Page 82

Andrea, estudiaste Bellas Artes pero finalmente decidiste dedicarte a la fotografía, realizando un máster en la prestigiosa School of Visual Arts de Nueva York, donde no lo tuviste nada fácil y tuviste algún problema ¿no es así? Sí (risas) fue un problema fuerte, la verdad. Estaba en una escuela muy competitiva. Estuve durante dos años empeñada en hacer los trabajos a mi manera y poder dar forma a un trabajo interesante y personal. Trabajaba en blanco y negro, en película y los proyectos que quería desarrollar eran más documentales, más ligados a la fotografía europea que a lo que estaba de moda en Estados Unidos en ese momento, eso generó una falta de empatía con los profesores muy grande. Pero al final todo salió bien... Sí, al final me gradué, de hecho, en la tesina, cuando presenté mi trabajo al jurado, que el que me tocó era muy complejo, de toda mi promoción fui la única que aprobé. Una de las cosas que llaman la atención de tu trabajo es que siempre utilizas el blanco y negro. ¿Por qué? Bueno, la atemporalidad es quizás una de las virtudes del blanco y negro, digamos que no te posiciona en una época determinada pero, más que la atemporalidad, me gusta esta parte “histórica” y esa parte figurativa que te obliga a fijarte en las formas que da el blanco y negro. Trabajo muy bien en blanco y negro, digamos que uno de los sellos que definen el trabajo de cada fotógrafo es el uso del color o el blanco y negro, por ejemplo, cuando trabajo en color creo que no logro expresarme de la misma manera que con el blanco y negro. También puede que sea parte de la influencia que he tenido de grandes fotógrafos como Alberto García-Alix, al que quiero mucho porque me ha enseñado a muchos maestros, sin embargo, adoro la fotografía en color. También utilizas mucho la película fotográfica ¿no utilizas el formato digital? Utilizo los dos, pero el digital muy poco, prefiero usar la película, aunque ello supone mucho más trabajo y ver el resultado es menos inmediato. Respecto a la luz, ¿siempre utilizas luz natural? Normalmente trabajo sola, no cuento con asistentes e intento que siempre sea con luz natural, a veces utilizo algún reflector para llenar un poco de luz determina-

82 - EMNMM

das escenas pero sí, prefiero utilizar siempre la luz natural. ¿Cómo te planteas el desarrollo de cada proyecto? Lo principal es tener una idea, buscar la forma de desarrollarla y poder entrar, en la vida, la comunidad o en el lugar concreto donde quiero trabajar. Alguna vez has dicho que para poder fotografiar necesitas involucrarte de alguna manera con el personaje que vas a retratar, háblanos de ello. Lo que intento con mi fotografía no es dar una imagen que se quede sólo en lo superficial, si no consigo tener una relajación interior, conociendo a una persona para poder retratarla de una determinada manera, como que no consigo llegar a ese clímax, es la manera que tengo de entender las cosas. Por ejemplo, hace tiempo estuve realizando un trabajo con boxeadores en Nueva York, estuve boxeando con ellos, bajo esa experiencia el trato ya era muy diferente, quise mostrar a los boxeadores de una manera diferente a lo habitual, buscando la parte psicológica, sin la típica pose de boxeador con los puños en alto y eso era algo que resultaba difícil para los personajes porque se sentían como desnudos con los puños bajados y no en posición de combate o de defensa. ¿Boxeaste con ellos? Sí, no tengo mucha facilidad con los puños (risas) pero la verdad es que me movía muy bien. Es que es un deporte que lo echo mucho de menos, porque estoy en España, pero si viviese en Nueva York me apuntaba otra vez al gimnasio, sólo por el hecho de coger el gancho. El gimnasio donde trabajaste es el mismo que el de la película Million dollar baby ¿no es así? No, es el Gleason’s Gym, allí fue donde entrenó la protagonista de la película y es el gimnasio más antiguo de Estados unidos. Esta serie fotográfica tiene un aire muy cinematográfico, ¿cómo te planteaste este proyecto? Me basé mucho en el cine y en la literatura, un trabajo distinto no podía ser porque no había nada distinto, son imágenes que todos, de alguna manera, ya las tenemos en mente. Mi preocupación no era mostrar algo que ya haya visto, sino mostrarlo a mi manera, desde un punto de vista muy personal. Quedé muy contenta porque pude hacer un proyecto con una firma.

Es Madrid no Madriz Magazine  

Nº 41 Enero 2016 Madrid desde el aire / Navalcarnero / Gaviotas en Madrid / Basílica del Sagrado Corazón de Bruselas / Carlos Villarías /...

Es Madrid no Madriz Magazine  

Nº 41 Enero 2016 Madrid desde el aire / Navalcarnero / Gaviotas en Madrid / Basílica del Sagrado Corazón de Bruselas / Carlos Villarías /...

Advertisement