Page 1

Principios de ConsejerĂ­a

1


Principios de ConsejerĂ­a

2


Principios de Consejer铆a

1Semana UNO

1.1 Introducci贸n. 1.2 Cinco Prop贸sitos Para La Consejer铆a

Juan 6:63; Romanos 12:2

1.3 Perfil Del Consejero.

3


1Semana UNO

Principios de Consejería

1.1 Introducción. 1.1.1 Objetivo.

Llegar a ser buenos consejeros, llenos de un amor fraternal. Entender que aunque el ser humano se cree que es el mejor, son los frutos los que hablan por él. Que sean nuestros frutos los hablen de nosotros. Reconocer de que Dios quiere que seamos santos (apartados para Él). Ser conscientes de que alguien que lastima, lo hace porque fue lastimado antes. Aprender que si alguien me ofende y yo respondo, estoy igual o peor que él. (Neófito). Mientras menos entreguemos cuentas, más posibilidades tenemos de equivocarnos. Asimilar que la consejería cristiana es guiar a la gente, bajo la dirección de Dios.

4


Principios de Consejería

1.2 Cinco Propósitos Para La Consejería Juan 6:63; Romanos 12:2 1.2.1 Alcanzar crecimiento personal. Aprendiendo porque somos como somos Romanos 2:1-4; Mateo 7:1-5 No seas falso con Dios, se cómo eres con los demás, sin hipocresías, se como tú eres, no seas como los fariseos. La transformación solo es un proceso para llegar a tu meta (Tu destino). No te deprimas por las circunstancias. La plenitud de la existencia es el servir a los demás. Cuando piensas que llegaste a la cima, el siguiente paso es para abajo. Cuando dices o piensas saberlo todo, es porque no sabes nada. (Mateo 7:1-5; Romanos 14:1-14). Debemos mirar si por lo que cayó el hermano, no podríamos caer nosotros al igual que él. La consejería es el juicio sobre nosotros, para guiar a otros. Lo que cualquier inconverso escucha por primera instancia del evangelio, es con lo que se queda. La relación con Dios es lo más importante, para tomar decisiones correctas. Si quieres conocer tus debilidades, conoce a Dios. Si alguien de los hermanos cae, a ti también te debe doler porque somos un cuerpo en Cristo (llora con los que lloran y ríe con los que ríen). No somos reconstruidos, somos derribados y construidos de cero. La Palabra de Dios y el ver los problemas de los demás nos ayudan a vernos reflejados nosotros mismos.

5


Principios de Consejería

1.2.2 Crecer y desarrollar relaciones con los demás.

nuestras

Los principales problemas del hombre son las relaciones. Dios nos da un mandamiento en 1 Timoteo 1:5 con tres objetivos principales:

1. Tener amor nacido de corazón limpio.

2. De buena conciencia.

3. Y con fe no fingida.

1.2.3 Ayudar a otros Gálatas 6:1-10 1) Tenemos deberes hacia los débiles en la fe. 2) No nos cansemos de hacer el bien 3) Ser ejemplos de buena conducta (1ªTimoteo 3), para que exista una coherencia entre lo que decimos y hacemos. 4) Debemos ser siervos de Dios para con la gente (1ªTimoteo 4:6). 5) Recordar cuál es La ley de Cristo (Juan 13:34-35), que os améis unos a otros como yo os he amado.

6


Principios de Consejería

1.2.4 Permitir que la compasión de Dios comience a trabajar en nosotros y nos discipline a oír y responder. 1) De gracia recibimos, de gracia debemos dar. Y si compasión recibimos de parte de Dios, compasión debemos de la misma forma otorgar ya que sin compasión no es posible ayudar efectivamente a los demás (Romanos 5:8). 2) El hombre revela su propio carácter, cuando éste describe a otros. Son nuestros frutos los que hablan mejor de quien somos en realidad. (Mateo 7:17). 3) La consecuencia de nuestros pecados debería ser el castigo de Dios, sin embargo Él nos extiende Su misericordia. Efesios 2:4-10

1.2.5 Poner los fundamentos para ser un consejero Bíblico, en la escuela, en el Instituto Bíblico, en el trabajo, etc. Jesucristo es

el fundamento, y si no tenemos un

respaldo basado en Su Palabra, todo lo demás son solo opiniones sin fundamento real. (1 Corintios 3:11)

7


Principios de Consejería

1.3 Perfil Del Consejero. 1.3.1 Propósitos de la Consejería. La obra principal en la consejería es ayudar y

ministrar a las ovejas hambrientas, cansadas, heridas

y descarriadas, para que éstas sean resguardadas

dentro del redil (Hebreos 13:7; 1ªTesalonicenses 5:13). ¿Quién es calificado? Es importante para los

consejeros cristianos

determinar las cualidades bíblicas para aconsejar ( Romanos 15:14). 1) Estar llenos de bondad.

2) Estar llenos de todo conocimiento (Su Palabra).

1.3.2 Requisitos que el Consejero debe tener. 1) La Confianza es el primer elemento básico.

Las personas acuden a alguien que les inspire confianza.

Un consejo amable, social y accesible será una gran ayuda para sus aconsejados.

8

De otro modo, no se sentirán cómodas relatando sus problemas y exponiendo su corazón. Es esencial que el consejero desarrolle su capacidad de comunicarse en el amor de Jesucristo. Pablo reconoce que cualquier cristiano puede dar orientación siempre y cuando posea la cualidad de la bondad.


Principios de Consejería 2) Escuchar El buen consejero escucha atentamente lo que dice el asesorado. Muchas veces las personas que llegan a consejería, más que un consejo, lo que realmente necesitan es ser escuchados. El consejero trata de entender lo que le sucede al aconsejado, lo respeta y tiene interés genuino en él como persona y no como un caso más. 3) Estar familiarizado con las escrituras. Esta es una razón poderosa por la que las personas debidamente preparadas puedan llegar a ser excelentes consejeros. El Espíritu Santo utiliza a los consejeros para enderezar errores mediante la aplicación de la Palabra de Dios a los problemas humanos. 4) Conocer la naturaleza humana. ¿Cuánto conoce el consejero del asesorado? Bastante, si éste conoce la naturaleza humana. La gente tiene la tendencia a echar la c ulpa a otros de sus propias responsabilidades. Es más fácil ver la viga en el ojo ajeno. El orgullo, la rebelión, el ego, la culpa, el temor, la depresión, la vergüenza, son todos partes de la estructura humana, es decir, es normal experimentarlos. Todos llegamos a experimentarlos en algún grado, pero lo importante no es no sentirlos, sino superarlos. Un buen consejero aprende a ser un buen observador y puede utilizar de su propia experiencia para ayudar a otros, sin embargo, es importante no proyectar los problemas propios en otros. La clave se encuentra en ser sensibles y desarrollar el discernimiento para poder ayudar de forma efectiva al asesorado.

5) Conocer (y controlar con la ayuda de Dios) su propia problemática y su condición humana. ¿Usted está consciente de sus deficiencias morales o emocionales? Si no me entiendo bien en mis lados obscuros e íntimos de mi historia personal y de mi vida familiar (que incluye éxitos, derrotas, pecados y todo mi pasado) yo no podré comprender a otros. Debo controlar mis deseos, sentimientos de culpa, ansiedad, resentimientos, mi sexualidad y frustraciones entre otras cosas. 6) Conocer la técnica de la Consejería. ¿Cómo se aconseja? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Qué decir? y alguna otra información sobre la consejería se aprende estudiando. Esto requiere tiempo, oración y capacitación para ayudar bien a otros. La orientación significa, entre otras cosas dar consejo. 7) Ser ético. La Ética es un conjunto de principios y normas (qué debo hacer y qué no debo hacer) de la moral. Por eso el Consejero: 1. No debe divulgar los secretos que le confían las personas a quienes ha aconsejado. 2. No debe usarlos como ejemplo en sus sermones o estudios bíblicos. 3. Cuando sea necesario (y eso es muy frecuente), ni a su esposa(o) debe comunicar la confidencia de otra persona. 4. No debe censurar duramente a su asesorado, ni criticarlo (Gálatas 6:1). 5. No debe manipular al asesorado a obedecer su opinión personal sea cual fuere. 6. Debe reconocer su error, su incapacidad, su ignorancia o su carnalidad delante de Dios en la consejería.

9


Principios de Consejería

1.3.4 Características Bíblico.

Consejero

1) Que la persona sienta necesidad de buscar ayuda. Si no es así la ayuda será poca, no obstante la experiencia del consejero(a).

Lucas 4:18-19 “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.”

2) Que la persona coopere en la solución de su problema. Haciendo las tareas que le dejamos. Que exista un lugar, y un tiempo sin interrupciones.

El mismo ministerio que Dios le dio a Jesús, es el mismo ministerio que ahora Jesús nos da a nosotros.

4) Que el consejero esté habilitado espiritualmente para la consejería. La oración. La dependencia de Dios, y el estudio serio lo ayudarán. “… instruyéndose y aconséjense unos a otros con toda sabiduría” (Colosenses 3:16).

1. Dar buenas nuevas a los pobres La obra externa de la iglesia. 2. Sanar a los quebrantados de corazón. Heridas del alma; obra interna de la iglesia. 3. Libertad a los cautivos y vista a los ciegos. Convicción de pecado; obra interna de la iglesia. 4. Libertad a los oprimidos. La verdad de la Palabra expuesta; obra interna de la iglesia. 5. Predicar el año agradable del Señor. Obra interna de la iglesia.

1.3.3 Condiciones necesarias en el aconsejar.

10

del


Principios de Consejería 1.3.4.1

Características internas de un consejero.

1) Aceptación. Aceptar a la persona es muy diferente que aceptar su comportamiento. Cristo nos acepta como somos, pero Su amor va provocando cambios, al grado que nuestra vida es transformada. Necesitamos aceptar a las personas por lo que son. La primera entrevista es crucial para que la persona se abra o se cierre a nosotros. 2) Interés. El aconsejado debe ver que estamos interesados en él, ver a los ojos es muy importante. Lo que dices con tu actitud a veces es mayor que lo que dices con tus palabras. La expresión de tu cara también es muy importante. 3) Compasión. Es una característica parecida al interés, pero mucho más profunda. Fue lo que movió a Jesús a venir a la tierra, Su amor y Su compasión. Mateo 9: 35-36 “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 36Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”.

Es lo que nos lleva a llorar o a reír con el aconsejado. Hay que aprender a dar a otros exactamente lo que necesitan.

4) Corazón de pastor. Tener el corazón de pastor es tener el corazón de Jesús, Él vive en nosotros. Es guiar a la persona, a que encuentre los pastos verdes, en donde pueda nutrirse, para que se desarrolle y llegue a la madurez. David era un pastor que cuidaba su rebaño, de los leones, osos y hasta se enfrentó a Goliat. Como pastores no podemos condescender con el pecado, hay que evitar que estos enemigos ataquen a las ovejas. 5) Sensibilidad. Sensible al Espíritu Santo y al aconsejado, conocer lo que hay en el corazón de una persona y aplicar el remedio de Dios.

11


Principios de Consejería

1.3.5 Salud emocional y espiritual del Consejero. 1ªTesalonicenses 5:23 “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”. CONSEJERO: “Un consejero es un guía que dirige a otros a través de nuevos terrenos que él ya conoce”. C. GeneWilkes. Ser consejero no solo consiste en poseer determinado tipo de informaciones o técnicas. Ser consejero es algo mucho más profundo, como ser una persona con un conjunto de características cognoscitivas, afectivas, sociales y espirituales, capaz de interaccionar con sus aconsejados, de manera que estos puedan confiar en él. 2ªCorintios 5:10 “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”.

1.3.5.1

El consejero debe dar cuenta de su salud emocional a otros.

La responsabilidad de rendir cuentas es algo que asusta a las personas en estos días. Somos bastante buenos para encontrar formas creativas de evitar la responsabilidad. 1. La parábola de los talentos enfatiza el concepto de la fidelidad. 2. A cada uno de nosotros se nos han diferentes habilidades y dones y tenemos la responsabilidad de ser fieles con lo que se nos ha dado.

12


Principios de Consejería

1.3.5.2 La salud emocional de Consejero, aspectos que influyen en ella. Desde el nacimiento hasta la muerte los seres humanos pasamos por diversas situaciones a lo largo de nuestra vida. Todos estos y muchos factores influyen en la salud emocional y determinan un sin número de aspectos de nuestra vida.

1.3.5.3

¿Cuál es la salud óptima?

Para algunas personas la Salud óptima es: 1) La Salud Física. Para estas personas las habilidades atléticas o físicas podrían ser las que más cuentan. 2) Para otros la buena Salud en términos de relaciones y el mantenimiento de interacciones sociales. 3) Otros creen que la Salud Emocional y los desafíos intelectuales son los más importantes.

13


1.3.5.4

Cinco áreas de Salud

1) La Salud Física. Relacionada con el cuerpo, incluye: Hábitos alimentarios, ejercicios, cuidado médico personal y el tratamiento de los problemas de salud. 2) La Salud Emocional. Se refiere al estado de la mente. Es cómo usted reacciona a las tensiones diarias, su autoestima y su habilidad para relajarse y disfrutar del ocio. 3) La Salud Social. Es la habilidad para mantener relaciones saludables con los amigos, familia, vecinos o compañeros de trabajo. 4) La Salud Espiritual. Incluye tener un propósito en la vida. La capacidad de dar y recibir amor. Capacidad de tener buena voluntad hacia los demás. 5) La Salud Intelectual. Resultado del estímulo mental y desarrollo que obtenemos a través de nuestro trabajo, estudios, servicios a la comunidad, aficiones o intereses culturales.

1.3.5.5

¿Cómo promover una salud óptima?

1.3.5.6

¿Qué es buena salud Emocional?

Promover la salud óptima en cualquiera de estas áreas puede significar cambiar su estilo de vida. Las personas que emocionalmente son sanas tienen el control sobre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Sienten bien consigo mismas y tienen buenas relaciones interpersonales. Pueden poner a los problemas en perspectiva. Las personas que tienen una buena Salud Emocional, algunas veces enfrentan problemas emocionales o enfermedades mentales. La Enfermedad Mental con frecuencia tiene una causa física como un desequilibrio químico en el cerebro. El estrés y los problemas en la familia, trabajo o la iglesia, a veces puede desencadenar una enfermedad mental o hacer que esta empeore. Las personas emocionalmente sanas has desarrollado maneras de hacerles frente al estrés y los problemas. Ellas saben cuándo necesitan ayuda de un médico o de un asesor psicológico.

14

Principios de Consejería


Principios de Consejería 1.3.5.7

Consejos para lidiar con sus emociones

Aprender a expresar sus sentimientos en formas adecuadas. Guardar sentimientos de tristeza o de rabia consume energía adicional y puede causar problemas en sus relaciones interpersonales y en su trabajo.Piense antes de actuar. Las emociones pueden ser fuertes. Antes que usted se deje llevar por sus emociones y diga o haga algo de lo cual podría arrepentirse tómese tiempo para pensar las cosas. Empéñese por lograr llevar una vida balanceada. Hágase tiempo para hacer las cosas que disfruta. Concéntrese en las cosas positivas en su vida.

1.3.5.8

¿Cómo puedo mejorar su salud espiritual?

Identifique las cosas en su vida que le dan un sentido de paz interior, alivio, fuerza, amor, etc. Todos los días haga tiempo para hacer las cosas que lo ayudan espiritualmente. Estas pueden incluir: 1. El servicio comunitario o de voluntariado. 2. Orar, meditar, cantar canciones, devocionales. 3. Leer libros que lo inspiren. 4. Leer la Biblia. 5. Tomar caminos en la naturaleza. 6. Tener tiempo a solas para pensar. 7. Integrarse a un grupo de apoyo y crecimiento espiritual (células, servicio religioso).

15


Principios de ConsejerĂ­a

16

Principios de Consejería  

Sesión 01