Page 69

Erika, desde muy joven has destacado por tu talento en las artes aunque se podría decir que tu estancia de Nueva York, ciudad en la que resides, ha sido determinante en tu obra, tanto por la repercusión como por la producción creativa. A nivel artístico, ¿cómo valoras esta experiencia en esta ciudad? La decisión de haber ido a vivir a Nueva York en el 2001 fue muy acertada y definitivamente determinante. Soy originaria de la ciudad de México y pintora de formación. Durante el primer año en NY estuve pintando en mi estudio, obra similar a lo que hacía antes en México, el proceso fue solitario y no me estaba llevando a ningún lugar. Decidí entonces dejar la pintura unos meses, trabajé con fotógrafos, continué con mi interés de conocer artistas de otras disciplinas, para absorber todo lo que hacían, conversar sobre ideas, conceptos y distintos procesos creativos. Los procesos daban forma a los proyectos y se iban densificando las ideas. De ahí empecé a hacer experimentos con video, fotografía e instalación, de esa experimentación, surgen mis primeros proyectos multidisciplinarios que se exhibieron inmediatamente en museos en México, Suecia y EUA. Durante tus primeros años en Nueva York trabajaste en la sección de entomología del Museo de Historia Natural, una absoluta fuente de inspiración para tus obras ¿no es así? En realidad no trabajé en el museo, colaboré independientemente con un científico entomólogo durante varios años. La mariposa ha sido esencial en mis proyectos y como en todo proceso creativo, hay trabajo dedicado, metodología e investigación, por ello decidí contactar a uno de los entomólogos mas importantes de ese momento en la ciudad de Nueva York, Eric Quinter, quien fuera por 25 años el encargado de la colección de lepidópteros del Museo de Historia Natural. Museo que cuenta con una de las más grandes colecciones de mariposas y polillas del mundo: mas de cinco millones de especímenes. Mi relación de investigación con el Dr. Quinter ha sido vital desde el primer día cuando me citó en su laboratorio en el museo. Me mostró parte de la colección y compartió aspectos y procesos de la práctica entomológica. Al inicio de nuestro encuentro se generó un vínculo importantísimo para ambos, gracias a un dibujo que hice para él y que le llevaba de regalo. Este dibujo con aspecto científico, representaba el genital de una mujer incorporado a las alas de una mariposa. Este dibujo fue parte del inicio de mi proyecto Imagos para abordar temas de género e identidad. Él me enseñó ilustraciones entomológicas de genitales disectados de mariposas. Los

entomólogos disectan el órgano genital de las mariposas, los observan a través del microscopio y a partir de esa observación, clasifican a los insectos. La morfología de los genitales disectados les permite generar hipótesis filogenéticas, es decir, las relaciones evolutivas entre diferentes especies de mariposas para su taxonomía. Fue entonces cuando establecí una justificación paralela de mi concepto en la serie Imagos con la entomología, “genital=identificación=identidad”. Durante los meses consecutivos y tras horas de conversaciones y prácticas de laboratorio, fui incorporando métodos de observación, análisis e investigación del entomólogo en mi propia práctica como artista en el estudio. Fui estableciendo analogías y paralelismos entre el mundo de las mariposas y el nuestro, entre planteamientos entomológicos y los míos artísticos. ¿Cuáles son las ideas que te inspiran? La identidad, el erotismo, la existencia, la libertad y la diversidad cultural. El ser artista visual te vuelve como una esponja en que absorbes todo y todo inspira, hasta lo aparentemente insignificante, después, a partir de la investigación, la experiencia personal y profesional, es cuando se procesa y se filtra toda esa información. Utilizas todo tipo de soportes para tu trabajo, dando la impresión de que todos y cada uno de ellos ha sido minuciosamente trabajado y seleccionado para la ocasión, aunque es en la instalación donde tus obras se magnifican y se apoderan del espectador. A la hora de crear un proyecto, ¿trabajas en él ya pensando en un formato concreto? Mi obra se ha ido definiendo como multidisciplinaria, utilizo una variedad de lenguajes para articular mis conceptos e intereses. La idea es la que va a dictarme la representación formal de los proyectos, las herramientas y el medio a utilizar serán los adecuados de acuerdo a cada obra en particular. Empleo disciplinas tradicionales así como nuevos medios y tecnología, actualizando constantemente algunos temas, que se van vinculando continuamente con proyectos previos. El estilo y aspecto formal de la obra es heterogéneo, la diversidad de lenguajes empleados, ha ido generando un trabajo híbrido que enlaza el goce de la experiencia visual e interactiva. Una amplia reflexión sobre el cuerpo y la identidad, el deseo, el espacio que nos define y el que anhelamos, las limitaciones y la libertad vertiginosa que conduce a una constante migración corporal e ideológica. Ser pintora ha sido esencial a lo largo de todos los años y esa esencia es visible en la factura de cada proyecto. Casi todos ellos se informan de mi pintura, sin embargo, siempre buscando un balance entre lo formal y lo concep-

EMNMM - 69

Es Madrid no Madriz Magazine  
Es Madrid no Madriz Magazine  

Nº 41 Enero 2016 Madrid desde el aire / Navalcarnero / Gaviotas en Madrid / Basílica del Sagrado Corazón de Bruselas / Carlos Villarías /...

Advertisement