Page 1


Editorial Nunca antes, la literatura tuvo una época de tanta difusión como está ocurriendo hoy, desde luego que, gracias a internet. Nunca antes, existieron tantas comunidades de escritores y poetas, como hoy, mucha gente se conoce a través de una actividad ya para nada secreta, la de escribir. A saber, se puede encontrar en la red: agentes literarios, correctores de estilo, ensayistas de literatura, talleres de creación literaria, concursos de narrativa y poesía; además de revistas virtuales, muchas de ellas gratuitas, algunas de gran calidad. Pero el peligro de la extinción de la literatura sigue latente, la llama, antes de extinguirse para siempre nos ofrece su destello más bello. En el mundo virtual, pareciera que todo va viento en popa, mas no es así, en el mundo físico, en donde vivimos, los libros que no tienen nada que ver con la creación literaria, son los que dominan el mercado editorial, sí, esos que tienen la receta de cómo vivir mejor y ser personas exitosas. Lo cierto es que, no tenemos nada en contra de esos libros, pero, se han propagado tanto, confundiendo más aun a los lectores, que nuestro deber es combatirlos. Por el legado de la literatura universal, por los griegos, por el Quijote, y principalmente por nosotros mismos, estamos en pie de guerra.

FRANCO D


Colaboran en este número César Chambergo Galia Gálvez Giuliana Llamoja Poeta Maldito AndraRotaru Erick Sarmiento Alicia Vázquez Curti Geronimo Unibaso Esteban Zunin Yelpo Director y editor: Juan Carlos Guerrero

Revista Espartako Teléfono: 992259070 Blog: espartakocc.blogspot.com Correo electrónico: espartako_cc@hotmail.com Dirección: Dirección: Calle Las Cataratas, 232, La Molina, Lima, Perú Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2008 - 1316 Espartako N- 6 fue impreso en febrero del 2011 en los talleres gráficos de E & S IMPRESIONES Av. Los Libertadores Mz D3 Lt. A Urb. Tercer Mundo, San Vicente de Cañete. - RUC 10430112622

2


PLANETA PARRA

Si hubiéramos tenido un Nicanor Parra dentro de nuestra poesía, los poetas, la poesía de hoy, hubieran escrito mejor, remejor; y ya no se hubiera estado adorando a ciertos poetas nefastos, nocivos, para todo intento de hacer buena poesía, aunque con ellos o sin ellos, todo poeta que se precie honesto, no tiene otra opción que escribir partiendo de esa honestidad. Parra, especie de Supernova en comparación de los cuerpos inertes que suelen ser ciertos poetas que nos sobreviven desde hace ya cuatro décadas. Mejor leamos a Parra. Es lo mejor. Nicanor Parra (San Fabián de Alico, Chile, 5 de septiembre de 1914) Aprovecho la hora del almuerzo... Aprovecho la hora del almuerzo para hacer un examen de conciencia ¿Cuántos brazos me quedan por abrir? ¿Cuántos pétalos negros por cerrar?¡ A lo mejor soy un sobreviviente! El receptor de radio me recuerda mis deberes, las clases, los poemas con una voz que parece venir desde lo más profundo del sepulcro. El corazón no sabe que pensar. Hago como que miro los espejos

3


un cliente estornuda a su mujer otro enciende un cigarro otro lee Las últimas noticias. ¡Qué podemos hacer, árbol sin hojas, fuera de dar la última mirada en dirección del paraíso perdido! Responde sol oscuro ilumina un instante aunque después te apagues para siempre

Que Dios nos libre de los comerciantes... Que Dios nos libre de los comerciantes sólo buscan el lucro personal que nos libre de Romeo y Julieta sólo buscan la dicha personal líbrenos de poetas y prosistas que sólo buscan fama personal líbrenos de los Héroes de Iquique líbrenos de los Padres de la Patria no queremos estatuas personales si todavía tiene poder el Señor que nos libre de todos esos demonios y que también nos libre de nosotros mismos en cada uno de nosotros hay una alimaña que nos chupa la médula un comerciante ávido de lucro

4


un Romeo demente que sólo sueña con poseer a Julieta un héroe teatral en convivencia con su propia estatua Dios nos libre de todos estos demonios si todavía sigue siendo Dios.

“La antipoesía de Parra, desde la década del 50, ha ocupado el escenario de la literatura chilena como uno de los protagonistas centrales. Su influencia en el desarrollo de la poesía chilena, y también en otros géneros literarios, es determinante. No sería posible reconstruir ese desarrollo en los últimos cuarenta años, sin tener a la vista las premisas y la estimulación poderosa del sistema antipoético. Fuera de Chile, la recepción y la influencia de la antipoesía han sido igualmente vastas. Los recitales del antipoeta se han multiplicado en América y Europa, como asimismo las ediciones de sus libros y antologías. Las traducciones, ya numerosas (inglés, francés, sueco, ruso, checo, finlandés, portugués), continúan. Leonidas Morales

5


POESÍA

(El siguiente texto me dejó feliz. Le gustó a tío Aristóteles)

Un niño volaba su imaginación Después voló una cometa La imaginación fue más allá La cometa no se quedó Compitieron hasta que atravesaron la noche El niño Cogía el hilo Y le decía cosas Arengas a la cometa El niño imaginaba cosas La cometa imaginaba La imaginación imaginaba

6


Los tres volaban La imaginación La cometa El niño Se confesaban cosas Los tres volaban El niño Dentro de la imaginación capturó una cometa que – imaginaba La cometa regresó imaginando un niño La imaginación regresó Y se llevó un niño y una cometa Que eran un producto de su imaginación

SPELLBOUND Cuando se abrió el cielo / un ojo salió de su interior y brincó / (Unos niños jugaban al mundo) Una lágrima imaginaria / hace mucho tiempo / trazó un camino (Los niños reían) El ojo / miró los montes y el valle / viajó el camino imaginario (Los niños se pararon) El ojo cayó en medio del valle / se reventó (Los niños se acercaron y el ojo era un gran espejo que parecía lago de alucinaciones / El cielo cerraba sus grietas con pestañas) Cesar Chambergo Correo Electrónico: cesarmayo68@hotmail.com

7


Galia Gálvez

temblor

amor, vuelvo al polvo, a la yedra y al cáliz. pozo soy como todo lo que existe, viento dentro, muerte vida. ave mojada que ausculta su suerte. 2:30 am 31-08-2010 g.g.r. reflejo

hay quienes nos ocultamos en la poesía con el temor con que se oculta un secreto terrible

abril 2004

8 0


nada es mío nada es mío nada hoy me pertenece la ropa que vestí esta mañana fue sólo un espejismo mi célula madre fue prestada alguna noche llovía entonces un pequeño lloraba estos huesos que portan mis adentros en la esquina de mi calle cuando niña y muy sucia me fueron entregados yo no soy mía no me pertenezco 09, junio 2004 Galia Gálvez Periodista y Fotógrafa profesional. Estudió en la USMP, El Museo de Artes y El Centro de la Imagen. Inauguró “Senia” el 2006, su primera exposición fotográfica individual. Reportera gráfica en prensa peruana y extranjera, representó al Perú en la expo España - Albacete 2007 - 7ma Muestra de Documentales y Fotografías de América Latina - 4ta Muestra de Documentales de Castilla-La Mancha, siendo la fotógrafa más joven con el reportaje “Cautiverio” sobre el Penal Castro Castro. Tiene un poemario inacabado. Trabajos suyos de fotografía se han publicados en La República, El Peruano, http://www.almudi.org/, etc, prensa extranjera. Actualmente trabaja como docente de enseñanza superior y fotoperiodista en prensa nacional. Piedra Viajera. Correo Electrónico: ailag.vr@gmail.com

9


La que soy A Andrea Carrasco

Soy la que guarda Una gota de melancolía entre sábanas de colores. La que disfraza el frío serrano. Lo anida. Salen pájaros de carne y pico. Soy la que guarda una mirada husmeante y gibosa. Mi desnudez de agua es Una casa sin puertas Un paisaje sin cielo un cielo sin azul

un cielo no cielo

Soy la que no soy y desea ser. He tirado una par de monedas tristonas en tu boca y se han vuelto burbujas. La burbuja aletargada. La mujer desnuda. El cuarto vacío. Una taza de leche. La mustia Rita de junco y capulí de Vallejo. La NO/NATA Un bálsamo sin fondo Sostenido en el túnel de lo cotidiano. El eclipse al unísono De lo que se está aún por hacer Giuliana Llamoja Hilares Correo Electrónico : yuly2552@hotmail.com

10


Maldito

maldito, así me llaman, el poeta maldito porque veo lo que tú no ves, veo ingresar la espada, incrustarse en el corazón de la nada, en el hígado de la venganza como el toro de lidia cada día antes de ser uncido para surcar la tierra -que tiene sabor a humedado cuando va al patíbulo para luego ser bistec

11


y terminar en la boca de un maldito. por eso me voy al lago más alto del mundo intento bañarme como un anfibio por primera vez o como una tortuga de Galápagos pero miro a la nada y veo que caen pañuelos blancos abro y cierro los ojos y son lágrimas y lamentos de un niño que de la mano se va con la muerte porque un toro lo ha cornado mortalmente en la plaza que es esta vida. jajajajaja me voy para regresar me voy para nacer porque esta estupidez literaria es la camisa de fuerza de los que escriben bonito, hasta pronto.

Poeta Maldito

12


Retratos lechosos me guía hacia ella para decirme cómo soy y la creo. tengo la cabeza cárdena y los labios estrechos para no morder, soy una criatura con instintos violentos y poderes escondidos en las ranuras de la vida de donde sólo hablo después de la muerte mi galería no está abierta aún. el futuro no está preparado –¿ de qué puedo hablar? –de desperdicios y órganos quebrados, de gargantillas negras y aretes de jade que me aprietan como en un lazo, de las bolas negras que se despegan de mi feminidad

13


y que entallan la vida de fragmentos de mi propio cuerpo * alrededor de mi cuello ardiente hay un centro que me aprieta con cinco dedos de mono

Hombre/mujer me visto con ropas de piel negra para que mis dedos pequeños parezcan más grandes todavía recuerdo el sabor de niño sin sexo tirado en el rincón del cuarto sin vistas al mundo en el nido con aves de rapiña de él salen vírgenes que beso en la boca y les atrapo en mi tejido de cuerpo de hombre día tras día hago brujería con los labios de cada una y con los hombres de cada una las mujeres que vienen tras de mí están de moda *

he encontrado al hombre que mide dos veces más que yo; nos hacemos dibujos a la medida, separados por una pared roja donde el casamiento es el lugar en el que se encuentran las llagas,

14 14


convierten la sensualidad de nuestros cuerpos en tiempo el mundo empieza a pintarse de linfa e impresiones * llamo a mis hombres con una campana salgo de los escondrijos mujeres me cantan lascivamente vivo apresurada en el espejo del día de mañana, me cubro con fotografías sobre las que yacen secreciones de felicidad

Andra Rotaru, nacida en Bucarest, Rumania. Correo Electrónico: rotaru.andra@gmail.com

15


ESCONDITE PERFECTO Avanza de a uno con tus hermanos NO DIGAS NADA ¡Escóndete! ¡Escóndete! .:. Una voz visceral me decía. 1957: la frialdad, no arranco la costilla embrionaria… Y los sonidos de los claxon, los vasos y la vieja escoba: nos despertaba a las 3 de la mañana, escuchandoo………. .:. NOS ESCONDIMOS EN EL VUELO DE UNA MARIPOSA, CON LA BELLA MÚSICA DE SU VIDA. Erick Sarmiento Correo Electrónico: shalim62@hotmail.com

16


Alicia Vázquez Curti

ACTO FALLIDO Yo sé que siempre te encontraré en... la parte oscurita de mis párpados, en la nube indecisa que se esfuma en las últimas gotitas de ron de la chata en los cielos de ladrillos rojos limeños en el tintineo de las monedas en los bolsillos en la 1ra cuerda de guitarra siempre rota en el brote abortado de una planta en el eco de las tuberías en mi sombra adelgazada que te llora en el vacío helado de cualquier cama en los huevos revueltos con tomate en los puchos y chicharras caleteadas en tu rastro que no se irá

17


Yo sé que me preparaste para tener fe pero fallaste fallé todavía no sé dejarte curarme y olvidarte.

, Siendo tan diablo y tan ángel tu acto más fallido fue darme libertad... No sabes cómo extraño el extrañarte..

Alicia Vázquez Curti

18


MUÑECO

tí te doy, este muñeco de trapo Muy fácil de cuidar. Puedes castigarlo gritarle pegarle hasta pisotearlo. Los golpes no le duelen. El no sabe llorar. Simplemente, es un muñeco. Un muñeco sin voz. Sin oídos, sin risa, sin piel. Tiene codos y un ombligo mas no tiene corazón Usaba uno hace tiempo pero alguien se lo robó. Sólo es un muñeco. Un muñeco de trapo. Sin dolor, sin goce, sin amor. No necesita un nombre... ¿Quién llamaría a un muñeco sin corazón? 9 Alicia Vázquez Curti Correo Electrónico: aliciacurti1@hotmail.com

19

19


Brisa De pronto por la ventana entra la brisa y la cortina se mueve mostrรกndome el cielo claro, despejado, invitรกndome a salir. Pero la brisa se va dejando la cortina quieta. Vuelvo al trabajo.

20


Lejana presencia Un peso o destino inverosímil cayendo sobre mis espaldas, vaso volcado entre las horas vacías, inútiles como llagas el agua cayendo cayendo cayendo hasta llegar a otra dimensión. Digo: "demasiadas líneas señalan tu amarga o boceto en mi boca demasiadas presencias ágiles en el boceto de tu nombre, eres el aquelarre de mis sombras, una divagación fracasada de esperanzas, la marca inasible, imposible de hallar". Un buque amarra en los contornos del enigma, una silueta sugerida por las formas imaginarias. Cae una paloma, cae. Esa es la única verdad. El peso irreversible transforma los universos distintos. "Muerto", digo, "purpúreo y ausente llama", digo, "de tu nombre", digo, "fatalmente encendida", digo, "soy el muerto del universo", digo, "la purpúrea y ausente llama totalmente encendida". Las voces se confunden o convierten allende de mí, las cosas se confabulan de rituales en tormo a mí. Todo que todo se golpea, cae, se choca y rompe, hay un sonido de cristales fracsados en el lugar de mi corazón. A veces, y sólo a veces, suelo morir en las mañanas con el latido agitado de tus voces en el pecho y el peso vertiginoso de la espera inútil. Gerónimo Unibaso Correo Electrónico: espacioreal@gmail.com

8

21


Ella escribía bolero, pero no sabía cómo cantarlos Juan Carlo Guerrero Ella escribía boleros, pero no sabía cómo cantarlos, lo intentaba pero siempre le falló la voz, eso era ella; la leyenda cuenta que nunca la vieron llorar, así creció y así vivió, así fue feliz e infeliz; sus amigos, que parecían ayudarla, en vez de hacer eso la hundieron más, tan pronto como vieron que los boleros no eran para ellos ni para nadie, se marcharon a esperar la muerte en brazos de otros condenados, aunque de rato en rato regresaban para saber si realmente ella le estaba cantando a nadie, y así sentirse aliviados, hasta que un atardecer ya no volvieron más. Ella escribía boleros, pero nunca supo para qué cosa sirven los boleros, jamás se enteró de las mañanas y los horizontes que pintaban la puerta de su casa, y que a veces le sonreían, se volvían gatos amables; ella desdeñaba las flores y los vértigos, la música tierna y los semidioses esbeltos, siempre imaginó de que todos pensaban como ella, he allí el origen de la desgracia de no poder cantar boleros. Cuando vio la inutilidad de seguir escribiendo boleros y no poder cantarlos, se echo a dormir, a esperar el último abrazo terrestre, ese abrazo que nunca había disfrutado, entonces comprendió de que no hay cosa más agradable que ser amada, fue allí en que quiso apretarse a los fuertes brazos que la sujetaban, quiso cantar y cantar, mas no se dio cuenta que su voz ya no se oía, así la encontraron al amanecer, con los labios entreabiertos besándole eternamente a la nada.

22


Mirarse no es verse Esteban Zunin Yelpo Correo Electrónico: eszyp@hotmail.com

César, bostezaba. La charla proseguía, todos los presentes habían escuchado aquél mensaje, aquellas ideas y palabras demasiadas veces, tantas que para algunos aquellas verdades se habían desgastado hasta convertirse en dudas o mentiras. A fuera, el sol acababa de ocultarse hace unos minutos, los rojos del cielo se habían convertido en un azul entre celeste y zafiro. Tras el ascenso de la noche, la única luz que entraba en la sala eran los naranjas de la calle. César cerró los ojos e inclinó su cabeza hasta casi apoyar el mentón sobre el pecho. Poco a poco todos los presentes lo notaron, algunos despertaron de la abstracción en la que se encontraban y otros se olvidaron, por unos momentos, de la seriedad de la materia. Algunos y algunas, entre los que estaba Oliva, se miraron e intercambiaron sonrisas. Cuándo el Hablador lo notó, miró a César durante unos segundos en silencio. Luego,

23


retomó la charla intentando ignorar un golpe sutil y un fracaso latente. Tras las breves risas, el resto de rostros volvieron a su situación anterior: ni vida ni ilusión, un aura soporífera lo había vuelto a cubrir a todos. César tenía los brazos cruzados sobre el pecho, el pelo revuelto y las piernas abiertas, aquel día vestía de azul, todo en él: su camisa, sus pantalones, sus zapatos y sus ojos, era de aquel color; todo en él, bailaba entre los claros del celeste y la fuerza del índigo. Ahora todos han vuelto a sus ideas, a intentar descubrir novedades dónde no las hay o a mirar fijamente a algo o a alguien. En la sala, sofás y butacas se reúnen entorno a una mesita de cristal. Las paredes son de un blanco frío, vacío. Sólo hay 2 cuadros colgados en la sala, en ambos el blanco volvía a estar presente, pueblos de La Mancha pintados de blanco sobre secano, de cal sobre tierra. César duerme sentado en una de las butacas. Oliva lo examina, desde otra, con una mirada sencilla, que por momentos viaja de la ternura a la inocencia de la ingenuidad. Lo mira durante unos instantes y después, para evitar sospechas y comentarios de los otros, y sobre todo de las otras, desvía los ojos hacía una lámpara, hacía las imágenes de La Mancha o el Hablador. César despertó cuándo Olivia volvió de La Mancha. Ahora César la mira a ella. El rostro de César es un rostro sensual, de una imberbe virilidad, que con ciertos gestos se vuelve casi virginal. César sonríe, los labios de Olivia le devuelven el gesto. Antes de que el Hablador diera la charla por acabada, César arrancó una hoja de su libretita roja, y apuntó con rapidez cuatro garabatos. Fin del suplicio. César se levantó y, concentrado su mirada azul sobre ella, atravesó la sala hasta llegar a Olivia. Cuando estaba a un palmo de ella, le dio la hoja y se acercó hasta rozarle el pelo con la punta de la nariz, susurrándole un casi imperceptible “Ya sabes dónde estoy”. Tras ese fugaz roce, Olivia desdobló la hoja: “No basta con mirarnos, tenemos que vernos”, la frase estaba escrita con una letra rápida, inclinada y deforme. Las palabras parecían maduras, la caligrafía era infantil. Hizo una mueca alegre, mientras salía de la sala, guardando el papel en el bolsillo izquierdo de la falda. En el zaguán, se quedó parada un soplo de segundo viéndolo alejarse, luego comenzó a seguir a aquella figura azul por largos pasillos e interminables escaleras, esperando llegar a aquella tierra celeste dónde vería a César por primera vez.

24


LIBREPENSAMIENTO: Emil Cioran

Condiciones de la tragedia de Breviario de podredumbre

Si Jesús hubiera acabado su carrera en la cruz y no se hubiera comprometido a resucitar, ¡qué hermoso héroe de tragedia hubiese sido! Su vertiente divina ha hecho perder a la literatura un tema admirable. Comparte así la suerte, estéticamente mediocre, de todos los justos. Como todo lo que se perpetúa en el corazón de los hombres, como todo lo que se expone al culto y no muere irremediablemente, no se presta nada a esa visión de un fin total que marca un destino trágico. Para eso hubiese hecho falta que nadie le siguiese y que la transfiguración no viniese a elevarle a una ilícita aureola. ¡Nada más extraño a la tragedia que la idea de redención, salvación e inmortalidad! El héroe sucumbe bajo sus propios actos, sin que le sea dado escamotear su muerte por una gracia sobrenatural; no se prolonga en tanto que existencia de ningún modo, permanece distinto en la memoria de los hombres como un espectáculo de sufrimiento; al no tener discípulos, su destino infructuoso no fecunda nada salvo la imaginación de los otros. Macbeth se desploma sin esperanza de rescate: no hay extremaunción en la tragedia... Lo propio de una fe, aunque deba fracasar, es eludir lo irreparable. (¿Qué hubiera podido hacer Shakespeare por un mártir?) El verdadero héroe

25


combate y muere en nombre de su destino, no en nombre de una creencia. Su existencia elimina toda idea de escapatoria; los caminos que no le llevan a la muerte le resultan callejones sin salida; trabaja en su «biografía», cuida su desenlace y hace todo lo posible, instintivamente, para componerse acontecimientos funestos. Puesto que la fatalidad es su savia, cualquier escapatoria no podría ser más que una infidelidad a su perdición. Por eso el hombre del destino no se convierte nunca a ninguna creencia, fuera la que fuese; equivocaría su fin. Y si estuviese inmovilizado sobre la cruz, no sería él quien levantase los ojos hacia el cielo: su propia historia es su único absoluto, como su voluntad de tragedia su único deseo...

Erick Sarmiento

26


PARÁGRAFOS MEMORABLES

Erick Sarmiento

Aristóteles: “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.” “Piensa como piensan los sabios, mas habla como habla la gente sencilla.” “La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.” Jorge Luis Borges: “Me gustaría ser valiente. Mi dentista asegura que no lo soy.” “Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos.” “Biografías: Son el ejercicio de la minucia, un absurdo. Algunas constan exclusivamente de cambios de domicilio.” Charles Bukowski: “La diferencia entre una democracia y una dictadura es que en una democracia, primero votas y después recibes órdenes. En una dictadura no tienes que perder el tiempo votando.”

27


“Una vez que una mujer te da la espalda, olvídala: te aman y de repente algo se da la vuelta. Te pueden ver muriéndote en una cuneta, atropellado por un coche y pasarán a tu lado, escupiéndote." Charles Chaplin: “Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia.” “La vida es una obra de teatro que no permite ensayos...Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida... antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.” Blas Pascal: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?” “Dos excesos: excluir la razón, no admitir más que la razón.” “El hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que lo sostiene.” Lucio Anneo Séneca: “Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.” “No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.” “El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.” Julio Ramón Ribeyro: “Ser el eterno forastero, el eterno aprendiz, el eterno postulante: he allí una forma para ser feliz.” “No concibo mi vida más que como un encadenamiento de muertes sucesivas. Arrastro tras de mí los cadáveres de todas mis ilustraciones, de todas mis vocaciones perdidas.” “Es necesario dotar a todo niño de una casa. Un lugar que, aún perdido, pueda más tarde servirle de refugio y recorrer con la imaginación buscando su alcoba, sus juegos, sus fantasmas.”

28


revista-espartako-6  

literatura

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you