti. Al poco, Montse me llamó para saber si podía hacer una visita preadopción por la zona donde vivo, dije que sí... y hasta hoy.

6ª - ¿En que consiste ser casa de acogida para Esperanza Felina? Mientras el gato está con nosotros, es uno más de la familia, sin distinción. Si tiene que ir al veterinario para un seguimiento en caso de que haya venido con algún problema de salud, una vacuna o si surge algo inesperado, hay que comunicarlo en la medida de lo posible. Si es una urgencia, evi-

1


dentemente puede no dar tiempo a avisar, pero hay que informar en cuanto se pueda de lo sucedido. Lo mejor que tiene ser casa de acogida con Esperanza Felina es que nunca estas sola. Sobre todo si empiezas desde cero, como fue mi caso con Jaky. Todas las dudas, miedos, preocupaciones... siempre hay alguien que te ayuda a resolverlos y que se encarga de que, tanto el animal como los acogedores, se encuentren lo más cómodos posible con la situación.

9ª - ¿Y la más satisfactoria? También con Shopci. Llegó a mi casa siendo salvajillo. Me “aproveché” de lo malito que estaba para ir haciéndome con él y conseguir que me quisiera. Me ha costado meses que no salga corriendo con los movimientos bruscos o que no se asuste con los ruidos. Aunque sigue siendo asustadizo y tiene su carácter, hoy es un gato que convive con niños, perros, gatos... Verle feliz da un subidón increíble.

7ª - ¿Qué es lo que diferencia a Esperanza Felina de otras protectoras que conozcas? En cuestión de acogidas, además de lo que he comentado antes, la diferencia más importante es que se hace cargo de casi todos los gastos. Los acogedores solo se encargan de arena y comida, pero los gastos veterinarios los asume la asociación. Creo que es una de las cosas que más frena a las personas para animarse a ser casa de acogida, muchas protectoras no lo hacen porque no pueden. Además E.F cuida mucho a los acogedores. Otra de las cosas que hace que la gente se piense el dar el paso es la pena de que luego el gato se vaya, y desde E.F se procura siempre que la pena sea lo más llevadera posible.

10ª - Qué les dirías a las personas que están indecisas en ser casa de acogida. Que es cierto que se pasa mal cuando se van. Que si además hay niños, como es mi caso, se piensa mucho en lo que sufrirán las criaturas. Pero a medida que van pasando los gatos, es menor el tiempo que se pasa mal. Además se aprende a llevarlo de otra manera. Y los niños... pues que no hay que tenerle tanto miedo a que sufran por estas cosas. Ellos entienden mucho antes que nosotros que si no sale uno, otro no puede entrar y se tiene que quedar en la calle. Claro que con los primeros que se van lo pasan mal, ¡pero anda que no sufren por cosas que no les va a aportar nada en su vida y no le damos tanta importancia! Por supuesto, hay que explicárselo bien. En mi caso, aunque sé que no me van a decir que no, siempre les pregunto qué les parece que entre el gatito que toque. A ellos les hace sentir importantes y es una manera de hacerles partícipes de lo que a nosotros nos gusta hacer.

8ª - Cuéntanos uno de los peores momentos que hayas pasado como casa de acogida. ¡Uf! El peor sin duda es una de las veces que a Shopci se le salió el clavo del fémur. Creo que era la segunda vez que se le recolocaba y pensábamos que ya no podía volver a torcerse el asunto. Pero a los dos días volvió a salirse y esta vez le dolía muchísimo más que la primera. Verlo así, no poder hacer nada hasta el día siguiente... fue horrible. Pensé que perdía la otra pata...menos mal que no fue así y hoy está feliz de la vida con sus 3 patitas.

2


Conociendo a Esperanza Felina

Carta de una casa de acogida Hay gente que se piensa mucho el ser casa de acogida por el miedo que da el que los gatos o perros acogidos se marchen. Personas con niños (¿cómo le explico que se va?) se lo plantean y le dan muchísimas vueltas, y pienso que muchas veces gana el sentimiento egoísta que tenemos los humanos. Se pasa fatal, es cierto. Pero compensa. Nosotros empezamos a ser acogedores de Jaky, la verdad es que ni me acuerdo cómo fue, yo ya hacía pequeñas colaboraciones con Esperanza Felina y tenía a mi Ilenti adoptado con esta protectora. No sé si lo vi en la página o me lo contaron por teléfono, el caso es que nos plantamos la familia al completo a por él. Nuestro gordo se quedó definitivamente con nosotros, pero lo consulté con mi pareja y mis hijos (a pesar de que eran muy pequeños, tenía que contar con su aprobación) y decidimos seguir acogiendo. No recuerdo el orden en el que fueron entrando porque algunos coincidieron, pero sí que Pelusa fue la primera en irse. En casa fue un drama, yo lo pasé fatal y mi hijo mayor me pedía que fuéramos a por ella. Pero lo superamos. Saber que estaba con una familia estupenda y seguir teniendo noticias de ella fue muy importante para que en días lo tuviéramos superado. Por supuesto seguimos recordándola con mucho cariño, igual que a todos. Sorprendentemente, los niños son los que mejor llevan el “día D”. Después de Pelusa vieron que otros iban entrando y que cuando salían lo hacían a familias encantadoras, veían que para que muchos no sigan en la calle, los que estaban en casa tenían que irse. Hoy es el día que les digo: “se va...” Y me dicen: “¿y quién viene?”

3


A medida que van pasando gatos por casa se lleva mejor, y la satisfacción de saber que uno ya no va a estar más en la calle compensa el mal rato de cuando se marchan, aunque siempre hay alguno del que cuesta más desprenderse. En mi caso y la situación actual, es un poco cansado. Tengo 4 cachorretes que acaban con mi energía, 3 comidas diferentes que dar y bastante arena para limpiar. Pero me sigue compensando. Me encanta ver correr a los peques por la casa, liándola cada vez que pueden. Me emociona ver cómo han conseguido que Shopci sea cariñoso con ellos, me río cada vez que quieren acostarse en algún sitio y está ocupado por otro gato o perro... Lo que me da pena ahora no es que se vayan, si no que no puedan entrar más. Alguna vez he pensado parar, descansar un poco. Sobre todo cuando la cosa no sale como yo quiero y se complica, como ha sido el caso de Shopci. No puedo negar que hasta verlo bien ha sido mucha tensión casi diaria. Pero no puedo pensar en que si yo descanso, hay alguien que pasa frío, hambre o está siendo abandonado. A mí me llena saber que hago algo bonito y al final me doy cuenta de que hacen más ellos por mí que al contrario. Además, desde que empecé con toda esta locura, soy una mami enrollada. Mis hijos hablan orgullosos de lo que hace su madre y sus amigos escuchan las histórias de cómo apareció tal o cual gato como si fueran las batallitas del abuelo. Si les digo que no van a venir más, les decepcionaría. Y a mí misma también.

4


Salud

Epilepsia idiopática ¿Cómo diagnosticamos y tratamos la epilepsia idiopática o esencial en los gatos? Es importante aclarar que los ataques convulsivos no son sinónimo de epilepsia. Las convulsiones pueden aparecer por diversos motivos, como enfermedades endocrinas (hipertiroidismo), metabólicas (encefalopatía hepática, hipocalcemia, intoxicación por etilenglicol…) alteraciones cardiovasculareso o incluso episodios de dolor agudo. Sólo hablaremos de epilepsia cuando la causa de las convulsiones sea intracraneal. Una vez que hemos descartado causas extracraneales y tenemos la certeza de que nos encontramos ante una epilepsia, debemos averiguar si se trata de una epilepsia con causa orgánica o epilepsia secundaria(tumores, infecciones, malformaciones…) o si por el contrario es una epilepsia idiopática o esencial. Así como en los perros la mayoría de las convulsiones son generalizadas, en gatos, la epilepsia idiopática aparece en forma de ataques parciales o generalizados en la misma proporción.

tienen el umbral de excitación por debajo de lo normal. Se produce una descarga de neurotransmisores que produce despolarización de la membrana neuronal; este fenómeno se va extendiendo de una neurona a otra. Hay casos en los que el foco epiléptico inicial es pequeño y termina extendiéndose al resto de la corteza, y hay otros casos en los que la descarga de neurotransmisores comienza en ambos hemisferios a la vez.

¿Es realmente Epilepsia Idiopática? Así como en perros aproximadamente 9 de cada 10 casos de epilepsia son idiopáticos, en la especie felina estas proporciones son opuestas: sólo entre el 15 y el 25% son casos de epilepsia idiopática. Por esta razón, debemos descartar cualquier tipo de patología que pueda producir una epilepsia con causa orgánica (enfermedades infecciosas: Virus de Leucemia Infecciosa Felina (FeLV), Virus de Inmunodefi ciencia Felina (FiV), Toxoplasmosis; mediante ELISA, PCR, análisis de Líquido Cefalorraquídeo; tumores, malformaciones mediante Resonancia Magnética…)

¿Cómo suelen presentarse los ataques? La epilepsia idiopática se caracteriza porque suele aparecer en gatos de entre 1 y 3 años de edad y los animales no suelen presentar ninguna anormalidad/patología entre las crisis. El examen neurológico es completamente normal.

Toma de LCR

¿Qué ocurre dentro del cerebro?

En un animal con epilepsia, las neuronas

5

Al ser una enfermedad en la que casi con seguridad no vamos a ver ningún tipo de sintomatología en la consulta, sumado a que en gatos las convulsiones son muy dramáticas, los movimientos tremendamente exagerados (mas aún que en el perro) y por lo general los propietarios están muy nerviosos y afectados y no podrán ofrecernos una visión objetiva del episodio (duración, estado de consciencia….),resulta muy útil que nos graben en vídeo alguno de los episodios para poder hacernos una idea


del problema. La fase de ictus (el ataque propiamente dicho) no suele durar más de un minuto, hay movimientos tónico clónicos tanto de las extremidades como de la cara, pérdida de consciencia y en muchas ocasiones, relajación de esfínteres. Cuando el ataque termina, suelen recuperarse rápidamente y la mayoría van al comedero (necesitan glucosa).

- Nivel de Fenobarbital

- Ácidos biliares (prepandriales únicamente, muestra de sangre completa sin anticoagulante).

¿Cómo la tratamos?

- ALT

- Albúmina

y realizar un completo examen neurológico en cada visita.

El fármaco de elección en el gato es el Fenobarbital, que en España y en el caso del gato prescribiremos como Luminaletas®, a una dosis inicial de 1.5-2.5mg/kg cada 24 horas. El Fenobarbital sufre un metabolismo más lento en el gato que en el perro, por lo que en muchas ocasiones no es necesaria la administración cada 12 horas. También es menos hepatotóxico, por lo que los efectos secundarios aparecen en una menor proporción que en la especie canina.

¿Existen otros tratamientos anticonvulsivantes para gatos? En el gato no recurriremos a otros fármacos anticonvulsivantes como el Bromuro Potásico o el Diacepam, ya que son tremendamente tóxicos en esta especie: el Bromuro produce serios daños pulmonares, y el Diacepam es altamente hepatotóxico si se administra vía oral; si será un fármaco de elección en el tratamiento del status epiléptico, en su forma inyectable.

¿Cada cuánto controlamos la dosis de Fenobarbital?Los controles del nivel de Fenobarbital en sangre los realizaremos transcurridos 15-20 días tras el inicio del tratamiento (o cambio de dosis), con el animal en ayunas y sin la dosis correspondiente de ese día. El rango óptimo de Fenobarbital en sangre para los gatos es entre 15-35μg/ml (20-40μg/ml en perro).

Podríamos utilizar la Gabapentina en casos en los que nos cueste controlar las convulsiones únicamente con el Fenobarbital. La desventaja de este fármaco es que resulta caro (no tanto en gatos por su menor tamaño) y la administración es tres veces al día. La dosis de Gabapentina en gatos como anticonvulsivante es entre 10-20mg/gato cada 8 horas.

Es indispensable señalar que en el caso de la epilepsia, cada paciente debe ser tratado de manera individual, en función de su nivel de Fenobarbital en sangre y de la frecuencia de sus ataques. Por ejemplo, si tenemos un paciente con nivel de Fenobarbital en sangre de 16μg/ml y hemos conseguido reducir la frecuencia de ataques convulsivos, no vamos a aumentar la dosis aunque nos encontremos en un rango bajo.

Otro fármaco de nueva generación para el tratamiento de la epilepsia es el Levetiracetam, a una dosis de 10mg/kg VO cada 8 horas, siempre en combinación con el Fenobarbital. Los últimos estudios indican que tanto la Gabapentina como el Levetiracetam, además de otros fármacos como el Topiramato y la Zonisamida, resultan efectivos sólo durante cierto tiempo, y en algunos casos, como el del Levetiracetam, se desconoce su mecanismo de acción.

Además, cada 6 meses debemos monitorizar nivel de Fenobarbital y la funcionalidad hepática, midiendo:

6


Salud

¿Es necesario tratar a todos los gatos?

epilepsia no se cura, sólo se trata, y lo que pretendemos con ese tratamiento es disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis. La segunda es que es una medicación de la que los propietarios se vuelven muy esclavos, ya que no se pueden saltar ni una sola dosis. No porque deje de hacer efecto, como los antibióticos por ejemplo, sino por el propio funcionamiento del fármaco: los anticonvulsivantes producen una elevación del umbral de excitación neuronal. Si falta el fármaco, ese umbral cae rápidamente y corremos el riesgo de que aparezcan crisis muy fuertes o incluso un status epilepticus que ponga en riesgo la vida de nuestro paciente.

Para finalizar, recordar que no trataremos a todos los gatos con epilepsia. Sólo se recurre a la medicación anticonvulsivante si: - Presenta uno o más de un ataque al mes. - Ataques convulsivos largos (más de 4 – 5 minutos). - Varios ataques en un mismo día o en rachas.

¿Qué debemos aclararle al propietario?

Flor Dessal Marino DVM; GP Cert SAS Miembro de GEMFE y veterinaria de Gattos Centro Clinico Felino.

Hay dos cuestiones que debemos dejar muy claras al propietario; la primera es que la

7


Rubi y la epilepsia, por Montse “Rubi fue encontrada en la calle con 4 meses un 23 julio de 2008. Estuvo muy malita con diarreas, pensábamos que se nos iba, finalmente se recuperó y fué una gatita sana y cariñosa hasta el 12 del 10 del 2011. Rubi antes de la epilepsia Una noche empezó a hacer cada 2 horas más o menos un sonido gutural, salivaba.

Me informa que claramente es un ataque epiléptico y ahora hay que averiguar por qué esta ocurriendo: un tumor, golpe, virus... A Rubi se le realizan distintas pruebas: analíticas, inmuno, leucemia, toxoplasmosis, tiroides... También resonancia y extracción de líquido cefalorraquídeo. Mientras esto ocurre se le intenta estabilizar con medicación. Estos ataques hay que controlarlos porque son como tormentas eléctricas en el cerebro y pueden dañarlo. Se debería inyectar en vena en un centro veterinario dosis de Fenobarbital hasta parar esos ataques. Aquí en donde yo vivo no había ninguna clínica que estuviera preparada. Es un proceso que hay que valorar muy bien las dosis y los tiempos y que sea el medicamento exacto ya que si no podemos tener un disgusto. Gracias a Flor lo pudimos hacer con pastillas que venden en la farmacia, controlando peso y dosis. Más tarde habrá que valorar con analíticas valores de fenobarbital en sangre para saber si se puede aumentar en caso de que sea necesario o habría que dar otras medi caciones.

Empece a darle más Malta ya que Rubi es mala para vomitar. Pensé que podía tener algún atasco de pelo... Como una hora después de esto estuvo normal. Al día siguiente por la noche comenzó a salivar de nuevo exageradamente, me asusté, la llevé al veterinario y me dijeron que se pudo haber dado un golpe. Le recetaron antiinflamatorio. Pasó una noche mala salivando y quejándose. La vuelvo a llevar al vete por que esta “rara”, como atontadita, no ha hecho cacas ni pis durante el día... Me comentan que igual es un golpe en la cabeza o ataque epiléptico. La vuelvo a llevar a casa y a la noche de nuevo empezamos... Mira para un lado, otro... Es como si no conocería su casa y entonces empieza a correr de un lado para otro de la casa, gruñe, convulsiona, se hace cacas y pis, pierde el conocimiento... A los segundos vuelve en si y parece que no sabe que ha ocurrido. Después de esto esta claro que es un ataque epiléptico. Contacto con Flor de Dessal, neuróloga de la Clínica Gattos en Madrid.

8

Rubi tras una crisis


Cuidados Rubi al comienzo del tratamiento con Fenobarbital Mi Rubi con la medicación y tiempo estaba bien, y después de bastante tiempo, un año, volvía a ser casi la misma. Ya no había ataques. Flor consideró ir retirando la medicación. Meses después volvió a tener algún ataque muy poco importante, quizás alguien que no lo ha visto no se daría cuenta pero yo lo reconocí de inmediato. Se le volvió a dar medicación y ahora esta estupenda con media pastilla de Luminaleta a la mañana y otra por la noche, en un intervalo de 12 horas. Sigo en contacto con Flor y con sus indicaciones.

Medicación de Rubi

Gracias a Flor mi pequeña sigue a mi lado, es una gata maravillosa, feliz y normal.” Montse.

Rubi con la epilepsia bajo control

9


El luto en los gatos Cuando tenemos más de un gato y uno de ellos fallece, podemos sorprendernos ante el cambio de comportamiento de el o los gatos que han perdido a su compañero. A pesar de que a los gatos se les considera independientes la verdad es que muestran cambios de conducta ante la perdida de otro gato con el que convivían. Para nosotros a veces es difícil de comprender ese cambio, también es cierto que algunos gatos por su manera de ser, o por la relación que tuvieran con el gato fallecido asimilan de forma más natural la falta de este.Z Los gatos saben que uno de sus compañeros ya no está y perciben cambios en la casa y en nosotros, cosa que puede llegar a crearles confusión y tristeza. Algunos gatos son muy sensibles a estos cambios, pudiendo incluso llegar a deprimirse y dejar de comer, o pasarse largos periodos de tiempo tumbado sin querer levantarse ni interactuar con nadie. En esos momento es normal pensar en traer un nuevo gato a casa, así creemos ayudar a nuestro amigo felino a sobrellevar la tristeza, pero eso no es aconsejable mientras nuestro gato muestre los síntomas antes contados. Lo apropiado será esperar a que nuestro gato esté más recuperado y no muestre signos de tristeza, ese momento será el adecuado para adoptar otro gato.

Hay unas cuantas cosas que podemos hacer para que nuestro gato se recupere más fácilmente de la tristeza que le produce la falta de su compañero. - No hacer cambios en las rutinas de la familia, no es buen momento para re decorar la casa. - Por supuesto no cambiar su alimentación, puede que nuestro gato pierda temporalmente el apetito, es aconsejable darle algún incentivo que haga que no deje de comer, ya que eso puede incluso afectar a su salud. Lo importante es que coma. - Dedicar más tiempo a jugar con él, doble ración de mimos y caricias, eso le ayudará a asimilar más fácilmente los cambios producidos por la falta de su compañero.

¿Estás pensando en pasarte a Yoigo? Dos números de la Asociación (722 205 855 y 676 94 84 47) son de Yoigo. - SI TIENES PENSADO PASARTE A YOIGO, avísanos, Esperanza Felina te recomendará y conseguiras 5€ de descuento en tu consumo y nosotros 20€.

- SI YA HAS COMENZADO LOS TRÁMITES, di que vas de nuestra parte dando uno de los números y nos descontarán 5€ de la próxima factura.

10


Curiosidades

El cuidado del pelo Todos sabemos lo extremadamente limpios que son los gatos, pero no les viene mal una ayudita por nuestra parte, sobre todo si son gatos de pelo largo. Es aconsejable acostumbrar desde pequeño a un gato a que lo cepillen y lo peinen; de este modo evitarás que se le formen nudos y eliminarás los pelos muertos. Al cepillarlo no sólo conseguirás que su pelo esté limpio y sano, también ayudarás a prevenir la formación de bolas de pelo que pueden formarse en su estomago al lamerse y tragárselos. Los gatos no necesitan ser bañados, a no ser que el veterinario lo indique como parte de algún tratamiento. Un cepillado una vez por semana puede bastar para ayudarlos en su aseo. Los gatos de pelo semilargo y largo deben cepillarse una vez por día, sobre todo en época de muda. En el caso especial de los gatos Sphynx, con pasar diariamente una toallita húmeda por su cuerpo es suficiente para mantener su piel y pelo en buen estado. Es importante que la toallita con la que se les limpie no contenga alcohol. Los alimentos para gatos que contienen Omega 3 y Omega 6 también ayudan a evitar la caída no natural del pelo y a que este luzca más sano. El gato muda el pelo de forma estacionaria, no es algo que debe alarmarnos a menos que se convierta en crónico o deje claros visibles en su manto; si eso sucediera llévelo a la consulta veterinaria para una revisión. En condiciones naturales esta muda es necesaria, permitiendo al animal adaptarse a las condiciones climáticas.

Para los gatos que viven en un piso, la muda puede llegar a prolongarse siendo irregular, aunque generalmente podemos notar un pico estacional. Además de la muda natural, en los gatos la caída del pelo también puede producirse por algunas enfermedades o estrés. Si se ve que la perdida de pelo es excesiva o tiene alguna falta de pelo en alguna parte del cuerpo que antes no la tenía debe llevarlo a su veterinario para su diagnóstico y si fuese necesario ponerlo en tratamiento. Es normal encontrar de vez en cuando bigotes en la camita o sillones donde el gato tiene por costumbre dormir. Esto no es alarmante, dado que los bigotes de los gatos son pelos, también sufren una muda, aunque más lenta que la del resto del pelaje. Si se repite con frecuencia o se quiebran si debe consultar al veterinario. ¿Sabías qué, una forma eficaz de eliminar los pelos de tu gato de tus prendas de vestir y tejidos en general, es usando cinta adhesiva? Al pasar la cinta por su cara adhesiva por cualquier superficie, con o sin rodillo, los pelos quedarán pegados. Los rollos de cinta para embalaje puedes resultar estupendos para esta tarea. Es una forma rápida y económica de quitar los pelos de nuestra ropa, sofá.

11


Curiosidades Otra manera de quitar el pelo de nuestras prendas es usando un guante de goma, nos ponemos el guante, lo humedecemos levemente con agua y “acariciamos” las prendas a

limpiar, el pelo se quedará pegado en el guante. Son dos formas rápidas y económicas de quitar los pelos de nuestra ropa, sofá.

12


Cuidados

Razones por las que tu gato te despierta No somos perfectos No conozco gatos perfectos, lo mismo que no conozco perros perfectos y mucho menos personas perfectas. Así como los animales, suelen conformarse con lo que hay, no juzgan y no tratan de cambiar nuestra forma de ser, las personas pecamos de exigentes respecto a nuestros compañeros peludos y, suele ocurrir que estamos más atentos a los pequeños detalles, que al elegante conjunto que, al fin y al cabo, es nuestro gato. En ocasiones puede costarnos entender su naturaleza y, cuando salvamos un obstáculo, ya tenemos la mirada fija en el siguiente aspecto que no termina de convencernos. Nos llegan a molestar conductas tan naturales en él como maullar, corretear a primera y última hora de la noche, o buscar refugio en los lugares más recónditos de la casa. En el fondo, son gatos y, son así aunque tengo buenas noticias para todos los que estáis leyendo esto: Casi todo se puede cambiar para llegar a cierto punto de acuerdo entre persona y gato que mejore la convivencia entre ambos. Aunque nunca lleguemos a ser perfectos. En esencia, mis gatos si son perfectos para mí, si no fuera por el trabajo (anterior, presente y futuro) que supone que Miko no me despierte por las mañanas, que Rubito no sea mi sombra en el lavabo cuando estoy cepillándome los dientes o que Pumuky no mendigue comida cuando estamos cocinando. Porque, aunque en esencia, nos pintan a los gatos como seres solitarios, independientes y desapegados, la experiencia nos demuestra que nada más lejos de la realidad. Territoriales sí, pero poco o nada de todo lo demás. Los gatos de casa nos buscan, nos esperan y nos hacen partícipes de todo lo que les interesa y ocurre a su alrededor. Soy de las que piensan que una década cambiará radicalmente la forma de educar a los gatos ya que son muy inteligentes y hábiles y, al igual, que otras especies, son capaces de aprender un montón de cosas. Seguro que todos los que me leéis reconoceréis que vuestro gato es capaz de identificar el sonido de una de sus latas al abrir-

se aunque esté al otro lado de la casa y venir corriendo para no perderse detalle. No deja de ser una forma de aprendizaje por asociación y ejemplos hay muchos y a diario. Solo hay que ponerse a pensar. Volviendo al tema que nos ocupa, uno de los “defectos” que más suele fastidiar de la naturaleza felina es su afán por madrugar y ejercer de despertador con pelo. Te da con la patita, se sube encima de ti, maúlla desesperadamente como si no hubiera comida… todo un abanico de posibilidades al servicio felino de llamar tu atención ¿Os suena? Si os habéis parado a pensar, hay mil razones de que tu gato decida dedicarte esos primeros minutos del día solo a ti.

Estas son algunas.

Te ha cogido el horario... Tan fácil como que tu gato tiene un reloj interno que se “anticipa” a tu despertador. Lo malo es que los fines de semana sigue funcionando a la misma hora que entre semana con el consiguiente disgusto por nuestra parte. Demasiada luz Los gatos ven mucho mejor que nosotros en la oscuridad. Si tu gato se despierta de noche, es conveniente revisar las persianas y si queda alguna fuente de luz directa que pueda molestarlo (farola exterior, luz interior…). Evitando el exceso de luz, ayudaremos al animalito a entender que es hora de descansar. Se encuentra mal… Al igual que nos sucede a nosotros, a muchos gatos les cuesta dormir cuando están enfermos. Debemos poner especial atención cuando nuestro gato comienza a no dormir por las noches, en especial si ha llegado a la vejez. Enfermedades como la artritis o el hipotiroidismo pueden causar insomnio. Ante la menor sospecha de que el animalito lo está pasando mal, es preciso contactar con el veterinario para ayudarle a sentirse mejor.

13


Demasiadas horas solo y aburrido en casa... Si tu gato pasa mucho tiempo solo durante el día, es muy probable que aproveche para dormir y estar preparado y con las pilas cargadas para tu regreso poniéndotelo difícil a la hora de descansar. Más aún si es gato único. En estos casos, es importante buscar nuevas formas de estimularlo durante la jornada y, sobre todo, cuando tú no estás como instalar un rascador cerca de una ventana para ver el exterior, juguetes interactivos para hacer más atractiva la comida, de forma que lo mantengamos activo a lo largo de la jornada. No olvidemos que nuestro gato busca nuestra compañía cuando llegamos a casa por lo que, interactuar con nosotros. es muy importante y necesario para él. Antes de acostarte, dedícale unos minutos para crear una rutina que le ayude a conciliar el sueño. Puedes entretenerlo con un plumero mientras ves la televisión. Cuanta más energía gaste antes de ir a dormir, menos probable es que te despierte en la noche. Tu gato te ha domesticado. ¿Eres de los que se despierta ante cualquier ruido que hace tu gato? Si es así, ¿Desde cuándo? Quizá, cuando el animalito era pequeño, estabas tan pendiente a cualquier movimiento, que tu gato ha aprendido la manera de llamar tu atención. Si cada vez que te despertaba, se ganaba un cariño o una golosina, nuestro pequeño felino ha conseguido domesticarte a ti. Para darle la vuelta a la situación, necesitarás de tiempo y mucha fuerza de voluntad. Cada vez que tu gato te despierte, deberás hacer caso omiso a sus demandas hasta que capte el mensaje. Puedes salir a comprobar que todo está bien pero nada de tranquilizarlo o atender sus demandas. Tu gato vive obsesionado con la comida. Si eres de los que se despiertan y aún, medio dormido, lo primero que haces es poner comida a tu gato, estás fomentando su necesidad

de comer. Estás anticipando las expectativas y tu gato “aprende” que logrando despertar al humano, los comederos se llenan antes. Puedes cambiar la percepción de tu gato, realizando cualquier cosa diferente antes de poner comida a tu gato de forma que no asocie el inicio de la jornada con la necesidad de comer. Otros consejos para gatos madrugadores… Repartir la comida en varios puntos de la casa puede ayudar pues fomenta la conducta exploratoria felina. Durante el día, crea rutinas y evita hacer caso a sus demandas de comida o mimos. En estos casos, conviene marcar tiempos de atención y mimos para que vaya perdiendo el interés por llamarte cada vez que siente la necesidad. Planifica esos tiempos en función de tus horarios y crea rutinas de mimos y caricias. Además del juego, podemos probar a introducir ejercicios básicos de obediencia (para gatos). Son esencialmente iguales que para los perros pero vienen muy bien y dotan de autonomía y control al animalito. En internet podéis encontrar ideas y tutoriales para “entrenar” a vuestro gato. Por la noche, conviene dejar de prestarle atención como un par de horas antes de irnos a la cama. Si viene él contigo, le dejas pero no le busques ni lo llames. Adicionalmente, para gatos glotones o “preocupados” por la comida, podemos dejar parte de la ración de la noche repartida por varios sitios de la casa donde se mueva (rascador, algún rincón, dentro de una caja de cartón (pocos granitos en cada sitio pero varios sitios). La clave está en cambiar la asociación llamo=me hacen caso. Estudiando las razones de nuestro gato, lograremos entenderlo y aprenderemos a ayudarlo. Rosa Roldán Técnico en comportamiento canino y felino. Educadora canina www.perrygatos.es

14


Cómo llegó tu gato a tu vida

Cómo llegó Baloo a la vida de Arantza Desde que tengo uso de razón varios animales han ido formando parte de mi familia, recuerdo con mucho cariño a Kuki, Chispita, algún que otro pollo que llegó a gallina y mi hermano y yo debimos montar buen pollo (nunca mejor dicho) cuando se los llevaron, Killer, Lagun, Sira, Pipo y alguno más que recogía de la calle y los llevaba a casa y, de la misma forma que entraban salían, yo sé que mis padres siempre se han preocupado de buscarles algún sitio, nunca abandonarles a su suerte. Pero hasta que no tuve independencia económica, casa y las ideas más o menos claras, no asumía o no me dejaban asumir la responsabilidad de hacerme cargo de un animal yo sola. Fue con unos 26 años, mi pareja en aquellos momentos, Arturo, era una persona muy inteligente, con muchas tablas en diferentes ámbitos de la vida, una persona para aprender escuchando; en una de esas conversaciones llegué a comentarle mi deseo de poder tener un animal, algo que creía me iba a llenar, ya que siempre había tenido algún peludo cerca y hacía tiempo que no disfrutaba de ellos, a lo que él empezó a hablarme de la necesidad de adopción de muchos animales, que sería un error por ejemplo comprar (para mí traficar), que había muchos animales que por una u otra causa sufrían abandono, maltratos y demás calamidades, y que a uno de ellos podía cambiarle la vida, si decidía finalmente adoptar y así ayudarles, aparte de darme la satisfacción a mi ayudaría de verdad a uno de ellos. Pasaron un par de meses de esa conversación aunque yo no me la quitaba de la cabeza, un día a mi vuelta del trabajo, pasé por delante de la clínica veterinaria Pets (como tantas veces había hecho), pero ese día fue especial, la conciencia pudo conmigo, no estaba dispuesta a seguir pasando sin entrar teniendo la posibilidad de hacer algo, reconozco que cuando llegué a la puerta me entró miedo y no entré, seguí mi camino a casa, andaría como 100 metros y de nuevo esa vocecilla, ya no es que me sintiese mal, es que me enfadé conmigo misma por ser tan cobarde de no haber entrado, ¿porqué tenía miedo? ¿De qué?, así que me di la vuelta y en lo que tardé en entrar recuerdo que iba pensando…” sea lo que sea, el primer cartel que vea pidiendo ayuda, a ese llamaré “, y entré, y estaba el tablón de anuncios casi vacío, solo había una foto, era mi Baloo, no era pequeño, estaba sentadito muy formal, pedían ayuda por no poder atender, así que tal y como había pensado, ese era mi animal, en principio creía que podía ser un acto de egoísmo el ayudar a un animal para sentirme bien conmigo misma, pero con el tiempo aprendes que hay ciertas cosas con las que naces. Pedí el teléfono de contacto y me marché. Arturo, al comentárselo, me siguió animando a hacerlo, me decía que tenía que estar orgullosa de lo que iba a hacer y además contaba con su permiso para llevarlo a su casa. Pasaron dos días, llegué a pensar que igual alguien se me habría adelantado, así que llame al número, los primeros datos fueron que se trataba de una señora que vivia en un caserío, tenía muchos gatos ya, Rosco como le llamaban, fue el último en llegar y me comentó que los demás gatos no le dejaban vivir, que era muy bueno pero estaba atemorizado por los demás. Quedamos para ese fin de semana ir a recogerlo (ahora me rio, pero fui sin transportin ni nada parecido), llegamos al caserío, en las faldas del Monte Gorbea, la señora me contó cómo llegó Baloo, me dijo

15


que seguramente tendría mucho dolor y frio, que apareció encima de una pila de madera, estaba empapado, al cogerlo notó un bulto enorme en uno de los lados, tenía una gran infección, y que como el que explota un globo, apretó el bulto y empezó a salir muchísima pus (creo que con esta actuación, aunque un poco brusca, esta señora fue la que le salvó al quitarle toda esa infección, lo cual siempre agradeceré). Me dijo que llevaba unos meses con ellos pero que seguían acechándole y atacándole los demás gatos y que Baloo siempre huía, no quería estar solo y buscaba refugio en ellas, pero ellas no podían controlar el tema de las puertas, no podían o no querían, el caso es que yo sí que note su cariño hacia el gato y que solo querían su bien. Ahora que sé como es me rio, pero me asusté, porque al irlo a coger la señora para meterlo en un transportin que me dejaron ellas mismas, se asustó y se revolvió pegándole un real mordisco en la mano, sangraba mucho pero no cejó en su empeño de meterlo y repetirme que eso no lo hacía, que Rosco era muy bueno, demasiado bueno. De camino a casa, hablamos sobre cómo actuar, pensamos como se sentiría el gato, no podíamos presionarle ni forzarle ni nada por el estilo, tendría que ser él el que iniciase el contacto una vez se hubiese adaptado a todos los cambios, aunque me muriese de ganas de tocarlo y quererlo, respetamos su espacio y su situación, comprendí que no iba a conseguir nada positivo si forzaba las cosas, así lo entendí (yo no conocía como ahora su naturaleza). Así que lo bueno se iba a hacer esperar. Baloo tendría unos 8 meses cuando lo adopté, casi no sabía ni como era porque no salía de debajo de la cama para absolutamente nada. Yo mientras en otra habitación ignorándolo totalmente pero deseando verlo por fin aparecer por la puerta, tenía que tener hambre. Al tercer día y preocupada porque seguía sin salir, me bajé a comprar el mejor jamón york que tuviesen en la tienda, me tumbé en el suelo, a distancia de él pero para que me viese, empecé a comer y a ofrecerle jamón, así unas cuantas veces hasta que dio su primer paso, yo recuerdo que contuve hasta la respiración y suavemente me cogió el jamón de mis manos ( tengo que decir que los primeros meses, Baloo solo comía lo que yo comiese o bebiese, aun teniendo agua para él, siempre bebía de mi botella, tardamos unos meses en quitar esta manía), creo que en ese momento solo se fiaba de mí. A partir de ese momento mi vida tenia pleno sentido, fue dar ese primer paso y ya jamás se ha separado de mí, extremadamente cariñoso y agradecido, me sentía querida no, lo siguiente. Cuando llegaba a casa no me dejaba ni a sol ni a sombra, le encantaba y le sigue gustando, que le coja en brazos y que así me tire un buen rato con él, recuerdo que le acunaba y a él le gustaba. Tengo que decir en honor a esa Sra. y su hija, que a la semana vino la hija a recoger el transportin y me pidió verlo, sin problema estuvo con él, se puso a llorar, porque para ella había sido duro, le quería mucho y necesitaba saber si estaba bien, me dijo que le gustaban las ratitas y que en el campo era feliz, me dijo que “chospaba pal monte “, que hoy es el día que todavía no sé qué significa. Con el paso de los días, sentía que de la misma forma que tuve que esperar para que me aceptase, ahora Baloo tenía que cubrir otro tipo de necesidades que en un piso de ciudad se veían acotadas en comparación de su anterior vida en libertad, tenía que hacerle sentir importante, aunque para mí ya lo era, tenía que encontrar su sitio y yo me iba a encargar de hacerle feliz. No exagero cuando digo que desde que entraba por la puerta hasta que salía, su única obsesión era

16


estar pegado a mí. Yo no estaba acostumbrada a eso, pero resulto maravilloso, hasta el punto de hacerme perder la cabeza por los felinos solo de haberle conocido a él. Importante mencionar el acertado y útil consejo que me dio Ana, veterinaria de Pets al llevarle a revisión, me explicó que debido a su naturaleza y al estar ahora en un piso, tenía que proporcionarle para que desarrollase su instinto e intentar así que fuese más feliz ciertas cosas, como medio para llegar a eso me dio el juego, me dijo que era súper importante, que invirtiese tiempo en este aspecto y que me vería recompensada viéndole a él feliz, que era lo que a mí me obsesionaba, me dijo que probase, que total no iba a perder nada y que me iba a sorprender (pocos consejos han sido tan buenos, para mí el juego hoy por hoy, es de lo más importante para su felicidad y desarrollo en varios aspectos, emocionales, vínculo humano-gato, ejercicio…). Y así fue como mi siguiente meta era hacer de Baloo el gato más feliz del mundo e invertí mucho tiempo, involucrarle en el día a día, no escondiendo sus instintos depredadores, cualquier cosa nos venía bien para todo esto, quiero decir que no necesariamente tenía que comprarle juguetes, al final le gustaba más el que me había estado viendo como se lo hacía con cosillas que se nos iban ocurriendo, cuanto más feliz le veía a él, más feliz me sentia yo. He sido la mujer más feliz del mundo adoptándole, pensando en ayudar a cualquier animal sin darme cuenta que es el mejor bien que me he hecho a mí misma. Ahora no entiendo mi vida sin Baloo, es como un trocito de mí, es difícil escribirlo pero es que tenemos un feeling y nos entendemos tan bien, que a veces asusta. Con los años he aprendido tanto de su nobleza, me ha enseñado tanto, entre otras cosas a quererme más a mí misma. Baloo ama todo lo que ame yo, tiene un instinto protector para cada acogido que es increíble, me ayuda un montón con ellos en cuanto a sociabilización y adaptación, aunque alguna que otra trastada también les enseña, ejem. Y aunque sea políticamente incorrecto, SI, le quiero más que a la mayoría de la llamada familia humana y, llegados a este punto de mi vida, sinceramente, me da igual lo que opinen al respecto, me estaría fallando a mí misma y sé que mi camino está más con ellos que con humanos. Él ha sido el que con su cariño me ha dado fuerza para poder asumir situaciones difíciles de esta vida. Baloo, todo esto ya lo sabes, hemos hablado muchísimo de esto pero como una declaración en toda regla, quiero hacer pública mi admiración por ti: te adoro, te amo, te necesito y ya no entiendo nada sin ti. Gracias por existir, por tus ojos, por tu amor hacia mi demostrándomelo cada día, no se te olvida quererme ni un día, por tantas y tantas risas, pisotones, judiadillas que nos hemos hecho para divertirnos, me vuelvo loca de amor después de tantos años, cuando todavía te provoco para jugar y me pones esa cara de juguetón, madre mía, me haces perder los papeles, la compostura y hasta el sueño si te pones. Ya sabes que tú ahora eres el ejemplo a seguir para todos tus tatos y para nuestros queridísimos acogidos, todos te adoran aunque a veces te chinchen, todos

17


te imitan y me llena de felicidad y orgullo que cada uno se lleve un trocito de ti. Podría estar toda la vida escribiendo sobre ti, me has enseñado tanto. Siempre seremos dos en uno corazón, y este camino lo acabamos juntos estemos donde estemos, eres mi debilidad. Quiero pensar que te he dado la mejor vida que en cada momento ha estado en mi mano, sabes que sigo sintiéndome culpable por haberte privado de tu libertad, tu monte, tu aire, tus pájaros, de privarte de la felicidad que sientes cuando estas en libertad, ya lo hacíamos pero ahora es todo muy arriesgado. Es un acto egoísta y no me lo voy a perdonar nunca pero, ¿qué quieres que haga sin ti si te llega a pasar algo? Solo deseo y en esto voy a emplear mis fuerzas, mi dinero y mi vida, buscar un hogar en el que tengas tu semilibertad, te lo debo, quiero verte plenamente feliz, pero cerquita los dos. Son increíbles y sinceros los sentimientos que puedes sentir al lado de un animal, todos los mejores valores de esta vida, los puros, todos los he aprendido con ellos. La falsedad, la mentira, el odio, la maldad, todas esas cosas desafortunadamente o casualmente las he aprendido de humanos. Soy sincera al decir que me quedo con los animales, es una opción de vida más y la mía, después de treinta y tantos años he entendido que siempre había sido esta, aunque haya tardado un poquito en darme cuenta y verlo claro. Gracias por tu amor, por una vida entera, te quiero Baloo, aquí, en el arcoíris, en el limbo o el infierno, donde tú quieras corazón. P.d.: mi recuerdo, cariño y agradecimiento a mi padre, 10 años ya sin él, por enseñarme a respetar y a valorar a los animales, me has dado la mejor herramienta para esta vida, gracias. Ahora ayudarnos es tan fácil como comprar en Zooplus a traves de nuestra web. Zooplus es una tienda online de productos para mascotas donde encontrarás una gran variedad de marcas y artículos. Además, con sus numerosas ofertas, podrás ahorrar un buen pellizco mientras le das a tu mascota lo mejor. Zooplus no solo te ayuda a ti, si no que te da la oportunidad de ayudarnos a nosotros. Si realizas tu pedido entrando a su web desde la publicidad de nuestra pagina web o foro, nos donarán un porcentaje del importe que compres. A ti no te cuesta nada extra, y es un sencillo gesto que nos es de gran ayuda. Entra ya en Zooplus a traves de nuestra publicidad y empieza a ahorrar mientras, cuidando de los tuyos, nos ayudas a cuidar de los nuestros.

18


Finales Felices

Los Picapiedra, Pedro, Vilma y Pablo

Aldous Huxley decía que si alguien quiere escribir sobre los seres humanos, antes debería tener un gato en casa… si esos gatos son como Pedro y Vilma, entonces podrías escribir sobre los humanos, física cuántica, la inflación de Pernambuco y cualquier tema que se le pasase por la cabeza, cada día a su lado es inolvidable; cada día hay mil historias que contar y unas cuantas fotos por hacer. En mi caso, ellos son los primeros gatos que tengo, los primeros animales con los que convivo; no voy a negar que al principio me daba un poco de miedo, pero ellos lo han hecho tan fácil que cada día pienso lo afortunada que soy de tenerlos a mi lado y de que me convenciesen a adoptar. Para Juan no son los primeros, él antes había tenido gatos en casa, pero siempre me repite que ninguno ha llegado al nivel de cariño y mimos que ellos dan. Son súper especiales, podemos sacarlos de viaje, al veterinario o a la ducha sin problemas y cuando tenemos visita desde el primer momento, están encima de las piernas pidiendo mimos. Pedro es muy dependiente, en ocasiones demasiado, se puede pasar el día detrás de ti como un pollito detrás de la gallina. En las noches cuando nos sentamos a ver la tele le encanta echarse sobre mi pecho a dormir y cuando le tengo que levantar hace peso muerto para no moverse. Tiene tendencia a quedarse con la boca abierta y la lengua fuera, se esconde detrás de las cortinas pero con la cabeza fuera (como si fuera Lawrence de Arabia) y se queda inmóvil, sin mover nada, solo los ojos. Creo que al tener el resto del cuerpo tapado se cree que no le vemos, porque luego pega un salto como un potrillo y viene corriendo. Es dueño y señor del mando de la tele, siempre lo tiene que tener cogido, o se echa encima a dormir, y claro en el momento crítico de la película va y te quita el sonido o te cambia de canal. Un fin de semana se nos olvidó guardar el mando y cuando llegamos el domingo tenía puesto el programa de Maria Teresa Campos. Vilma es más independiente pero también pide su ración de mimos diaria. Es muy inteligente y atrevida, cuando hay jaleo en la

calle es la primera en salir, mientras que Pedro se esconde. Le flipan las mantitas de lana y esconderse bajo las sabanas de nuestra cama. Es la primera en quejarse cuando algo no le gusta, debió de ser sindicalista en otra vida… se asusta de las pompas de jabón mientras que a Pedro y Pablo (que aunque este no vive con nosotras es también miembro de la familia) les encantan, y como le dé el día de amasadora se puede pasar horas amasándote. Es muy equilibrada con las comidas pero le vuelven loca las “chuches”. La cosa empezó de risas un día y desde entonces cuando les preguntamos quien quiere chuches, ¡se vuelven locos! Su relación con Pablo es más distante, pero aún así los tres picapiedras cuando están juntos se vuelven locos si sacamos jamón o pavo. Vienen los tres corriendo a comer Pablo está hecho un campeón, tiene una cara más de brutote pero al final se ha convertido en un gato buenísimo. No llega al extremo de mimos que Pedro o Vilma pero viene a saludar y a que lo acaricies de vez en cuando. Lo llamamos el Pelotari, porque se pasa las horas dándole a unas pelotitas de ping-pong contra la pared, zarpazo va zarpazo viene, será la sangre vasca, ¿no? Cuando se cansa coge la pelota con la boca y sube a la primera planta gruñendo. Es muy gracioso y muy bueno, y tiene unas patas enormes, ¡un chicarrón del norte en toda regla! Cuando en vacaciones vamos a Estepona, se lleva a las mil maravillas con Pedro. Son el duo dinámico, se pueden pasar el día tramando alguna y Pedro suele imitar a Pablo; tiende a ponerse en la misma posición que él cuando se tumba en algún escalón. ¡Vaya dos! Lo dicho que podría pasarme el día hablando de gatos, y de mil historias más con chuches y mandos… muchísimas gracias a todo el equipo de Esperanza Felina, por la gran labor que hacéis, salváis a muchos gatitos y hacéis muy felices a los adoptantes, a mí me han cambiado la vida.

19


Adoptados


Difusiones

Gatos en adopción Datos de contacto: Teléfonos 634 45 23 03 / 676 94 84 47 email: adopcionesesperanzafelina@gmail.com

Los cachorros se entregan desparasitados interna y externamente, con compromiso de castración a los seis meses, también con contrato de adopción y seguimiento. Lancelot es un chiquitín que aún toma biberón y que ha sido encontrado en una fabrica. Cuando coma solito se podrá ir adoptado.

Excalibur es un peque que aún toma biberón, lo encontraron en una fabrica. Cuando coma solo podrá ser adoptado. (Su nombre es en homenaje al perro de Teresa Romero, que fue asesinado el 8 de Octubre del 2014.)

Panchu estaba dentro de una jaula, junto a sus cuatro hermanos y sus papis. Gracias a una persona con corazón hoy podemos decir que tienen un futuro. Panchu es preciosa y además muy mimosa.

Os presentamos a Luria, una cachorrita que tiene aproximadamente dos meses de vida. Luria estaba metida en el motor de un coche, alguien la encontró y... ha terminado por ser una Esperancita más.

Cheesecake es una mini gata que iba cruzando la calle sin sentido, ni cuidado, unos chicos intentaron cogerla para ayudarla, pero del susto se les cayó de un muro. Es muy mimosa.

Sugus tiene dos mesecitos, el pobre pequeño estaba en el motor de un coche, muertito de miedo. Ahora ya está feliz y a salvo en una casa de acogida.

21


Preciosa cachorrita de color carey, juguetona, traviesa y cariñosa y amorosa, así es Carlota, una preciosa pequeña de cuatro meses. Le gusta mucho jugar con pelotitas y usar el rascador para afilarse sus pequeñas uñas.

Asgard es un cachorrito de unos tres meses, del que supimos hace casi un mes, una llamada de auxilio, un cachorro estaba en la calle con una patita rota seguramente a causa de un atropello. Es un pequeño tractor, no para de ronronear y de ponerse panza arriba para que le rasques la tripita.

Goblin (Duende) tiene debilidad por Lua, la perrita de la casa de acogida, es un amorcete de cachorro de tan solo tres meses En poco tiempo podrá irse adoptado, mientras tanto, si quieres puedes reservarlo. ¿No os parece una belleza de cachorro?

Xana tiene tres meses. Es una cachorrina revoltosa y juguetona, se vuelve loca jugando pero eso no impide que también le gusten los mimos y las caricias. Está acostumbrada a convivir con niños, con otros gatos y con perros.

Aine tiene tres meses, es hija de Hada, un amor de gata que murió a las pocas horas de tener a sus cachorros. Está acostumbrada a vivir con niños, otros gatos y con perros.

Cayla solo tiene tres meses, pero ya demuestra tener carácter, no le gusta nada que sus hermanos le quiten los juguetes. Le vuelve loca dormir con uno de los perros de la casa de acogida, siempre les busca cuando tiene ganas de una siesta.

22


La preciosa Maia es una pequeña que aún no ha cumplido los cuatro meses de edad. Es una cachorrita sana y juguetona, le gusta que le hagas mimos y caricias. En foto no se aprecia bien lo bonita que es esta gatita, pero es una pequeña belleza de ébano.

Seis mesecitos son los que tiene nuestro Faruk, es un bebé, un cachorro precioso y juguetón, un amor de gatito. ¿Quieres adoptar al cariñoso Faruk?

Un pequeño juguetón es el cachorro Oxel, a sus siete meses es muy curioso y se pasa el día investigando y explorando. Le gusta mucho jugar con todos sus juguetes, pero lo que realmente le vuelve loco es jugar con otros gatos, sería muy feliz viviendo con un compañero.

Pompi es una cachorrita de cinco meses, cariñosa, amorosa, graciosa, juguetona, y trastillo al igual que todos los cachorritos cuando están sanos. Se lleva bien con otros gatos y con las personas es un solete. Te enamora en cuanto la conoces.

Bruji es una cachorrita de cinco meses, cariñosa, simpática y juguetona. Es muy lista y espabilada. Se lleva bien con otros gatos, y con las personas es un amor. Necesita una familia para siempre, una familia que la quiera y la cuide.

Lucas tiene aproximadamente ocho meses, estaba en una colonia con otros gatos, estaba herido y lo recogimos para curar y castrar. Ha demostrado que puede vivir sin problema en una casa, así que ha pasado a ser un “Esperancito” más.

23


Gatos en adopción

Datos de contacto: Teléfonos 634 45 23 03 / 676 94 84 47 email: adopcionesesperanzafelina@gmail.com Los gatos mayores de seis meses se entregan desparasitados interna y externamente, vacunados (siempre que su salud lo permita), testados de Inmunodeficiencia Felina y de Leucemia Felina, esterilizados, con chip y con contrato de adopción y seguimiento.

“Hola. Si, te digo a ti, hola. Sigo esperando por ti. Por qué no te das cuenta de que eres tu la persona que estoy esperando?. Tengo mucha paciencia, se esperar, pero empiezo a necesitar un hogar definitivo. Me lamo Tobita y tengo justo un añito”

¿Quién abandonó en la calle a Carolina? No llega al año de edad y estaba en la calle junto a sus dos cachorros, se nota que es una gata casera, es cariñosa y sociable, amorosa, juguetona y seguro que la mejor gata del mundo para quien la adopte.

Emily a pesar de ser una gata que ha vivido siempre en la calle nunca ha tenido miedo a las personas, ha demostrado que es una gata buena y noble, a la que le gusta jugar y recibir mimos. Tiene un año y cuatro meses, una edad perfecta para ser adoptada y descubrir lo que es tener una familia.

Fátima aún no tiene el año y medio, parece mentira, pero nadie se ha interesado por ella, nadie quiere adoptarla. Es una pena, porque no saben lo que se pierden. Fátima no solo es una gata bonita, también es una gata muy especial.

Eres Bella por fuera, pero mucho más Bella eres por dentro, tienes un carácter espectacular, te llevas bien con niños, te encantan los mimos, darlos y recibirlos. Mereces una casa en la que te cuiden como la reina que eres.

Rubitxi apareció hace un tiempo en la calle, cariñoso, carretera cerca y se acercaba a las personas… Ha pasado el tiempo y nadie ha preguntado por él, pese a haber empapelado la zona donde apareció. Tiene aproximadamente un año y medio y es cariñoso, sociable y mimoso.

24


Izar es el nombre de esta preciosa gata carey, de año y medio. Le gusta darte mimos frotando su cabeza y todo su cuerpo por tus piernas, tus brazos. Es muy tranquila, aunque a veces le entran ganas de jugar un ratito.

Tinta cada día más guapa y sociable, es una gata joven, que necesita ser adoptada, y que le den todo lo que ella necesita, a cambio recibirás un cariño incondicional. Tinta es mucho más bonita al natural, las fotos no le hacen justicia.

Tres años tiene Kora, vive con tres gatos y una perrita. Le gusta mucho seguirte a todas partes y es la perfecta anfitriona con las visitas... aunque sea el fontanero, jajajaja. Es una gata fantástica, no entendemos como aún no ha sido adoptada, no le gusta mucho que la cojan en brazos, pero nunca tiene un mal gesto.

Odin es un gato al que le gusta el contacto humano, también el contacto con otros gatos, tiene cuatro años y sería muy feliz viviendo en una casa con acceso al exterior (por supuesto que no corriese ningún peligro).

Rober es una pasada, siempre que te acercas te da cabezazos cariñosos en la cara, se deja dar besos, le gustan mucho las caricias. También le gusta que le cepillen su precioso pelo. Te mira y te mira hasta que te sientas en el sofá, entonces se sube encima tuyo para amasar y chuperretear, ese rato se queda como en trance y nos da la impresión de que si no lo paras podría seguir así horas. Sociable y cariñosa, esas son las dos palabras que mejor definen a Marina. Es un cielo de gata, buena, mimosa y además muy bonita. En cuanto te ve se acerca a ti para que le hagas un mimo, se lo haces y ella te lo agradece con un suave ronroneo.

25


Suso apareció bajo un coche, tenía hambre, no dejaba de llorar. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo llegó el pequeño Suso ahí? Es cariñoso, sociable y bueno. Y lo más importante... Necesita un hogar.

Solo tiene año y medio y ya ha sufrido muchas calamidades nuestro pequeño Shopciable. Podemos decir que es feliz, que tiene buena calidad de vida y que es muy querido. Shopci ya puede ser adoptado, hace la vida normal que puede hacer cualquier otro gato.

Paty lleva mucho tiempo esperando a ser adoptada, tiene ocho años y medio y no tiene uñas en ninguna de sus cuatro patitas. ¿Quieres adoptar a la preciosa Paty?

Txiki II tiene ocho años y medio y vive en una habitación. No es lo mejor para ella y lo sabemos, pero no hay más sitio para ella en otra parte, no tenemos una casa de acogida que no tenga gatos y quiera hacerse cargo de una gata mayor, y nadie quiere adoptarla. Todo el mundo quiere gatos jóvenes. ¿Y qué pasa con los mayores? ¿Acaso no tienen derecho a ser queridos?

Alba es una gran gata, es joven y buena, cariñosa y sociable. Es un amor de gata que no extraña a nadie y a la que le encanta recibir y dar mimos. Nunca tiene un malgesto por nadie.

26


Gatos en adopción conjunta

Datos de contacto: Teléfonos 634 45 23 03 / 676 94 84 47 email: adopcionesesperanzafelina@gmail.com

Los gatos mayores de seis meses se entregan desparasitados interna y externamente, vacunados (siempre que su salud lo permita), testados de Inmunodeficiencia Felina y de Leucemia Felina, esterilizados, con chip y con contrato de adopción y seguimiento. Bruce y Selina tienen dos años y son muy dependientes el uno del otro. Bruce lleva un tiempo bastante juguetón y mimoso, te pide que le hagas mimos y que estés atenta a él. Selina es cariñosa, sociable, si se le incita juega, por lo demás es una gata tranquila.

Canela es super suave y guapa. Tiene siete años. A Salem le encanta darte cabezazos para saludarte. Tiene cuatro años. Es super cariñoso y bueno. En una casa los dos solitos serían unos gatos perfectos y felices. Una suerte para cualquier adoptante.

Kheru, trece años, Khur, tres años. Estos dos hermanos necesitan que alguien no vea solo la edad del mayor y quiera adoptarlos. Les gusta tumbarse en las piernas de los humanos, y aunque son muy mimosos, sobre todo Kheru, les gusta que les acaricies la cabeza y el lomo.

27


28


Gatunea tu vida

Para tener tus llaves a mano nada mejor que este cuelga-llaves de lo más gatuno. Hecho a mano en madera DM de 1 cm de espesor y con 5 prácticos ganchos metálicos para las llaves. Lleva dos enganches en su parte trasera y para colocarlo solo hacen falta dos soportes pequeños. Medidas 39x19 cm. Donativo: 15€ + envío.

Perchero con tres soportes para colgar tu ropa, bolsos o mochilas. Hecho a mano en madera DM de 1 cm de espesor, consta de tres perchas metálicas. Tiene hechos ya los agujeros para su colocación. Medidas: 42x40 cm. Donativo: 25€ + envío.

Llaveros con mensaje, para que todo el mundo sepa quién es la loca de los gatos. Donativo: 3€ + envío

Cojines con estampados, muy mullidos y muy gatunos, perfectos para cualquier sofá. Donativo: desde 10 € + envío

VISITA http://gatuneatuvida.blogspot.com.es/

PEDIDOS a tiendaesperanzafelina@gmail.com o macaregui@gmail.com


Nuestra tienda

Graciosos broches con forma de cucurucho de helado. Donativo: 3€ + envío.

Marcapáginas de madera, hechos a mano. Diferentes colores con diferentes decoración. Donativo 3€ + envío.

Preciosas chapas para personalizar chaquetas, bolsos y complementos. Varios modelos a elegir. Donativo: 1 por 1,5€ + envío. 3 por 3€ + envío.

Precioso llavero metálico con forma de gato. Donativo: 4€ + envío.

30


Agradecimientos

Macaregui

Macaregui empezó a colaborar con Esperanza Felina en Abril de 2010. Empezó donando cosillas: primero fueron unos vacia-bolsillos, más tarde unas libretas... Todo creaciones propias, originales y hechas a mano. Poco a poco fue creando nuevas cosillas. Y no solo artículos gatunos para humanos. Entre las creaciones de Macaregui hay juguetes, columpios y sus famosas camitas hechas con forro polar a la que ningún gato (ni perro) se puede resistir. Ya van más de 400 vendidas y varias donadas a personas que hacen una gran labor en la protección animal como reconocimiento. En Febrero de 2012 presentó su blog “Gatunea Tu Vida”, en el que se puede ver todas las creaciones solidarias que hace a favor de Esperanza Felina. Se pueden adquirir tanto vía online como en los mercadillos a los que acude representando a la asociación. Aunque Macaregui es de Asturias y a veces sienta que no nos puede ayudar por no estar en Vitoria, significa una gran aportación para el equipo de Esperanza Felina. Gracias a ella hemos podido rescatar a muchos gatitos, los hemos podido curar y dar en adopción. Porque no hace falta estar cerca para colaborar. Si aun no conoces su blog, entra, seguro que encuentras algo que te encante. También puedes visitar su página de Facebook. http://www.gatuneatuvida.blogspot.com.es/ https://www.facebook.com/gatunea.tuvida

31


¡Ya tenemos teaming!

1€ ya no vale ni el pan, digamos que un euros al mes, no duele si se te pierde ¿no? Inviértelo en salvar vidas a nuestro lado, construye con nosotras Esperanza para los gatos de la calle, los gatos abandonados.. Teaming es una entidad sin ánimo de lucro que ayuda a organizaciones a recaudar dinero sin ningún tipo de coste. Ni para el que pide, ni para el que dona. Úniendote a nuestro “team” adquieres el compromiso de donar mensualmente 1€ a nuestro proyecto. Puedes hacerlo desde tu cuenta o pagando con tarjeta. Es una forma rápida y sencilla de colaborar, tu euro nos llega integro, sin comisiones. Además, a final de año puedes pedir al equipo de Teaming un certificado de tus donaciones, para presentarlo con la declaración de la Renta y poder desgravar las donaciones. Ya no hay excusa que valga. Este es el enlace a nuestro "team" y ahí podréis leer de qué va y cómo funciona. https://www.teaming.net/esperanzafelina-grupo/invite. Siempre que quieras, puedes visitar nuestro "team" y ver cuánta gente es partícipe de ello. Es decir, cuántos donantes tiene el grupo, el total recaudado en donaciones y las noticias que vayamos subiendo. Necesitamos tu ayuda para seguir difundiéndolo, para llegar a más gente. Sólo 1 € al mes, ni más ni menos. Automático, te unes y no te vuelves a preocupar. Sin comisiones, tu euro llega íntegro. Cada euro cuenta. Si nunca te has animado, este es el mejor momento. https://www.teaming.net/esperanzafelina-grupo/invite


NECESITAMOS VOLUNTARIOS ATENCION REFUGIO:Consiste en hacer turnos en nuestro refugio y atender a los gatos que están allí. Darles de comer, darles mimitos, jugar con ellos, darles sus medicinas... Es una labor dura pero muy satisfactoria. Ver como los gatitos van creciendo y avanzando, y como los más mayores van recuperando la alegría gracias a los cuidados que les damos te hace volver a casa con una sonrisa. CASAS DE ACOGIDA El pilar fundamental para que podamos seguir con nuestra labor de salvar gatos, sacarlos de la calle y mejorar sus condiciones de vida. Sin las casas de acogida no podríamos rescatar a tantos, por eso son tan importantes. Consiste en dar un alojamiento temporal al gato rescatado mientras le encontramos un hogar definitivo. Esperanza Felina se hace cargo de los gastos veterinarios y te ayudará en todo lo que necesites. El gatito nunca te olvidará y tú tendrás para siempre en tu corazón el saber que con tu ayuda tendrá una vida larga, plena y feliz. APADRINA Somos una asociación que no recibe ninguna subvención ni ayuda pública, y cualquier aportación económica puede suponer poder seguir con nuestra labor un mes más. Aportar cierta cantidad de dinero para ayudar con los gastos de los gatos es tremendamente importante. Apadrinando a un gatito serás su ángel de la guarda. PADRINOS DE VIAJE A veces los adoptantes se encuentran fuera de Vitoria. Si vas a viajar puedes llevar o acercar un gato a su nuevo hogar. COLOCACIoN DE HUCHAS Consiste en poner una hucha en comercios, clínicas veterinarias... Si sabes un lugar donde podamos dejarla o quieres tener una en tu comercio, sería de gran ayuda. Nosotros nos ocupamos de llevarla y recogerla. DIFUSIoN Colocar carteles, anuncios en foros, revistas, periódicos... Todo lo que nos posibilite llagar a más gente para que conozcan la asociación. MERCADILLOS Los mercados como el de la Almendra o el Mercado del barrio de San Martin son una gran fuente de ingresos para la asociación, así como una forma de darnos a conocer. Sería de gran ayuda tener mas personas disponibles para dar una mejor atención y más información.


Esperanza Felina Revista nº 10