Issuu on Google+

REVISTA

ESPARTAKO Nº 00 5 CONTIENE: LA EJECUCIÓN: HERMANN HESSE POESÍA: ARTURO ACCIO ERICK SARMIENTO RICHARD CALAGUA JOSE LUIS RUIZ MEZA IVAN FERRINI JORGE AMPUERO GIULIANA LLAMOJA LIBREPENSAMIENTO; MIGUEL GUERRA LEON : EL FUEGO ETERNO PARAGRAFOS MEMORABLES: JORGE LUIS BORGES CHARLES BUKOWSKI EMILE CIORAN OSCAR WILDE CUENTO: MARCOS ALARCON OLIVOS FRANCO DI MERDA: CHUCK PALAHNIUK EMAIL: espartako_cc@hotmail.com BLOG: http://espartakocc.blogspot.com


EDITORIAL

Número, esencialmente poético, infaltable para quienes gustan de disfrutar de artefactos pirotécnicos, artísticos, y por añadidura, bellos. La poesía se ha introducido, en este número, en todos los rincones imaginables; así que, a no cerrar puertas ni ventanas. Eso, sí que no, pues, cuando se trata de poesía, lo único aconsejable, es acostarse en esa estación, repleta de colinas salvajes y valles deliciosos. Director y Editor: Juan Carlos Guerrero Colaboran en este número Arturo Accio

Iván Ferrini

Marcos Alarcón Olivos

Miguel Guerra León

Jorge Ampuero

Erick Sarmiento

Richard Calagua

José Luis Ruiz Meza

Franco Di Merda

Giuliana Llamoja


Revista Espartako Teléfono: 3499158 Blog: espartakocc.blogspot.com Correo electrónico: espartako_cc@hotmail.com

Dirección: pasaje San Juan - 248, departamento 01, Santa Patricia, La Molina, Lima, Perú Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2008 - 1316 Espartako N- 5 fue impreso en Agosto del 2009 en los talleres tráficos de E & S IMPRESIONES Av. Los Libertadores Mz D3 Lt. A Urb. Tercer Mundo, San Vicente de Cañete. - RUC 10430112622


La ejecución

Hermann Hesse En su peregrinación, el maestro y algunos de sus discípulos bajaron de la montaña al llano y se encaminaron hacia las murallas de la gran ciudad. Ante la puerta se había congregado una gran muchedumbre. Cuando se hallaron más cerca vieron un cadalso levantado y los verdugos ocupados en llevar a rastras hacia el tajo a un individuo ya muy debilitado por el calabozo y los tormentos. La plebe se agolpaba alrededor del espectáculo. Hacían mofa del reo y le escupían, movían bulla y esperaban con impaciencia la decapitación. -¿Quién será y qué delitos habrá perpetrado -se preguntaban unos a otros los discípulos- para que la multitud desee su muerte con tanto afán? Aquí no se ve a nadie que manifieste compasión ni que llore. -Supongo que será un hereje -dijo el maestro con tristeza. Siguieron acercándose, y cuando se vieron confundidos con el gentío los discípulos preguntaron a izquierda y derecha quién era y qué crímenes había cometido el que en aquellos momentos se arrodillaba frente al tajo. -Es un hereje -decía la gente muy indignada-. ¡Hola! ¡Ahora inclina su cabeza condenada! ¡Acabemos de una vez! En verdad ese perro quiso enseñarnos que la ciudad del Paraíso tiene sólo dos puertas, ¡cuando a


todos nosotros nos consta perfectamente que las puertas son doce! Asombrados, los discípulos se reunieron alrededor del maestro y le preguntaron: -¿Cómo lo adivinaste, maestro? Él sonrió y, mientras echaba de nuevo a andar, dijo en voz baja: -No ha sido difícil. Si fuese un asesino, o un bandolero o cualquier otra especie de criminal, habríamos visto entre las gentes del pueblo pena y compasión. Muchos llorarían y algunos hasta pondrían el grito en el cielo proclamando su inocencia. Al que tiene una creencia diferente, en cambio, se le puede sacrificar y echar su cadáver a los perros sin que el pueblo se inmute.


POESÍA

Algo Tirado Mientras caminaba encontré un corazón, recordé que yo hace mucho tuve uno que me hizo sentir emociones que se fueron apagando, al ver este otro en el suelo aún latiendo no pude sopórtalo,


sabía que muchos no se habían dado cuenta de que existía; lo patearon como al mío, le escupieron, lo dejaron agotado, maltrecho, agónico, hasta que simplemente fue imposible seguir cargando aquello y lo mejor fue arrancarlo de una buena vez sin importar un último dolor, la curiosidad de saber si me quedaba era grande pero recordé las noches junto al teléfono, la almohada indiferente, el insomnio recurrente, y ya no quise volver a pasar por eso; me alejé respetando el lugar donde estaba, me sentí reconfortado al pensar que alguien más anda por la ciudad por ahí sin tener uno.


Invalidez No puedo anhelar una vida decente, quizás porque no la conozco y no soy así, es como sí estuviera inválido para soñar con algo mejor y me hiciera falta un pedazo del alma que me dijeron que cuidara pero terminé por perder, tal vez por eso no disfruto de los boleros, de la compañía, de un ambiente suave a la luz de las velas en un mar lleno de sonrisas inocentes; y prefiera la acidez, mirar el techo lleno de arañas, guardar silencio en la habitación buscando lo que me amputaron sin darme cuenta. Arturo Accio (1975) Activista literario. Buscador de imágenes alternas de la realidad. Ha publicado una decena de libros, entre los que destacan; Sinfonía de Perdedores (Secretaria de cultura Jalisco) y Poesías Muertas (Eugenesis) Correo Electrónico: arturoaccio@gmail.com


Transgresión Mundana Le hable del golpe del golpe de verla en el espejo, en el vientre de su madre dominando versiones diluidas en esa sombra. Transitando sueños desechos en una esfera o en dos… o en las que se van. -Esto viene de adentro: más allá del hambre de la tristezaY de todas las caricias trasladadas al viento. Sin tiempo ni miedo. Ni espacio a esconderse en el umbral de los arrecifes prohibidos. -Es algo más que un mundo sin ombligoEs un parpadeo al despertar en el inundable temblor, de los ojos dormidos. Erick Sarmiento Fernández: Correo Electrónico: shalim62@hotmail.com Nació el 18 de junio de 1984 en la provincia de Cañete Departamento de Lima, actualmente es Licenciado en Ciencias de la Comunicación, egresado de la Universidad San Luís Gonzaga de Ica y Promotor Cultural. Fue invitado al Festival de poesía Cielo Abierto en sus dos convocatorias, ha sido considerado en la antología "Letras para el Encuentro, Tomo Uno" por la editorial argentina "L.V.", sus poemas aparecen en páginas literarias y algunos de sus poemas han salido en la revista Piel de Camaleón (Trujillo). Es organizador del Festival Cultural “En los Extramuros del Mundo” en sus tres etapas (Cañete).


Locura de invierno Lo mío es locura Encontrar paz en un pan, En una limosna al hambriento, En un sí al desespero. Claro que lo mío es locura, Soñar contigo de mañana y Tenerte a mi lado de noche Abrazando la luna de costado, si lo mío es locura… Soñar con lo irreal de que podemos Ser felices, con tener que gritar, te amo corazón, Lo mío es locura… Surcar tu mundo y adorarlo, Tratar de luchar y perder Los miedos, eso es locura Durar más de un mes y soñar que esto no cambie Eso es locura… Lo mío es locura…inventar una mirada y tratar de rozarla con mis manos Buscar un silencio y dibujar en el cielo un corazón Para mostrártelo, eso es locura. Existir como loco, caminar por el borde del globo, Luchar no por el amor, eso ya es locura. Si estoy loco que me encierren Por escribir insensateces y no decirlo Por manchar el papel y no expresarlo, eso ya es locura Pelear por crear palabras que quepan en un corazón soñador, eso es locura Quiero mi camisa de fuerza, que pintes mis miradas, Que pinten mis paredes y que el silencio me absorba para perderme en tu demencia. Richard Calagua Correo Electrónico: richardclr@hotmail.com


Alma Nocturna Hoy, estas como siempre… Ausente…siempre ausente y Mientras puedo movilizar Algunos agradables recuerdos Que pululan en mis sensibles neuronas El único pensamiento sensato Que aflora en esta solitaria noche Simplemente eres tú… Esta aciaga noche se asoma Segundo tras segundo Dentro de una tenue brisa, En este momento vienen Apoderándose de mis huesos húmedos, Me rodea estas gélidas horas nocturnas Como lo hace tu maldita ausencia. Hoy, es una noche de total misterio, Voy cruzando estas callejuelas,


Sin sentido, todas iguales, Tan inciertas, tan desiertas…sin ti Tu recuerdo me acompaña Hoy lunes, hasta el final Del camino trillado, Se inicia el crepúsculo Noche inquieta y vacía… Voy de la mano con mi fantasía.

José Luis Ruiz Meza Correo Electrónico: joseruiz1508@hotmail.com


Ciudad flotante Sentado sobre la hierba de un campo fértil Respirando ese aire puro de mis Andes Lejos del bullicio de una ciudad corrupta De pensamientos abstractos e insípidos Donde al justo se le condena Con la muerte de expresión Mientras estornuda un tal Vesubio Sobre el cielo del olvido Resfriado por la frialdad de los mortales Y no miro hacia atrás Para no ver el llanto de una ciudad Momificada de plegarias ingenuas.

Iván Ferrini. Correo Electrónico: ivanferrini@hotmail.com


PoĂŠtica Algunos tienen su luto en las manos con su puĂąado de flechas y nervios dispuestos yo tan solo una hoja de hierba llena de voces que relampaguean al aire como una honda herida abierta entre la sed y el estanque donde muero casi al borde del destiempo


donde me escarbo y resucito en las letras en el tembloroso reflejo de esta travesía al exilio.

Adán Sólo soy un hombre mi mujer fue a recoger frutos del huerto y no regresa entre el impasible musgo de las piedras y los helechos hasta las sombras del inolvidable olvido descubro los albores de la primitiva aurora todo esto que es demasiado nuevo para mí que transcurre como una lenta e inexplicable ceremonia mientras ella demora y tengo hambre y hoy no quiero comer hongos tú sabes que aún no termino de ponerle un nombre a todas las cosas.

Madriguera Todas partes es aquí precipicio profanado por el grito donde hondo muerde nadie erosionando mi pétreo lodo y los destiempos donde ahora sólo hay tigres en medio de pájaros que huyen. Jorge Ampuero Correo Electrónico: jc7ampuero@hotmail.com Blog: www.jorgeampuero777.blogspot.com


Algo más Tengo antojos locos de encaramelarme de tu impaciencia de acertar en esa mirada incierta de afeitar esa barba que esconde tus gestos molestos el circo de tu esplendor la tumba de tus recuerdos la tumba de mis recuerdos Tu historia y la mía han sido más que tu barba. Esta locura embelesada atisba cadenciosa entre tus murallas, entre el inconmensurable destello de palanca floja entre el ocaso y el no siguiente día. Mis ganas son de cuerpo Y no de Dios. Son de carne son la metáfora del pasador. Eres el Tiempo te hablo con el sol y con la lluvia con las calles vacías y con las tardes solitarias te hablo, como aquella que no conoce sino el escándalo de tus ojos incandescentes mi amor es un accidente climatológico. una tórrida estación de verano que calcina los bosques y desnuda el paisaje de tu piel tus numerosos rostros son las estaciones de un año completo y el tiempo se detiene cuando duermes o cabeceas sobre mi ombligo como estrella agitada por los destellos de la vía láctea.


El amor y la Vía Láctea Te quiero por que eres tú te quiero porque tu voz cabalga como un jinete sobre el inconmensurable desconcierto de las noches de luna. te quiero porque te pareces a los pájaros que cambian sus plumas al comienzo de la primavera te quiero porque en ti las noches y la Vía LACTEA se funden en un rescoldo de ríos incandescentes que sólo la lluvia calma apenas. Te quiero porque tu corazón es una estrella fluvial que desanuda los eclipses en un poste público. Giuliana Llamoja Nació en Lima en 1986. Su gusto por la literatura y los distintos géneros literarios en especial por la novela y la poesía se inicia a los 14 años de edad mientras cursaba el cuarto año de educación secundaria, desde allí comenzó a elaborar versos breves que trataban al amor y al tiempo como parte irrefutable de la vida que enarbola el resto de la existencia simple y elemental. A los 16 años, comenzó su carrera universitaria. Ingresa a la facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón donde cursa estudios hasta el tercer año de la carrera. Y es a los 18 años (2004) que participa en los juegos florales organizado por el aniversario de dicha casa de estudios, obteniendo el primer puesto en mención poesía, con el poemario "El amor y la vía Láctea".Actualmente continúa estudios de Derecho. "Sin permiso para llorar" es su último poemario y se constituye en un conjunto de poemas que tratan la vulnerabilidad del ser humano cuando explora sus propias respuestas existencialistas a los cuestionamientos que se plantean en el devenir de cada día. Es también esa reflexión que invita a pensar y meditar en el por qué de las cosas, en el por qué de las tristezas, de la alegría, por qué del ser y para qué.


LIBREPENSAMIENTO El Fuego Eterno

Escribe: Miguel Guerra León Correo electrónico: excomunion2003@hotmail.com Existe en la naturaleza un elemento seductor, uno que habita en el inconsciente del hombre y del que cuentan, está inmerso en lo más recóndito del alma. El fuego, es el elemento que encendió la naturaleza creadora del ser humano, exorcizándolo y embrujándolo para toda la eternidad. Las llamas se convirtieron en un ingrediente mágico y sagrado, en un protector de la vida y en un componente para la lucha. Entonces, el secreto fue revelado para defender la independencia de los humanos. El fuego ayudó al inicio del arte, inyectó el deseo por inmortalizarse en las paredes de las cavernas, reveló poco a poco los secretos de la cocina, con sus llamas abrigó y fundió el metal para crear armas.


Sin embargo, el fuego eterno brilla desde los inicios del universo, desde que la perfección se propuso llegar tan alto como pudiese, para apretar entre sus manos la verdadera libertad. Purificador cuando la pasión arde en la lujuria de los hombres. Fue así que el fuego adoptó formas, cercanías y un simbolismo mágico religioso. No obstante, entre los mortales vive Asmodeus, a quien se le reveló algunos secretos del pasado y del futuro. A él se le concedió la llama eterna, poseedor de una fuerza que no se apagará hasta conseguir su meta, es decir, sólo cuando su felicidad brille en el firmamento o hasta que su enemigo se convierta en cenizas. Así como escribió Malaquías 4:3: “Y hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día que yo hago” Asimismo, es él, el hacedor de fantasías y el constructor de sensaciones. Al mismo tiempo, un instrumento de debilidad y fortaleza, el encargado de poner a prueba al espíritu. Entonces, con su canto seducirá a las personas a un mundo de matices, de placeres y de momentos inolvidables. Y quien logre tocar sus llamas conocerá un lugar donde se respira libertad. Será el guía que presente otro rumbo. Ahí en la estrella de Venus donde estarán todos los opositores que se niegan a seguir un camino donde el sufrimiento sea el vehículo para alcanzar la felicidad. Al hombre se le entregó el conocimiento para que se libere, para que conozca los misterios del universo. La consigna es acercarse sin miedo y alimentar las llamas del fuego eterno. Asmodeus es quien desvela y enseña a disfrutar el buffet de placeres que ofrece la vida. Seductor como el fuego, un elemento innato y perenne en la naturaleza del hombre.


PARÁGRAFOS MEMORABLES

Jorge Luis Borges: “¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad.” Charles Bukowski: “El amor es una niebla que se quema con el primer sol de la realidad.” “La civilización es una causa perdida; la política, una absurda mentira; el trabajo, un chiste cruel" "Creen que si los escritores sufren serán mucho mejores. El sufrimiento es exactamente igual que cualquier otra cosa: si te dan demasiado, al cabo de un tiempo puedes hundirte. Es el intento de escapar del sufrimiento lo que crea grandes escritores".

Emile Cioran: “Los días no adquieren sabor hasta que uno escapa a la obligación de tener un destino”. Oscar Wilde: “Después de todo, ¿qué es la moda? Desde el punto de vista artístico una forma de fealdad tan intolerable que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses.”


CUENTO: Vida efímera, una muerte inesperada Marcos Alarcón Olivos Correo Electrónico: marcos.alarcon@pucp.edu.pe

Botellas de licor por doquier, rostros sudorosos, bocas secas. Me levanto y un terrible dolor de cabeza afecta mi reciente equilibrio; logro mantenerme en pie a pesar de todo. Busco el baño; unas impulsivas náuseas y arcadas me invitan a arrojar, pero sé que será más doloroso que de costumbre, pues desde hace diez horas sólo tengo licor encima, nada sólido. Termino el acto. Salgo de la casa de la mariposa y prefiero caminar para despejar la cabeza. Un remedo de lluvia empieza, y a la mierda, solo tengo puesta una camisa, además del jean y los botines que no me quité antes de perder el conocimiento, pues nunca sabes cuando lo vas a perder y si es que llegas a saberlo, no creo que te quede energía para eso luego de una noche como la que acabo de pasar. Sigo derecho, ando apurado, todos andan apurados, pero no tengo necesidad de avanzar tan rápido, mejor desacelero el paso; es el alcohol el que me ha acelerado. Caigo en


cuenta de que no cargo mi maletín, debí olvidarlo en la casa de la mariposa. Regreso, todos beodos e inconcientes. Cojo el maletín y salgo. ¡Mierda! Hoy dicto clase en la universidad, apuro el paso hacia la avenida, los negocios empiezan a abrir, los barrenderos ya están terminando de limpiar lo que TÚ ensuciaste, para el remedo de lluvia, cruzo la avenida, un automóvil del demonio viene en sentido contrario, frena, un grito ególatra de animal quejumbroso, patina, no logro hacer nada, la impresión me deja paralizado, pensando y ahora qué. En un instante todo se paraliza, luego las imágenes doblan al sonido, un golpe en la cabeza.


FRANCO DI MERDA

Chuck Palahniuk El crudo abridor de fosas nasales Recuerdo que fue en la segunda mitad de los noventas. Había ido con dos de mis mejores amigos, uno historietista y el otro escritor, al recién remodelado Parque de la Exposición del Paseo Colón en el centro de Lima. Remodelación realizada por el entonces alcalde Alberto Andrade con la intención de embellecer Lima, pero que derivó en una obra arquitectónica horrenda que convirtió al otrora parque de extensas áreas verdes en un coloso de cemento y concreto semejante a la tapa que cubre el agujero radiactivo de Chernóbil. En


uno de los extremos de dicho sepulcro se hallaba el Museo de Arte de . Lima y detrás la Filmoteca, nuestro destino, refugio de cinéfilos menesterosos que disfrutábamos, a precio de ganga y con varios años de desfase, de aquellas películas que no pudimos ver el día del estreno. Aquella tarde se proyectaba El Club de la Pelea de un tal David Fincher, película de la cual solo sabía que actuaba Brad Pitt. Al terminar la película recuerdo que mi amigo historietista, entusiasmado, solo tenía palabras de elogio hacia el film. Mientras que mi otro colega, escritor de la vieja escuela, indiferente, la tachó de mero divertimento. Cuando me preguntaron mi opinión me quedé callado pues, en aquel entonces, respetaba el juicio de mi amigo el escritor al que creía infalible por ser literato amén de admirador de los clásicos. Lo cierto es que El Club de la Pelea no solo me encantó sino que me hizo fan número uno de David Fincher, director del que, hasta el día de hoy, no me pierdo ninguna película. Sin embargo, tuvieron que pasar más años, específicamente hasta que emigré a España en el año 2000 (el acceso a la información y a los libros originales era privilegio de unos pocos en el Perú. Gracias a España supe por fin lo que era tener un libro nuevo en las manos), cuando me enteré de que


el guión de aquella película estaba basado en una novela de un escritor norteamericano de apellido impronunciable: Chuck Palahniuk. Ni corto ni perezoso cogí todos los libros que de él había en las bibliotecas de préstamo público de Madrid y, cuando no los encontraba, me los compraba y devoraba con hambre canina. ¿Qué era lo que me atraía tanto de este escritor? ¿Por qué leerlo se me hacía tan excitante como el subir a una montaña rusa o ver una película de terror con casquería? ¿Por qué, cada vez que leía su prosa, sentía como si alguien muy cercano estuviera restregándome mi propia mierda para luego hacerme ver que afuera, en el mundo, había mucha más mierda que la mía y en cantidades industriales? ¿Por qué el hecho de no leer cada última obra suya hacía que me sintiera incompleto, como si me estuviera perdiendo de algo intrigante, de un territorio inexplorado, brutal y atractivo como aquellos vídeos caseros hechos por aficionados sobre un hecho impactante? ¿Por qué los personajes de todas sus novelas, incluyendo los secundarios, son prácticamente un reguero de sicópatas y sicóticos que se mueven en un entorno perverso en el que el concepto de bondad es tan descabellado como una escena porno en medio de una película de Walt Disney? ¿Creen que exagero? Revisemos los temas de sus obras: El Club de la Pelea: Un oficinista, harto de su trabajo y con problemas de insomnio, decide crear un grupo de boxeo clandestino que por fin le permitirá dormir tranquilo. Más tarde el grupo derivará en una organización terrorista cuyo objetivo será la destrucción de las corporaciones. Supervivientes: El líder de una terrible secta cuenta la patética historia de su vida a la caja negra del avión que ha secuestrado y que en breve se estrellará en el desierto de Australia. Monstruos Invisibles: Una modelo desfigurada monstruosamente por un accidente automovilístico ocasionado por su ex novio, obliga a éste, junto con un transexual que quiere cambiarse de sexo, a emprender un viaje por las carreteras de los Estados Unidos en busca de su hermano perdido.


Asfixia: Un adicto al sexo finge que se atraganta en los restaurantes, para que así, el que lo salve se sienta responsable de él y le envíe dinero. Mientras tanto su madre, una vieja loca que vive en una residencia, le insiste en que es Jesucristo. Nana: Cuatro personajes muy peculiares recorren todo el país en busca de unos libros que contienen una canción infantil que, cuando es leída, mata al que la escucha. Diario: Una Novela: Una camarera de un centro turístico escribe un diario para que su marido, que está en coma por intento de suicidio, pueda leerlo cuando despierte. Mientras tanto, en su trabajo, se suceden hechos extraños: desaparecen habitaciones, aparecen mensajes escritos en las paredes, etc. Fantasmas: Un grupo de aspirantes a escritor con una sed de fama desmesurada son encerrados en un castillo y obligados a escribir las obras de sus vidas en condiciones infrahumanas. Rant. La Vida de un Asesino: Personajes bizarros cuentan cómo conocieron a Rant, un choquejuerguista que mediante la propagación de la rabia intentó infectar el país entero. Snuff: Una pornostar en decadencia, para reflotar su carrera, decide romper el récord mundial follando a la vez con 600 hombres frente a cámaras. Personajes marginales, nihilismo, humor negro cínico, ficción transgresiva, prosa minimalista, referencias a la cultura pop, uso de párrafos y frases cortas, leyendas urbanas, regodeo en los detalles escabrosos, lenguaje cinematográfico... todos estos son los elementos que se le atribuyen a las novelas de Palahniuk y por el que sus más acérrimos detractores explican que una generación joven que no lee lo señale como su nuevo mesías. Las siguientes palabras del escritor, sin embargo, ponen muy en claro su posición:


“La narrativa audiovisual ha creado un público más sofisticado. Sin embargo, la mayoría de autores están atrapados en modelos del siglo XIX que requieren de verborreicas frases para trasladar la emoción al lector.” “Una novela debe ofrecer tanta acción como un filme, un vídeo musical o un videojuego”. “Una buena historia debe hacerte reír, provocarte náuseas y, al

final, romperte el corazón”.

"Cuando tengo una idea audaz, perturbadora, la uso tan pronto como puedo, de otro modo me parece que mi flujo de ideas se cortaría. No importa cuán horrorosa sea la escena, siempre puede superarse. Además, los libros gozan de sólo una pequeña parte de la atención del público. Nadie lee. Con todos estos golpes contra los libros, me parece que su ventaja es la capacidad de tratar temas y describir escenas que ningún otro medio podría. Si los escritores no van a estos extremos, nadie lo hará". Cierto. Palahniuk es un escritor que utiliza como nadie los recursos extraliterarios de hoy en día para crear sus obras. Pero no para vendernos un mueble de Ikea o publicitarnos la última película romántica de Meg Ryan, sino para decirnos que, en el modelo de sociedad occidental supuestamente ideal y promovido por los Estados Unidos, algo huele a podrido. Y lo mejor de todo es que Chuck no juzga ni toma partido por nada ni por nadie, solo nos acerca a la mierda y nos abre las fosas nasales lo suficiente para ahogarnos con el olor a excremento. Un mundo consumista, frívolo, hipócrita, aburrido, ultraconservador, prejuicioso, con crisis de valores, que margina y aísla al débil se revela ante personajes desesperados por integrarse a ella de la única manera que encuentran posible: la violencia. Palahniuk, pues, es un subversivo tanto de la literatura, por reventar la gramática, como de ideas, por el contenido explosivo de su prosa camuflada con un humor negrísimo sin concesiones. Por ello es difícil leerlo sin embarrarnos de heces pues estas nos salpican, ya no desde el texto, sino desde nosotros mismos porque, en lugar de seres civilizados, al final de cada libro suyo tenemos la sensación de que somos simples animales bípedos. La peor de todas las especies. La más feroz, absurda y destructiva. Y esto, por supuesto, es algo inconcebible para alguien cuyo orgullo


desmesurado le impida apreciar sus múltiples imperfecciones o evite el olor a culo. Alguien como mi amigo el escritor de la vieja escuela, admirador de los clásicos, de juicio infalible y que utiliza toallitas higiénicas perfumadas para limpiarse el ano. Correo Electrónico: francodimerda@gmail.com


Juan Carlos Guerrero Del amor y otros recreos Dicen que la mujer es el contrapeso en la balanza. Hallarla es encontrar el equilibrio. Necesitamos mucha alma de malabarista entonces Para encontrar el punto exacto y no caernos. Mucho olfato de perro escarbador de huesos Para tropezar con esa silueta Bastante deste単ida ya, de tanto buscarla. Aunque, en ocasiones, pienso que Hombre y mujer son tan parecidos A los dedos gordos de los pies de Dios


REVISTA

ESPARTAKO CHARLES BUKOWSKI quizás si escribiéramos lo suficientemente bien y viviéramos un poco mejor la vida mejoraría un poquito como para que no dé vergüenza. quizás los artistas no han sido lo suficientemente poderosos, ¿quizás los políticos, los generales, los jueces, los curas, la policía, los hombres de negocios han sido demasiado fuertes? no me gusta esa idea pero cuando miro a nuestros pálidos y preciosos artistas, actuales y pasados, me parece que es posible que sí. (a la gente no le gusta cuando hablo así. Chinaski, córtala, dicen, no eres tan grandioso. pero joder, no estoy hablando acerca de ser grandioso.)


revista espartako-5