Page 48

Jake Barnes disfruta en La Concha de uno de los deportes favoritos de Hemingway: la natación. El escritor estaba prendado de la bahía, la playa y el paseo de La Concha. El protagonista de ‘Fiesta’ también visita la Parte Vieja. Tras volver de las aguas de la bahía de La Concha, Jake da un paseo por la ciudad que le lleva al puerto y al viejo casino, hoy casa consistorial. En 1927 Hemingway descubrió la pelota vasca en Donostia-San Sebastián y desde entonces se enamoró de este deporte. Tal y como declara a la revista ‘Cancha’, había visto a pelotaris como Erdoza, El Fenómeno, o Atano, que le “había entusiasmado”. Se puede decir que prácticamente en todos sus viajes a la península Hemingway visitó la ciudad, bien porque cruzó el Bidasoa o bien porque volvía de las fiestas de San Fermín. De hecho, después de los años de ausencia Hemingway vuelve a la ciudad y concede graciosamente los derechos de la edición en euskara de la novela ‘The Old Man and the Sea’. El hecho tiene lugar en 1959. La última vez que visitó la ciudad fue en 1960.

48

Profile for Espacio Hemingway

Hemingway Traveler  

Hemingway Traveler  

Advertisement