Page 116

Vamos a empezar esta entrevista siendo tú mismo quien se presente. Soy un ciudadano, un tipo normal y corriente de 38 años que vive en Madrid. En realidad mi profesión es enseñar literatura y como profesor ejerzo, aunque me seducen las palabras tanto que me he atrevido a escribir tres novelas y a emular a esos grandes escritores a los que leo con pasión. ¿En ese caso te defines como profesor o como escritor? Antes que profesor o escritor soy un apasionado lector. Amo los libros, pero también los bares con amigos, dormir la siesta y trasnochar cuando puedo inventando historias. Apago el televisor con frecuencia y contemplo la vida sin nostalgia y con escepticismo. Me gusta la calle en la que vivo, el mar en invierno, la compañía de mi mujer, el cine y sueño con tener siempre una semana más de vacaciones. ¿Cómo comenzó esa vocación por la Lengua y la Literatura? Siempre he leído. Aunque me incliné por estudiar un Bachillerato de Ciencias, no me fue demasiado bien y aproveché las horas muertas de mis diecisiete años leyendo cuanto encontré. Quizás entonces fuera cuando comprendí que tenía que estudiar Filología, y así lo hice. Mis estudios universitarios me acercaron más críticamente a los libros, y llené de lecturas todos aquellos años de estudiante universitario: poesía, novelas, ensayos y libros de todo tipo. Sin embargo, y aunque había escrito algo de poesía, mi primera novela no llegó hasta el año 2008. Es posible que la novela sea un género de mayor madurez personal e intelectual, por eso esa primera novela la escribí sobrepasados ya los treinta años. ¿Cómo vive un joven profesor y escritor como tú la paradoja de Héroe en silencio? Ser escritor, efectivamente, puede llegar a convertirse en un acto metafórico de heroísmo, y sin embargo, en los tiempos que corren, sobrevivir en estos años de crisis ha convertido a mucha gente 116 - EMNMM

en héroes anónimos. Sería un poco injusto calificar la hermosa labor de la escritura de acto heroico, teniendo en cuenta que sobrevivir con los salarios de hoy en día, esquivar desahucios, o criar a una familia mientras se está en el paro son la épica de una cotidianidad lamentable. Metafóricamente, los escritores son ciertamente héroes silenciosos, por cuanto detrás de cada libro hay muchas horas de trabajo en silencio, que te sitúan en la paradoja de sentir satisfacción por las historias que creas y la frustración de no encontrarte nunca cómodo en lo que escribes. ¿Cómo describirías esa sensación de contradicción cuando escribes desde el silencio de un ordenador y bajo la lumbre de un flexo? Pues cuando escribo satisfecho e insatisfecho al mismo tiempo, emocionado y aterrado, entusiasmado cuando se acaba una novela y triste por haberla concluido. No saber cuál es el camino que recorrerá un libro que tú has escrito es también el aliciente de la escritura y la amargura que puede ocasionar su silencio. Es posible que para sobrevivir a toda esas emociones que son la escritura de una novela haya que observarse a uno mismo desde una sana distancia, con cierto escepticismo, como suelo ver casi todo. A veces, cuando miro en las librerías mis libros, tiendo a creer que no soy yo quien está ahí y que hay otros “héroes” cotidianos mucho más importantes que yo mismo. ¿Qué opinión te merece el perfil actual del lector español? En realidad, no sé si existe un perfil actual de lector. Sin embargo, sí que he observado que la literatura se ha convertido, en muchos casos, en un mero objeto de consumo, como muchos otros. Y que muchos escritores son más que escritores, conscientes de que están creando literatura, meras marcas publicitarias o productos mercadotécnicos. Cuando veo las listas de los libros más vendidos siento que muchos lectores han perdido capacidad crítica, y que eso empobrece no solo sus vidas, sino también la propia literatura. En

Es Madrid no Madriz Magazine  

Nº 41 Enero 2016 Madrid desde el aire / Navalcarnero / Gaviotas en Madrid / Basílica del Sagrado Corazón de Bruselas / Carlos Villarías /...

Es Madrid no Madriz Magazine  

Nº 41 Enero 2016 Madrid desde el aire / Navalcarnero / Gaviotas en Madrid / Basílica del Sagrado Corazón de Bruselas / Carlos Villarías /...

Advertisement