Page 81

Finca Vigía, Cuba

Juan Duñabeitia

Hemingway

Para entonces Juan Duñabeitia había vuelto a su Bilbao natal, en cuyo Casco Viejo nació y fue bautizado, en concreto en la Iglesia de los Santos Juanes, y en el que compartió mesa con su gran amigo, el otro viejo león: Ernest Milller Hemingway. Murió en 1964. Unos años antes, en 1961, pudo ver, gracias al NO-DO, como uno de los barcos mercantes que él había pilotado participaba en la intentona de desembarco de Bahía de Cochinos. Poco después de eso le llegó la fatal noticia de la muerte de su gran amigo. La vida de Juan Duñabeitia de la Mota, aquí resumida en unos pocos fogonazos, es un espejo en el que se reflejan los avatares históricos de la primera mitad del siglo XX y de la posguerra española. Es la suya una vida emblemática, parecida a la de tantos pero sublimada hasta el extremo que invita a profundizar en la historia. En la suya y en la de sus contextos: Bilbao, el exilio, el Atlántico como puente y Cuba como destino, La Finca Vigía como lugar de acogida y tantos otros lugares y peripecias. Él, Juan Duñabeitia, Simbad, Sinsky, seguro que nos invitaría a leer ‘Islands in the Stream‘. Y si pudiéramos escucharle nos diría señalando las páginas, “mira, éste de aquí soy yo, y este otro también”. 81

Profile for Espacio Hemingway

Hemingway Traveler  

Hemingway Traveler  

Advertisement