Issuu on Google+

espacio Liberty Medidas de prevención de robos en el hogar Cuando un ladrón irrumpe en el hogar, no sólo roba las pertenencias. También roba la seguridad, término al que cotidianamente se hace referencia como la ausencia de riesgo. El miedo, la rabia, la culpa, el resentimiento, la vergüenza, la aflicción, y los cambios de humor son los primeros síntomas emocionales que aparecen tras ser víctima de un robo en el hogar. Estudios psiquiátricos han demostrado que las víctimas de robo en la mayoría de los casos pierden la seguridad e inviolabilidad que sentían en el pasado y describen la experiencia como un sentimiento de invasión o rapto; algunos adultos sufren de insomnio y ansiedad por meses, mientras que los niños quedan tan agitados por la experiencia que en ocasiones comienzan a esconder sus juguetes favoritos antes de ir a la escuela. ¿Qué hacer inmediatamente después de que alguien haya irrumpido en su hogar? • Si encuentra la puerta forzada o abierta, no entre. • Si al entrar nota que alguien ha estado allí, no mueva ni toque nada. • Llame a la policía inmediatamente. Mientras más pronto la policía sea notificada, mejor. Ellos acudirán para tomar fotos y evaluar los daños. Una vez tomadas estas primeras acciones, es importante que acepte el robo como un lamentable suceso y trate de seguir adelante. No siempre es fácil, pero hay personas que pueden ayudar. Los amigos y la familia, así como la policía, le ayudarán a lo largo de este difícil momento. Es recomendable buscar asesoramiento especial ya que las víctimas de robo pueden experimentar:

• Pensamientos y sueños recurrentes del incidente. • Estado de alerta excesivo. • Susto con cualquier ruido o acciones bruscas. • Cambios en los hábitos de comida y sueño. Un robo puede ser una situación violenta que amenaza la vida y podría representar un problema relacionado con la muerte y el temor de dejar a los seres queridos solos. Los psicólogos sugieren que internalizar y aceptar que estas reacciones son normales es el primer paso para recuperarse. Otro paso fundamental en la recuperación es poder hablar de la experiencia y de los sentimientos. Cuando la víctima habla del robo y de sus reacciones, con el tiempo el incidente se comenzará a poner en perspectiva. Para evitar ser víctima de robo, es importante saber quiénes lo cometen y por qué Por definición, el robo es un delito contra la propiedad de no confrontación que se produce cuando los miembros de la familia están en el trabajo, en la escuela o de vacaciones. Los robos son cometidos con mayor frecuencia por hombres jóvenes menores de 25 años de


edad en busca de elementos pequeños, caros y que fácilmente se puede convertir en dinero en efectivo. Los artículos favoritos son joyas, armas, relojes, computadoras portátiles, reproductores de video, discos compactos, dinero en efectivo y otros pequeños dispositivos electrónicos conforman la lista. El dinero en efectivo rápido es necesario para los gastos de subsistencia y las drogas. Las estadísticas nos dicen que el 70% de los ladrones utilizan la fuerza para ingresar a una vivienda, pero su preferencia es tener acceso fácil a través de una puerta o ventana abierta. Las herramientas más utilizadas son los destornilladores, alicates, tubos pequeños como palancas, y martillos. Aunque la elección de las casas y apartamentos que son robados parece darse por azar, realmente han pasado por un proceso de selección bastante simple. El ladrón elije una casa desocupada con el acceso más fácil, que no esté muy a la vista, y con las mejores rutas de escape. Recomendaciones para minimizar el riesgo de robo en el hogar ¡Hágalo poco atractivo para los potenciales ladrones! Puertas y cerraduras El primer paso es lograr que su casa o apartamento tenga un acceso difícil para los criminales. Los ladrones simplemente pasarán por alto una casa o apartamento si se requiere demasiado esfuerzo. • Instale puertas de metal o núcleo sólido, preferiblemente con estructura metálica con marcos reforzados en acero en todos los puntos de entrada. Las mejores puertas de seguridad son las metálicas. • Asegurarse de brindar protección de las puertas con rejas, construidas con perfiles o barras macizas de hierro de diámetro no inferior a media (½) pulgada y cuyas separaciones no excedan de 15x15 centímetros. Dichas rejas deberán contar con dos elementos de seguridad como mínimo. • Verifique la implementación de cerraduras con los cilindros protegidos con aros metálicos soldados por ambos lados o

candados rectangulares de pasador recto y barras de hierro laterales fijas que penetren en el marco, por lo menos una pulgada (2,5 centímetros). • Coloque una mirilla (ojo mágico). Debe alcanzar un área 180° de visión. • Instale pasadores, cerrojos, pestillos y cadenas: son elementos de seguridad muy sencillos de instalar. Le permitirán saber a quién le está abriendo la puerta de su casa. Estos elementos son muy útiles en puertas de acceso, en general. Este paso por sí solo disuade o previene la mayoría de las entradas forzadas a través de la puerta. Usted y su familia dormirán más seguros en el futuro. Puertas de vidrio corredizas en patios Las puertas de vidrio corredizas cuentan con sistemas de cerrojos con pasadores y no con cerraduras, lo que las hace vulnerables a ser forzadas desde el exterior. • Utilice un dispositivo secundario de bloqueo en todas las puertas de vidrio corredizas. • Para evitar que las puertas sean sacadas de sus rieles, instale una barra de seguridad “Charley” o una barra de acero que calce por el interior justo dentro de la parte inferior del riel, de manera que actúe como tope y no permita deslizar las puertas desde el exterior. • También puede colocar tornillos en la parte superior que sobresalgan del riel pero que no impidan el deslizamiento de la puerta. Sin embargo, para una seguridad óptima, lo mejor es colocar un detector de rotura de cristales, que permitirá que se active la alarma al momento del quiebre del vidrio. • Asegúrese de brindar protección de las puertas con rejas, construidas con perfiles o barras macizas de hierro de diámetro no inferior a media pulgada y cuyas separaciones no excedan de 15x15 centímetros. Dichas rejas deberán contar con dos elementos de seguridad como mínimo (cerraduras con los cilindros protegidos por aros metálicos soldados por ambos


lados o candados rectangulares de pasador recto) y barras de hierro laterales fijas que penetren en el marco por lo menos una pulgada (2,5 centímetros). • Mantenga los mecanismos de cierre y los rodillos de la puerta en buen estado y bien ajustado. • Utilice dispositivos anti-elevación del tipo de vástagos o tornillos en el carril superior para evitar que las puertas sean levantadas y sacadas del carril. • Coloque calcomanías que adviertan: ¡Sistema de Alarma! ¡Cuidado, perro! o 
 
 ¡Usted está siendo grabado! Colóquelas en un lugar alto para mejor visibilidad. Estos dispositivos de bloqueo resuelven la mitad de la ecuación. A los ladrones tampoco les gustan los sistemas de alarma. Ventanas Las ventanas se dejan sin cerrar y abiertas con más frecuencia que las puertas. Una ventana abierta, visible desde la calle o callejón, pudiera ser la única razón para que su casa o apartamento sea seleccionado por un ladrón. Para quitar el seguro normal de una ventana basta con deslizar por fuera una navaja entre el bastidor y el marco.

escaleras portátiles. • Mantenga siempre las cortinas cerradas, especialmente durante la noche. • Coloque las calcomanías de aviso de advertencia del sistema de alarma, sistema de vigilancia o de la presencia del perro. Si las tiene, colóquelas en un lugar alto y visible en las ventanas de pisos inferiores y cerca del mecanismo de cierre. Los elementos de seguridad en las ventanas son una medida de precaución buena, accesible y fácil de instalar y, puede resultar muy efectiva porque los ladrones no están dispuestos a hacer ruido quebrando vidrios. Iluminación La iluminación interior es necesaria para mostrar señales de actividad dentro de una residencia en la noche. Una casa o apartamento a oscuras, noche tras noche, envía el mensaje a los ladrones de que no hay nadie en casa. La luz exterior también es importante, ya que permite ver si una persona sospechosa está merodeándo la casa. • Coloque temporizadores de luz, no son costosos. Utilícelos diariamente, no sólo cuando la familia esté fuera. De esta forma establece una rutina que alertará a los vecinos si ven la casa o apartamento a oscuras.

• Cerciórese de proteger las ventanas de vidrio exteriores con reja de hierro fija, suficiente y debidamente anclada a la pared (anclajes no menores de 3 centímetros). Las rejas deben estar hechas con perfiles o barras macizas de hierro de diámetro no inferior a media pulgada y las separaciones no excedan de 10x15 centímetros. • Verifique que nadie pueda alcanzar una ventana abierta. • Asegúrese de que nadie pueda alcanzar desde el exterior el dispositivo de bloque y pueda retirarlo. • Asegúrese de que las ventanas del piso superior no son accesibles subiendo desde árboles, cercas o balcones y retire elementos que permitan escalar a pisos superiores como

• Se recomienda el uso de reflectores de luz blanca en los predios de la casa. • La iluminación exterior debe permitir tener 30,48 metros de visibilidad para que pueda identificar colores. • Utilice buena iluminación a lo largo de la vereda y hacia la puerta. • Utilice luz con sensores infrarrojos de movimiento en la parte de atrás de las casas. Una buena iluminación es definitivamente un elemento disuasivo para los ladrones ya que ellos no quieren ser vistos o identificados.


Sistemas de Alarma

Sea un buen vecino

Los sistemas de alarma definitivamente tienen un lugar muy importante en el plan de seguridad del hogar y son disuasorios efectivos si se utilizan adecuadamente.

Los buenos vecinos se cuidan los unos a los otros. Busque conocer a sus vecinos, comuníquese con ellos frecuentemente y establezca vínculos de confianza. Sus vecinos cuidarán su casa o apartamento cuando usted no esté si se los solicita. Ellos pueden reportar una actividad sospechosa a la policía o a usted mientras está lejos de casa.

• Coloque la señalización y calcomanías de los sistemas de alarma ya que los ladrones usualmente pasarán por alto una propiedad si las observan. Importante: Algunas personas no colocan las calcomanías de aviso de advertencia porque piensan que son feas y corren el riesgo que un ladrón desinformado rompa una ventana o puerta y se lleve algunos objetos rápidamente antes de que la policía responda.

• Conozca a todos sus vecinos en las viviendas adyacentes a la suya. • Invite a sus vecinos a su casa y establezca confianza. • Acuerden vigilar sus casas.

• Asegúrese de la adecuada instalación y programación del sistema de alarma.

• En períodos de vacaciones, establezcan recoger el correo, periódico, recibos, y volantes de publicidad.

• Haga mantenimiento al sistema de alarma.

• Ofrézcanse estacionar ocasionalmente en el puesto de estacionamiento para aparentar la ocupación.

• Instale sistemas de alarma con bocina o timbre para que sea efectivo en caso de que alguien irrumpa en la casa o apartamento. • Asegúrese de que la lista de llamada de respuesta esté actualizada. • Instruya a su vecino sobre cómo responder a un timbre de alarma. • Es recomendable la instalación y monitoreo del sistema de alarma centralizado contra robo, la cual debe ser realizada por una empresa especializada con personal calificado para atender emergencias. De igual manera se recomienda que el dueño de la casa sea incluido dentro de la señal de respuesta brindada por el sistema en caso de una emergencia. • No escriba el código de la alarma sobre o cerca del teclado de la alarma. • Los sistemas de alarma pueden monitorear el ingreso de un ladrón. Los sistemas de alarma disuaden a los ladrones porque ellos temen ser atrapados y arrestados por la policía.

• Devuelvan el favor y comuníquense con frecuencia. • Reporten una actividad sospechosa en la casa o apartamento del vecino a la policía. Las cifras más recientes del Instituto Nacional de Estadísticas reporta que en 2009 ocurrieron 395.754 delitos en casas y apartamentos en todo el país. Los delitos contra la propiedad siempre han representado la proporción mayor de los delitos conocidos por la policía (70,2%) en comparación con los delitos contra las personas (21,8%). Mientras las tasas de los delitos contra la propiedad han sido, durante mucho tiempo, más altas en las zonas urbanas que en las zonas rurales, lo mismo no puede afirmarse sobre los delitos contra las personas.

Fuentes

• Security World News • Diario el Nacional • Instituto Nacional de Estadística • Su hogar es su castillo. ¿Se siente usted realmente seguro al llegar a su casa o apartamento y cerrar su puerta? Su hogar es el único ambiente donde usted controla quien puede entrar o estar cerca de su familia. Proteger su hogar y a su familia de intrusos es una prioridad.

RIF J-00038923-3


Prevencion de robos en el hogar